Análisis de Cryostasis: Sleep of Reason (PC)

Desde Ucrania nos llega una inquietante y original juego que transcurre en un barco soviético totalmente congelado.
Cryostasis: Sleep of Reason
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.8
SONIDO
9
NOTA
8
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PC.

Algo se mueve en el Este

La producción y desarrollo de videojuegos, especialmente en PC, ha sido algo que ha estado siempre muy concentrado en dos grandes focos en cuanto a ubicación territorial se refiere: Estados Unidos y Europa; esta última principalmente en el Reino Unido, Alemania y en menor medida Francia. Si en esta ecuación metíamos los juegos destinados a consolas, evidentemente surgía también Japón como gran potencia de desarrollo. Es por ello que cuando surge algún nuevo juego o franquicia proveniente de otro país mucho menos conocido en estos menesteres, nos suela llamar la atención poderosamente ya que suele tener algún detalle o característica original que los hace distinguirse del resto de producciones típicas de los países productores de videojuegos ya nombrados.
Y en ese aspecto, en los últimos años hemos asistido al lanzamiento de varios títulos provenientes de la Europa del Este, que aunque han corrido con mayor o menor suerte por uno u otro motivo, nos han dejado muy buen sabor de boca y con ganas de poder ver más desarrollos provenientes de esos lares. Podríamos de este modo nombrar títulos como Boiling Point o el inminente The Precursors, ambos de la desarrolladora Ucraniana Deep Shadows, el sensacional juego de rol The Witcher obra de los polacos de CD Projekt o la gran joya de la corona S.T.A.L.K.E.R: Shadow of Chernobyl (con su expansión Clear Sky), un gran título que aportó novedades de gran calado en el género de los juegos de acción en primera persona y que lanzó a la fama mundialmente a los ucranianos de GSC Game World. Ahora, proveniente también de Ucrania –al que podríamos calificar desde ya como país emergente en desarrolladoras- la compañía Action Forms (autores de algún juego medianamente conocido como la saga Carnivores), nos trae a nuestros monitores Cryostasis: Sleep of Reason, juego que ha despertado en los últimos meses gran curiosidad por plantear una angustiosa aventura en el interior de un barco abandonado en mitad del Ártico y sobre todo, por ser uno de los primeros en hacer uso de la tecnología PhysX de Nvidia vía CUDA.

Un Expediente-X soviético

En plena guerra fría, concretamente durante los primeros meses del año 1968, un descomunal rompehielos nuclear soviético llamado "Viento del Norte" sufre una colisión con un gigantesco iceberg cercano al Polo Norte. Pese a que el barco no llegó a hundirse, sufrió abundantes daños quedando encallado en un verdadero desierto helado y nunca más se supo de su tripulación. Nosotros asumiremos el papel de Alexander Nesterov, un meteorólogo ruso que bastantes años más tarde –esto es, 1981- parte en solitario hacia dicho destino con la misión de investigar y tratar de averiguar qué es lo que ocurrió realmente a bordo del navío, incluyendo los motivos por los que llegó a quedar varado.
La línea argumental que da vida a Cryostasis es sin duda uno de los puntos fuertes del juego. Planteado desde el primer instante en que comenzamos a jugar de una forma totalmente desconcertante y misteriosa, seremos bombardeados con numerosos "flashbacks" acerca de situaciones críticas que vivieron los tripulantes durante aquellos momentos dramáticos del accidente, y que nos vendrán a la mente en cualquier instante; todo ello nos irá dando poco a poco pequeñas pistas y esbozos de lo que realmente pasó en el barco. Del mismo modo, también podremos saber algunos detalles de determinados protagonistas, como la cada vez más tensa relación el capitán del barco y su suboficial. Pero aquí no acaba la cosa. El verdadero atractivo durante el transcurso de la aventura y que ciertamente resulta bastante original, radica en la habilidad psíquica que posee nuestro protagonista Alexander, denominada "Echo Mental". Dicha habilidad nos permitirá viajar al pasado gracias a la capacidad de poder introducirnos en la memoria de los numerosos cadáveres de los tripulantes que iremos encontrándonos en el barco y revivir su vida, justo en los momentos antes de que éste la perdiera, pudiendo así enmendar el error o fallo que tuvo y que lo llevó irremediablemente a tan trágico final.
 1
Una vez que hemos descrito los principales elementos de la trama que conforma el juego, podríamos definir Cryostasis como una especie de mezcla entre los géneros del Survival Horror y juego de acción en primera persona. Y es que en determinados detalles recuerdan claramente a títulos como Bioshock, Condemned o incluso Penumbra sobre todo en lo que se refiere a ambientación oscura y a la vez inquietante.

Ponga una estufa en su vida

Si acabamos de comentar que la oscuridad será uno de los aspectos que más marcarán la aventura, el hielo y por tanto, las bajísimas temperaturas será sin duda alguna el otro factor clave. Tanto es así, que una de las prioridades de nuestro personaje protagonista será ir aumentando la temperatura del barco, totalmente congelado, a base de ir encendiendo dispositivos tales como bombillas, generadores eléctricos o estufas de resistencia eléctrica que ayuden a caldear algunos de los gigantescos compartimentos, salas y camarotes que iremos visitando. Dicha misión, tal como acabamos de decir, no será para nada algo secundario o de mero adorno, puesto que de ello dependerá nuestra propia vida tal como ocurría en el arcade Lost Planet de Capcom.
 2
De este modo, dispondremos siempre de un marcador esférico situado en un lateral de la pantalla que mostrará dos barras circulares rojizas: una con la temperatura ambiente y otra con nuestra propia temperatura corporal. Evidentemente, a más barra rellena, mayor temperatura. Así, si por ejemplo entramos en una estancia totalmente congelada, la temperatura ambiente –con su barra correspondiente- estará prácticamente agotada lo cual hará que inexorablemente nuestra barra de temperatura corporal empiece a disminuir poco a poco. Si en ese lugar no existe ningún tipo de fuente de calor y permanecemos durante mucho tiempo allí, acabaremos casi siempre muriendo víctimas del intenso frío. Por el contrario, si estamos en una sala en la cual existen, por ejemplo, bombillas incandescentes o estufas eléctricas, la temperatura ambiente será notablemente más alta (detalle que se reflejará en dicha barra) y acercando nuestras manos a dicha fuente de calor, recargar nuestra propia barra de calor corporal. Secundariamente, también habrá en dicho marcador otra barra circular de color amarillo que reflejará nuestra resistencia (podría decirse que es la clásica "stamina") que aunque no será fundamental en las habilidades de nuestro ya de por si lento protagonista –algo por otro lado lógico teniendo en cuenta el entorno helado-oscuro en el que nos movemos-, sí permitirá movernos con algo más de velocidad durante algunos segundos.

Terror bajo cero

No tardaremos mucho desde que pongamos un pie en el "Viento del Norte" –de manera totalmente "accidentada", por cierto- en descubrir que algo raro ocurre. Especialmente cuando al poco de comenzar nuestra exploración e investigación a lo largo de los distintos compartimentos, seamos atacados por parte de la tripulación en forma de agresivos muertos vivientes y otras extrañas criaturas que no dudarán en abalanzarse para acabar con nosotros.
 3
Este será el principal componente de acción, mezclado con dosis de terror que tendrá Cryostasis, en donde, al más puro estilo Bioshock, nos iremos topando, la mayoría de las veces, en lugares inesperados, escondidos o buscando el cogernos desprevenidos, con estos extraños enemigos que sólo buscarán nuestra rápida muerte. De todos modos, conviene reseñar, para nuestra tranquilidad (o al menos en parte) que estos ataques serán normalmente esporádicos, no siendo el componente principal del juego, hecho que además se verá refrendado porque casi siempre seremos atacados por enemigos solitarios. Y aunque en los comienzos sólo tendremos para defendernos nuestros propios puños y una cadena, conforme vayamos avanzando en el juego iremos consiguiendo armas mucho más contundentes, eso sí, de la época en que se produjo el accidente tales como un hacha, pistola de bengalas o rifle soviéticos Mosin Hagan y Tokarev con los que podremos hacer frente a los enemigos. Buena falta nos harán todos ellos, especialmente en niveles avanzados, donde aparecerán enemigos bastante más duros (y cada vez más extraños, todo hay que decirlo), algunos incluso portando potentes armas de fuego.

Regreso al futuro

Cryostasis posee también un marcado componente de puzles o rompecabezas que vendrán representados por las situaciones que tendremos que afrontar al meternos en la piel de algunos de los cadáveres de los tripulantes a bordo del barco, para corregir o realizar alguna acción en concreto. En ese sentido, el juego introduce alguna que otra novedad interesante de la mano de la habilidad especial de nuestro personaje, tal como comentamos someramente al comienzo, llamada Echo Mental. Así, algunos cadáveres que nos iremos encontrando en nuestra "visita" por el barco tendrán una especie de halo rojo en la parte superior del pecho, lo cual indicará que podemos usar en ellos nuestra habilidad con tal solo extender nuestra mano sobre el desdichado, siendo trasladados ipso-facto hasta un momento concreto del pasado, próximo al fatal desenlace del mencionado tripulante (averiguando así que fue lo que propició su muerte), en el que deberemos realizar algún tipo de acción –muchas veces encomendada por otro tripulante o superior-. Dichas acciones serán bastante variadas e irán desde simplemente cerrar a tiempo una escotilla para impedir que entre una fuga de agua, cortar la corriente eléctrica impidiendo así una gran electrocución al entrar en contacto con el agua unos cables e incluso hasta soldar, enfundados en un traje de buzo, unas tuberías en el fondo de un compartimento totalmente inundado.
 4
Al realizar con éxito estas acciones, no sólo evitaremos la muerte del tripulante en cuestión (al volver al momento presente, su cuerpo habrá desaparecido), sino que además, muchas veces, podremos seguir explorando el buque al desbloquear o arreglar determinados elementos presentes en el juego. Por ejemplo, una estancia que quedó inundada en el accidente, nos aparece ahora congelada completamente sin poder acceder a una puerta que se encuentra al final de ella. Corrigiendo el error del tripulante ahogado presente en dicha sala, esto es, cerrar una escotilla para evitar la entrada de agua, haremos que al volver al presente, dicha estancia se encuentre totalmente seca y con la puerta accesible para seguir avanzando.

Hielo poligonal

En lo que se refiere al aspecto técnico, Cryostasis luce a un buen nivel general aunque sin llegar a deslumbrar en absoluto. Teniendo en cuenta la actual hegemonía que vivimos del Unreal Engine 3.0, se agradece enormemente, en pos de la variedad gráfica, que el juego haga uso de un motor propio denominado Atmosfear 2.0.
 5
Por nuestros ojos desfilarán claustrofóbicos pasillos o camarotes, decenas de salas características de un barco de gran calado o compartimentos inmensos que albergan un reactor nuclear… todo ello completamente congelado y casi siempre en una oscuridad alta. Veremos atónitos como los cristales de hielo se van derritiendo formando laminillas de agua cuando encendemos cerca una fuente de calor, o como pequeñas partículas de nieve fluyen dispersas por el aire a nuestro alrededor. La calidad de algunas texturas -gracias al mapeado normal- consigue darle al viejo barco un toque de herrumbre y abandonado muy bueno. Igualmente, los efectos de iluminación y sombras dinámicas son bastante notables. Globalmente, pues, la inmersión y atmósfera que consigue transmitirnos el juego es realmente impresionante, pudiendo uno casi sentir el gélido frío. Por el contrario el modelado poligonal flojea (y mucho), tanto de escenarios como, particularmente el de personajes y también veremos alguna que otra textura bastante simplona, presentes en algunas partes del escenario. En cuanto al uso del PhysX, ocurre un caso similar a lo que comentamos en su día con la versión PC de Mirror's Edge. Activando sus efectos en tarjetas Nvidia de la serie 8 en adelante, tendremos detalles más vistosos como agua fluyendo escaleras abajo, bidones que chocan unos con otros de manera bastante realista, trozos de tela ondeando al paso de corrientes aire o estalactitas de hielo cayendo al suelo y rompiéndose en bastantes trozos. ¿Se agradecen estos detalles extras? Desde luego que sí, pero siguen sin aportar nada a la jugabilidad y afectan mucho al rendimiento, a no ser que se use una segunda gráfica exclusiva para dicha tarea.
 6
Pero lo que realmente más nos ha preocupado es la pobre optimización mostrada por el juego, se active o no el PhysX. Teniendo en cuenta que el equipo de pruebas ha sido un Intel Q6700 subido hasta 3 GHz, una Geforce 8800 GTX y 4 GB Ram, usando resoluciones hoy en día bastante normales como 1680x1050 y antialias a 2X con todos los detalles al máximo, sufrimos considerables bajones incluso a 17/20 imágenes por segundo. Sólo bajando la resolución hasta 720p y sin antialias, pudimos jugar a una tasa buena que rondaba los 35 o 40 imágenes por segundo, aunque manteniendo todavía algunas caídas severas. En gráficas ATI la cosa no pintaba mucho mejor, obteniendo un rendimiento decente pero poco más, con toda una Radeon 4870. Este hecho nos sorprende mucho teniendo en cuenta que el juego tampoco supone, ni mucho menos, un despliegue técnico inalcanzable para cualquier ordenador de gama media de hoy en día. Esperemos que con parches específicos y próximos controladores gráficos pueda solucionarse semejante problema, porque resulta especialmente grave en algunas situaciones de juego.

Silencio Sepulcral

Mientras que el apartado gráfico tiene algunas lagunillas, no podemos decir lo mismo del sonido, que resulta redondo en todos los aspectos. Los FX está perfectamente plasmados: chirriar de puertas oxidadas, los abundantes sonidos metálicos del barco o al golpear bidones, el incesante goteo del agua… y sobre todo, el viento, un viento gélido que no para de azotar el barco constantemente. Se ha optado además por no incluir música alguna, opción que nos parece perfecta, dejándonos tan sólo escuchar los ecos lejanos y huecos de los distintos compartimentos y camarotes del "Viento del Norte" durante el transcurso de la aventura. El juego por cierto, está fabulosamente traducido y doblado –de lo mejorcito de los últimos meses- a nuestro idioma.

Miedo pasado por agua

Resulta muy interesante (y necesario), encontrarse de vez en cuando con juegos "híbridos" como este, que mezclan elementos de terror y acción en primera persona de forma bastante notable. Los flashbacks y el Echo Mental de Alexander, introducen de manera sensacional puzles que a su vez nos consiguen sumergir más en toda la misteriosa trama que rodea al rompehielos "Viento del Norte". Todo ello unido a un manejo bastante sencillo e intuitivo hacen de Cryostasis un buen juego… que por desgracia atesora también algunos puntos negros jugables, que si bien no llegan a arruinar el juego, echan por tierra gran parte del trabajo. Para empezar, el diseño general del juego es bastante lineal. Pese a lo laberíntico del barco, con multitud de pasillos y compartimentos, casi siempre tendremos que ir avanzando por un "itinerario" fijo, quedando un margen prácticamente nulo para la exploración –incluso mucho de las puertas estarán cerradas o bloqueadas-. Por ello a menudo tendremos la sensación de que vamos continuamente de un punto A al B. Este hecho además, se traduce en un desarrollo algo monótono conforme avanzamos por los distintos niveles (que serán 18 para ser exactos). El otro lunar que posee Cryostasis radica en lo tremendamente fácil, en líneas generales, que resulta. La mayoría de puzles en los viajes al pasado de Alexander no plantearán problema alguno en su resolución; tampoco el enfrentamiento con la mayoría de enemigos –que por cierto, poseen una IA malilla- nos pondrán en serios aprietos a lo largo del desarrollo de la aventura, exceptuando los últimos niveles. Este último detalle provoca además que parte del miedo y angustia que pudiera provocar el juego quede algo diluido.
 7

Conclusiones finales

A pesar de todo lo comentado en el apartado anterior, Cryostasis no es para nada un mal juego, y en determinados aspectos resulta un título bastante interesante y original. Pero también estamos seguros que no gustará a todo el mundo, pudiendo parecer un juego de desarrollo lento y en algunos momentos, monótono. Quizás el problema radique en que muchos usuarios tomen este título como uno de acción en primera persona más, esperando un desarrollo de acción, frenético y vibrante, cuando realmente se requiere un "tempo" más pausado. En ese aspecto, Cryostasis vuelca toda la atención en el conjunto de historias/tramas que lo rodea y en la gran tensión-ambientación. Mención especial para esa sensacional mezcla, de inquietante soledad que transmite el barco fantasma en el presente, con el de un navío vivo en el pasado, que nos parece realmente atractiva y digna de mención. Y es que, aún con sus fallos (algunos como la optimización, graves aunque esperemos que solucionable) nos sigue pareciendo un juego distinto, absorbente a ratos y una experiencia original que quien pueda, no debería dejar de echarle un vistazo.
PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

UnMetal - Análisis
UnMetal - Análisis
Análisis
2021-09-27 16:15:00
El creador de Unepic utiliza la saga de Hideo Kojima para una aventura repleta de humor y personalidad que es más que una simple parodia.
Townscaper - Análisis
Townscaper - Análisis
Análisis
2021-09-24 12:43:00
Townscaper es un juego-juguete que nos permite construir ciudades en miniatura en mitad del océano. Una experiencia sencilla, vistosa y gratificante sin más límites que los de nuestra imaginación.
Sable - Análisis
Sable - Análisis
Análisis
2021-09-23 09:32:00
Una aventura minimalista en lo jugable con un amplio mapa para explorar y una historia que construir a nuestro ritmo.
Golf Club: Wasteland - Análisis
Golf Club: Wasteland - Análisis
Análisis
2021-09-22 10:06:00
Golf Club: Wasteland le da la vuelta a la disonancia ludonarrativa y nos introduce en un mundo devastado a través de relatos y canciones mientras jugamos al golf en las ruinas de la humanidad.
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Análisis
2021-09-21 07:05:00
Ember Lab se estrena en la industria del videojuego con una preciosa y cautivadora aventura que no os querréis perder.
I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Género/s: Aventura / Terror
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 16/4/2009
  • Desarrollo: Action Forms
  • Producción: 1C Games
  • Distribución: 505Games
  • Precio: 39,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 PC DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: No
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.31

PUNTÚA
Cryostasis: Sleep of Reason para Ordenador

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir