Análisis de RACE - The Official WTCC Game (PC)

Tras triunfar con la serie GTR, SimBim nos trae un nuevo simulador de conducción basado en la competición WTCC más accesible que su saga de carreras principal.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8
NOTA
8.3
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión PC.

El estudio de desarrollo SimBim saltó a la fama tras lanzar el simulador de conducción GTR, y hace pocos meses su segunda parte, basado en la competición FIA GT, y que nos proponía convertirnos en pilotos de una serie de vehículos Gran Turismo con los que tendríamos que superar todas las pruebas clásicas de un campeonato de estas características: realizar pruebas cronometradas para determinar la parrilla de salida, y luego la propia carrera en sí. Siguiendo estas pautas, el mismo equipo de desarrollo ahora nos trae Race the WTCC Game, otro simulador de conducción basado en la WTCC y que, a diferencia de GTR, no resulta ser tan duro en el manejo y control de los distintos vehículos con los que nos encontraremos.



Para expertos y principiantes

Como decimos, Race se trata de un simulador de conducción basado en la competición automovilística WTCC (temporada 2006), en la cual una gran cantidad de vehículos compiten en una importante cantidad de circuitos, que en el juego han sido recreados de una forma notable, intentando llegar a la meta en primera posición. Hasta aquí todo es prácticamente idéntico a lo visto en GTR, ya que nos encontraremos con el mismo tipo de pruebas y opciones jugables, así como la posibilidad de detener nuestro automóvil en boxes para reparar determinadas piezas, o cumplir las penalizaciones impuestas por los árbitros de la pista. Sin embargo, como decimos, esta nueva creación de SimBim resulta ser mucho más accesible que el anterior trabajo del estudio, ya que los vehículos se controlarán de una forma mucho más sencilla, no encontrándonos con tantas dificultades a la hora de superar cada una de las curvas que plagarán los distintos circuitos que recorreremos. No obstante, aparte de la relativa sencillez que habrá en el control de los vehículos, Race incorporará una serie de opciones jugables que sin duda agradarán a los aficionados al trabajo del estudio, aunque también se sentirán algo decepcionados.

En este sentido, cabe destacar que los desarrolladores nos permitirán configurar una gran cantidad de parámetros para hacer las carreras más difíciles o más sencillas, dependiendo de lo real que queramos que sea el juego. Por tanto, antes de iniciar la partida podremos indicar que el cambio de marchas sea manual o automático, que al frenar las ruedas no se nos bloqueen con tanta facilidad, o que la destreza de nuestros rivales no sea tan exageradamente real. También, como suele ser habitual en el género, podremos disfrutar de la acción con el teclado, que resulta poco recomendable; con el teclado y el ratón, algo mejor pero aún así poco fiable; o con un mando de control o un volante, lo que nos proporcionará una gran fiabilidad y, en el caso del volante, una mayor dosis de realismo. Por último, en cada una de las distintas modalidades de juego con las que nos encontraremos podremos seleccionar tres niveles de dificultad diferentes (novato, semiprofesional y profesional), aunque nosotros podremos personalizarlo cambiando los parámetros comentados con anterioridad.

En lo referente a las modalidades de juego, nos encontramos con las Carreras Rápidas, que nos permitirán disfrutar de diversas carreras sin demasiadas complicaciones, los fines de semana de competición, en los que tendremos que superar las pruebas de clasificación y luego, lógicamente, la carrera en sí; y el Campeonato, que nos permitirá disfrutar de todas las pruebas oficiales del campeonato de la FIA GT. En este punto cabe resaltar además que en las dos primeras modalidades nos encontraremos con tres categorías de vehículos distintos: los Mini, los coches oficiales de la WTCC, y los de la WTCC 87. Como es de esperar, el manejo de los mismos será bastante distinto, aunque en todas las competiciones el realismo estará presente en mayor o menor medida dependiendo, claro está, de las opciones que nosotros hayamos escogido. Sin embargo, es en este punto donde nos encontramos con uno de los principales problemas en Race. Las carreras de Mini, por ejemplo, resultan algo monótonas ya que únicamente nos encontramos un único tipo de vehículo, lo que unido a que todos avanzan más o menos a la misma velocidad, hacen que las carreras no sean tan emocionantes ni desafiantes como las de la WTCC.



Del mismo modo, en la categoría WTCC 87, que se basará en vehículos de ese año, solamente nos encontraremos un par de vehículos que sí, se controlarán de forma distinta a los actuales puesto que no poseerán ayudas como la dirección asistida pero, viendo que es una buena opción, los desarrolladores podrían haber ampliado el plantel de vehículos para que al menos fuera una modalidad tan apasionante como la principal. Por último, en la modalidad restante, nos encontraremos con muy pocas marcas de coches y a la vez pocos modelos dentro de las mismas, habiendo una buena cantidad de corredores que pilotarán los distintos coches, con sus datos y demás, pero que hace que la variedad de vehículos sea inferior a la vista en GTR.



Dicho esto, y una vez en carrera, tendremos que tener en cuenta que el nivel de realismo en esta ocasión no resulta tan extremo como en GTR; por lo que los pequeños errores no necesariamente significarán que toda nuestra carrera se irá al traste. Sin embargo esto tampoco quiere decir que ahora toda la acción se haya transformado y el control de los vehículos esté más cercano al de los arcades. En Race tendremos que usar toda nuestra pericia al volante para evitar colisionar contra las decenas de competidores que se agolparán ante nosotros, o que nos acosarán por detrás mientras intentamos batir nuestros record de vuelta lo que, a la larga, puede llevarnos al liderato en la carrera. Para conseguir este objetivo tendremos que competir de una forma realista, frenando bastante antes de entrar en las curvas para no salirnos de la trazada, pero también evitando frenar en seco para que las ruedas no se nos bloqueen, terminando del mismo modo fuera de la pista.



También, y esto siempre dependerá del nivel de dificultad escogido, un pequeño roce con un rival o elemento del escenario puede dejarnos fuera de la pista, lo que hará que tardemos unos segundos vitales en volver a la misma. Además, si atajamos por la tierra o césped los árbitros nos penalizarán, obligándonos a pasar por boxes para realizar una parada obligada. También, los desarrolladores han implementado un sencillo sistema de avisos que nos indicará la peligrosidad de cada curva, lo que sin duda nos facilitará mucho la tarea a la hora de decidir si la frenada es más o menos larga (si nos pasamos de frenada los rivales nos pueden adelantar, pero si nos quedamos cortos es posible que no podamos doblar correctamente).

También, como hemos comentado, cada premio se desarrollará como en la realidad teniendo que superar una serie de carreras de clasificación, de pruebas para conocer el circuito, y la propia carrera final contra el resto de rivales, que en este caso se dividirá en dos pruebas de las que después obtendremos una puntuación final. Este hecho hace que cada competición sea un mundo, puesto que un gran premio puede no salirnos del todo bien y luego triunfar en el siguiente. Además, para favorecer la igualdad en la tabla de clasificación los desarrolladores han establecido un sistema mediante el cual, conforme vayamos quedando en los primeros puestos de cada carrera nuestro coche irá aumentando su peso hasta alcanzar los 80 kilos. Lógicamente, con ese peso nuestra velocidad no será tan alta como al principio, y nuestros neumáticos se gastarán con mayor facilidad, por lo que el resto de rivales podrán superarnos con algo más de facilidad. Sin embargo, si comenzamos a perder este peso irá disminuyendo progresivamente, volviendo a los 20 kilogramos con los que iniciamos el campeonato. Por lo tanto, con esta medida los desarrolladores lo que han logrado es presentar una tabla de clasificación muy igualada en todos los sentidos, lo que sin duda favorece la competitividad contra los rivales que correrán junto a nosotros.

También, en este sentido, destaca la increíble tensión que viviremos en cada carrera ya que un error puede costarnos horas y horas de trabajo, pudiendo perder varias posiciones por una salida tonta de la pista, o directamente perder la carrera por un error garrafal. Por lo tanto, en Race nunca podremos dar por ganada una carrera hasta llegar a la meta, ya que no será nada raro perder posiciones en las últimas vueltas del premio, e incluso en la última con duelos que pueden llegar a ser memorables. A este hecho, además, debemos sumarle la necesidad de entrar en boxes para repostar o cambiar piezas dañadas del coche, destacando en este punto la increíble cantidad de opciones con la que nos encontraremos: la cantidad de combustible, el cambio de neumáticos, etc. En este apartado, Race cuenta con una interfaz algo compleja debido a la gran cantidad de opciones que habrá, lo que hace que navegar por los menús resulte algo complicado. Sin embargo, como decimos, la gran cantidad de opciones con las que nos encontraremos hará que controlemos prácticamente todos los parámetros de la carrera: desde seguir a cada vehículo a través de una serie de monitores, a ver el clima y las previsiones del tiempo para la carrera, o los tiempos marcados por cada corredor.



Salvando este detalle, el resto de apartados en Race resultan notables. Sobre todo en lo referido a la representación, tanto gráfica como sonora, de los vehículos y los entornos en los que competiremos. En este caso nos encontraremos con 10 circuitos oficiales de la FIA, (Monza, Ricardo Tormo, etc.), y que destacarán por el increíble detalle con el que han sido diseñados. En este sentido, los desarrolladores han plasmado a la perfección todas y cada una de las curvas y rectas de los circuitos, mostrando además todos los elementos que rodean las pistas como las gradas, carteles o elementos naturales como árboles, lagos y demás. Además, en cada carrera el clima y el tiempo jugarán un papel importante, por lo que podemos iniciar una carrera con el cielo nublado y terminarla con la pista mojada debido a la lluvia lo que, lógicamente, cambiará radicalmente nuestro estilo de conducción. También, los efectos climáticos afectarán a nuestra visibilidad, llegando a encontrarnos tramos de la pista en los que la luz del sol nos cegará de una forma bastante real, u otros en los que debido a la lluvia tengamos serias dificultades. A este respecto, no podemos sino destacar el brillante trabajo llevado a cabo en determinados circuitos como el de Turquía, que se desarrollarán en entornos urbanos, con lo que ello conlleva. Y en este caso en concreto, el trabajo llevado a cabo por SimBim resulta sobresaliente por la cantidad detalles alcanzado.



En lo que respecta a los vehículos, la acción se nos mostrará desde la cabina de cada uno de los coches, destacando el gran trabajo realizado por los desarrolladores a la hora de representar con todo lujo de detalles el interior de cada uno los poco más de diez vehículos que habrá en el juego. También se nota el trabajo en el exterior de los mismos, ya que poseerán un notable nivel de detalles. Aún así, el nivel de daños que recibirán no afectará en exceso a su apariencia, cosa bastante extraña si tenemos en cuenta que en GTR 2 sí existe un destacable nivel de destrozos en los vehículos. Otro elemento destacable es el de la representación de la lluvia, que resultará de lo más convincente. En este caso, dependiendo de si es una lluvia normal o intensa el cristal de delantero de nuestro vehículo se mojará más o menos rápido, viendo nosotros como las gotas de agua suben hacia arriba debido a la velocidad con la que avanzamos, y teniendo que limpiarlo con el limpiaparabrisas si lo que queremos es tener una visión clara de la pista. Aún así, y pese a que los entornos y vehículos destacarán por el realismo, el nivel gráfico no llega a la calidad de otros títulos de conducción vistos en estos últimos meses, por lo los que esperen encontrarse un juego cercano a la realidad se llevarán un desengaño. Tampoco podemos olvidar que el juego se mostrará muy fluido en equipos de gama media alta, por lo que en este sentido el motor está muy bien optimizado.



Del mismo modo, el apartado sonoro rayará a un mismo nivel ya que se representará con un buen nivel de detalles el rugir de cada uno de los motores, así como escucharemos a los árbitros de carrera avisar sobre accidentes o penalizaciones, en inglés aunque con subtítulos al castellano. Además, cuando en plena carrera nos encontramos rodeados de vehículos, el rugir de sus motores nos meterá de lleno en la carrera, ya que escucharemos desde todos los frentes a los rivales acercándose por detrás, o alejándose de nuestra posición lo que sin duda nos motivará a la hora de querer seguir adelante para alcanzar la victoria. Y no será sencillo gracias al gran trabajo llevado a cabo en la inteligencia artificial de nuestros rivales, que destacarán por su tenacidad y habilidad al volante, así como por su capacidad para reaccionar a nuestros actos: si ven que vamos a pasarles intentarán cerrarnos, así como aprovecharán el mínimo error nuestro para adelantarnos.

Lógicamente, todos estos detalles los apreciaremos en el temible nivel de dificultad Profesional, donde de verdad nos encontraremos con unos rivales tremendamente inteligentes; pero podremos modular su agresividad para que las carreras, siendo reales y complicadas, no lleguen a tal extremo de dificultad. En lo referente a los menús, esta nueva obra de SimBim cuenta con un escaso repertorio de melodías, lo que hace que a la larga navegar por las opciones del juego resulte de todo menos divertido. Además, pese a que destacamos que el sonido destaca por su realismo (cada motor suena distinto, etc.), la calidad con la que se reproduce no es la mejor vista en un juego basado en este género, lo que hace que pierda cierta contundencia en equipos con el sistema de sonido 5.1.

En definitiva, Race the WTCC Game resulta ser un simulador de conducción notable, mucho más accesible para los menos expertos en el género que el mentado GTR, lo que no implica que los más veteranos no lo vayan a disfrutar. Su apartado técnico resulta encomiable sobre todo por el gran realismo alcanzado en la representación de los vehículos y de las pistas, así como por los efectos climatológicos que nos afectarán en algunas de las carreras. También destaca la gran cantidad de horas que podremos echarle al juego individual, con las modalidades de juego citadas y una serie de desafíos como Contrarrelojes o Carreras contra profesionales (para batir sus record), y las opciones multijugador que alargarán notablemente la vida del producto.



Además, en todo momento podremos acceder a una serie de consejos o prácticas para mejorar nuestro estilo de conducción, lo que denota que los desarrolladores no han dejado en ningún momento de lado a los menos expertos a la hora de afrontar el tremendo desafío que resulta el alzarse con el título de campeón en la WTCC. Por lo tanto, y si bien no llega al nivel sobresaliente de GTR 2, este Race the WTCC Game resulta ser uno de los títulos de conducción para PC más notables del año, con un sistema de juego que permite tanto a los expertos en el género de la simulación como a los menos duchos en el mismo disfrutar de una experiencia de juego intensa. Tal vez, por último, se echa en falta una mayor cantidad de vehículos y variedad de entornos, así como un mejor aprovechamiento de las dos categorías de vehículos que complementarán a la principal, y que, como hemos comentado, quedan muy relegadas a un segundo plano debido a la escasísima cantidad de vehículos que encontraremos en ambas.

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
Análisis
2021-07-26 14:08:00
Capcom salda su gran deuda con Occidente y por fin nos trae dos de las mejores entregas de la saga de juicios y abogados más popular de los videojuegos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
PEGI +3
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.3
  • Fecha de lanzamiento: 30/11/2006
  • Desarrollo: Simbin
  • Producción: Eidos
  • Distribución: Proein
  • Precio: 44.95 €
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Castelano
  • Online: Juego Online
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.58

PUNTÚA
RACE - The Official WTCC Game para Ordenador

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir