Análisis de God of War 2: Divine Retribution (PS2)

El Dios de la Guerra todavía tiene que enseñar algunas cosas.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.8
SONIDO
9.5
NOTA
9.6
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versión PS2.

En líneas generales, es fácil percibir cómo la escala del título es sustancialmente mayor a la del anterior, con entornos realmente enormes y, además, mucho más cuidados, con escenarios repletos de elementos y detalles en los interiores, que varían desde el mármol hasta la piedra, con fogatas y cuidados efectos de iluminación. Los exteriores muestran tanto frondosos jardines como enormes construcciones, o sobrecogedoras montañas de amplio tamaño pasando por cuevas poco acogedoras. El juego es sorprendente no sólo por su aspecto visual desde una vertiente técnica, sino también por la sorprendente calidad de la dirección artística que le impregna.

Los combates, pese a ser en su aspecto básico idénticos al del primer título, resultan mucho más brutales debido al mayor ritmo inyectado a la acción y la presencia mucho mayor de las acciones que dependen de movimientos del stick analógico y pulsaciones de los botones, a modo de pequeños minijuegos durante los combates. Gracias a esas acciones, si las realizamos correctamente, asistiremos a secuencias espectaculares en las que Kratos mostrará sus dotes como gimnasta y guerrero, muchas veces con escenas violentas, como sacar de su cuenca el ojo de un cíclope, o romperle el cuello a una medusa, siendo muchos de ellos golpes con consecuencias directamente fatales para el enemigo. Del mismo modo, la integración de estas secuencias en las luchas contra los enemigos finales es mucho más notable, siendo imprescindibles en múltiples ocasiones para asestar el golpe de gracia.

PUBLICIDAD

Como vemos, estamos en esencia ante la misma fórmula jugable que se ha visto potenciada pero no variada. Quienes busquen una experiencia de juego más diferente a la del primer título podrían sentirse, por tanto, decepcionados al comprobar que realmente no se han producido modificaciones sustanciales sino, como hemos señalado líneas más atrás, un perfeccionamiento de las bases establecidas, que no es poco, dado el nivel alcanzado en el anterior juego.

Claro que hay que contar con la presencia de Pegaso, el caballo alado. De este modo, se incluyen en el juego dos secuencias de vuelo en las que montamos sobre el lomo del equino mientras evitamos, por los aires, a las tropas enemigas. No son muchas, ni muy largas, pero aportan unos momentos de variación en el desarrollo muy de agradecer y, la verdad, funcionan bien dentro del juego integrándose sin problemas en su desarrollo.

En cuanto a los puzles, están sustancialmente mejor diseñados, sin caer en situaciones irrisoriamente complejas por lo poco o nada obvio de su solución al tiempo que en su conjunto resultan más interesantes. Es decir, en su conjunto son un reto mucho más consistente, pero se han eliminado los picos de complejidad en los que la solución era enrevesada sin motivo alguno, todo ello partiendo de la misma base de diseño que en los rompecabezas del primer juego. Ahora, por ejemplo, tendremos que usar más elementos del escenario, como cuerpos de soldados muertos, y, eso sí, en ocasiones nos encontraremos todavía con puzles de diseño que nos obligarán a pensar por unos instantes; a nosotros nos gusta.

Algo similar sucede en las secciones de plataformeo, mucho más perfiladas en su conjunto. Además, al igual que sucede con los puzles, donde se ha nivelado mucho más su concepción, en God of War II no nos vamos a encontrar con secuencias como las plataformas en las alturas que copaban uno de los momentos más tensos del reto de Hades en el primer juego.

God of War II muestra un respetable nivel de dificultad, aunque manteniendo la premisa del anterior título no es en ningún momento un obstáculo insalvable, aunque sí puede llegar a tener sus momentos complejos; nada que los niveles de dificultad no arreglen en un sentido u otro. Destaca sobre todo que tiene, más o menos, casi el doble de combates contra grandes jefes y monstruos considerables. Además, habrá también luchas contra hombres que están también en su búsqueda de las Morias, resultando en combates quizás no tan espectaculares pero sí igualmente divertidos y bien variados.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Mass Effect: Legendary Edition - Análisis
Mass Effect: Legendary Edition - Análisis
Análisis
2021-05-13 14:00:00
BioWare recupera una de las mejores trilogías de la historia de los videojuegos con una cuidadísima e imprescindible remasterización.
Hood: Outlaws & Legends - Análisis
Hood: Outlaws & Legends - Análisis
Análisis
2021-05-11 16:52:00
Sumo Digital estrena un multijugador de temática medieval que enfrenta equipos y personajes con un mismo objetivo: el robo de un valioso tesoro.
R-Type Final 2 - Análisis
R-Type Final 2 - Análisis
Análisis
2021-05-11 15:48:00
Uno de los shooters más queridos y aclamados de la historia regresa con una muy buena entrega.
Nongunz: Doppelganger Edition - Análisis
Nongunz: Doppelganger Edition - Análisis
Análisis
2021-05-10 13:52:00
Un roguelike de naturaleza independiente y muy oscuro se estrena en consolas con una edición mejorada del original de PC.
Insurmountable - Análisis
Insurmountable - Análisis
Análisis
2021-05-07 13:14:00
Insurmountable nos reta a escalar montañas procedimentales en un roguelike tranquilo, pero muy desafiante. Aunque con irregularidades, es capaz de ofrecer situaciones de angustia genuina.
Resident Evil 8: Village - Análisis
Resident Evil 8: Village - Análisis
Análisis
2021-05-05 22:59:31
La popular saga de acción y terror de Capcom regresa con una entrega muy particular, variada, divertida y repleta de sorpresas.
PEGI +18
Plataformas:
PS2

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
9.6
  • Fecha de lanzamiento: 9/5/2007
  • Desarrollo: Sony Santa Mónica
  • Producción: Sony
  • Distribución: Sony
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
9.11

PUNTÚA
God of War 2: Divine Retribution para PlayStation 2

412 votos
Flecha subir