Análisis de Dead Rising 2 (PS3, PS4, PC, Xbox One, Xbox 360)

La 'otra' saga de zombis de Capcom reclama un puesto de honor con la llegada de Dead Rising 2.
Dead Rising 2
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8
NOTA
8.2
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versiones PS3, PS4, PC, Xbox One y Xbox 360.

Capcom sigue apostando por los zombis, y parecen estar claramente decididos a darle mucha importancia a esta saga que está llena, en realidad, de toques de humor negro y representa una visión mucho más desenfadada y cercana al arcade sin complejos que su veterana saga de terror Resident Evil. Estamos hablando, claro, de Dead Rising 2, que se convierte en multiplataforma declarado con esta entrega que llega simultáneamente a Xbox 360, PC y PlayStation 3.

El juego está acompañado, además, de dos juegos descargables: el ya publicado Case Zero y el venidero Case West, que vienen a ser una suerte de epílogo y prólogo de este juego que nos ocupa ahora, si bien los títulos de distribución digital -al menos por ahora- son exclusivos de la consola de Microsoft.

Tras un primer juego realizado por los estudios internos, esta nueva entrega la han hecho los canadienses de Blue Castle, que recientemente han sido adquiridos por Capcom, así que al final ha resultado que ha seguido quedando todo en casa, y bien parece que esta adquisición garantizará la continuidad de la serie, a poco que las ventas acompañen.

PUBLICIDAD

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la mayoría de las nuevas propiedades intelectuales suelen lanzarse al principio de las nuevas generaciones de consolas, aprovechando que las más consagradas se suelen hacer esperar y hay muchas ansias por parte del público, y éste es más receptivo a "arriesgarse" con una marca que no conoce. Muchas desaparecen con esa primera entrega (algo anómalo en una industria que es más dada a apostar por las continuaciones incluso que el cine), y otras acaban fracasando porque sus continuaciones, aunque de igual o superior calidad, no tienen suficiente empuje comercial frente a los grandes nombres del catálogo que se ha ido formando.

De este modo, aunque Capcom en general y Keiji Inafune en particular (productor del juego, para más señas) tienen grandes esperanzas en la saga, ésta va a ser la entrega clave para su futuro, pero si a calidad se refiere, los cimientos parecen firmes.

La saga retoma un toque desenfadado, algo que se puede apreciar desde el primer momento, y nos presenta un mundo que, en el fondo, resulta ser muy cínico sobre la sociedad, aunque a través de un universo lleno de zombis. En cierto modo, tiene algunos toques en su manera de retratar el mundo creado para la ocasión que nos recuerda mucho a algunas de las películas más ácidas de Paul Verhoeven, un cine de acción directo y entretenido que esconde mucho tras su superficie.

Nos encontraremos en este juego con Chuck Green, un nuevo protagonista que algunos ya conocerán del citado Case Zero, que viaja acompañado de su pequeña hija Katey, quien necesita una dosis regular de Zombrex, la medicina que consigue detener el proceso de zombificación. Chuck llega a un refugio (los hechos se enlazan bastante bien, de hecho, entre el final de Case Zero y el principio de Dead Rising 2).

Pero lo cierto es que la narración, en el fondo, no es ni mucho menos el punto fuerte de este título: tiene buenos aspectos, hay sorpresas, y demás, pero es la trama -y no su ejecución- la que resulta interesante en realidad. Todo ello en un plazo límite de 72 horas antes de que lleguen los militares, y atrapados en un refugio que conecta con un enorme casino-hotel que es la excusa perfecta para todo tipo de ambientes, mucho más allá del centro comercial de la primera entrega.

 1

No es que esté mal, pero está claro que el ritmo del juego en sus primeras horas no está muy logrado, sobre todo porque hay cierta abundancia de pequeños cortes con secuencias que no nos aportan demasiado. Cuando el juego entra en materia la cosa mejora bastante, pero en las primeras horas estas escenas nos hacen ansiar quizás más de lo deseable pasar a la acción, y parece que se pierde un poco la noción de que esto es un arcade con tendencia a ser frenético, algo que sí muestra con claridad luego. La sensación se potencia porque los tiempos de carga son un poco más largos de lo que sería deseable, aunque mucho mejor que en las versiones no finales que hemos ido probando.

Cuando estamos jugando, los puntos de carga son sólo al cambiar de zona, y éstas, por lo general, son razonablemente extensas, así que no cortan mucho el ritmo de juego. Cuando andamos explorando los entornos para buscar un objeto (u objetivo) concreto, es posible que cambiemos de zona porque no siempre se puede saber muy bien dónde están las fronteras entre las mismas, lo que muestra que los entornos se perciben muy unificados, pese a que no es así en realidad, pero tiene el punto negativo de que a lo mejor has cambiado de zona, ha pasado el tiempo de carga, y en realidad sólo querías acercarte a algo que te había llamado la atención y se ha cortado el ritmo demasiado.

En el campo jugable, en Dead Rising 2 nos encontramos con el que claramente es el signo distintivo de la saga: hordas de zombis a niveles completamente exagerados, que están para molestarnos y hacernos la vida imposible. Sin embargo, el objetivo último del juego no es dejarlos bien muertos a todos (ni tampoco reventarle los malignos planes de conquista mundial a una farmacéutica, claro), sino ir cumpliendo las misiones, los objetivos secundarios, etc., con los zombis como un entretenimiento. Eliminarlos no es ni siquiera muy difícil, y van sumándose a nuestro marcador con alegría, lo que lo convierte en un pasatiempo estupendo y, por ende, en el foco principal de la diversión del título.

 2

De la eliminación de zombis se deriva un sistema de acumulación de puntos de experiencia con el que podemos mejorar los aspectos del personaje, y darnos acceso entre otras cosas a más opciones de combinación de objetos para crear armas, que es donde está también buena parte de la diversión. La progresión del personaje, en plan rolero, es muy superficial, pero suficiente para motivar enfrentarse a tantos zombis como las restricciones temporales (en forma de plazos para la medicina de Katey) y otros objetivos marcados nos permitan. La duración del juego es suficiente, aunque no especialmente destacable, si bien su rejugabilidad está garantizada por lo que hay por experimentar, y las situaciones diferentes que nos encontramos, así como modo el multijugador, y las armas, aspectos de los que hablaremos a continuación.

Por tanto, un elemento clave de su mecánica jugable reside en las posibilidades de combinación de armas, dando mucha libertad a nuestra más perversa y sádica imaginación. Empezamos con cosas obvias, como coger un bate de béisbol, unos clavos, buscar una tabla de bricolaje y hacemos un buen palo con pinchos, más fuerte, resistente y efectivo. Pero la cosa puede ir a más según avanzamos, y las combinaciones parecen limitadas sólo por nuestra imaginación, aunque en realidad dentro de los parámetros definidos por lo prefijado por la desarrolladora. La ventaja es que es más que obvio que le han dedicado mucho tiempo a este sistema, así que aunque no es totalmente libre sí hay un campo de acción de gran extensión. Las opciones obvias son muy útiles, y las más imaginativas son muy divertidas, pero todas tienen algo que aportar a la jugabilidad.

La mayoría de los objetos que nos encontramos tienen uno complementario para construir una nueva arma, y no todas parecen lógicas. Coge una aspiradora y una radial, un cubo y un taladro, o un oso de peluche y vete tú a saber. La gracia está realmente en experimentar por uno mismo, porque a veces funcionan las cosas más insospechadas. Además, nos ayuda a sumar puntos adicionales de experiencia para mejorar a Chuck. En todo caso, esta combinatoria no se hace completamente a ciegas, pues podemos desbloquear "recetas".

Las armas estándar son en su mayor parte objetos cotidianos, dentro de lo que cabe, como tuberías, máquinas de clavos, avisos de que el suelo está fregado, macetas, etc., con muchos elementos interactivos repartidos por el escenario. Cada objeto tiene una fuerza, agilidad y resistencia determinadas, aunque hay algo que no cambia: tarde o temprano se rompen. De esta manera, hay que llevar diversas armas en el casillero, pero también algunos objetos para recuperar energía, claro, y estar atentos a lo que nos vamos encontrando por el escenario para cambiar de arma cuando sea necesario.

 3

El modo cooperativo es un añadido clave en Dead Rising 2 que destaca por su jugabilidad y no precisamente por su integración en la historia, aunque, claro, a la hora de matar zombis por doquier en compañía, pues tampoco es que eso importe mucho. El juego no intenta justificar en ningún momento esta compañía, simplemente se suma un segundo jugador y listos, lo que puede disgustar a parte de los usuarios. En todo caso, es una nueva muestra de que aunque hay momentos interesantes, y aspectos curiosos en la historia, otros están descuidados y la narrativa es mejorable, con aspectos descuidados como la ausencia del segundo personaje en las secuencias de vídeo (pero éstas son siempre con el motor del juego, y muestran en tiempo real los cambios que hagamos en el aspecto del jugador, donde, como en el anterior, hay mucho espacio para el humor).

Lo importante es cómo se juega, y en eso el título sabe funcionar. La dificultad se reajusta para la presencia de un segundo exterminador de carne putrefacta deambulante, pero sin olvidarse de que estos ajustes deben permitir todavía una sensación de colaboración y ventaja al estar en compañía. Donde se potencia la diversión es sobre todo en los enfrentamientos contra los jefes que nos vamos encontrando por el juego. Como en el anterior, hablamos -en esencia- de supervivientes enloquecidos y muy peligrosos, con varias sorpresas en este terreno. El cooperativo, por tanto, funciona a la perfección en el terreno jugable, que es lo que más importa en este tipo de experiencia, pero no se ha integrado para nada en el campo narrativo.

 4

El cooperativo es un elemento clave para potenciar la rejugabilidad, pero si no nos gusta que se pueda sumar gente a la partida en cualquier momento hay que modificar esta preferencia en las opciones. Gana en dinamismo jugable, aunque la sensación general es que el juego gana en consistencia en sus misiones, aunque la duración no se ha visto extendida. Como experiencia muy arcade, sin embargo, lo importante no es tanto cuánto tardas en ver los créditos, sino cuántas veces vas a verlos tras pasarlo bien.

Visualmente, el juego emplea una interfaz bastante inteligente, aprovechando indicadores estándar en pantalla, pero también elementos integrados de corte realista, como el reloj de Chuck, que nos permite mantener la hora vigilada para saber cuándo hay que dar la dosis de Zombrex a la niña, algo importante porque morirá tanto por exceso como por defecto de la misma. El mapa es quizás lo menos integrado, y tarda un poquito en cargar, aunque como todo lo vinculado a este aspecto ha mejorado muchísimo en la versión final. Eso sí, hay cierto nivel de popping, sobre todo con algunos objetos, que se hace palpable al ir corriendo, aunque los zombis no se ven afectados por esto. Las texturas también se generan y pasan a mayores calidades a trompicones, aunque en este caso el uso de la técnica del motion blur ayuda a disimular este hecho y cuando estamos jugando pasa desapercibido en buena medida.

La música y los efectos están bien, apostando por temas bastante contundentes que acompañan bien a la temática y carácter del protagonista, un manitas motero preparado para la dura tarea de machacar zombis. Las voces son en inglés, y las interpretaciones son bastante genéricas en realidad, pero cumplen bien, y gracias a los subtítulos en castellano los chascarrillos se podrán entender por todo el público.

 5

Conclusiones

Dead Rising 2 se ha desvelado como una continuación con todas las de ley, pues ha identificado qué es lo que funcionaba en la primera parte, lo ha recuperado para ésta, ha incluido novedades interesantes (como el multijugador), y no ha pretendido ir mucho más allá. Es decir, es continuista. No se trata de una saga explotada, o con síntomas de agotamiento, claro, pues es la segunda entrega, pero también es cierto que se ha ido muy a lo seguro. Funciona, divierte, y cumple sus objetivos, pero para darle continuidad habrá que empezar a pensar en renovar la fórmula con elementos más sustanciosos.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Análisis
2021-10-11 17:00:00
Al innovador y transgresor juego de rol de ZA/UM le sienta como un guante a Switch, pero la edición llega con problemas similares a la versión de PlayStation.
Plataformas:
PS3 Xbox 360 PC
PS4 Xbox One

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.2
COMUNIDAD
7.7

PUNTÚA
Dead Rising 2 para PlayStation 3

74 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8.2
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.99

PUNTÚA
Dead Rising 2 para Xbox 360

59 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.26

PUNTÚA
Dead Rising 2 para Ordenador

9 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
  • Fecha de lanzamiento: 13/9/2016
  • Desarrollo: Mercenary Technology
  • Producción: Capcom
  • Distribución: PlayStation Network
  • Precio: 19,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
6.87

PUNTÚA
Dead Rising 2 para PlayStation 4

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox One

  • Fecha de lanzamiento: 13/9/2016
  • Desarrollo: Mercenary Technology
  • Producción: Capcom
  • Distribución: Xbox Store
  • Precio: 19,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
10

PUNTÚA
Dead Rising 2 para Xbox One

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir