Análisis de Super Mario Ball (Game Boy Advance)

Mario visita las mesas de Pinball, en uno de los pocos juegos con su nombre no realizados por la propia Nintendo.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.9
SONIDO
8.2
NOTA
6.8
DIVERSIÓN
6.8
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión Game Boy Advance.
Curiosa Novedad
Nintendo siempre ha protegido a sus franquicias más comerciales de realizar malos juegos, teniendo un sistema de testeo homologado por el muy exigente Super Mario Club. Quizás por eso, y restando algunos juegos de mediados de los 90 (principalmente para CDI), Mario siempre ha permanecido en EAD (el estudio de Miyamoto) o como mucho en Hal Software (Kirby) o Intelligent Systems (Fire Emblem y Metroid), a la postre tentáculos de la propia compañía de Kyoto. Por eso, resulta curioso este Super Mario Ball, ya que ha sido realizado por Fuse Games, una compañía británica formada por ex desarrolladores de Empire Interactive. Allí, realizaron la reconocida saga Pro Pinball, donde llegaron a alcanzar un gran nivel de jugabilidad, siendo sin ningún tipo de dudas los mejores juegos de este estilo que se han realizado en PC. Olvidando un poco a Hal, que ha desarrollado juegazos de Pinball, Nintendo ha confiado en los británicos para realizar la entrada de Mario en el mundo del Pinball ¿Merecerá la pena?.

Historia arquetípica, diseño innovador
Nada más empezar, una Intro desarrollada al estilo del Kinetoscopio (Imágenes sueltas), nos cuenta cómo Mario se transforma en una pelota y Bowser vuelve a secuestrar a la Princesa Peach. Como veis, la historia no puede estar más trillada, y el recurso de la maquina que convierte en bola a Mario no tiene ningún sentido. Es sólo una excusa para llevar a nuestro fontanero favorito al mundo del Pinball, aunque adaptado a la jugabilidad Mario. Y es que Super Mario Ball no cuenta con el desarrollo de un Pinball normal, sino que al estilo de los minijuegos de Pokemon Pinball, las fases son de tamaño reducido y en ellas debes eliminar a los enemigos. Esto puede descorazonar a los puristas, pero también es cierto que aporta una mayor variedad de mesas. El problema es que la mayoría de éstas son una simple sucesión de enemigos y el reto de los rebotes imprevistos o activar jumpers no existe en el juego.

Es, en definitiva, un juego para eliminar enemigos con los "flippers", y está estructurado de modo que tienes que recolectar monedas, llaves y estrellas para ir avanzando de fase en fase. Este desarrollo está basado en Mario 64, y cada uno de los mundos está dividido en varias mesas, en las cuales encuentras enemigos clásicos. Como hemos dicho antes, el desarrollo es igual que en las pantallas bonus de Pokemon Pinball, donde tenías que eliminar al enemigo. Muy de vez en cuando, tendrás que activar interruptores para hacer aparecer enemigos, o activar puentes y puertas. Otro de los cambios son el clásico mundo acuático, donde la física de la pelota varía. Como es habitual en la saga, ciertos enemigos deben ser afrontados mediante rebotes, ya que golpeándolos directamente no serán eliminados. El jugador pierde cuando la bola cae en el agujero último, ya que las mesas están estructuradas de manera jerárquica. De hecho, si caes en una habitación avanzada vuelves a la anterior y así sucesivamente hasta la fase en la que comenzaste.

PUBLICIDAD

Cada cierto tiempo, y coronando los mundos, te encontrarás a los jefes, que requieren de rutinas específicas al estilo de los matamarcianos clásicos. Son, con mucho, la parte más divertida del juego ya que requieren de un aprendizaje determinado, y no resultan monótonos. Por último hay que mencionar que, en la tienda de nuestro amigo Toad, podremos comprar ítems diversos basados en las bonificaciones clásicas de la saga (Setas, Estrella, etc.), que nos ayudarán a lo largo de la travesía por el mundo de los champiñones.

Apartado visual
Mario Ball es uno de los mejores juegos de la consola técnicamente, ya que acompañando al renderizado se ha incluido un número bastante grande de animaciones. El clásico fenómeno "Rise of the Robots", donde pocos fotogramas arruinan la jugabilidad, y que es muy habitual en GBA, no se ha producido y el juego no sufre ninguna ralentización ni resulta lento en ningún momento. El diseño de producción es excelente y muestra un variado conjunto de los mundos de Mario, incluyendo sobre todo las recientes entregas como Sunshine o Advance 4. Por último, hay que mencionar que la física de la pelota es sencillamente perfecta, y diríamos superior a la de Pokemon Pinball, demostrando la veteranía de muchos de los componentes de Fuse Games en realizar juegos de Pinball.
Apartado sonoro
Se ha compuesto mucha música buena y de calidad, algo que ya vimos en los Pro Pinball de Empire. Aunque hay algunos temas con reminiscencia de juegos anteriores, la mayoría de lo compuesto es nuevo, algo que demuestra la capacidad de Fuse. Aún con todo, el apartado de los FX es bastante mejor, teniendo una gran cantidad de expresiones de Martinet (Doblador de Mario), que aportan una variedad sonora y ambiental al juego muy eficiente. Es, sin duda, un apartado trabajado y a la altura del visual, siendo en conjunto uno de los juegos que más lucen en la 32 bits de Nintendo.

Diversidad monótona
Nos quejamos hace ya un tiempo de los juegos de Pinball que se ahorran tiempo de desarrollo incluyendo pocas mesas y objetivos en el juego. Fuse no ha querido que el jugador se aburra en mesas mal diseñadas, sino que por la propia estructura del juego, éste está lleno de niveles. El problema es que no son mesas en sí, sino pequeños minijuegos en los cuales debes eliminar enemigos o activar interruptores. Así, lo que podría ser una solución a un problema crónico en este tipo de juegos, se convierte en un error, cayendo irremediablemente en la monotonía. En su diseño, Mario Ball, recuerda a las Game and Watch como Zelda, en las cuales el único cambio entre fases se reduce a la inclusión de nuevos enemigos. Si la compañía británica hubiera hecho mesas más grandes (que no llegan a entorpecer la jugabilidad, como vimos en Pokemon Pinball), repletas de jumpers, rampas y bonificaciones, el juego estaría muy cerca de ser la última palabra en cuanto a este género. Lamentablemente, y a pesar de haber copiado la maravillosa estructura de Mario 64, el juego resulta poco divertido y a las pocas horas el jugador se aburrirá irremediablemente.

No todo van a ser defectos, claro está, y el control es magnífico: La física de la pelota y el sistema de detección de los blancos funcionan a la perfección. Así, es muy difícil que el jugador no acierte un blanco por idiocia, ya que midiendo bien los tiempos el juego resulta bastante retador. Por último hay que mencionar un error tremendo de diseño, y es que las puertas de los niveles están abiertas una vez que has accedido, con lo cual es posible que estés intentado pasar un nivel y lo resetees entrando en un nivel anterior. Un error fácilmente subsanable, y que resulta muy amateur en un juego producido por Nintendo.

Conclusión
Super Mario Ball es un "quiero y no puedo" demasiado doloroso, ya que con cierta mayor ambición podría haber sido un referente en el género del Pinball. Copiar la estructura de Mario 64 en el desarrollo de un pinball es de las cosas más innovadoras que hemos visto en el género. Lamentablemente, las mesas no acompañan y no se puede reducir un juego de este tipo a eliminar tres enemigos en cada una de las fases. Aunque los ítems, y sobre todo las divertidísimas batallas con los jefes, ayudan a que el juego no aburra tanto, son muchos niveles en los cuales el jugador repite una y otra vez los mismos esquemas de juego. En fin, no llega a ser un borrón en la franquicia Mario, pero si las ventas no responden, es muy posible que Nintendo se lo piense dos veces antes de sacar de nuevo al fontanero de Japón.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Género/s: Plataformas
PEGI +3
Plataformas:
Game Boy Advance
También en: WiiU

Ficha técnica de la versión Game Boy Advance

ANÁLISIS
6.8
  • Fecha de lanzamiento: 26/11/2004
  • Desarrollo: Nintendo
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Cartucho
  • Textos: Español
COMUNIDAD
6.36

PUNTÚA
Super Mario Ball para Game Boy Advance

18 votos
Flecha subir