Análisis de Super Monkey Ball Jr. (Game Boy Advance)

Historia de un mono encerrado en una pelota.
Aleix Ibars/Jacobo Blasco ·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
6.5
NOTA
8.8
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión Game Boy Advance.

Día 3 de Mayo de 2002, GameCube sale en Europa con, entre otros juegos, Super Monkey Ball, un extrañísimo arcade de Sega en el que manejábamos a una burbuja... ¡que tenía un mono encerrado dentro! Encima el monito no tenía otro sitio al que irse, sino que tenía que atravesar abundantes escenarios de estrechísimas ¿calles? y peliagudas curvas, por las que había que intentar no caerse. No sin mientras tanto alimentarse un poco recogiendo plátanos por dichos escenarios. Un planteamiento, sin duda, a priori estúpido, pero que acabó dando lugar a uno de los mejores juegos de la 128 bits de Nintendo hasta hace poco, cuando que su secuela, Super Monkey Ball 2, salió en nuestro país. Seguía el mismo estilo de juego, pero con nuevos trillones de escenarios y los divertidísimos minijuegos. Y llega ahora, el ‘juego estúpido’, infravalorado por una grandísima parte de los jugones, a Game Boy Advance; ‘convertido’ desde GameCube, ¡Super Monkey Ball Jr.!

Y lo primero que se pregunta uno al saber eso es: ¿sigue siendo un juego 3D? Y la respuesta es . Los escenarios están totalmente generados en tres dimensiones, aunque no con un alto elevado de polígonos como podemos observar. Se mueven con muchísima suavidad (aunque el ‘framerate’ es bajito, qué le vamos a hacer) y la física de inclinación que poseen al pasar por ellos está muy bien conseguida. No obstante, aunque todos los escenarios son 3D, el pequeño mono encerrado en la burbuja no es más que un sprite. Los fondos son simples imágenes totalmente estáticas y que están ahí para que no parezca que no hay nada, pero apenas se ven y son de baja calidad. A pesar de ese par de simples detalles, gráficamente el juego está muy bien adaptado, siendo algunos escenarios realmente parecidos a los de la versión grande.

En la otra sección de la parte técnica, tristemente no solo no se ha conseguido sobresalir, sino que es un nivel algo mediocre. Las melodías, aunque con mucha marcha al principio, acaban siendo algo tediosas y bastante repetitivas, ya que no paran en todo momento de sonar de fondo del juego. Como curiosidad decir que han añadido una voz que dice ‘Sega!’ al aparecer los títulos de crédito, pero eso con el juego no tiene mucho que ver, la verdad.

PUBLICIDAD

En cuanto al apartado jugable, hay un inconveniente que asaltó a los seguidores más acérrimos de la saga desde el mismo instante en que fue anunciado: la adaptación del control a GBA. GBA no dispone del stick analógico, por lo que todo el control del escenario (recordemos que en Super Monkey Ball controlamos el escenario, no el mono propiamente dicho) debía recaer en la pequeña y en ocasiones incómoda cruceta digital, que consta tan solo de cuatro direcciones. Lógicamente, no había otra solución, por lo que el control se ha adaptado lo mejor que se ha podido, y hay que decir que desde Realism han logrado una reproducción bastante fiel del original, consiguiendo que las situaciones en las que caemos de la plataforma por culpa de la precaria cruceta sean, por suerte, escasas. Sin embargo, lo cierto es que existen, por lo que, aunque realmente no sea un defecto propiamente del juego, la jugabilidad se ve afectada, y por ello no recibe la nota que debiera, pues en las consolas mayores, Super Monkey Ball es un juego de excelsa jugabilidad.

Por lo demás, todo sigue igual: la inmensa mayoría de los escenarios han sido trasladados a GBA, con una fidelidad la mayoría de veces pasmosa, y de los 60 que el juego propone tan solo se han quedado fuera los más complejos a nivel técnico del original, que ni una conversión tan sorprendente como ésta podía lograr abarcar. Así pues, encontramos los 10 del modo fácil, absolutamente asequibles para todo el mundo, los 20 del modo normal, que ya en sus fases finales empezarán a suponer un reto considerable, y los 30 del modo difícil, los cuales requerirán de un importante grado de dominio y control de las –limitadas- posibilidades que la cruceta y los botones A y B de GBA presentan. En este aspecto cabe resaltar el hecho de que se hayan desaprovechado los botones R y L, que perfectamente podrían haber servido (al estilo de F-Zero) para una mayor precisión a la hora de mover los escenarios. En cuanto a los modos de juegos, los de siempre: el modo normal con sus 60 niveles, y la práctica, en la que podremos ir adaptándonos al nuevo control empleado. Además, también podemos encontrar los divertidísimos minijuegos, que en este caso son tres: Pelea Simio, Simio Golf, y Simio Bolos, siendo este último el más destacable y suponiendo casi un juego entero por sí solo. Adictivo a más no poder.

Super Monkey Ball es, a priori, un juego fácil, puesto que solo propone al jugador recolectar cuantos más plátanos mejor a la vez que recorrer los intrincados niveles, cada vez más bien diseñados. Sin embargo, en el nivel de dificultad más alto, encontraremos escenarios auténticamente endiablados, que nos harán jugar una y otra vez hasta poder llegar a su final a salvo. Plataformas que se mueven, diferentes niveles de un escenario, postes que nos enviarán al quinto pino, subidas, bajadas,… todo se encuentra en el sitio justo para, en los momentos más complicados, hacernos realmente sudar; pero la felicidad al conseguirlo también será proporcional, claro. Y aquí viene la lacra más importante del juego: el control, que en general no da problemas, pero que en estos niveles en los que se requiere de una gran precisión a la hora de mover al mono por el escenario, el hecho de tratarse de una cruceta digital nos pone las cosas muy, muy difíciles. No obstante, es algo que con paciencia y práctica se acaba por conseguir, y como estamos ante un juego en el que la adicción está asegurada, el conseguir superar todos los retos. Y si no, siempre nos quedará el multijugador, en el que podemos batirnos con hasta 3 amigos en alocadas carreras para ver quien es el mejor mono dentro de una bola de cristal, recogiendo plátanos y subiendo, bajando, saltando, y, sobre todo, rodando. Magnífico.

Opiniones:

La verdad es que, siendo sinceros, Super Monkey Ball Jr. es un grandísimo logro. Además de sorprender con la calidad gráfica que presenta (calcada, salvando las distancias, a la de sus magníficos "hermanos mayores", aun a pesar de moverse a un framerate algo bajo), consigue transmitir toda la diversión y acción del juego original de manera fidedigna y, a lo sumo, adictiva. Desde retos casi imposibles a increíbles minijuegos, el asombroso multijugador (siempre con un cartucho para cada GBA), pasando por los niveles más sencillos a modo de tutorial y aprendizaje, tan solo le podemos achacar al juego el –a veces- deficiente control, que limita en ocasiones nuestra movilidad. Pero eso no es culpa suya, al fin y al cabo. Por todo lo demás, Super Monkey Ball Jr. proporciona horas de frenética diversión. Uno de los mejores juegos con los que estrenar vuestra flamante GBA SP.

Aleix Ibars

A pesar de no haber probado las versiones mayores de Super Monkey Ball, puedo atreverme a decir que, como sean de la misma calidad (o superiores como dicen los que sí lo han hecho) que el título de GBA, son grandes juegos. A pesar de las limitaciones de la portátil a la hora de mover gráficos 3D, se ha logrado transmitir el espíritu original al pequeño cartucho, manteniendo una jugabilidad y una diversión increíbles. La infinidad de escenarios, la complejidad que poseen los últimos de ellos, el genial modo multijugador y los geniales minijuegos os mantendrán ocupados pegados a vuestra consolita durante bastante tiempo. Y por si acaso tenéis ganas de más, no dudéis en catar las versiones mayores. Yo sin duda tendré que hacerlo.

Jacobo Blasco

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Análisis
2021-10-11 17:00:00
Al innovador y transgresor juego de rol de ZA/UM le sienta como un guante a Switch, pero la edición llega con problemas similares a la versión de PlayStation.
Género/s: Puzle
Plataformas:
Game Boy Advance

Ficha técnica de la versión Game Boy Advance

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 21/04/2003
  • Desarrollo: Realism
  • Producción: THQ
  • Distribución: Proein
  • Precio: 49.95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: Cartucho
  • Textos: Español
  • Voces: No
COMUNIDAD
6.9

PUNTÚA
Super Monkey Ball Jr. para Game Boy Advance

25 votos
Flecha subir