Análisis de Mortal Kombat: Shaolin Monks (PS2, Xbox)

La violenta saga de Midway se convierte con éxito a la acción en tercera persona, en un interesante “yo contra el barrio” que mantiene elementos del juego de lucha original.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
7
NOTA
7.6
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versiones PS2 y Xbox.

El género del "yo contra el barrio" lleva años agonizando, y parece que recientemente se están viendo intentos por parte de las compañías de lograr un juego de gran calidad en este género, tan "castigado" por el salto a las tres dimensiones. Rockstar acaba de lanzar el magnífico The Warriors, pero Midway, editora de Mortal Kombat y emergente durante los últimos años, también tiene algo que decir con este Mortal Kombat: Shaolin Monks que ha desarrollado durante los últimos dos años.

Este derivado de la saga de lucha intenta adaptar sus movimientos, estética e historia a la acción tridimensional, al "yo contra el barrio", aunque los antecedentes de Midway en estas labores no son como para tirar cohetes. Muchos recuerdan todavía un intento similar , MK Mythologies, que resultó un completo fiasco, y mejor no hablar de MK: Special Forces. Sin embargo, Shaolin Monks es completamente diferente, y se trata, de hecho, de un muy buen juego de acción que adapta de forma competente y adictiva la saga Mortal Kombat a este género emparentado pero diferente.

PUBLICIDAD

El juego está ambientado tras el primer torneo de Mortal Kombat cuando, tras vencer al malvado Shang Tsung, los hermanos Liu Kang y Kung Lao caen en un temblor a la guarida de Goro –el luchador de los cuatro brazos-, teniendo que huir, acabando con cientos de enemigos –incluido el propio Goro- por el camino. Podremos elegir controlar a uno de los dos hermanos, además de, más adelante, otros luchadores secretos que tendremos que desbloquear. A lo largo de la aventura estaremos limitados a tan solo un luchador, no podremos volver a cambiar, aunque el juego es corto, y ciertamente rejugable, por lo que la existencia de más personajes –que son muy diferentes entre sí- es un gran punto a su favor.

Shaolin Monks es un "yo contra el barrio" que usa los movimientos y los ataques especiales de Mortal Kombat. Su sistema de control es muy sencillo, con tres tipos de golpes, que podremos convertir, con la pulsación de un botón, en ataques especiales que se nutren de una barra de energía. En este sentido es un gran acierto la adaptación de los movimientos de Mortal Kombat a un juego de estas características; hay multitud de ellos, y los ataques especiales son lo suficientemente fáciles de realizar y la medida de la barra de energía es también acertada.

También están, como es de esperar, los fatalities, marca de la casa de Mortal Kombat desde siempre. Estos se podrán ejecutar una vez una barra de energía se haya llenado, y cuentan en dos fases; la primera aturdirá al enemigo, tras lo cual tendremos que realizar una serie de movimientos determinados para lograr realizar el movimiento en cuestión; estos son espectaculares, pero solamente resultan "interesantes", por así decirlo, contra jefes finales, ya que a los enemigos normales y corrientes podremos batirles de forma normal sin que el fatality suponga una mejora del tiempo (aunque son espectaculares y, como es de esperar, muy sangrientos). Hay también fatalities avanzados, multalities y brutalities, que pueden usarse contra varios enemigos o ser especialmente brutales, respectivamente.

El sistema de combate se beneficia de ciertos detalles extra de especial importancia. El primero de ellos es un sistema de experiencia mediante el cual podremos ir adquiriendo nuevos movimientos y fortalezas, usando los puntos que hemos obtenido al acabar con los enemigos. La otra peculiaridad es que, como buen juego de Mortal Kombat, los escenarios están llenos de "peligros", que podremos usar para acabar con los enemigos de forma rápida y sangrienta aunque, eso sí, no recibiremos experiencia si lo hacemos de ese modo. Estos factores, junto con la ya comentada buena dinámica general del sistema de lucha, hacen de éste un acierto, una genial adaptación de Mortal Kombat al género, aunque salvo la necesidad de bloquear en algunos momentos la jugabilidad es un tanto machacabotones.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

CastleStorm II - Análisis
CastleStorm II - Análisis
Análisis
2020-09-29 09:41:00
Estrategia y directrices tower defense en una segunda parte muy notable de un gran juego.
Unrailed! - Análisis
Unrailed! - Análisis
Análisis
2020-09-28 13:15:00
Unrailed! propone caóticas partidas multijugador con un único objetivo: crear vías de tren para que el ferrocarril no descarrile. Una divertida idea que, lamentablemente, pierde fuelle pronto.
Kirby Fighters 2 - Análisis
Kirby Fighters 2 - Análisis
Análisis
2020-09-28 09:14:00
Kirby regresa a la escena de la acción y los combates con la segunda parte del curioso fighter de jugabilidad 2D.
Going Under - Análisis
Going Under - Análisis
Análisis
2020-09-27 16:14:00
Trabajar gratis es un suplicio, sobre todo si te obligan a limpiar mazmorras procedimentales de monstruos violentos. Así es Going Under, un roguelite que parodia el mercado empresarial moderno.
Serious Sam 4 - Análisis
Serious Sam 4 - Análisis
Análisis
2020-09-25 09:00:00
Serious Sam vuelve a la carga con una nueva entrega que repite la misma fórmula que ha llevado a la saga al éxito pero que se queda un tanto descafeinada en un momento excelente para los shooters.
RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition - Análisis
RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition - Análisis
Análisis
2020-09-24 17:06:00
RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition es la versión completa y actualizada de uno de los mejores juegos de la construcción de parque temáticos, que además, llega a Nintendo Switch.
PEGI +18
Plataformas:
PS2 Xbox

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
7.6
COMUNIDAD
7.97

PUNTÚA
Mortal Kombat: Shaolin Monks para PlayStation 2

13 votos

Ficha técnica de la versión Xbox

ANÁLISIS
7.6
COMUNIDAD
6.06

PUNTÚA
Mortal Kombat: Shaolin Monks para Xbox

10 votos
#108 en el ranking de Xbox.
Flecha subir