Análisis de Aarklash: Legacy (PC)

Magia y acción se unen en el nuevo RPG táctico de Cyanide Studio. Aarklash: Legacy llega a Steam con el apoyo de un sistema de combate muy depurado pero con el lastre de lo lineal y repetitivo.
Aarklash: Legacy
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
7
NOTA
7
DIVERSIÓN
6.5
JUGABILIDAD
6.5
Análisis de versión PC.

Parece que la estrategia en tiempo real está de moda. Durante este año os hemos presentado todo tipo de títulos relacionados con un género que cada vez más amplía sus horizontes en cuanto a guiones posibles. Historia mundial, fantasía épica… cualquier excusa es buena para proponer un juego en el que la gestión de un equipo y la pericia al optar por diferentes vías escriba nuestro porvenir. Aarklash: Legacy, del que ya os hablamos el mes pasado, está disponible en Steam, y viene para hacerse un hueco entre las grandes propuestas que pueblan las listas de esta nueva temporada. Todo ello combinado con un RPG táctico que nos dará buenos combates con un sistema más que depurado.

Una de fantasía

Como os decíamos, Aarklash recurre a la fantasía épica con tintes medievales para hilvanar el guión. Por otra parte recurre también al manido guión en el que luz y oscuridad se dan encuentro para librar una lucha sin cuartel. Todo ello amparado por una serie de entornos muy correctos en los que bosques, grandes fortalezas y campamentos serán el campo de batalla idóneo. Tocada por el caos, esta tierra está repleta de ejércitos de magos, soldados y monstruos que intentarán frenar a nuestro grupo de mercenarios. Al mando tendremos a cuatro personajes que combinan la magia y la fuerza de choque, y también buenas dosis de cuchilladas por la espalda para avanzar en una aventura que se tercia algo lineal y repetitiva si nos ceñimos a lo que es el avance a través de los diferentes enfrentamientos.

El grupo lo conforman Knokka, Denzil, Nella y Wendaroo, una suerte de grupo de mercenarios que, como hemos dicho, aportarán cada uno lo que mejor sabe hacer. Mientras Denzil y Knokka se ocuparán del cuerpo a cuerpo, podremos usar la magia de Nella y los poderes curativos de Wendaroo para apoyar a las unidades que están atacando. Esta gestión es importante en todos los sentidos ya que mientras al principio las batallas son fáciles, conforme avancemos los escuadrones nos superarán en fuerza y número. Es de esta combinación desde la que nace el caballo ganador de Aarklash: el combate.

PUBLICIDAD

Un trabajo arduo, y también difícil

Ya os comentábamos en las primeras impresiones que los franceses de Cyanide Studio han trabajado mucho y bien en lo que al sistema de combate se refiere. La inclusión de la pausa cuando encontramos al enemigo nos permite prepararnos para la lucha, y como si de una partida de ajedrez se tratase nos permite colocar a los cuatro mercenarios en posición de ataque. Esta pausa colabora en añadir ese toque táctico que, una vez le damos al play, se convierte en un combate sin cuartel en el que también podremos intervenir con cualquier tipo de acción.

El sistema de combate está bien diseñado y nos permite variar las maniobras según nos convenga. El acceso es fácil y cómodo, y permite al jugador tener todo bajo control sin mucho esfuerzo. El espacio inferior de la pantalla actúa como centro de control. Cuando seleccionamos al jugador sobre el que queremos actuar, una barra de poderes aparece para que seleccionemos el ataque en cada momento. Después solo es necesario clicar sobre el enemigo y el héroe atacará sin contemplaciones.

Hemos atacado la jugabilidad en primer lugar porqué es lo que más destaca del título. Eso y la dificultad que entrañan los niveles más altos, dedicados a aquellos amantes de las emociones fuertes en lo que a RPG tácticos se refiere. La implementación del sistema de combate y la gradual aparición de jefes nos permiten ver que la dificultad sube y lo hace correctamente, apostando por batallas en las que las diferencias entre un soldado de a pie y un jefe son muy evidentes, algo que se agradece a la hora de dar más dinamismo al juego.

 1

Conociendo propios y enemigos

La evolución de esta dificultad también viene acompañada de la mejora de nuestros jugadores. Cada combate proporcionará mayor experiencia a nuestros personajes, lo que hará que suban de nivel y aprendan nuevos poderes. Cada uno de ellos contará con sus propios poderes y sus puntos débiles, que deberemos conocer bien a la hora de enfrentarnos al enemigo. Las cartas de cada personaje cuentan con una cantidad ingente de información, que nos informan tanto de la biografía de este como de todo lo que podemos conseguir mediante ataques. Estas cartas también nos servirán para utilizar el inventario y equipar a cada uno de ellos con los amuletos, pendientes, anillos o cruces que encontremos. Desde ahí también accederemos al menú en el que podremos convertir objetos convencionales en ítems más poderosos. En este mismo menú también contaremos con el árbol de evolución y toda la información referente a él.

Con toda la información en nuestro poder, también contaremos con cartas de enemigos con las que conocer bien a quién nos enfrentamos. La información aparece en forma de ficha en la que conoceremos el daño, los ciclos de ataque, el tipo de enemigo y también el poder físico y mágico. Además también sabremos los diferentes tipos de ataque disponibles. Estas cartas son útiles para saber con quién atacar y el patrón a seguir durante la batalla. De ahí la profundidad que comentábamos sobre el sistema de combate y también la conservación del espíritu de juego de mesa del que procede el título.

 2

Combate, baúl, combate, baúl…

Si bien en las impresiones no notábamos tanto este punto, Aarklash: Legacy cuenta con un talón de Aquiles bastante destacado a la que la partida se va alargando. La constante combate – baúl con premios se repite a cada momento, y esto puede lastrar un poco una experiencia que cuenta con un sistema de combate muy bien trabajado. Sea como fuere, después de cada combate, los enemigos mueren o huyen, y los mercenarios encuentran un cofre en el que ir llenando sus inventarios. Asimismo los enemigos, en su huída o muerte, también dejan caer premios que podremos equipar en cada personaje según queramos. Esta repetitividad se acusa conforme avanzamos, y al final hace que estas bonificaciones pierdan un poco su valor.

A todo ello se le unen dos componentes que son enemigos del videojuego: lo repetitivo y la linealidad. Conforme avanzamos en la historia veremos que los entornos cambian más o menos pero nos encontramos con el patrón del que hablábamos: confrontación – bonificación. El tema de que los diálogos sean totalmente automáticos y no haya posibilidad de escoger y que la exploración sea casi nula lo lastra un poco más y ayuda a que no salgamos nunca de dicho patrón. Si enfocamos la crítica de cara a la historia y a los combates, Aarklash cumple, aunque pierde si miramos la jugabilidad desde el lado más destinado a exploración y toma de decisiones en cuanto a diálogos se refiere.

 3

Gráficamente correcto

Sin ser nada del otro mundo el título cumple en lo referente a los gráficos. Aunque se podrían haber explotado un poco más, la vista isométrica nos deja ver todo lo necesario. Conforme avanzamos la neblina típica del género dejará paso a una visión en la que se combinan espacios interiores en castillos y fortalezas con bosques y demás entornos en los que el equipo ha invertido bien el tiempo. La sensación es la de estar en un entorno bien creado aunque desaprovechado debido a que el camino es muy claro en todo momento y no deja nada en duda, un punto que de haberse explotado hubiese dado un poco más de dinamismo durante la partida.

En cuanto a movimientos los gráficos también se comportan bien. Los personajes cuentan con un buen diseño y los enemigos son diferentes y muy variados. En cuanto a interfaz ningún cambio sustancial aunque esta es funcional y se comporta bien en casi todo tipo de máquinas. En general lo gráfico se adapta bien al título y pese a no innovar hace que todo se comporte de forma normal.

 4

Bien en el combate

Las horas dedicadas nos dejan una clara frase a recordar: bueno en el combate, flojo en el resto. Este "resto" se refiere a la linealidad del juego en si. Aarklash: Legacy presenta una serie de encuentros en cuyo desarrollo tendremos que sumergirnos para descubrir todas las posibilidades de nuestros personajes. Lo depurado del sistema de combate nos permite gozar de una pausa inicial en la que planificar nuestros movimientos para después dar rienda suelta a la batalla e ir retocando puntos conforme esta avance. Será importante tener en cuenta los puntos de maná, magia y salud para ir apoyando a cada combatiente cubriendo cada espalda para evitar tener que comenzar de nuevo. Las pausas activas ayudan a esta organización y a poder gozar de un combate que cada vez cambia porqué los personajes evolucionan.

La presencia de bonificaciones también ayuda a tener en cuenta cada objeto encontrado para potenciar las habilidades de cada uno de los cuatro componentes del equipo. Quizás la presencia de demasiados cofres facilita mucho el conseguir bonificaciones, pero las agradeceremos en los niveles más altos de dificultad. Si algo tenemos que alabar del juego, además del sistema de combate, esa es la dificultad. La diversión de Aarklash reside en gran parte en la dificultad de los enemigos y en como iremos descubriendo lo difícil que es enfrentarnos a ellos. Más de uno terminará harto de iniciar una y otra vez el combate dependiendo de quién se encuentre en su camino. El juego se encuentra disponible en Steam por poco menos de 18 euros y llega sin traducción al castellano ni en voces ni en textos.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Blade: The Edge of Darkness - Análisis
Blade: The Edge of Darkness - Análisis
Análisis
2021-10-08 17:16:00
Hace 20 años el equipo español Rebel Act Studios lanzaba un ambicioso RPG de acción que regresa a la distribución digital de PC, aunque sin mejoras reseñables.
Género/s: Tactical RPG
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.95

PUNTÚA
Aarklash: Legacy para Ordenador

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir