Análisis de Rugrats: Travesuras en el castillo (Game Boy Advance)

·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5.5
SONIDO
5.3
NOTA
5.1
DIVERSIÓN
5
JUGABILIDAD
4.5
Análisis de versión Game Boy Advance.
De la televisión al videojuego
Y otro plataformas más que llega a Game Boy Advance basado en una jugosa licencia. Habiéndole precedido ya juegos como el recientemente comentado Atlantis, Spiderman, o X-Men, aterriza esta vez en GBA una nueva versión en videojuego de una popular serie animada (americana). En este caso se trata de Rugrats, una simpática serie dirigida esencialmente al público más joven, creada allá por principios de los 90, y conocida por estos lares como ‘Aventuras en pañales’. Actualmente a nivel nacional la serie se puede seguir a través del espacio THP de La 2, los mediodías de lunes a viernes, además de en el canal de cable Nickelodeon, y ha pasado ya anteriormente por algunos canales autonómicos. Con la serie los más pequeños (y no tanto) de la casa podrán disfrutar de las divertidas aventuras de Tommy y sus amigos Chukie, Lil y Phil, todos bebés de dos años, para evitar las malvadas travesuras que su prima Angelica (de cinco) siempre les prepara.

Mundos imaginarios, mucho surrealismo, entrañables personajes, y un desarrollo fácil y rápido son las principales características de la serie. Una serie bastante popular alrededor del mundo entero (especialmente en USA y Canadá), y que cuenta ya en su haber con unos 150 capítulos, así como dos largometrajes de animación, ambos estrenados en las carteleras de nuestro país. Por no hablar de los videojuegos, abundantes en diversas plataformas. Pero no deja de ser una serie para niños. Y como tal, es de esperar que sus videojuegos estén pensados para ellos. Y es lo que (en líneas generales y salvando irregularidades varias) ocurre con este ‘Rugrats: Travesuras en el castillo’.

Un episodio más
El planteamiento que el juego nos presenta podría fácilmente corresponder a uno de la serie de animación en sí. Contado mediante textos decentemente traducidos al castellano, y algunas pequeñas imágenes, se nos explica que Stu, el padre de Tommy, es el encargado de construir un jardín de infantes para una pizzería. Por ello, crea (cinco) diferentes "mundos" en lo que los niños podrán jugar (surrealismo al poder). Hasta ahí bien, pero resulta que Angelica les roba todas las posesiones a nuestros protagonistas, con lo que nuestra misión será recuperarlos a través de los seis mundos que el juego contiene. La característica más importante del juego será la de poder escoger a cualquiera de los seis bebés para jugar la aventura, aunque apenas notemos la diferencia entre los personajes.
Lo mejor del juego: los gráficos
El apartado gráfico es lo que sin duda más sobresale del aspecto general del juego. Unos decorados detallados, muy coloridos, y unos personajes decentemente animados (aunque los diseños de algunos ciertamente asustan) son sus principales características. No es nada excesivamente espectacular, pero cumplen. Aunque como ya ha ocurrido en otros juegos, topamos con el problema de no distinguir las zonas del decorado que podemos recorrer y las que no, pero tampoco es nada importante. Por otra parte, en ocasiones la cámara va demasiado por libre, llegando a marear al jugador, pues el scroll no se ha acabado de adaptar con precisión a la pantalla de GBA. Por su parte el sonido no tiene más papel en el juego que el de amenizar los niveles. Melodías simples, animadas, y algo repetitivas, pero que apenas se notan (para bien y para mal). Sin duda, el apartado técnica es el más logrado del juego.
Control y diseño desastrosos
Es en la jugabilidad donde encontramos la lacra más palpable del juego. Y es que tanto el control de nuestro personaje como la utilización de los controles de GBA, por no hablar ya del diseño de los niveles, resultan tremendamente defectuosos. La inercia de nuestros protagonistas después de correr nos jugará más de una mala pasada (caer desde lugares muy alto por no haber frenado antes), y sus espectaculares saltos de varios metros nos traerán muchas complicaciones, especialmente en los primeros compases del juego. Entrando ya en el tema del control, se podría decir que sólo utilizaremos la cruceta y el botón A (para saltar). Esto se debe al hecho que los botones L y R no tienen absolutamente ninguna función, y que el botón B, utilizado para "atacar", pues... tampoco sirve de demasiado, por no decir nada. ¿Porqué? Básicamente porque para el que suscribe aún está por ver para qué sirven los ataques en este Rugrats. Y es que los enemigos que nos encontremos nos podrán herir, pero nosotros a ellos no podremos. Tan solo podremos lanzarles algunos objetos (los que vendrían a ser nuestras armas) con las que distraerlos, y así poder saltar por encima de ellos y proseguir con nuestra aventura. ¿Original? Sí. ¿Efectivo? No.

En cuanto a los niveles, éstos no desmerecen en general: son bastante grandes, y sus fondos aparecen detallados y coloridos. Pero hay algo ciertamente incomprensible en este aspecto: su diseño. Digamos que el objetivo de cada nivel es llegar a su final. Del punto A al B, que generalmente se encuentran en una recta. Pues bien, para superar el nivel tan solo deberemos correr a través de éste lo más rápido posible, esquivando los enemigos y escasos inconvenientes del terreno.

Y ya está. Nivel completado. Sin más requisitos, y en apenas un par o tres de minutos. Y es que el juego no contiene aliciente alguno aparte del de recoger todos los ítems esparcidos por el terreno, una tarea algo irrelevante dado que no nos servirá de nada. Llegados a este punto, lo normal es que el jugador opte por intentar recoger todos los ítems del nivel en cuestión, pues así el juego proporcionará más horas de diversión. Craso error.

El susodicho diseño de éstos hará que nos perdamos una y otra vez, que caigamos de altísimas plataformas por querer conseguir un ítem (teniendo que volver a subir hasta donde estábamos de nuevo), y así un sinfín de despropósitos que parecen haber sido introducidos por los programadores adrede con el fin de alejarnos del juego. Por no hablar ya de los enemigos finales. Bueno, enemiga final, debería decir, pues en cada uno de los cinco mundos la enemiga es la misma: Angelica. Con diferentes ataques y estilo, pero es ella. Y... de nuevo desconocemos la forma de acabar con ella, lo cual hace aún más frustrante la experiencia de juego.

Pero aún y los nombrados errores, el juego no es del todo injugable. Hay algunas zonas bien pensadas (por ejemplo, la que atraviesas el nivel subido en una alfombra voladora), y los escenarios variados lo son. No proporciona demasiado entretenimiento, pero tampoco es un juego defraudante en su totalidad (aunque sí en gran parte).

¿Para los más pequeños?
Es lógico pensar que el videojuego de una serie cuya principal audiencia son el público infantil vaya dirigido a este mismo público. Y este caso no rompe la norma, pues el juego es tremendamente fácil y muy llamativo visualmente. Esto, unido a la evidente falta de alicientes y profunidad hace de este Rugrats un juego para los más pequeños de la casa. Pero no os engañéis, quizás hasta a ellos les aburra su monótona jugabilidad, en especial si no se conoce la serie original. Si tienes entre 6 y 10 años, y eres un ferviente seguidor de las trepidantes aventuras de Tommy y cia., dale una oportunidad. El resto, olvidaos de él.

Últimos análisis

Fading Afternoon - Análisis
Fading Afternoon - Análisis
Análisis
2024-07-09 10:43:00
El último juego del creador de The Friends of Ringo Ishikawa es una excelente mirada melancólica a la cruda y violenta vida de un yakuza en la Japón de los años 80.
Viking Survivors - Análisis
Viking Survivors - Análisis
Análisis
2024-07-06 10:27:00
La falsificación es una combinación fascinante entre arte y ciencia.
Fireside - Análisis
Fireside - Análisis
Análisis
2024-07-02 10:43:00
Intercambiar objetos, hacer trueques y lo más importante: ayudar al prójimo. Esa es la idea de Fireside que llega para satisfacer a los amantes de experiencias narrativas más plácidas y tranquilas.
Die by the Blade - Análisis
Die by the Blade - Análisis
Análisis
2024-06-30 10:57:00
Con un presupuesto muy modesto, Die by the Blade se inspira en el mítico Bushido Blade y sus armas letales en este juego de lucha 3D.
Super Monkey Ball Banana Rumble - Análisis
Super Monkey Ball Banana Rumble - Análisis
Análisis
2024-06-27 10:04:00
Super Monkey Ball regresa con una divertida entrega que tiene algo para todos: veteranos, novatos, jugadores en solitario y adictos al multijugador.
Destiny 2: La forma final - Análisis
Destiny 2: La forma final - Análisis
Análisis
2024-06-26 09:04:00
Bungie pone punto y final a la historia que lleva contando 10 años con la mejor campaña hasta la fecha, tanto en la historia como en lo jugable y en lo artístico.
Plataformas:
Game Boy Advance

Ficha técnica de la versión Game Boy Advance

ANÁLISIS
5.1
  • Fecha de lanzamiento: Finales de 2001
  • Desarrollo: Software Creations
  • Producción: THQ
  • Distribución: Proein
  • Precio: 57 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Contraseñas
COMUNIDAD
9

Rugrats: Travesuras en el castillo para Game Boy Advance

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir