Noticias
Avances

Análisis de Jak X (PS2)

La saga Jak ha terminado, pero Naughty Dog nos ofrece este divertido derivado donde correremos peligrosas carreras.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
8
NOTA
7.6
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión PS2.

No hay duda de que Jak & Daxter, o mejor dicho -por el papel secundario del segundo en los siguientes juegos-, Jak, es una de las sagas más emblemáticas de PlayStation 2. Junto con Ratchet y Sly forma el "trío plataformero" creado específicamente por Sony para PS2, y quizás Jak sea de las tres la saga que mayor entidad tiene, no solo por haber salido antes, sino por la calidad de sus tres entregas y la llamativa evolución que han experimentado, de las plataformas a la acción aventura.

El creador de Jak & Daxter abandonó Naughty Dog, el equipo responsable, hace poco, diciendo además que la saga había terminado. Es posible que haya terminado en PS2, o incluso para siempre, pero Naughty Dog no ha dejado de aprovechar el filón del mundo del juego y de sus carismáticos personajes, y este año no nos ofrece una nueva aventura de Jak, sino un derivado -un spin-off, como dicen los americanos-, que constituye una interesante clon de Wipeout ambientado en los mundos de Jak.

PUBLICIDAD

La historia cuenta con todos los personajes de anteriores juegos, y un pretexto un tanto surrealista, aunque a fin de cuentas válido, para justificar que Jak se juegue el pellejo a toda velocidad: Krew, el villano que nos ordenaba misiones en Jak 2 y que al final derrotábamos, ha muerto, y hemos sido invitados a la lectura de su testamento, que cuenta también con la presencia de Rayn, sorprendentemente delgada, en la ciudad de Kras City. El caso es que, y no estamos bromeando, mientras asistimos a la lectura del testamento, bebemos un vino envenenado, y para obtener el antídoto deberemos ganar el campeonato de velocidad de Kras City, o de lo contrario moriremos.

Como podéis comprobar, el leit motiv de todo esto es tremendamente absurdo pero, extrañamente, la historia del juego es especialmente compleja para tratarse de un título de velocidad, con numerosas secuencias cinemáticas explicándonos cómo va progresando todo y las nuevas relaciones entre los personajes. Contiene, eso sí, numerosas referencias a anteriores juegos de la saga, aunque realmente no es necesario haber jugado a las entregas precursoras para enterarse de la historia y disfrutar del juego.

Porque, por mucha historia que le introduzcan, Jak X: Combat Racing es a fin de cuentas un juego de velocidad y combate, a caballo entre Wipeout y Destruction Derby, que usa la imaginería de los mundos "industriales" de Jak 2 y Jak 3 para introducirnos en una serie de carreras de diferentes modalidades, siendo la más estandar de todas ellas la carrera "normal y corriente", donde tendremos que llegar a primero y, al más puro estilo Mario Kart, usar armas y contramedidas para dificultad a nuestros rivales.

Los escenarios de Jak X son muy grandes, con circuitos mucho más largos de lo normal en este tipo de juegos, todos ellos ambientados en una zona particular de Kras City. El juego sigue una estructura poco lineal, saliendo carreras disponibles a medida que vayamos ganando otras, pero sin obligarnos tampoco a seguir un orden concreto a la hora de superarlas. Las pruebas son bastante variadas, y aparte de nuevos escenarios, a medida que avancemos también obtendremos nuevos coches, pudiendo además mejorarlos con el dinero que ganemos en las carreras, que muchas veces dependerá de detalles como el número de veces que hemos abatido al enemigo o el derrape más largo que hayamos realizado.

Las carreras de Jak X: Combat Racing son frenéticas y combinan a partes iguales tanto el pilotaje como el combate. Podremos usar varias armas, y pilotar nuestra aeronave usando derrapes, y utilizando el turbo para propulsarnos. Habrá a veces también varios caminos que tomar. Para potenciar todo esto estará el Eco, clásico de la saga, dividido en cuatro categorías. El verde rellenará nuestra vida, el azul nuestra barra de turbo, mientras que el amarillo nos dará armas de ataque (o, mejor dicho, hacia delante), y el rojo armas de defensa (o, mejor dicho, hacia atrás).

Esta variedad de opciones y acciones hace que el juego sea bastante frenético, estando al mismo tiempo tomando una curva, usando el turbo y buscando nuevo eco azul para recargarlo, atacando al enemigo de delante con el arma de ataque y defendiendo (o atacando) al de detrás con la de defensa. La separación entre diferentes tipos de armas es extrañamente original. El repertorio de las que lanzamos hacia delante, que siempre son de ataque, incluye la ametralladora, el misil teledirigido o el bombardeo con mortero. Las de atrás, generalmente de ataque indirecto, incluyen la mina o los droides de ataque. Sin embargo, las de atrás podremos usarlas para defendernos; cuando un enemigo nos vaya a lanzar un misil teledirigido, nuestro coche será rodeado por un objetivo, y será el momento de soltar el señuelo para evitar ser alcanzados.

De todas formas y generalmente, cuando nuestro bólido sea destruido no pasará nada grave (siempre y cuando no sea una carrera de supervivencia). Seremos regenerados, y tan solo perderemos unos segundos –y puntos- con respecto a nuestros rivales, como si de frags se tratasen. Al contrario que en el Wipeout, donde echábamos a los rivales de la carrera –o nos echaban a nosotros-, en Jak X hay numerosas oportunidades y siempre se puede remontar. Esto también es viceversa, pues siempre podrán remontarnos, y esto último puede resultar un tanto frustrante si estamos conduciendo muy bien.

Aunque las carreras "normales" sean las habituales, a varias vueltas y con vidas infinitas, hay una gran variedad de desafíos que nos iremos encontrando a lo largo del juego y que le aportan bastante frescura a Jak X. Están algunos de capturar la bandera, otros de matar cuantos más coches mejor (como si fuese un "furia al volante", estilo Burnout), uno en el que tendremos que usar más turbos que nadie… hay una gran variedad, siempre girando alrededor de la misma idea de juego. Mientras que las carreras normales tienen lugar en circuitos, otros modos tienen lugar en "Arenas de combate", siendo estos especialmente divertidos por la gran variedad de armas y recordando a Twisted Metal.

A nivel gráfico Jak X luce bien, con un gran diseño de escenarios, siempre dentro de la estética futurista "garbage" de los anteriores juegos de la saga, con una notable fluidez en el motor gráfico y llamativos efectos especiales, aunque no demasiado espectaculares. El juego cumple bien con su función, aún notándose que PlayStation 2 está un tanto entrada en años y hay veces que faltan detalles en los escenarios que de haber sido incluidos darían dificultades a la consola.

El apartado sonoro cuenta, como es costumbre, con un gran doblaje al castellano, destacando la graciosa voz de Daxter, junto con una banda sonora rockera, un tanto genérica, aunque ambientando bien el juego y casando con su estética. Los efectos FX son bastante contundentes y variados, y están bien equilibrados entre sí.

Aparte del modo aventura, de una gran duración –y más si queremos obtener el 100% completo-, Jak X cuenta con modos multijugador (para 2 jugadores offline y 6 online) donde podremos poner a prueba nuestra habilidad en muchos de los modos de carrera del juego para un solo jugador. Como curiosidad, Jak X nos permite listas de amigos y clanes, e incluso que dos jugadores puedan jugar online con la misma consola.

Jak X es una idea un tanto extraña, un derivado poco previsible, que ha sido llevado a cabo con buena factura técnica y un resultado notable. Aunque la historia no tiene mucho sentido como pretexto, sí está bien llevada y contada, y la jugabilidad resulta divertida aunque, como suele pasar con este tipo de juegos, al final acaba haciéndose algo repetitiva, especialmente por lo frustrante que resulta que siempre puedan remontar los rivales, y por la baja inteligencia artificial de estos. Ante la escasez de juegos de este género para PS2, puede resultar una compra interesante, especialmente para los que disfrutaron con la saga Jak.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
PEGI +12
Plataformas:
PS2

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
7.6
  • Fecha de lanzamiento: 9/11/2005
  • Desarrollo: Naughty Dog
  • Producción: SCEA
  • Distribución: Sony
  • Precio: 59.95 €
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
COMUNIDAD
7.62

PUNTÚA
Jak X para PlayStation 2

19 votos
Flecha subir