Análisis de Infinite Space (NDS)

Hasta el infinito, y más allá...
Infinite Space
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
7
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión NDS.
Infinite Space es uno de esos títulos que, sin ser en absoluto revolucionarios, sí cuentan con las suficientes diferencias respecto a la mayoría de títulos de su misma especie (en este caso, el manido género de rol de corte japonés) como para ser considerado como un integrante a destacar dentro de la misma. Sin duda, el género de rol cuenta con muchas propuestas en la portátil de doble pantalla, con títulos sobresalientes y otros que pueblan el catálogo sin pena ni gloria. En este sentido, el juego que ocupa el presente análisis se presenta como una apuesta notable avalada por dos grandes figuras de la industria, Platinum Games y Sega, aún cuando su desarrollo haya corrido a cargo de una compañía un poco más discreta como Nude Maker -responsable, por otro lado, de títulos de notable manufactura como los de la saga Clock Tower-. Notable, sí, y renovadora en algunos aspectos, aunque siendo objetivos debemos de achacarle algunos fallos que han mermado significativamente las posibilidades que tenía el juego de entrar en los anales de la historia como uno de los grandes de su género.

Historias con sabor añejo en una galaxia muy lejana

La propuesta de Infinite Space dentro de un catálogo saturado de títulos de rol de todo tipo, ciertamente, es muy de agradecer, ya que su peculiar sistema de juego no dejará a nadie indiferente. Pero cuidado: estamos ante un título probablemente no apto para todo tipo de públicos. De hecho, probablemente no sea un juego que vaya gustar a todo el mundo, aunque ello se deba precisamente a sus peculiaridades y diferencias con el estilo más convencional del género de rol. Es un juego de larga duración, que nos cuenta una larga y cruenta epopeya espacial de varias decenas de horas, y cuyos primeros estadios se alargan una barbaridad, quizás excesivamente para el gusto de algunos. A la historia le cuesta arrancar, sin duda, aunque no por ello el argumento pierda enteros. De hecho, el argumento del juego es uno de sus pilares más importantes, y si consigue engancharnos nos arrastrará irremediablemente con él a los confines del espacio. Quizás sea un poco pretencioso comparar el marco argumental de la aventura con los mejores relatos de escritores insignes del género de la ciencia ficción de la talla de Phillip K. Dick o Arthur C. Clarke, pero sin duda la historia es interesante, absorbente y de una profundidad considerable.

Y no por ello es una historia carente de clichés, tanto en el sentido de ser una aventura de ciencia ficción en la que veremos más de un tópico del género, como por ser una historia en la que los personajes representan roles muy arquetípicos dentro de las aventuras de rol japonesas a las que estamos acostumbrados. Chico joven busca libertad, y la consigue gracias a la chica guapísima y emprendedora de turno. Juntos, con un equipo que se nutrirá de los amigos y compañeros que vayan encontrando en su camino, se enfrentarán a los malos malísimos de la historia, y vencerán (en caso de que completemos con éxito la aventura), serán felices y comerán perdices, o lo que sea que coman los viajeros interestelares. Pero la ambientación es excelente, de eso no hay ninguna duda, y ver una historia de aires familiares en un ambiente tan poco usual en el género como es la oscuridad del espacio exterior ya es una diferencia muy a tener en cuenta. Por otra parte, el número de personajes con el que nos encontraremos y con los que podremos interactuar (pudiendo incluso, en algunos casos, como corresponde a este tipo de juegos, integrarlos a nuestro equipo) es ingente, superando el centenar, creando una red interrelacional con un montón de misiones secundarias y líneas argumentales menores que alargarán aún más, si cabe, la experiencia de juego. Sin duda, se trata de un título para los ya iniciados en el género que busquen algo más de profundidad y, quizás, una historia que vaya un poco más allá de las aventuras épicas de toda la vida.

En definitiva, nos encontramos ante un viaje iniciático de un joven héroe, Yuri, quien no desea otra cosa que embarcarse en un viaje eterno por las profundidades del espacio, para desvelar todos sus secretos y, de paso, encontrarle algo de sentido a su, hasta el momento, aburrida existencia. Y toda esa búsqueda nace de las preguntas alrededor de un extraño artefacto heredado de su padre justo antes de que éste falleciera. Sin duda, todo ello nos suena de discursos argumentales ya vistos con anterioridad, pero el argumento funciona, y eso es lo que cuenta. Estrategia de líder y combates en el vacío. Podemos distinguir dos acciones muy diferenciadas entre sí en lo que es el transcurso de nuestra aventura: por un lado, la exploración entre las diferentes regiones y planetas del extenso mapeado que compone el universo del juego y, por otro, los combates contra las fuerzas enemigas, sean estas flotas de piratas o ejércitos de algún malévolo y poderoso némesis. Al deambular por los diferentes sistemas planetarios, deberemos de seleccionar con el lápiz táctil a qué planeta dirigirnos, siguiendo unos caminos preestablecidos para ello. Al seleccionar uno de los planetas, nuestra nave o flota de naves (según en qué estadio del juego nos encontremos) se dirigirán a él automáticamente. Cada desplazamiento entre planetas durará unos cuantos segundos, los cuales, por suerte, podremos pasar a toda velocidad en caso de que nos aburra esperar. Por otra parte, nuestra tripulación se cansará cuanto más largo sea el trayecto, cosa que también influirá en el resultado de un combate en caso de que éste aparezca casi al final de un trayecto de larga distancia. Y es que la mayoría de los combates aparecerán azarosamente al desplazarnos entre planetas. Cada asalto por parte de las flotas del enemigo nos permitirá seleccionar si queremos embarcarnos en cruento combate o si queremos huir, decisión sabia esta última en caso de que nos encontremos al final de un largo camino, con un alto grado de cansancio por parte de toda nuestra tripulación. Por otra parte, también tendremos los combates que, directamente, influirán en el transcurso de la historia, los cuales demandarán de toda nuestra habilidad a los mandos de nuestra nave o flota de naves, y serán sustancialmente más complicados que los que nos encontremos durante nuestras pesquisas interplanetarias.

Al llegar a uno de los planetas, podremos seleccionar entre dedicarnos a guardar la partida o ver el estado de nuestra tripulación actual, así como los atributos de nuestros personajes y naves. También podremos dedicarnos a comprar y mejorar armamento y equipamiento para nuestras naves. Modificaremos la arquitectura de cada uno de nuestros vehículos intergalácticos comprando piezas para una cuadrícula que deberemos de ir rellenando con cautela, para poder sacar el máximo rendimiento con el mínimo espacio disponible para un número muy limitado de piezas. Lo bueno es que las piezas son intercambiables entre sí, y podremos, por ejemplo, cambiar el motor de una nave a otra sin problemas, así como el resto de piezas que hayamos adquirido con anterioridad. De hecho, si vendemos una nave, no perderemos las piezas que hayamos comprado para ella, lo que nos permitirá reutilizarlas con otra nueva adquisición para nuestra flota, o repartirlas entre el resto de las naves integrantes de la misma. Podremos también asignar diferentes puestos dentro de las cadenas de mando de nuestra tripulación a cada uno de los personajes con los que nos encontremos en el juego. De hecho, para ello deberemos de tener en cuenta los atributos de cada personaje y sus puntos fuertes para sacar el máximo partido de cada uno de los puestos disponibles de nuestra tripulación. De hecho, no podremos subir el nivel de nuestras naves, aunque será con ellas con las que combatiremos. Por el contrario, mejoraremos el nivel y, por tanto, los atributos de los personajes que tengamos a nuestro cargo, los cuales serán, al final, el factor decisivo para que triunfemos con nuestra flota en combate. Todo ello da al juego tintes de estrategia que se alejan bastante del género de rol más clásico, haciendo de la experiencia de juego algo mucho más profundo de lo que a simple vista pudiera parecer.

En los planetas podremos también entrar en la taberna, lugar de encuentro de todos los pilotos y gentes de mal vivir del espacio exterior. Allí, podremos mejorar nuestra relación con los integrantes de nuestro equipo, hacer nuevos amigos (o enemigos) y, por supuesto, hablar con los dueños del antro para conseguir nuevas misiones secundarias que nos permitirán aumentar nuestros ingresos, así como descubrir nuevos parajes ocultos para la mayoría de los viajeros. Y, por supuesto, tenemos que hablar del sistema de combates del juego. En Infinite Space nos enfrentaremos a combates en tiempo real, al menos aparentemente, ya que, a efectos prácticos, deberemos de recargar una barra de enregía, cosa que nos llevará un tiempo que podría, perfectamente, asignarse a un turno completo por parte de cada uno de los integrantes del ejército adversario. Tendremos tres botones principales en nuestra pantalla táctil, los cuales nos permitirán avanzar, retroceder o quedarnos en el sitio para mejorar la precisión de nuestros disparos, o empeorar la del enemigo, si cabe. Aparte, tendremos a nuestra disposición varios movimientos de ataque y evasión (algunos de ellos desbloqueables a medida que avancemos en la aventura), que vendrán diferenciados entre sí por una leyenda de colores. Estos colores se corresponderán con los que la barra de energía de nuestra nave irá adquiriendo a medida que pase el tiempo, siendo el rojo el color que nos permitirá lanzar los ataques de mayor poder de destrucción. Claro está, el rojo sólo podremos utilizarlo cuando la barra de energía esté prácticamente llena, lo que nos llevará un buen rato conseguir.

Sin duda, el sistema de combate se las trae, sobre todo en los enfrentamientos directamente relacionados con el avance de la historia, esto es, los que sean de mayor relevancia dentro del discurso argumental. Para superarlos con éxito, deberemos de ser muy hábiles diseñando nuestra estrategia de combate y evasión, y más de uno puede acabar frustrándose por la elevada dificultad de los mismos, que puede tenernos repitiendo el mismo combate una y otra vez hasta que encontremos con la estrategia óptima para acabar con un adversario en concreto. Pero bueno, siempre podemos experimentar con diferentes disposiciones en el equipamiento y armamento de nuestras naves, o incluso en la asignación de cargos dentro de nuestra tripulación. Las diferencias en cada caso pueden llegar a ser muy notorias y determinantes a la hora de llevar un combate a buen puerto. Además, si queremos realmente ver cómo funciona nuestra nave o nuestra flota en combate, siempre podemos invitar a un amigo que tenga el juego a que realice junto a nosotros un simulacro de combate, a través de la conexión local de nuestras Nintendo DS.

Apartado técnico

El grafismo del juego, sin llegar a la excelencia, consigue un resultado muy notable, sobre todo en la ambientación y en la puesta en escena de cada una de las situaciones del juego. El juego respira ciencia ficción espacial de la buena por todos lados, y eso se deja notar en las tonalidades oscurecidas y azuladas que impregnan la mayoría de las ilustraciones y animaciones del juego. En este sentido, cabe resaltar la excelente introducción animada que adorna el comienzo del juego, de casi siete minutos de duración. Por otra parte, la mayoría de las conversaciones y giros argumentales los veremos a través de imágenes estáticas de los personajes con sus correspondientes cuadros de texto y diálogo. Lamentablemente, debemos anunciar que todos ellos, sin excepción, están en perfecto inglés. Las voces no faltan, también en el idioma anglosajón, y en esta ocasión necesitaremos de un nivel elevado del idioma para no perdernos ni un detalle de una historia que demandará toda nuestra atención. En las escenas de combate, los gráficos pasan a ser tridimensionales, con algunos juegos curiosos de cámara, aunque pronto se tornarán repetitivos y optaremos por pasar las animaciones de combate a cámara rápida. Estas animaciones no son especialmente remarcables y, de hecho, pronto se volverán aburridas y demasiado lentas como para querer disfrutar de ellas una y otra vez. En lo que se refiere al sonido, el juego pierde muchos enteros. De hecho, en las situaciones de combate los efectos chirrían un poco, llegando a convertirse en un elemento desagradable que el jugador acabará por obviar. La banda sonora es de corte épico, con orquestaciones nada despreciables, aunque se echa de menos algo más de variedad en los temas, en general.

Conclusiones

Infinite Space se presenta ante nosotros como una propuesta diferente e interesante dentro de un género súper poblado dentro del catálogo de la portátil de Nintendo. Su larguísima duración y su atrayente combinación de ciencia ficción y animación japonesa hará las delicias de más de uno, aunque quizás no tanto de los fanáticos acérrimos del rol de corte tradicional. Su peculiar sistema de juego, combinación de estrategia y rol a partes iguales, gustará a muchos jugadores que busquen algo nuevo en el género, sin duda alguna, pero no aseguramos que sea del agrado de todos. Por otro lado, un apartado técnico irregular en algunos aspectos (sobre todo en el apartado sonoro) y una historia que tarda mucho en comenzar a desarrollarse pueden lastrar el disfrute del juego, de la misma manera que el hecho de que el mismo no haya sido traducido al castellano puede hacer que más de uno se pierda la posibilidad de disfrutar una odisea en el espacio como pocas se han visto en la portátil de doble pantalla. Toda una lástima, sin duda.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Cotton Reboot - Análisis
Cotton Reboot - Análisis
Análisis
2021-07-24 08:21:00
Disparos clásicos en plan shooter old school tan simpáticos como visualmente llamativos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2021-07-20 11:17:00
Plataformas clásicas con mucha gracia y personalidad se asoman a Switch y PC con esta versión mejorada y definitiva de un simpático plataformas.
PEGI +12
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
7.5
  • Fecha de lanzamiento: 26/3/2010
  • Desarrollo: Platinum Games / Nude Maker
  • Producción: Sega
  • Distribución: Sega
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
8.4

PUNTÚA
Infinite Space para Nintendo DS

7 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir