Análisis World of Warcraft: Shadowlands, una aventura mítica en las Tierras Sombrías (PC)

Shadowlands es la nueva expansión para World of Warcraft, añadiendo nuevas zonas, mazmorras y sistemas interesantes que se integran bien en el MMO más importante del mundo.
World of Warcraft: Shadowlands
·
Actualizado: 15:56 17/12/2020
Análisis de versión PC.

El 24 de noviembre el mundo de Azeroth sufrió una especie de segundo cataclismo y sus habitantes, miles de jugadores de España y millones en todo el mundo, vieron como el cielo se resquebrajaba sobre sus cabezas abriéndose el camino hacia el otro lado, hacia el lugar al que viajan las almas que se apagan en el mundo de los vivos, hacia las Tierras Sombrías.

Esto daba el pistoletazo de salida a World of Warcraft: Shadowlands, la octava expansión para el MMO más importante de todos los tiempos que llega cargada de novedades y elementos que pulen las mecánicas que no funcionaban en el pasado y que, en líneas generales, suponen todo un acierto y un paso adelante para este título de rol multijugador que parece tener vida eterna.

Viajando a las Tierras Sombrías

A nivel argumental nos encontramos con que Sylvanas, la principal antagonista durante los últimos tiempos de todos los seres que habitan Azeroth (aunque miembros de la Horda como el que os escriben le siguen brindando en secreto su apoyo) ha abierto el camino a las tierras del más allá provocando el caos en el mundo de los vivos y el de los difuntos, dedicado a preservar la línea entre la vida y la muerte y a juzgar a todas las almas que llegan a sus tierras.

PUBLICIDAD

Nosotros, como Adalides de Azeroth, deberemos de viajar a esa otra tierra, caminar por las Fauces y conocer todos sus territorios para encontrar nuevos amigos, enfrentarnos a nuevos enemigos y descubrir qué demonios ha pasado y qué está tramando Sylvanas, el Carcelero (su nuevo aliado) y otros tantos nuevos personajes, algo que iremos descubriendo en una de las expansiones con mayor carga argumental hasta la fecha.

Orgrimmar hora y media antes de comenzar la aventura de 'Shadowlands'.
Orgrimmar hora y media antes de comenzar la aventura de 'Shadowlands'.

Volviendo al nivel 60

Una de las mejores decisiones de Blizzard de la que uno se da cuenta fácilmente es la de "resetear" el sistema de niveles y devolvernos al nivel 50 para que, durante las primeras horas con Shadowlands, el viaje nos lleve a conocer las Tierras Sombrías y a llegar al nivel 60, el nivel máximo de la edición inicial del juego. A nosotros nos parece un acierto porque hace que todo sea bastante más limpio y que ya no nos tengamos que perder sumando niveles hasta 125 o 130 con cada expansión. Además también se normalizan otras estadísticas como el daño por segundo para que sea mucho más fácil y menos caótico hacer cálculos y repasar nuestras cifras.

Otra de las decisiones interesantes es que en esta ocasión el tiempo para alcanzar el nivel máximo se ha reducido sustancialmente tanto del 1 al 50 como en el caso que ocupa a la mayoría, del 50 al 60, tardando apenas 6 o horas en llegar al máximo nivel para dejarnos ahí disfrutar del rico y abundante "contenido final" o end game reservado para los jugadores de máximo nivel.

El proceso de subir de nivel es bastante ágil y de hecho podemos tardar incluso menos de 6 horas si conocemos las misiones (por haber jugado a la beta) o si saltamos las numerosas cinemáticas que nos vamos encontrando para dar más coherencia a la historia. Mientras subimos de nivel iremos visitando las cinco nuevas zonas que nos encontraremos en esta expansión, todas ellas llenas de secretos y con detalles interesantes aunque para nosotros la más inspirada ha sido Revendreth y la que menos nos ha gustado para jugar como miembros ilustres de la Horda fue Bastión, muy bonita a nivel visual pero un tanto "sosa", para nosotros, a nivel de contenido argumental.

Esta expansión reduce notablemente el tiempo que necesitamos para subir al máximo nivel y eso nos encanta.
Esta expansión reduce notablemente el tiempo que necesitamos para subir al máximo nivel y eso nos encanta.

Algo que también nos ha gustado como amantes del PVP de mundo y que queremos mencionar antes de poner fin a este apartado es que tenemos que explorar las zonas en un orden concreto, como en los viejos tiempos, lo que favorece los enfrentamientos entre Horda y Alianza. Eso sí, no os preocupéis por encontrar demasiada gente que os impida hacer las misiones ya que la población está distribuida en "subservidores" de forma bien equilibrada para no tener ningún tipo de problema en este sentido.

Las Curias, la principal novedad a nivel 60

Cuando alcanzamos por fin el nivel 60 y completamos la campaña principal el siguiente paso será escoger una Curia, es decir, una de las cuatro facciones que nos hemos encontrado en las Tierras Sombrías y que deberemos de ayudar con nuestro personaje para obtener notables recompensas.

Cada Curia ofrece habilidades diferentes a nuestro personaje, distintas monturas y diferentes modificadores y penalizadores que afectan notablemente a nuestro Adalid, así que escoger una Curia adecuada para nuestra clase o estilo de juego puede resultar crucial. Como suele ocurrir, si buscáis hasta la última décima de daño o de poder porque vais a querer aprovechar el juego al máximo la elección de una Curia o habilidad concreta puede ser vital aunque si a nivel de historia o de empatía queréis coger alguna de las que no están recomendadas por las típicas guías de marras lo podéis hacer perfectamente y disfrutar del juego igualmente. Al final lo que más sigue importando son las manos (la habilidad que tengamos) a la hora de manejar nuestro personaje.

Alrededor de estas Curias girará buena parte del contenido de nivel máximo de Shadowlands, contando con misiones diarias, semanales y una campaña propia de cada una de ellas que iremos descubriendo a medida que subimos nuestro nivel de afinidad con la misma. Esta campaña se nos va descubriendo poco a poco, semana a semana mientras progresamos con esta particular facción y va a durar meses de juego en los que iremos empapándonos, cacho a cacho, gramo a gramo, de la esencia de la facción que hemos elegido.

Las Fauces alimentan el PVP de mundo y Torghast es mejorable

Más allá de las cuatro nuevas zonas principales en las que subiremos la mayoría de nuestros niveles también tenemos una quinta (que también visitamos durante la campaña) llamada Las Fauces, la cárcel de las almas más malvadas de Azeroth en la que deberemos de cumplir ciertas misiones y objetivos para ganar recompensas para nuestros personajes. Es una zona muy destinada a alimentar el PVP de mundo ya que en ella ni siquiera podemos utilizar nuestra montura habitual, viajando a la mayoría de los lugares a pie (hay excepciones) y promoviendo los enfrentamientos entre Horda y Alianza si tenemos el PVP activado. Si no lo tenemos, lo cierto es que a algunos jugadores esta zona se les puede hacer un tanto pesada (tampoco es que sea obligatorio hacer las misiones en ella así que tampoco pasa nada). Un aspecto interesante es que a medida que pasamos tiempo en Las Fauces el Carcelero se irá fijando en nosotros, poniéndonos las cosas cada vez más difíciles hasta obligarnos a acabar saliendo de la zona.

Las Fauces alimentan el PVP de mundo aunque para los jugadores a los que no les gusten estos enfrentamientos es una zona que se puede hacer pesada.
Las Fauces alimentan el PVP de mundo aunque para los jugadores a los que no les gusten estos enfrentamientos es una zona que se puede hacer pesada.

Otro elemento nuevo que podríamos decir que está integrado en Las Fauces es Torghast, la torre de los condenados, un lugar en el que el Carcelero de las Tierras Sombrías ha encerrado tanto a algunos de nuestros aliados como a las almas más peligrosas que han abandonado Azeroth. Torghast ha nacido como una mazmorra cambiante a la que nos podemos enfrentar una y otra vez en solitario o en grupo y que ofrece diferentes recompensas para lograr conseguir objetos legendarios. A pesar de que la idea sobre el papel es buena, Torghast es lo que menos nos ha gustado de la expansión. Las zonas no nos parecen demasiado inspiradas, sus variables dentro de la mazmorra nos parecen demasiado condicionantes y los objetivos semanales se nos hacen pesados y aburridos tanto en solitario como en compañía.

Una nueva partida +

Una mecánica que también es digna de mención es que ahora subir a los personajes secundarios (alter) será mucho más satisfactorio que hasta ahora ya que cuando alcancemos con un personaje el nivel 60 desbloquearemos una especie de "nueva partida +" para el resto de personajes. Esto nos permite escoger cómo queremos subir del nivel 51 al 60 a nuestro personaje alternativo. Podemos o bien elegir entre seguir la campaña tal y como está concebida al igual que hemos hecho con el principal o decantarnos por un camino alternativo, pudiendo subir a base de jugar mazmorras, completar misiones de mundo o secundarias sin tener que explorar el mundo en un orden específico.

Al llegar a 60 y comenzar a subir otro personaje podremos escoger una especie de Nueva Partida + que hace que el proceso de llevarlo al nivel máximo sea más interesante.
Al llegar a 60 y comenzar a subir otro personaje podremos escoger una especie de Nueva Partida + que hace que el proceso de llevarlo al nivel máximo sea más interesante.

En ambos casos nuestro personaje secundario podrá escoger una Curia desde el nivel 51, permitiéndonos subir de "reputación" con nuestra nueva casa a medida que subimos de nivel llegando al 60 con un avance notable con respecto a nuestro personaje principal, algo bastante interesante a la hora de subir a nuestro alter.

Qué divertidas son las míticas

Las mazmorras de dificultad mítica hicieron su aparición en World of Warcraft hace un par de expansiones y se han convertido en uno de los mayores aciertos de la historia del MMO. De hecho, en muchos casos han cogido más importancia que las propias bandas e incluso su popularidad se ha disparado a nivel competitivo, con torneos que enfrentan a equipos para realizar estas mazmorras en el menor tiempo posible.

Blizzard es muy consciente de todo esto y por eso en Shadowlands ha cuidado muchísimo las mazmorras tanto a nivel estético como jugable, siendo todo un desafío para los jugadores con enfrentamientos muy interesantes y jefes bien trabajados en los que cada jugador deberá realizar bien sus mecánicas concretas para completar instances cada vez más difíciles. Nos lo hemos pasado realmente bien descubriendo todas y cada una de estas mazmorras que nos parecen bastante mejores de las que disfrutamos en Battle for Azeroth y hemos sufrido y reído descubriendo las mecánicas de todos sus jefes para desafiarlos cara a cara en dificultad mítica.

Las mazmorras de 'Shadowlands' están cuidadas al milímetro y están más inspiradas que en la anterior expansión.
Las mazmorras de 'Shadowlands' están cuidadas al milímetro y están más inspiradas que en la anterior expansión.

Esto también se traduce en Castillo Nathria, la nueva banda que se estrenó hace apenas 10 días en Shadowlands y que como siempre nos ofrece una dificultad creciente, siendo sus primeros jefes bastante asequibles mientras que los últimos son todo un desafío muy difícil de completar si no tenemos el equipo y la pericia necesarios para derrotarlos.

Un PVP rápido… y un tanto desequilibrado

En cuanto al PVP ahora mismo Blizzard ha apostado por un ritmo mucho más alto tanto en los Campos de Batalla como en las Arenas, con las clases haciendo más daño que expansiones anteriores a sus rivales lo que hace que los sanadores suden la gota gorda para recuperar la vida de sus compañeros (quizás demasiado) y que los combates se resuelvan en líneas generales de forma bastante más rápida.

El punto negativo en este sentido es que este PVP aún necesita ajustes y hay clases como el Cazador o el Pícaro que tienen demasiado poder con respecto al resto, pudiendo matar a sus enemigos sin que ellos puedan hacer nada para defenderse. Por suerte Blizzard está poco a poco haciendo ajustes a todas las clases para buscar el equilibrio y si bien enfrentarse a estas clases puede ser frustrante lo cierto es que en líneas generales el PVP nos ha dejado un gran sabor de boca y, de hecho, es la expansión de los últimos años en la que más nos hemos sumergido en esta área del juego.

A nivel artístico hay zonas sobrecogedoras en las Tierras Sombrías.
A nivel artístico hay zonas sobrecogedoras en las Tierras Sombrías.

Un gran trabajo técnico y artístico

A nivel técnico notamos un gran salto de calidad con respecto a expansiones anteriores, con texturas más definidas, limpias y nítidas en todos los elementos de mundo que rodean las Tierras Sombrías y también en las armas, las piezas de armadura o los poderes que lanzan nuestros personajes o nuestros enemigos. La banda sonora y el doblaje vuelven a tener un trabajo notable detrás de ellos y a nivel artístico, al menos para el que os habla, estamos ante una de las expansiones más bonitas e inspiradas de World of Warcraft.

En cuanto al rendimiento, como siempre, podemos ejecutar el título sin ningún tipo de problemas con nuestra gráfica NVIDIA GeForce RTX 3080 acompañada de un procesador i7 7700K, 16 GB de memoria RAM, SSD y Windows 10 jugando a Shadowlands a más de 120 fps con todo en Ultra y a 1080p y a algo más de 100/110 a 1440p.

Conclusiones

Shadowlands es una de las expansiones más inspiradas y divertidas de World of Warcraft hasta la fecha, con algunas decisiones muy bien tomadas por parte de Blizzard para agilizar mecánicas que podrían resultar algo pesadas, ofrecernos una experiencia más "simple" en la interfaz y comprensión de los números (nivel 60, daño normalizado, etc.), dándonos contenido de alto nivel para no aburrirnos en semanas y, sobre todo, con unas mazmorras que en esta ocasión se han creado con mucho mimo, con enfrentamientos muy interesantes y un diseño muy logrado en todas y cada una de ellas.

En cuanto a las cosas que se podrían mejorar nos encontramos con que Las Fauces pueden resultar un tanto pesadas para los que no les guste el PVP de mundo, Torghast era una buena idea pero quizás no está del todo bien ejecutada y el PVP aún necesita algunos ajustes de equilibrio, aunque a pesar de esto es el más divertido de los últimos tiempos.

Así que, para terminar, Shadowlands es una expansión con la que hemos disfrutado de lo lindo con nuestro mago, con nuestro caballero de la muerte, y que nos ha atrapado en Azeroth como hacía mucho que no lo lograba ninguna otra. Desde luego creemos que supera con creces Battle for Azeroth y que nos va a tener atrapados durante meses en su Fauces.

Hemos realizado este análisis con una copia del juego que nos ha proporcionado Blizzard España.

Saúl González

NOTA

8.5
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Los tiempos reducidos para subir de nivel.
Todas y cada una de las Mazmorras.
Las Curias son muy interesantes y ofrecen mucho contenido.

Puntos negativos

El PVP a pesar de encantarnos necesita algunos ajustes en ciertas clases.
Torghast es una buena idea mal ejecutada.
Las Fauces pueden resultar pesadas para ciertos jugadores.

En resumen

Shadowlands es una expansión muy interesante, divertida, con buenas ideas y muchos aciertos que va a encandilara a los amantes del MMO más importante de todos los tiempos.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC

The Medium - Análisis
The Medium - Análisis
Análisis
2021-01-27 15:00:00
Bloober Team lanza su proyecto más ambicioso hasta la fecha, fiel a su especialidad, pero que se queda corto en varios aspectos.
Atelier Ryza 2: Lost Legends & the Secret Fairy - Análisis
Atelier Ryza 2: Lost Legends & the Secret Fairy - Análisis
Análisis
2021-01-26 15:32:00
Ryza vuelve a protagonizar la secuela del Atelier más exitoso con más exploración, nuevos misterios y todo el carisma de la joven alquimista.
Cyber Shadow - Análisis
Cyber Shadow - Análisis
Análisis
2021-01-25 15:00:00
La acción ninja de la vieja escuela regresa con una entretenidísima aventura que, a pesar de sus altibajos, consigue convencer.
Hitman 3 - Análisis
Hitman 3 - Análisis
Análisis
2021-01-19 14:00:00
Hitman 3 pone el broche de oro a una trilogía muy especial con los niveles más inspirados de las tres entregas y un buen cierre a su trama.
Scott Pilgrim vs. The World: The Game - Complete Edition - Análisis
Scott Pilgrim vs. The World: The Game - Complete Edition - Análisis
Análisis
2021-01-18 08:27:00
Ubisoft rescata el querido 'yo contra el barrio' en una edición completa que mantiene todo su carisma y también sus carencias.
Calico - Análisis
Calico - Análisis
Análisis
2021-01-06 13:11:00
Calico nos propone convertirnos en una magical girl para gestionar un café de gatos, una idea fantástica que pese a una pobre ejecución cumple con lo prometido.
Género/s: MMORPG
PEGI +12
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.5
COMUNIDAD
8.78

PUNTÚA
World of Warcraft: Shadowlands para Ordenador

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir