Análisis de Camina conmigo: Conoce el ritmo de vida de tu familia (NDS)

Nintendo vuelve a presentarnos una nueva fórmula para llevar una vida más sana.
Camina conmigo: Conoce el ritmo de vida de tu familia
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
7
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión NDS.

Poco se puede decir con respecto a caminar: es una de las actividades de menor coste y mayor rendimiento saludable que se pueden hacer. Si no llueve, no hay inconveniente para andar un poco y es una de esas prácticas que, al igual que subir escaleras, suelen recomendarse para estar un poco más sano. Al menos, ésa es la teoría: andar es fácil, económico y totalmente accesible pero en un mundo con un ritmo de vida tan estresante como sedentario no toda la gente se toma el tiempo para andar un poco, la menos más allá de los pasillos de la oficina... y luego hay divertidas paradojas, como las sillas eléctricas para entrar en gimnasios.

La cuestión es que Camina conmigo nos propone algo sencillo: camina, proponte algún pequeño reto saludable (física o mentalmente) cada día, e intenta vivir mejor haciendo algo de ejercicio, que, además, todo el mundo puede hacer, desde niños hasta jubilados. Y además nos propone hacerlo en familia, pues el título incluye de serie dos podómetros, se pueden comprar más por separado, y podemos tener múltiples perfiles guardados en la consola, incluyendo uno para nuestro perro. Porque también es cierto que los pobres canes tienen cierta tendencia a la obesidad (y muchos problemas de salud) pues no llevan un ritmo de vida con suficiente actividad como demanda su condición animal.

El problema es que Camina conmigo no es un juego nunca, en ningún momento. Está mucho más cerca de ser el recetario de Cocina conmigo que Cooking Mama, pues es una utilidad y no pretende nunca entretener con sus complementos y añadidos, pese a que los llame minijuegos.

PUBLICIDAD

Y es que esos minijuegos no son en absoluto interactivos: simplemente recoge cuántos pasos hemos dado, y nos pone luego en una posición pasiva en la que el personaje camina y traza siluetas de lugares, objetos, personas, etc., o genera energía eléctrica para ir iluminando cada vez más una casa. Lo que pasa es que, por ejemplo, cuando está dibujando siluetas no nos da opción de decirle qué creemos que es y adivinarlo (si bien nos da pistas, y nos reta a adivinarlo), lo que nos deja en una posición completamente pasiva. Lo mismo con la idea de iluminar una casa.

No hay reto, por tanto, en esos minijuegos, y su denominación como tal nos parece profundamente errónea. No hay ninguna propuesta jugable, no son juegos, ni minijuegos, ni tienen jugabilidad, ni nada. Son curiosidades, pueden ser incentivos, pero no son juegos.

Curiosamente, el título nos ofrece completas tablas estadísticas (cuántos pasos hemos dado, en qué momentos hemos dado caminatas –más de diez minutos seguidos andando-, etc.), nos permite compararlo con los demás usuarios registrados, e incluso hay tablas de puntuaciones en línea para ver quién es el que más ha caminado, y otros registros. Se actualiza semanalmente, y puede ser un incentivo adicional.

Del mismo modo, Camina conmigo registra nuestros pasos de manera muy eficiente y luego los analiza y "puntúa" de manera sencilla y muy gráfica. Es importante acordarse de coger el podómetro (una pieza pequeñita, que no pesa, y podemos llevar en un bolsillo, en la mochila... donde sea), y llevarlos con nosotros. Por la noche –o cuando sea- sincronizamos el podómetro con el juego (es un proceso sencillo en el que tan sólo hay que pulsar el único botón del podómetro cerca de la tarjeta de juego), y nos analiza y comenta la actividad diaria.

Sorprende su grado de precisión, y nos hace comentarios –un poco repetitivos-, y señala, por ejemplo, si nuestra actividad ha empezado antes o más tarde (incluso si es el periodo más temprano de la semana, quincena, etc.), y nos señala los momentos de actividad. Cuando andamos más de diez minutos, lo llama caminata y lo marca en rojo, y tiene cosas interesantes. Por ejemplo, si en mitad de una caminata aparece una pausa, el juego se arriesga a preguntarnos si estábamos esperando el semáforo... que, en nuestro caso, así era. En periodos más largos, como andar 30 minutos seguidos, nos pregunta si estábamos de excursión. Suele tener comentarios, pero como decíamos, son un poco repetitivos, aunque lo más probable es que acierte si nos movemos en un ambiente urbano.

Finalmente, recoge el total de datos y nos atribuye un animal (un león, caballo, koala...) de un amplio abanico en función de si hemos andado mucho o poco, y qué tipo de actividad hemos tenido (continuada, entrecortada...), y le añade siempre un matiz "de mañana", "de tarde" o "de noche", según en qué momento del día se haya realizado más actividad. Es simpático, y nos da una buena respuesta visual metafórica de acuerdo a las ideas que tenemos de esos animales y su ritmo físico, al mismo tiempo que no resulta ofensivo en ningún término.

Del mismo modo, hay un objetivo mínimo, que empieza con los 3.000 pasos diarios. Eso lo podemos ampliar cuando queramos, en la medida que queramos, pero cuando llevemos un tiempo superando ese hito marcado, el mismo juego nos sugerirá que ampliemos el reto a, por ejemplo, 4.000 pasos. Ahí ya es decisión del jugador imponer su ritmo, y Camina conmigo deja libertad total en este terreno, ya que es posible que realmente por nuestro ritmo de vida no podamos subir el reto y no queramos que el título nos penalice con eso, o simplemente por edad no nos conviene. Por cierto, hay que tener en cuenta también que el podómetro tiene un pequeño LED luminoso: si parpadea en rojo mientras andamos, es que no hemos alcanzado nuestro reto de pasos mínimos; si lo hace en verde es que ya lo hemos superado.

Otra interesante característica es que nos lleva un diario en el que ponemos un sello con una carita sonriente –o no-, habiendo tres opciones en función de si nuestro día ha sido genial, bueno, o malo. Si es malo, la consola nos anima un poco, pero en cualquier caso nos propone un pequeño reto, que puede ser algo como andar un poco más de lo habitual, mantener ordenado nuestro espacio de trabajo, etc. Pequeñas propuestas que, en principio, nos ayudan a mantener un estilo de vida más saludable y cuerdo.

El título se complementa con una conectividad un tanto especial con Wii, ya que el juego nos permite extraer de la consola doméstica a nuestro Mii e incorporarlo a Camina conmigo. En caso de que lo queramos hacer, el sistema nos explica paso a paso cómo hacerlo, y lo cierto es que es muy sencillo. Si, por el contrario, no tenemos una Wii o pasamos del tema, podemos personalizar a nuestro personaje en el juego con el mismo tipo de herramientas, por lo que al final el resultado será el mismo. Desde luego, extraer el Mii de Wii y poder pasarlo al juego es un elemento característico muy interesante, y que nos gustaría ver integrado en otro tipo de títulos.

A nivel sonoro y gráfico, lo cierto es que Camina conmigo cumple más que justo: es una utilidad, y no busca sorprender en ningún punto técnico. Integra los Miis, pero poco más. Los menús son sencillos, con botones grandes, y la música es repetitiva y genérica, intentando crear un ambiente de buen rollo, pero sin alardes de ningún tipo. Acompaña alguna fanfarria, pero poco más, y desde luego no es ningún lucimiento técnico y artístico. Todo está orientado, única y exclusivamente, a cumplir con unas funciones prácticas y útiles.

Conclusiones

Lo que hay que tener claro es que en Camina conmigo no hay ningún elemento de videojuego real: la actividad se hace lejos de él, vía podómetro, no se integran retos de habilidad, ni de conocimiento, ni ningún tipo de reto, en definitiva, dentro del juego. Los minijuegos se basan en cuánto hemos caminado, pero su ejecución dentro del título es 100% pasiva para el jugador, así que, como decíamos, no parece ni acertado hablar de "juegos" en ese contexto. Lo único, en realidad, es la tabla de puntuaciones, la comparativa con otros miembros de la familia, y la tabla en línea, que quizás incentive a algunas personas, pero no ofrece nada realmente especial.

Por tanto, lo que debemos entender es que ésta es una utilidad, no un videojuego. Se trata de un software acompañado de un periférico que busca recompensar con algunos consejos y un punto majo y de colegueo nuestro esfuerzo por caminar, pero que no cuenta con ningún elemento propio del ámbito del videojuego, algo que no sucede, por ejemplo, con Wii Fit. Si lo queremos es un empujoncito para para caminar algo más, o si llevamos tiempo con idea de hacernos con un podómetro y un software graciosete es lo que buscamos, ésta es nuestra opción.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
Género/s: Deportes / Fitness
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
7
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Camina conmigo: Conoce el ritmo de vida de tu familia para Nintendo DS

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir