Análisis de Harry Potter and the Order of the Phoenix (NDS)

Harry Potter vuelve a Nintendo DS en un título que no es tan mágico ni encantador como cabría esperar…
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5.5
SONIDO
5.5
NOTA
5.8
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
6
Análisis de versión NDS.
Otros análisis: PSP, PS2, Wii y PC

Harry Potter y compañía descienden de nuevo sobre nuestras portátiles, creando gran expectativa y con el punto de mira puesto sobre la nueva película que se estrenará este verano, en la que está inspirada el título que nos ocupa: Harry Potter y la Orden del Fénix, en su traducción aceptada al español. Esta vez Electronic Arts ha apostado fuerte… pero se ha quedado a medio camino. Harry Potter and the Order of the Phoenix acaba por ser un título demasiado desequilibrado para llegar a ser un gran juego, aunque por los medios que la compañía ha desplegado en su creación podría perfectamente haber llegado a serlo.

Harry Potter, el amigo de los niños
Cuando conectamos la consola por primera vez con el juego en su interior, lo que menos nos esperábamos era encontrarnos a Harry Potter convertido, fundamentalmente, en un chico de los recados cuyas misiones no dejan de ser ayudar a nuestros amigos y compañeros (usando nuestros poderes y hechizos) en sus quehaceres diarios en la escuela Hogwarts. Toda una decepción, sobretodo si lo que se esperaba de este juego (como era el caso) era una aventura en toda regla, con un argumento consistente y situaciones que planteasen auténticos retos al jugador. Como ya hemos dicho, desgraciadamente esto no es así.

PUBLICIDAD

La historia del juego es, en principio, el argumento de la película en la que se basa: Harry Potter sabe que Lord Voldemort volverá a atacar, pero nadie del gremio de magos le cree. Así, creará junto a sus amigos y gente de confianza un ejército para combatir al malvado Lord Voldemort y sus seguidores. A grandes rasgos, y sin intención de desvelar más del argumento de la película que está por estrenar, esta es la consigna sobre la que se desarrolla la película y, por supuesto, el juego.

Pero en el juego, ya desde el inicio, veremos que algo falla. El guión está muy mal estructurado y explicado de tal forma que no se entiende casi nada. Aún después de acabar el juego, es difícil hacerse una idea del argumento de la película. No sabemos si esto es una estrategia de Electronic Arts para no desvelar ningún contenido demasiado comprometedor para quien quiera disfrutar también de la película, pero la total ausencia de momentos climáticos y la falta de consistencia del argumento acaba por hacer que obviemos el mismo y sigamos las instrucciones inmediatas del juego en cada momento, sin preocuparnos por la historia.

La historia se nos explica mediante una serie de animaciones con texto en la pantalla superior. La pobre calidad de las mismas, en las que se nos presentan los personajes de la serie con unos pocos movimientos reducidos a una boca que se abre y se cierra y algunos guiños (como si de muñecos de ventriloquia se tratara), junto a la poca consistencia de los textos, acaban por hacer que pulsemos el botón A o el start para pasarlos cuanto más rápido mejor.

Los gráficos del juego también acaban por decepcionarnos. La premisa básica de modelos en tres dimensiones sobre escenarios de dos dimensiones parece funcionar, como ya funcionó, por ejemplo, en las primeras entregas de una joya de gran calibre como fue Resident Evil en su momento. Pero los programadores de Electronic Arts han querido retratar al detalle todas las características de Hogwarts, y los escenarios son enormes. Esto podría ser un motivo de lucimiento, si no fuera porque la mayor parte de las veces el escenario está completamente vacío y falto de cualquier elemento con el que interactuar. Entonces, ¿qué sentido tiene tanto escenario?

Los modelos de los personajes son poco definidos, pequeños y, mayormente, faltos de los detalles necesarios para que se les pueda reconocer dentro de los personajes de la serie. Además, no se encuentran nunca demasiados personajes en pantalla. Choca el hecho de que, por ejemplo, al entrar en la sala principal de Howarts en la hora de la presentación del curso, cuando en teoría todos los alumnos están presentes, ¡ésta esté completamente vacía!

Por otra parte, la programación de los gráficos denota algunos fallos importantes. La pantalla superior nos muestra siempre una extensión de las imágenes del escenario de la inferior, pero los personajes no pueden acceder a ella, con lo que veremos en más ocasiones de las que quisiéramos tejados y zonas totalmente inútiles para el juego. Por otro lado, son demasiadas las veces en las que las colisiones de los personajes con el entorno no están bien definidas, con lo que nos encontraremos que en más de una ocasión Harry andará por el aire o atravesará las paredes.

En cambio, a nuestros compañeros, quienes nos seguirán en la mayor parte del juego a todas partes, no podremos atravesarlos, y el hecho de que su inteligencia artificial sea prácticamente nula, tanto que no les dé ni para apartarse cuanto los tengamos interceptando nuestros pasos, hará que sean más un estorbo que una ayuda o un elemento necesario para el transcurso de la historia.

El sistema de cámaras del juego hace que Hogwarts nos parezca un sitio bello en su infinitud y majestuosidad, pero no ayuda para nada en el movimiento de los personajes. En ocasiones, tendremos demasiados cambios de cámara en espacios relativamente pequeños, y eso nos desorientará considerablemente, sobretodo si tenemos en cuenta que la dirección en la que nos movamos depende de la cámara. En más de una ocasión iremos de una cámara a otra regresando sobre nuestros pasos sin pretenderlo, ya que la dirección de la cruceta de movimiento no es independiente del ángulo de la cámara.

El juego nos llevará constantemente desde la sala principal de los alumnos de Hogwarts hasta cualquiera de los rincones del colegio. Así, recorreremos durante largos e interminables minutos el mismo, sin posibilidad la mayor parte de las veces de encontrar un atajo (en otras sí, pero una vez ya hayamos completado el objetivo, con lo que el atajo no nos sirve para nada), y sin encontrar nada ni nadie por el camino con el que poder interactuar. Una vez hayamos llegado a nuestro objetivo, alumnos o profesores nos plantearán una misión que consistirá en un minijuego de veinte o treinta segundos, a lo sumo. Y de nuevo, vuelta a lo mismo. Y en ningún momento los objetivos son cercanos entre sí, o cercanos al lugar en que nos encontramos. Sinceramente, creemos que tanta caminata es innecesaria.

Durante estas largas caminatas, en la esquina inferior izquierda de nuestra pantalla táctil veremos una mano que señalará el camino a seguir en todo momento. Pero no nos dirá en qué dirección está el objetivo, sino la dirección inmediata que debemos seguir, con lo que en ocasiones daremos vueltas y más vueltas intentando encontrar el punto exacto en el que deberemos girar para seguir nuestro camino, mientras la mano de marras va girando como una loca indicándonos una dirección diferente en cada momento. Además, es un modelo en tres dimensiones de un guante de color blanco que nos hace dudar, en ocasiones, si apunta hacia nuestro frente o hacia el lado opuesto. En resumen, resulta un juego de difícil manejo, y para llegar a uno de los minijuegos en ocasiones hemos de estar demasiado tiempo andando de un lado para otro.

Afortunadamente, los minijuegos son variados y divertidos, el mejor aspecto sin duda de todo el juego. Como ya hemos dicho, una vez hayamos alcanzado un objetivo, alumnos o profesores nos ofrecerán un reto que deberemos superar, en la mayor parte de las ocasiones, mediante un hechizo. Estos los realizaremos mediante el stylus, primero dibujando la forma correspondiente al mismo y después pulsando sobre diferentes puntos flotantes en la pantalla. Esto parece, a primera vista, soso y sin sentido, pero el hecho es que funciona a la perfección y resulta divertido. Además, el reconocimiento de las formas que dibujamos con el stylus es perfecto, con lo que no nos encontraremos con que hayamos de repetir una y otra vez la forma del hechizo a causa de que no es exactamente igual al modelo dado.

Por otro lado, tenemos otros minijuegos, como cazar ranas de chocolate, el ajedrez de los magos o el juego de las Gobstones, una especie de petanca con agujero en medio para dificultar el asunto, que, en conjunto, harán el título un poco más interesante. Podremos jugar a todos los minijuegos (una vez desbloqueados en las diferentes misiones) en el tablón de anuncios del inicio de cada misión, con hasta seis niveles de dificultad por juego. Desgraciadamente, el reto que plantean los diferentes minijuegos no es tal, y en pocos intentos habremos superado todos los niveles con la máxima puntuación.

Otro de los minijuegos que dan una nota de interés al conjunto es la lucha entre magos. Con elementos del rol por turnos, deberemos de coger la consola de manera vertical y veremos a la izquierda nuestros oponentes (la mayor parte de las veces, Malfoy y sus amigos), y a la derecha, en la pantalla táctil, a Harry y compañía. Así, deberemos elegir el oponente al que queramos atacar, el personaje con el que le atacaremos y el hechizo que lanzaremos, para luego invocarlo dibujando una forma o uniendo diferentes puntos entre sí, a medida que estos aparecen en pantalla, sin levantar el stylus de la misma. No está mal el sistema de enfrentamiento, y da una nota de originalidad al juego, pero los enfrentamientos son demasiado fáciles, y a no ser que erremos repetidamente al invocar los hechizos, tenemos el éxito asegurado.

Por supuesto, también podremos jugar al Quidditch. Pero en esta ocasión, el juego nos recuerda a los juegos de baloncesto de las recreativas de finales de los ochenta y principios de los noventa en las que el principal objetivo era robarle la pelota a un oponente de inteligencia nula y, sin ningún tipo de estrategia, dirigirse directo a la canasta y encestar. Desgraciadamente, repetimos, nos recuerda mucho a este tipo de recreativas. Además, el juego cuenta con un disparo especial si apretamos los botones L y R que, en casi la totalidad de los casos, acaba siendo canasta, con lo que al final podemos reducir nuestro juego a robarle la pelota al contrario y encestar mediante el tiro especial, aunque nos encontremos en el otro extremo del campo. Una lástima, ya que se podrían haber aprovechado mucho mejor las posibilidades del juego.

La música y los efectos de sonido en general son decentes… pero poco más. La música es muy repetitiva, en ocasiones con temas muy cortos de apenas unos segundos de duración, cosa que aumenta la sensación de repetición de los mismos. Los efectos de sonido son correctos, pero no escuchamos ninguna voz de los personajes de la serie, cosa que podría haber dado un aporte de calidad a los mismos.

Por otra parte, el juego es francamente corto (y recordemos que la mayor parte del mismo nos la pasaremos corriendo de un lado para otro). En una tarde podremos acabarlo perfectamente, ya que el sistema de porcentaje con el que cuenta el juego permite finalizarlo con menos del cincuenta por ciento terminado. Una vez hayamos acabado con todas las misiones necesarias para completar el mínimo requerido, podremos completar todos los minijuegos en todos los niveles con la máxima puntuación y encontrar todos los objetos desperdigados por el colegio, para así llegar a completar el cien por cien del título. Pero, en esta ocasión, no contaremos con ninguna ayuda a la hora de recorrer la miríada de pasillos y rincones de Hogwarts, ni tampoco con la compañía de nuestros inseparables Ron y Hermione que, en cambio, nos seguirán prácticamente durante todo el juego mientras duren las misiones del mismo.

Por lo que respecta a los modos multijugador, podremos jugar a los diferentes minijuegos del título en dos consolas con una sola tarjeta, con dos tarjetas e incluso podremos enviar un demo de las andanzas de nuestro querido Harry para aquellos que quieran probar el juego. Todo un detalle por parte de Electronic Arts, ciertamente.

Conclusiones
Los fans incondicionales del famoso personaje de la escritora J. K. Rowling estarán de enhorabuena con la salida de este nuevo título de las aventuras del joven héroe. Pero, en general, se trata de un título muy irregular y falto de coherencia argumental. También encontramos que el tiempo que pasamos yendo de un lado para otro es excesivo, frente a los pocos segundos que dura cada minijuego contra el que nos enfrentamos. En el apartado técnico, no vemos que la calidad se corresponda a la esperada y eso hace que el conjunto deje mucho que desear. Un juego en el que se depositaron muchas esperanzas pero que, al jugarlo y decepcionarnos frente a demasiados defectos insalvables, éstas se esfumaron como por arte de magia.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Análisis
2021-10-11 17:00:00
Al innovador y transgresor juego de rol de ZA/UM le sienta como un guante a Switch, pero la edición llega con problemas similares a la versión de PlayStation.
PEGI +7
Plataformas:
NDS PS2 Wii
PC PSP Game Boy Advance

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
5.8
  • Fecha de lanzamiento: 26/6/2007
  • Desarrollo: EA Games
  • Producción: EA Games
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 44.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Tarjeta de juego
  • Textos: Español
  • Online: Sí
COMUNIDAD
5.18

PUNTÚA
Harry Potter and the Order of the Phoenix para Nintendo DS

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
7.5
  • Fecha de lanzamiento: 26/6/2007
  • Desarrollo: EA Games
  • Producción: EA Games
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 49.95 €
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
COMUNIDAD
7.36

PUNTÚA
Harry Potter and the Order of the Phoenix para PlayStation 2

10 votos

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
7.5
COMUNIDAD
6.62

PUNTÚA
Harry Potter and the Order of the Phoenix para Wii

13 votos
#134 en el ranking de Wii.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7.5
  • Fecha de lanzamiento: 26/6/2007
  • Desarrollo: EA Games
  • Producción: EA Games
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
COMUNIDAD
10

PUNTÚA
Harry Potter and the Order of the Phoenix para Ordenador

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PSP

ANÁLISIS
7.2
  • Fecha de lanzamiento: 26/6/2007
  • Desarrollo: EA Games
  • Producción: EA Games
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 49.95 €
  • Jugadores: 1-6
  • Formato: 1 UMD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
9.58

PUNTÚA
Harry Potter and the Order of the Phoenix para PSP

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Game Boy Advance

COMUNIDAD
8

PUNTÚA
Harry Potter and the Order of the Phoenix para Game Boy Advance

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir