Análisis de Science Papa (NDS)

Nunca trabajar en un laboratorio había sido tan aburrido...
Science Papa
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5
SONIDO
3
NOTA
3.5
DIVERSIÓN
3
JUGABILIDAD
5
Análisis de versión NDS.

Los jugadores más veteranos es posible que recuerden la serie de juguetes educativos de las casas Mediterráneo y Cefa, los cuales ponían en nuestras manos auténticos laboratorios químicos a pequeña escala con juegos como el singular Quimicefa o su análogo Cheminova. Los afortunados poseedores de tales juguetes, entre los cuales se encontraba el que escribe estas líneas, podían dedicar su tiempo de ocio (que, por aquél entonces, era bastante, ya que no teníamos muchas más cosas que hacer aparte de ir al colegio -asistir a clases de idiomas, como mucho-, y por aquél entonces existía aquello que llamaban "jornada continua") a realizar mezclas coloridas y pestilentes de una cierta variedad de productos químicos que, de una manera u otra, reaccionaban entre sí. Esto adornó (y perfumó) las infancias y las habitaciones de muchos de nosotros, e incluso a algunos de los usuarios más descuidados les dejó marcas más allá del recuerdo (como alguna quemadura que otra). Sin duda, eran otros tiempos...

Hoy día, si bien aún podemos encontrar los juguetes de la marca Cefa en algunas librerías o jugueterías con gusto por los juguetes más tradicionales (los de la casa Mediterráneo sólo pueden encontrarse en tiendas de coleccionismo y similares), lo que se estila es el laboratorio virtual. De hecho, parece que cada vez más todo tenga que venir detrás de una pantalla para llamar la atención del público más joven. Ya no estamos hablando de juegos de aventuras o acción. La simulación es lo que parece estar más de moda entre los más pequeños de la casa: ¿por qué jugar con muñecas cuando podemos ser, gracias a nuestras consolas, criadores de caballos, veterinarios, modistas, electricistas, si cabe, e incluso científicos?

PUBLICIDAD

Con este género, las compañías desarrolladores parecen haber hallado la gallina de los huevos de oro de la presente generación. Pero eso no justifica el que saquen a la venta productos de la talla del que nos ocupa en el presente análisis. La química, sin duda, puede ser muy divertida, como nos lo demostraron en su día los juguetes educativos que comentábamos más arriba. Pero también puede ser tediosa, y no estamos hablando necesariamente de lo que ocurre en las aulas de nuestros institutos y colegios. Estamos hablando de la nueva propuesta de simulación de la compañía Activision, un juego con pretensiones científicas que ni divierte, ni educa, sino más bien todo lo contrario. Estamos hablando, cómo no, de Science Papa.

Mamá cocinera, papá científico...

Por raro que parezca, Science Papa no tiene nada que ver con las franquicias Cooking Mama o Gardening Mama, tan de boga entre los amantes de la simulación en las consolas de Nintendo. Eso sí, la similitud entre ambos títulos puede hacernos pensar en un guiño al éxito sin precedentes de la saga de la compañía Majesco o, pensando mal, en algo así como un plagio encubierto... Pero las similitudes no acaban aquí: de hecho, el sistema de juego es, básicamente el mismo que en los juegos de la serie Cooking Mama: con nuestro lápiz táctil, deberemos de utilizar los diferentes útiles y herramientas de nuestro laboratorio para llevar a cabo los experimentos que se nos pidan, creando así diferentes productos químicos que nos permitirán conseguir diferentes sumas de dinero y mejoras de nuestra reputación, las cuales nos permitirán desbloquear nuevos experimentos y, eventualmente, nos permitirán enfrentarnos a diferentes científicos en las diversas competiciones existentes en el juego.

Claro, la diferencia principal con la serie Cooking Mama radica en que, en vez de centrarnos en un minijuego cada vez, cada uno de los cuales es parte de una receta en concreto, deberemos de ir rotando de un utensilio a otro dentro del laboratorio sin pausa alguna en el transcurso del mismo experimento, por lo que el tiempo que tardemos en conseguir desarrollar un experimento con éxito será uno de los factores más importantes para mejorar nuestros resultado en el mismo. Esto es: a menor tiempo, mayores ingresos y mejor reputación. Por ello, podremos, en muchos casos, manejar varias herramientas a la vez, rotando entre unas y otras mientras van funcionando simultáneamente.

Dentro de los diferentes experimentos, podremos utilizar diferentes máquinas a través de la pantalla táctil de nuestra consola: por ejemplo, deberemos de encender el horno o la máquina de filtrado y apagarla antes de que se agote el tiempo establecido para su correcto funcionamiento (o, dependiendo de las circunstancias, deberemos simplemente dejar que funcione hasta que el juego dé por concluída su función); deberemos de mover un tubo de ensayo de un lado a otro sobre un mechero Bunsen agitando nuestro stylus alternativamente, o presionar sobre una serie de puntos intermitentes en un tiempo determinado para hacer uso del mortero. Dentro de los treinta experimentos que conforman el juego, utilizaremos herramientas de todo tipo y condición, como microscopios, máquinas de hidrólisis e, incluso, una máquina muy poco científica que creará todo lo que científicamente es imposible...

El problema es que todos los experimentos acaban de parecerse demasiado entre sí, y el reto que se desprende de cada uno de ellos es ínfimo, con lo que el juego pronto se vuelve aburrido. Y no sólo eso: como para avanzar en el juego deberemos de ganar dinero y reputación, y para aumentar nuestras ganancias deberemos de completar el mayor número de experimentos posibles, no tendremos más remedio que repetir una y otra vez los limitados experimentos que pone a nuestra disposición el juego en cada caso, los cuales nos vendrán dados en una lista de correos electrónicos recibidos dentro del modo principal de juego. Incluso el texto de los dichosos correos es exactamente idéntico cuando el experimento es el mismo... El tedio aparecerá pronto, sin duda, y por mucho que nos guste la ciencia, el juego nos acabará aburriendo hasta el hartazgo, irremediablemente.

Por otro lado, contamos con un modo de práctica o entrenamiento que podría haber servido a modo de tutorial, aunque completar las pruebas en él no nos otorgue ganancias monetarias, sino que únicamente mejorará nuestro prestigio. Pero ni de tutorial sirve, ya que en ningún momento del juego se nos explica cómo debemos de realizar tal o cual prueba, o cómo debemos de utilizar determinadas máquinas de cierta complejidad, como por ejemplo cuando debemos de establecer comparaciones entre diferentes muestras o productos mediante su semejanza física. Todo funciona de manera demasiado intuitiva, siendo extremadamente sencillo la mayor parte de las veces, y limitando al jugador a pulsar un botón o mover el lápiz de un lado a otro de la pantalla sin ninguna dificultad añadida...

Y no sólo eso. A medida que avancemos en el juego y vayamos mejorando nuestro inventario de herramientas científicas, la dificultad de los diferentes minijuegos descenderá considerablemente, ya que las máquinas harán cada vez una mayor parte del trabajo, llegando a necesitar únicamente una pulsación del lápiz contra la pantalla táctil para llevar a cabo un experimento que antes requeriera un mínimo de habilidad y precisión de movimientos con nuestro stylus.

Aparte de todos los experimentos que hagamos por dinero, cada cierto nivel de prestigio podremos acceder a un enfrentamiento contra otro científico. Lamentablemente, las pruebas se basarán en los mismos experimentos que ya hemos repetido hasta el hastío durante nuestros avances en el juego, y no serán tampoco demasiado complicadas de superar. Únicamente, deberemos de llevar a buen puerto un experimento de los que ya conocemos en un tiempo menor del que tarde nuestro oponente, contando con la posibilidad de lanzarle diferentes bombas que entorpecerán sus progresos. Eso sí, nuestro oponente podrá hacer lo mismo, y cada vez que lo consiga, menguará significativamente el tiempo del que disponemos para completar el experimento en cuestión. Este modo de juego también podremos disfrutarlo con otro usuario de Nintendo DS que posea la tarjeta del título, enfrentándonos contra él en cualquiera de los experimentos que hayamos desbloqueado previamente.

Apartado técnico

El apartado gráfico del juego cumple, sin demasiados miramientos, pero no satisface los mínimos necesarios para un juego que pretenda sobresalir dentro del catálogo. Las ilustraciones de los diferentes personajes, desarrolladas en forma de figuras estáticas de corte cómico, no son especialmente notables, y carecen absolutamente de personalidad o carisma. Por otro lado, dentro del laboratorio, los diseños son burdos y simples, y las animaciones y texturas dejan mucho que desear.

Pero, sin duda, donde el juego peor puntuación merece es en el apartado sonoro. "La" banda sonora es una, y única. Y, para colmo de males, no es ninguna maravilla y se repite hasta la saciedad. Total, que acabaremos bajando el volumen de nuestras consolas al mínimo, si es que tenemos paciencia para seguir repitiendo los mismos experimentos una y otra vez... Los sonidos de los diferentes utensilios cumplen, sin más, pero en su conjunto el diseño sonoro del juego es, francamente, pésimo.

Conclusiones

Parece mentira que los señores de la compañía Activision hayan tenido el descaro de lanzar al mercado un producto como Science Papa, en el cual ni siquiera se ha contemplado la posibilidad de ofrecer ciertos valores educativos, dado que el juego no ofrece prácticamente ninguna información que pudiera ser útil a los jóvenes interesados por la química. De hecho, en algunos momentos el juego deja toda realidad a un lado y dedica el tiempo del jugador a desarrollar experimentos irreales, absurdos y carentes de sentido. Aburrido y repetitivo hasta la saciedad, sin duda el laboratorio de papá nos ha decepcionado: mejor nos volvemos a la cocina con mamá...

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Análisis
2021-10-11 17:00:00
Al innovador y transgresor juego de rol de ZA/UM le sienta como un guante a Switch, pero la edición llega con problemas similares a la versión de PlayStation.
Género/s: Educativo / Otros
PEGI +3
Plataformas:
NDS Wii

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
3.5
  • Fecha de lanzamiento: 30/10/2009
  • Desarrollo: Activision
  • Producción: Activision
  • Distribución: Activision
  • Precio: 19.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Tarjeta
  • Online: No
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Science Papa para Nintendo DS

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Wii

COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Science Papa para Wii

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir