Vandal

Análisis de Super Monkey Ball: Touch & Roll (NDS)

Los monos encapsulados (también conocidos como monos en bolas) dan el salto a la portátil de doble pantalla.
·
GRÁFICOS
8
SONIDO
6
NOTA
7
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión NDS.

La fórmula de Super Monkey Ball es sencilla, directa, muy propia de los recreativos en los que hizo su aparición por primera vez, y su paso a consolas, encabezado por GameCube, que ha recibido dos entregas, ha demostrado que sus mecanismos se adaptan perfectamente al juego doméstico, pero también al portátil, pues no debemos olvidar que es ésta una saga que ya ha visitado otras máquinas para llevar, como N-Gage o Game Boy Advance.

Partiendo de la base de Marble Madness, un juego clásico en el que desplazábamos una canica por unos escenarios enrevesados hasta la meta, y que visitó prácticamente cualquier sistema de videojuegos durante su época de apogeo, el estudio de desarrollo Amusement Vision, de Sega, creó este título con unos gráficos sencillos pero ágiles, y un tono desenfadado proporcionado muy especialmente por sus originales protagonistas. Combinar fases enrevesadas repletas de plátanos por recolectar mientras la inercia y la física son dominadas por el jugador con pequeños minijuegos alocados fue una puntilla que hizo de los juegos de Super Monkey Ball un compendio de cómo crear un título entretenido y divertido como pocos.

PUBLICIDAD

Y es que disfrutar de este título es tan simple como mover con precisión a nuestro mono, encerrado en una bola, por el escenario hasta llegar a la meta. Los niveles lo son todo, y cuentan afortunadamente con un diseño acertadísimo casi sin excepción, lo que compone una jugabilidad muy elaborada pese a su absoluta simpleza conceptual (algo casi definitorio en cualquier juego arcade), contando, asimismo, con una progresión de la dificultad bastante acertada.

El modo para un jugador, sin ser extenso, es largo, cuenta con un buen surtido de fases a las que iremos ganando el acceso progresivamente, y su tónica de desarrollo incita a la rejugabilidad. Se mantiene, por tanto, en línea con la que fue la primera entrega. Pero tengamos en cuenta lo siguiente: no movemos al mono; movemos el escenario.

Tanto con la pantalla táctil como con la cruceta digital, modificaremos la inclinación del escenario, lo que produce el movimiento de la bola. Esto puede parecer apenas anecdótico, pero nada más lejos de la realidad. Si en Pac’n Roll movíamos a Pac-Man haciendo girar su imagen en la pantalla táctil, aquí lo que hacemos es modificar la inclinación del escenario en función de dónde pongamos o cómo movamos el dedo sobre la pantalla táctil. Sí, también hay una imagen del protagonista (redondito igualmente) en la pantalla inferior, pero el control es diferente por completo (así como buena parte de la mecánica de juego, por supuesto), así que no tenemos que dejarnos engañar por nuestra experiencia previa con el juego de Namco, ya que eso puede llegar a proporcionarnos una experiencia de juego frustrante con el título que nos ocupa, por aplicar unos criterior erróneos.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que ni el control táctil ni el digital mediante la cruceta son opciones tan bien integradas en la mecánica del juego como los sticks analógicos de las consolas domésticas. Ambas apuestas de control, que podemos simultanear, cambiando de una a la otra sin problemas (es decir, no se precisa cambiar nada en ningún menú, tan solo quitar o poner el dedo de la táctil o ejercer presión o no hacerlo sobre la cruceta), son buenas, pero ninguna es la definitiva. Algunas fases se adaptan mejor a la cruceta y otras a la táctil, en función de los elementos incorporados en su diseño, ya que el tipo de control que obtenemos a través de uno u otro sistema redunda en una serie de ventajas y desventajas para cada uno de ellos.

Cuanto más rato pasemos con el juego, más veremos las ventajas de la pantalla táctil al hacernos con el control, pero lo cierto es que la precisión no acaba de ser la necesaria para afrontar como sería necesario el videojuego, pues de manera paralela a nuestro mayor control táctil, crecerá la complejidad de los niveles, y lo cierto es que será casi obligatorio optar por el control digital. A estos pequeños problemas, solventables –todo sea dicho- con buen empeño y la suficiente práctica, se añade una cámara defectuosa, incapaz de posicionarse correctamente con demasiada regularidad, por lo que no siempre veremos dónde está el abismo con la precisión necesaria para evitarlo. Y eso sí es frustrante.

Daniel Escandell
Escribiendo en Vandal desde 2003. En el mundo de los videojuegos desde que pudo trastear con BASIC, rebobinar con un boli casetes para Spectrum y soplar en cartuchos de una Game Boy. Cree que el auténtico poder de la nube es la lluvia.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-10-18 09:25:00
La saga Doraemon regresa en formato videojuego con un registro bastante curioso: el farming.
Análisis
2019-10-17 14:20:00
Nintendo vuelve al exergaming apostando por un videojuego que se controla a base de fuerza muscular y de correr, y que convierte al jugador en un mando.
Análisis
2019-10-17 10:27:00
La nueva expansión del shooter de Bungie es más contenida que Los Renegados, pero hace que el juego con ambiciones de MMO esté en mejor estado que nunca.
Análisis
2019-10-15 16:31:00
Beamdog remasteriza y pone al día los dos grandes clásicos de los juegos de rol y acción basados en Dragones y Mazmorras con una adaptación para consolas que incluye numeras mejoras y contenido adicional.
Análisis
2019-10-15 09:46:00
Un tercer episodio de la genial saga de rol de Falcom que nos acerca al final de la aventura, con un sistema de combate más pulido que nunca.
Análisis
2019-10-14 17:00:00
Una de las obras cumbres de la generación se estrena en Nintendo Switch con una inesperada y milagrosa conversión.
PEGI +3
Plataformas:
NDS
Ficha técnica de la versión NDS
ANÁLISIS
7
Desarrollo: Sega
Producción: Sega
Distribución: Atari
Precio: 49.95 €
Jugadores: 1-4
Formato: Tarjeta de juego
Textos: Español
COMUNIDAD
7.48

PUNTÚA
Super Monkey Ball: Touch & Roll para Nintendo DS

7 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir