Vandal

Análisis de Strength & Honour (PC)

Alberto Pastor ·
Esta nueva producción de Magitech nos propone convertirnos en los dirigentes de los grandes imperios que poblaron el mundo antiguo. Tristemente, el producto final no ha llegado a ser todo lo bueno que cabría esperar.
GRÁFICOS
4
SONIDO
4
NOTA
5
DIVERSIÓN
5.5
JUGABILIDAD
5.5
Análisis de versión PC.

Strength&Honour –S&H a partir de ahora- es un título de estrategia por turnos, con batallas en tiempo real, que se centrará en el período que va desde el 260 a. C. hasta el 100 d. C. En un principio, sus posibilidades son amplísimas: podemos controlar de manera individual todas las ciudades que comprenden nuestro imperio, declarar la guerra o firmar tratados de paz con nuestros vecinos, mandar asesinos o diplomáticos para solucionar problemas, etc. El problema radica en que se trata de un juego que no divierte. Sí, prácticamente lo podemos hacer todo: desde subir los impuestos en las diversas ciudades que controlemos, hasta seleccionar el sistema de gobierno que vamos a implantar. Pero no habrá alicientes que nos inciten a jugar, ni si quiera el hecho de conquistar el mundo nos alegrará la tarde.

Y es que de eso va S&H. En el modo campaña, deberemos seleccionar el período histórico en el que nos vamos a centrar. Cuando lo hayamos hecho, simplemente tendremos que escoger a una de las naciones disponibles y a partir de ahí, conquistar el mundo conocido. Aunque no será una tarea sencilla, más que nada porque hablamos de un juego muy denso; hay infinidad de posibilidades escondidas en un sinfín de menús que nos volverán locos desde el principio. Y para colmo, los desarrolladores han pensado que lo mejor sería no incluir un tutorial con el que ir aprendiendo paso a paso los conceptos más básicos del juego, por lo que al final, nos encontraremos con que no sabemos muy bien por dónde empezar. La lectura del manual será obligatoria si lo que queremos es comenzar con buen pie.

PUBLICIDAD
El mundo a tus pies
Cuando hayamos seleccionado la nación con la que queremos jugar, veremos como en un mapa del mundo en dos dimensiones aparecerán todas las ciudades que conforman el mundo conocido. Nosotros, deberemos ir pinchando sobre las diversas ciudades para así ver las opciones disponibles, por ejemplo: si se trata de una de nuestras urbes, lo que podemos hacer es construir nuevas edificaciones para así obtener beneficios a largo plazo, o también, podemos optar por ir equilibrando los gastos y los ingresos para que nuestro imperio no se hunda con la bancarrota. Pero como es lógico, no todas las ciudades pertenecerán a nuestro imperio, o por lo menos, en un principio no será así. Si pinchamos sobre una ciudad que es rival o neutral, aparecerá un menú en el cual, se nos mostrarán una serie de opciones que van desde la firma de un tratado de paz, a acuerdos políticos, militares o comerciales. Si somos unos dirigentes conocidos y queridos, lo más probable es que nuestros acuerdos lleguen a buen puerto. Si no lo hacen, nuestro prestigio caerá en esa ciudad, por lo que deberemos volver a ganarnos la confianza del pueblo.

Como os podéis imaginar, gestionar un pequeño grupo de ciudades será una tarea sencilla. En cambio, cuando tengamos bajo nuestro mando un buen número de poblaciones, la cosa se complicará un poco más: habrá ciudades que funcionen bien sin casi tocar ningún parámetro, en cambio, nos podremos encontrar con otras ciudades en las cuales, los habitantes no estén contentos. Así pues, en cada uno de los turnos, deberemos ir revisando todas las ciudades que estén bajo nuestro mando para evitar que el descontento popular aumente, y para ello, deberemos enriquecer a toda la población. Aún así, en muchas ocasiones, las ciudades querrán separarse de nuestro imperio y entonces, habrá llegado el momento de tomar decisiones de suma importancia. Podemos optar por tácticas poco ortodoxas como mandar asesinos para que terminen rápidamente con los dirigentes insurrectos, o si lo preferimos, podemos intentar calmar las ansias de poder otorgándoles plena autonomía -así podrán gestionar al ejército y los impuestos-.

También, como habíamos comentado antes, será importante conseguir acuerdos con otras naciones ya que por ejemplo, un acuerdo político con una ciudad, nos proporcionará información valiosa sobre los movimientos enemigos; así como un buen acuerdo comercial nos permitirá obtener recursos económicos con los que costear nuestros gastos militares. Y aquí debemos resaltar la importancia del ejército. Las naciones enemigas no pararán hasta que terminen con todo nuestro imperio y la única manera de hacerles frente será mediante un gran ejército, aunque los diplomáticos pueden intentar conseguir la paz mediante acuerdos.

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Análisis
2019-06-08 07:50:00
Ingenioso y adictivo shooter procedimental con una ambientación muy divertida.
Análisis
2019-06-07 16:36:00
Los ocho héroes de Square Enix se estrenan en PC con una buena conversión sin novedades destacables.
Análisis
2019-06-07 10:41:00
Snail Games adapta el universo de supervivencia y dinosaurios a una estética más cúbica y parecida a la de Minecraft con muchos aciertos jugables y otros tantos errores técnicos.
Análisis
2019-06-06 11:00:00
La nueva entrega de la saga MotoGP ofrece el acercamiento más realista y emocionante de la máxima competición.
Análisis
2019-06-05 09:33:00
Aventuras roleras tipo dungeon crawling multijugador en un título dotado de bastante frescura.
Análisis
2019-06-04 15:36:00
Rol y acción en esta aventura estilo Diablo que se ambienta en el universo de Warhammer.
Género/s: Estrategia
PEGI +3
Plataformas:
PC
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
Desarrollo: Magitech
Producción: Magitech
Distribución: Friendware
Precio: 44.95 €
Formato: 1 CD
Textos: Español
Online: Juego Online
COMUNIDAD

PUNTÚA
Strength & Honour para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir