Análisis de Midnight Club Street Racing (Game Boy Advance)

Geo ·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
5.5
NOTA
4.5
DIVERSIÓN
3
JUGABILIDAD
6
Análisis de versión Game Boy Advance.
El Club de medianoche
Muchas son las carreras clandestinas ilegales que se organizan en las ciudades a altas horas de las madrugadas. Normalmente están protagonizadas por jóvenes locos dispuestos a darlo todo por quedar primeros sea al precio que sea. En estas carreras no hay reglas, ni siquiera hay circuitos, solamente se precisan unos puntos por donde todos los corredores deben pasar, cada uno define sus propio trazado, lo único importante es llegar el primero a la meta. Midnight Club Street Racing es un juego ambientado en este "deporte" de conducción y nos propone que tomemos el control de un taxi con la intención de introducirnos en estas carreras. Todo esto suena muy bonito, pero los chicos de Destination Software no han sabido trasladarlo al papel –por lo menos decentemente-, y aquí os explicamos el por qué.
De PS2 a GBA
MCSR no es un juego original ya que se trata de una traslación de la versión aparecida a principios del año pasado para la negra de Sony. Ese mismo juego, cuyo nombre es igual al que presentamos hoy, es uno de esos juegos que si bien no te deja con la boca abierta tampoco es una basura tremenda, simplemente pasa desapercibido. Como habéis podido leer más arriba, MCSR es la versión del juego de PS2 pasado a la portátil de Nintendo. La mecánica es la misma y los controles parecidos, sólo cambia el look, que ha pasado de unas perfectas 3D a una vista aérea al más puro estilo Grand Theft Auto (en sus 2 primeras entregas).
Gráficos decentes.
Los gráficos no son del todo brillantes pero tampoco es el apartado en el que recaiga el juego. A simple vista, el aspecto de las ciudades está bastante trabajado, tiene sus fallos, sí, como es la total ausencia de peatones o cualquier cosa que se le parezca pero tiene más pros que contras, como lo es el efecto de las luces de las farolas o el ambiente que te recuerda en todo momento que estás en una carrera clandestina. El modelado de los coches está bastante bien definido, con unos coches grandes y bien estructurados; los choques de éstos también son reconocibles ya que el vehículo presentará magulladuras según vayas chocándote con las farolas o los demás vehículos, bajando la resistencia de éste hasta llegar al punto en el que el coche de quede "muerto".
Sonido
El sonido del juego es tolerable, las melodías tienen una calidad bastante pésima pero se "medio-contrarrestan" con unos efectos fx normalitos. Las melodías, pese a no ser aburridas ni te cansen en exceso son bastante malas en cuanto a calidad de sonido; en referencia al sonido fx hay que mencionar que es bastante aceptable, se pueden distinguir perfectamente el pitido del claxon de los conductores, el rugir de los motores o el choque de los automóviles contra las paredes que están bien determinados pero que tampoco destacan en demasía.
Salvando la partida
Uno de los fallos del juego es que el cartucho no tiene sistema de almacenamiento de partida por lo que cada vez que ganes una carrera debes memorizar -o en su defecto apuntar- una contraseña. Esto es bastante malo ya que las contraseñas te las dan únicamente cuando ganas carreras y no cuando consigues coches por lo que cada vez que vuelves a jugar pierdes toda la información de la anterior partida. El lado positivo del sistema de passwords es que si un determinado personaje se te resiste puedes buscar la contraseña correspondiente para así poder seguir adelante.
¿Cómo jugar a esto?
La mecánica del juego es bastante simple (quizás demasiado), debemos enfrentarnos con nuestro Taxi a distintas bandas, donde haremos distintas apuestas, las cuales consisten en jugarse los coches, el que gana se queda con el del contrario. En todo el juego hay un total de 40 coches, todos ellos diferentes, lo que es una gran noticia; también correremos en 2 famosas ciudades, Nueva York y Londres.
Los grandes fallos...
Si a todo lo que hemos mencionado antes le hubiéramos sumado dos cosas más, ahora mismo podríamos estar hablando de un buen juego de GBA, pero la verdad es dura y el juego con el que estamos tratando también lo es, es más, el juego llega muchas veces a ser pesado y, por encima de todo, aburrido. Al igual que en la versión de 128 bits debes competir, hacer carreras con tus contrincantes (no sin antes demostrarles tus habilidades como piloto) y llegar a la meta el primero, no hay reglas ni caminos, sólo la salida, la meta y unos puntos por los que todos los corredores deben pasar para que la carrera sea válida. Precisamente esto era lo bueno de la versión de PS2 ya que, al no haber circuito definido, podías buscar atajos en la ciudad para recortar el tiempo y así adelantar a los competidores, pero todo esto en la versión de GBA se ha perdido por completo, y no es porque ahora haya camino definido y debas ir por donde te obligan, sino porque es literalmente imposible buscar otros trazados y debes limitarte a seguir a los "malos". La razón de esto es porque si intentas buscar algún atajo te resulta imposible, te pierdes, y debes volver atrás para pasar por todas las banderas, por lo que el juego te limita a seguir y seguir, siempre guiándote por la flecha que aparecerá en la parte superior de la pantalla y, cómo no, por tus adversarios.

El otro gran fallo no es que sea un fallo en sí, sino que es algo que podían haber incluido sin ningún esfuerzo pero que habría logrado que el juego ganase un par de enteros. Se trata del inexistente modo multijugador que tan bien le habría quedado al cartucho y tan simple parece su realización.

Gran desilusión
Bueno, hablando con franqueza tenemos que decir que este juego no es, ni muchísimo menos, una obra de arte. Midnight Club Street Racing va destinado única y exclusivamente a los verdaderos amantes del motor y que no tienen reparo en gastarse casi 60 Euros (10.000 pesetas) por un juego que apenas va a divertir. Lo dicho, si te sobra el dinero y eres un gran amante de la conducción hazte con él, pero si no... ya puedes ir buscando otro juego.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Halo Infinite - Análisis
Halo Infinite - Análisis
Análisis
2021-12-06 09:01:00
343 Industries firma su mejor trabajo hasta la fecha con una fantástica campaña y un multijugador con un brillante futuro por delante.
Chorus - Análisis
Chorus - Análisis
Análisis
2021-12-03 16:07:00
Acción y libertad de movimientos en un arcade de naves que destaca por la narrativa y el uso de habilidades especiales.
Solar Ash - Análisis
Solar Ash - Análisis
Análisis
2021-12-02 17:13:00
Los creadores de Hyper Light Drifter estrenan una absorbente aventura de plataformas y exploración con un estilo único y mucho buen hacer.
Rocket League Sideswipe - Análisis
Rocket League Sideswipe - Análisis
Análisis
2021-12-02 13:06:00
El éxito de Psyonix llega a móviles con una adaptación que mantiene intacta la experiencia de la saga, ofreciendo ese equilibrio entre accesibilidad y profundidad ahora en 2D.
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Análisis
2021-12-01 15:27:00
Lustros después de aquella moda de los juegos que 'medían' el potencial del cerebro vuelve la saga de Nintendo con un renovado énfasis en el multijugador.
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Análisis
2021-12-01 14:00:00
Los galos más queridos y famosos de los cómics regresan con un nuevo y bonito videojuego que fracasa en su propuesta jugable.
Género/s: Carreras arcade / Coches
Plataformas:
Game Boy Advance

Ficha técnica de la versión Game Boy Advance

ANÁLISIS
4.5
  • Fecha de lanzamiento: Año 2002
  • Desarrollo: Digital Worldwide
  • Producción: DIgital Worldwide
  • Distribución: N / D
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Cartucho
  • Textos: Español
  • Voces: N/D
  • Opción 60Hz: No
  • Online: No
COMUNIDAD
6.39

PUNTÚA
Midnight Club Street Racing para Game Boy Advance

9 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir