Análisis de Cuestión de Honor (PS2)

Otra licencia tirada a la basura, triste beat’em up sin ningún tipo de diversión; acción en el lejano Oriente con una jugabilidad deprimente.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.2
SONIDO
8
NOTA
3.9
DIVERSIÓN
4
JUGABILIDAD
3
Análisis de versión PS2.
Jet Li da el salto al videojuego
Jet Li da el salto al videojuego
Los juegos con muchas escenas de video fueron una plaga a principios del formato CD, esas conversiones horrorosas de máquinas como McDog McCree o Dragon’s Lair, limitaban bastante la jugabilidad. En PSX la cosa se calmó y llegaron a salir juegos plagados de escenas de video, pero que no afectaban a la jugabilidad (Policenauts, Metal Gear Solid y Final Fantasy VII son buenos ejemplos). No obstante, el abuso de escenas de video siempre va en detrimento de la jugabilidad, ya que éstas no son interactivas. Que Nintendo jamás haya abusado de éstas dice mucho de la compañía de Kyoto y sobre todo marca un camino a no rebasar por parte de los diseñadores.

The Bouncer fue el primer beat’em up en mezclar las escenas de video con el juego de lucha. ¿Qué pasó? Pues que éstas interrumpían bastante el sistema de acción y se hacían interminables a la hora de jugar. The Bouncer era de este cierto tipo de juegos que me suelen poner bastante de los nervios, por supuesto el juego que analizamos hoy aquí también puede pertenecer por derecho propio a éste. Cuestión de Honor es un juego desarrollado por SCEA, que reproduce fielmente la calidad (¿?) de las películas orientales de Jet Li. La estrella ha accedido a ceder su imagen y realizar ‘motion capture’ para dar mayor verosimilitud al juego. De hecho, se vende una edición especial del juego con un DVD que incluye un la película Hero. Claro que eso no convierte al juego en ninguna obra maestra, como veremos a continuación.

Cuestión de Honor es un beat’em up cinemático al estilo de Bouncer, y que tantas risas produjo a los usuarios de otras consolas en el génesis de PlayStation 2. Digamos que es un juego de "Yo contra el Barrio" unido mediante secuencias CG con el propio engine y que tiene, al igual que Shenmue, acciones automáticas de control. Esta automatización lleva al juego a una nula interactividad que le hace sufrir mucho, como veremos posteriormente.

Retroceso jugable de gran dimensión
Cuestión de Honor tiene muy poco de videojuego ya que no es especialmente interactivo, aparte de que tiene un mal control. Resulta lamentable que tanto The Bouncer como el Tortugas de Konami sean muchísimo más divertidos que el juego de SCEA. ¿Nadie testeó el juego? ¿Nadie se fijó en la monotonía absurda que provoca? ¿Nadie pensó que el modo Tekken Force de Tekken 4 es denotadamente superior? Parece que no, nadie se preocupó de darle un diseño coherente al juego y éste es sólo una sucesión de secuencias que hilan una historia bastante subnormal con pequeñas peleas uniéndola.
Grandioso apartado gráfico
Lo mejor del juego sin duda es el genial apartado gráfico que ofrece buenísimas texturas, muchísimos polígonos y unas animaciones geniales (aunque un poco bruscas, algo que influye en la jugabilidad). Los escenarios son pequeñitos y suelen tener el síndrome carretera, pero se muestran bastante bien modelados y realmente todos los elementos del juego están construidos admirablemente. Mencionar por último que el número de cuadros nunca baja de los 60, lo cual es todo un piropo para un juego que usa tanto el potencial del emotion engine.
Variedad sonora
Sony ha decidido no doblar Cuestión de Honor y mantiene las voces en inglés y cantonés. Este último se usa en las escenas de Hong Kong y sirve para darle un mayor toque de Serie B al juego. La banda sonora y el resto de FX cumplen holgadamente, siendo un trabajo mediano por parte de los músicos de Sony. No obstante, es una falta de tacto no doblar el juego al castellano, ya que éste ganaría carisma al tener las voces dobladas por actores profesionales (el doblador de Jet Li por ejemplo).

Horroroso control
Controlaremos a nuestro personaje con los  analógicos
Controlaremos a nuestro personaje con los analógicos
Cuestión de Honor tiene un control simplemente atroz, pero vayamos por partes. El juego se controla con los dos sticks analógicos: uno mueve al personaje y otro realiza los golpes. El primero no da ningún problema y el personaje tiene un control fluido, el segundo es horroroso y no tiene ningún tipo de precisión. Añádele que no tiene sistema de bloqueo de blancos y Jet Li acaba rodeado de 20 tipos sin que el jugador se aclare si los ha golpeado o no. Es increíble que se gasten una millonada en pagar a Jet Li y luego los testers no hayan probado el horrible sistema de detección de golpes. El jugador no llega a saber si ha acertado un golpe, y las barras de vida encima de los personajes suelen fallar mucho.

Aparte de esto el sistema de protección falla más que una escopeta de feria, que el modo de disparos es increíblemente impreciso (llegando también a la confusión) y que el juego esta lleno de escenas con slow-motion para hacer más espectacular al juego y tienes un completo desastre jugable de proporciones épicas. Cuestión de Honor no resulta divertido porque no hay sensación de que el jugador controle la situación, los combates se ganan haciendo el idiota con el stick analógico derecho, que encima al ser de PS2 tiene muy pocos puntos medios y con ello poca precisión. Jet Li tiene también una supuesta barrita de especiales, pero que se gasta bastante pronto y da la sensación de truco barato añadido a última hora.

Monótono hasta la muerte
Hay una canción de los Peter Sellers que decía: "Los discos de los Ramones son todos iguales al primero"; bien, este ejemplo es totalmente revelador de lo que es Cuestión de Honor. No hay situaciones diferentes, no hay variedad de enemigos, los jefes son la risa, y las peleas se interrumpen una y otra vez por escenas de video entupidas con Jet Li haciendo florituras como si tuviera parkinson. Esto pone al jugador en un estado berseker bastante grande y hay que tener mucho temple para aguantar más de dos niveles con las mismas situaciones repetidas.

El personaje no tiene ningún tipo de golpe especial y si lo tiene da igual, ya que sería dificilísimo de hacer ante la arbitraria decisión de hacer que el stick analógico sirva de botón de golpe. Un juego como Ghoulies de Rare usaba este sistema de control pero muchísimo más preciso y con un gran diseño de niveles e incluso Mark of The Kri era bastante más preciso que el juego de Jet Li. Por último añadir que el resto de acciones del juego son automáticas y sirve un botón para saltar o subir escaleras, algo que simplifica la jugabilidad y a la vez se la carga, ya que el personaje no tiene botón de salto.

Conclusión
Puedo haber resultado especialmente duro en este análisis, pero es que un juego hecho con tres duros como era Fighting Force de Eidos es muy superior. Cualquier beat’em up de PlayStation, CPS2 o SNES le da mil vueltas a esta superproducción fallida. La pregunta es: ¿no había testers que notaran los errores del juego? ¿Nadie vio que no se puede supeditar la acción en un arcade a las escenas cinemáticas? ¿Nadie jugó Bouncer en SCEA? Sony debe replantearse seriamente su política de juegos, ya que van varios descalabros muy importantes.

Últimos análisis

System Shock Remake - Análisis
System Shock Remake - Análisis
Análisis
2024-05-24 16:31:00
El remake del mítico System Shock llega a consolas en su versión más reciente, que incluye varias mejoras.
Lorelei and the Laser Eyes - Análisis
Lorelei and the Laser Eyes - Análisis
Análisis
2024-05-23 08:50:00
Simogo vuelve con un juego increíble prácticamente en todos sus apartados, que se corona como una de las sorpresas del año y uno de los mejores juegos de puzles recientes.
Paper Mario: La Puerta Milenaria - Análisis
Paper Mario: La Puerta Milenaria - Análisis
Análisis
2024-05-21 15:00:00
El Gran González regresa con un espectacular y fiel remake de su aventura rolera más querida y aclamada originalmente publicada para Nintendo GameCube.
Hellblade 2 - Análisis
Hellblade 2 - Análisis
Análisis
2024-05-21 10:03:18
Ninja Theory presenta uno de los videojuegos más espectaculares audiovisualmente, una propuesta continuista en mecánicas pero mucho más ambicioso en todo lo demás.
Ghost of Tsushima: Director's Cut - Análisis
Ghost of Tsushima: Director's Cut - Análisis
Análisis
2024-05-20 17:11:38
Sony y Sucker Punch traen a PC de la mano de Nixxes una de las aventura más queridas por los jugadores de PlayStation, un mundo abierto único que luce mejor que nunca en ordenador.
Animal Well - Análisis
Animal Well - Análisis
Análisis
2024-05-20 09:17:00
Tras siete años en desarrollo, Animal Well cautiva con su intrincada propuesta de puzles laberínticos enmarcados en un misterioso universo donde habitan extrañas criaturas.
Género/s: Acción / Beat'em up
PEGI +16
Plataformas:
PS2

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
3.9
  • Fecha de lanzamiento: 7/4/2004
  • Desarrollo: Sony Foster City
  • Producción: Sony América
  • Distribución: Sony
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
COMUNIDAD
7.13

Cuestión de Honor para PlayStation 2

17 votos
Flecha subir