Vandal

Análisis de Cuestión de Honor (PS2)

Otra licencia tirada a la basura, triste beat’em up sin ningún tipo de diversión; acción en el lejano Oriente con una jugabilidad deprimente.
Cuestión de Honor
·
Actualizado: 12:07 22/8/2019
GRÁFICOS
9.2
SONIDO
8
NOTA
3.9
DIVERSIÓN
4
JUGABILIDAD
3
Análisis de versión PS2.

Jet Li da el salto al videojuego
Jet Li da el salto al videojuego
Los juegos con muchas escenas de video fueron una plaga a principios del formato CD, esas conversiones horrorosas de máquinas como McDog McCree o Dragon’s Lair, limitaban bastante la jugabilidad. En PSX la cosa se calmó y llegaron a salir juegos plagados de escenas de video, pero que no afectaban a la jugabilidad (Policenauts, Metal Gear Solid y Final Fantasy VII son buenos ejemplos). No obstante, el abuso de escenas de video siempre va en detrimento de la jugabilidad, ya que éstas no son interactivas. Que Nintendo jamás haya abusado de éstas dice mucho de la compañía de Kyoto y sobre todo marca un camino a no rebasar por parte de los diseñadores.

The Bouncer fue el primer beat’em up en mezclar las escenas de video con el juego de lucha. ¿Qué pasó? Pues que éstas interrumpían bastante el sistema de acción y se hacían interminables a la hora de jugar. The Bouncer era de este cierto tipo de juegos que me suelen poner bastante de los nervios, por supuesto el juego que analizamos hoy aquí también puede pertenecer por derecho propio a éste. Cuestión de Honor es un juego desarrollado por SCEA, que reproduce fielmente la calidad (¿?) de las películas orientales de Jet Li. La estrella ha accedido a ceder su imagen y realizar ‘motion capture’ para dar mayor verosimilitud al juego. De hecho, se vende una edición especial del juego con un DVD que incluye un la película Hero. Claro que eso no convierte al juego en ninguna obra maestra, como veremos a continuación.

Cuestión de Honor es un beat’em up cinemático al estilo de Bouncer, y que tantas risas produjo a los usuarios de otras consolas en el génesis de PlayStation 2. Digamos que es un juego de "Yo contra el Barrio" unido mediante secuencias CG con el propio engine y que tiene, al igual que Shenmue, acciones automáticas de control. Esta automatización lleva al juego a una nula interactividad que le hace sufrir mucho, como veremos posteriormente.

PUBLICIDAD
Retroceso jugable de gran dimensión
Cuestión de Honor tiene muy poco de videojuego ya que no es especialmente interactivo, aparte de que tiene un mal control. Resulta lamentable que tanto The Bouncer como el Tortugas de Konami sean muchísimo más divertidos que el juego de SCEA. ¿Nadie testeó el juego? ¿Nadie se fijó en la monotonía absurda que provoca? ¿Nadie pensó que el modo Tekken Force de Tekken 4 es denotadamente superior? Parece que no, nadie se preocupó de darle un diseño coherente al juego y éste es sólo una sucesión de secuencias que hilan una historia bastante subnormal con pequeñas peleas uniéndola.
Grandioso apartado gráfico
Lo mejor del juego sin duda es el genial apartado gráfico que ofrece buenísimas texturas, muchísimos polígonos y unas animaciones geniales (aunque un poco bruscas, algo que influye en la jugabilidad). Los escenarios son pequeñitos y suelen tener el síndrome carretera, pero se muestran bastante bien modelados y realmente todos los elementos del juego están construidos admirablemente. Mencionar por último que el número de cuadros nunca baja de los 60, lo cual es todo un piropo para un juego que usa tanto el potencial del emotion engine.
Variedad sonora
Sony ha decidido no doblar Cuestión de Honor y mantiene las voces en inglés y cantonés. Este último se usa en las escenas de Hong Kong y sirve para darle un mayor toque de Serie B al juego. La banda sonora y el resto de FX cumplen holgadamente, siendo un trabajo mediano por parte de los músicos de Sony. No obstante, es una falta de tacto no doblar el juego al castellano, ya que éste ganaría carisma al tener las voces dobladas por actores profesionales (el doblador de Jet Li por ejemplo).
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Rune Factory 4 Special - Análisis
Análisis
2020-02-25 09:45:00
Marvelous nos trae la nueva versión actualizada y mejorada a nivel gráfico del notable videojuego de Nintendo 3DS con numeroso contenido extra, nuevos desafíos y otros añadidos.
The Suicide of Rachel Foster - Análisis
Análisis
2020-02-24 17:34:00
One-o-one Games ofrece un thriller interactivo con tintes de terror que recoge elementos de los más grandes del género.
Katana Kami: A Way of the Samurai Story - Análisis
Análisis
2020-02-24 10:37:00
Un intento por llevar Way of the Samurai a los 'dungeon crawler', con más profundidad que de costumbre, pero que no siempre acierta en lo que propone.
Two Point Hospital - Análisis
Análisis
2020-02-22 17:32:00
El sucesor espiritual de Theme Hospital llega a consolas con una notable adaptación, un buen control y muchas horas de gestión sanitaria.
ROCKETRON - Análisis
Análisis
2020-02-21 17:55:00
Una intensa aventura de acción run and gun que recuerda a clásicos como Turrican, Probotector y Cybernator, con algunos toques de Metroid.
Devil May Cry 3: Special Edition - Análisis
Análisis
2020-02-21 16:00:00
Una de las aventuras más queridas y aclamadas de Dante se estrena en Switch con interesantísimas y jugosas novedades.
Género/s: Acción / Beat'em up
PEGI +16
Plataformas:
PS2
Ficha técnica de la versión PS2
ANÁLISIS
3.9
Desarrollo: Sony Foster City
Producción: Sony América
Distribución: Sony
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Inglés
COMUNIDAD
7.16

PUNTÚA
Cuestión de Honor para PlayStation 2

16 votos
Flecha subir