Análisis de Final Fantasy Tactics Advance (Game Boy Advance)

Han pasado seis años desde que Final Fantasy Tactics naciera en PlayStation. Ahora, una nueva entrega para GBA representa el regreso de los Final Fantasy a las consolas Nintendo de la mano de SquareEnix.
D. Escandell ·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
8
NOTA
9
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versión Game Boy Advance.

En la línea de juegos ya clásicos en el género, como la saga Tactics Ogre, SquareEnix nos presenta lo que se ha dado en llamar algo así como tactic-rpg (optaremos por esta nomenclatura, que es la que obviamente prefieren los creadores), con peculiaridades que definiremos más adelante. Ahora tal vez sea más importante aclarar para los menos informados que no estamos ante otro remake para la portátil de Nintendo, sino de un juego completamente nuevo dentro de un catálogo cada vez más completo en el género de los RPG. Quede claro, entonces, que aunque las reminiscencias del citado juego de PlayStation son innegables y están presentes, el juego presenta elementos totalmente novedosos en jugabilidad y argumento, lo suficientemente considerables como para no considerarlo tampoco una secuela; ni, mucho menos, una secuela de la saga numerada, ni tampoco un spin-off: es un título con entidad propia.

El sistema de juego
Lo más importante en Final Fantasy Tactics Advance, como supondréis, son los propios combates, que mantendrán la perspectiva isométrica que rige todo el juego, sirviéndose de unos menús muy sencillos e intuitivos, presentados en perfecto castellano (podremos escoger 5 idiomas en la versión europea del título), y un sistema, en general, muy accesible. Si, pese a todo, tenemos problemas, la ayuda es muy completa, y además, el principio del juego cumple perfectamente como pequeño tutorial para las opciones básicas, de manera que no tendremos que perder tiempo con el manual de instrucciones y podremos meternos en faena nada más encender la consola. Sobra decir que la perspectiva, dado el género -basado en combates por turnos y en mapeados por los que nos podremos desplazar para buscar posiciones ventajosas, esto es, intentar escapar del alcance del rival o, al contrario, mejorar nuestra posición para infligir más daño con nuestro ataque-, se ajusta perfectamente, y el diseño de las localizaciones no dificulta en ningún caso el desarrollo de los combates.

Los movimientos básicos durante el combate son (naturalmente) desplazar a los personajes por el escenario de batalla en el orden que establezca el parámetro de velocidad de cada uno, atacar, o preparar movimientos especiales o hechizos, como hemos dicho, todo a través de unos menús bien diseñados, aunque cuando lleves varias horas tal vez llegues a pensar que sobra alguno. Los enemigos son bastante astutos, especialmente según avanzas en el juego, pues la curva de dificultad está muy bien diseñada, y tus personajes evolucionarán de manera proporcionada. El hecho de que no haya que esperar un turno completo para hacer tus movimientos, pues, como hemos dicho, se establece el turno de cada uno de los personajes en función de la agilidad de éstos, dota a los combates de una agilidad bastante alta, ejecutándose las acciones en el momento, ya sean ataques simples o grandes hechizos, pero pudiendo dañar a nuestros compañeros si están en nuestro campo de acción, o incluso a nosotros mismos, siendo un elemento que tendremos que tener siempre muy presente.

Hay que cumplir la ley
Una de las peculiaridades que nos vamos a encontrar –y que se ha comentado hasta la saciedad-, es la presencia de unos jueces que nos obligarán a cumplir las reglas del combate bajo pena variable, pero que conviene siempre evitar; pero es que, además, estas reglas irán cambiando. Los castigos, y vale la pena incidir en esto, pueden ser tan graves como acabar enjaulado, algo que será, cuanto menos, un contratiempo severo. Así, por ejemplo, en uno de los primeros combates, veremos que el uso de los objetos está penado, y, tras derrotar a nuestro enemigo, se nos mostrará el destino que correremos si incumplimos esa norma. Esto hace que tengamos que estar pendientes de las variantes del combate, y añade un elemento estratégico superior, pues tal vez se nos niegue la posibilidad de usar un tipo de magia determinada que, casualmente, es nuestro principal elemento de ataque, por lo que deberemos tener un equipo compensado, capaz de desarrollar estrategias que superen las reglas impuestas en combates determinados y no depender nunca en exceso de nada ni de nadie, pues lo que nos ha proporcionado innumerables victorias fácilmente, puede ser también lo que nos lleve a una derrota inevitable. Por lo tanto, acuérdate de revisar siempre las normas que rigen un combate, si no quieres llevarte sorpresas desagradables cuando efectúes tu mejor estrategia.
Los extraños personajes de Ivalice
En el juego nos iremos encontrando con muchos personajes de todo tipo que se irán sumando a nuestro grupo, entre los que tendremos que escoger a nuestros luchadores, así como una gran variedad de ítems que nos ayudarán a mejorarlos e, incluso, a hacer que personajes hagan movimientos que por su clase a priori no podrían ejecutar, por lo que, si jugamos a dobles (necesitaremos dos cartuchos), podremos sorprender a nuestro contrincante con ataques inesperados. Con todo, la opción versus no es la única para no jugar solos, pues también tendremos la posibilidad de cooperar en ciertas misiones o intercambiar objetos.

De hecho (y visto de un modo bastante superficial, pero que bastará para que entendáis cómo funciona), conseguir nuevos objetos y mantenerlos equipados o usarlos con regularidad será el modo principal para mejorar las habilidades de nuestro grupo, y, en ocasiones, sólo combinando la experiencia ganada en combates con el uso de algún objeto lograremos nuevos movimientos y cualidades. Por supuesto, conseguir un grupo equilibrado y poderoso que nos dé serias opciones de victoria ante los contrincantes más duros será un trabajo gratificante que nos llevará muchas horas, pues tendremos que conseguir objetos, entrenarlos, y conseguir mejorarlos para desbloquear nuevas clases dentro de estos personajes.

PUBLICIDAD

Nuestro protagonista, por cierto, es un chico normal que se encuentra, tras leer junto con sus amigos un libro mágico, en un mundo llamado Ivalice que se parece muchísimo al de su videojuego favorito: Final Fantasy. Este mundo, sin embargo, tiene ciertos paralelismos con su pueblo homónimo, y parece conectado en cierto modo… así que tendrán que encontrar el modo de volver a la realidad. Algunas publicaciones han comparado con mayor o menor acierto este principio con el de La historia interminable, aunque no es una opinión que comparta especialmente quien firma estas líneas…

En este mundo se va a encontrar básicamente con cuatro razas (sin contar la humana): moogles, bangaas, vieras y nu-mous, que ya iréis conociendo desde muy pronto en la aventura, pero para que te vayas haciendo una idea son, respectivamente, unos amigables bichos con más aspecto de oso de peluche que otra cosa y que los habituales de la saga conocerán de sobra; hombres lagarto que pueden parecer ariscos; lo más parecido a las amazonas que nos encontraremos en el juego y… bueno, los nu-mous… que también tienen ese ligero aire de peluche con orejas grandes. Cada raza, además, tiene sus propias clases, y muchos de estos personajes cambiarán su aspecto en diferente grado en función de la clase que tengan.

Atlas variable
Las zonas del juego, que no son pocas, se irán abriendo poco a poco, según cumplamos misiones, dándonos así más opciones cuanto más avancemos, creando incluso un mapa propio del mundo de Ivalice, colocando diversos elementos en él, y, según cómo lo hagamos, conseguiremos recompensas. Efectivamente, es tan raro como suena, pero no por ello menos curioso, y una manera más de conseguir objetos jugando con las diferentes posibilidades que nos ofrece el mapa del juego.

Las misiones que se nos presentan, las aceptamos en las tabernas de los lugares que visitamos, aunque nos encontraremos también con encarguitos inevitables para los que tendremos que dejar encargado a un personaje no controlable del que no dispondremos durante un tiempo, así que tendremos que escoger muy bien a quién dejamos esa responsabilidad y, cómo no, evaluar si podemos permitirnos no contar con él.

En lo técnico…
En el apartado técnico, aunque la banda sonora del juego no llega a estar a la altura de los grandes en este sentido del catálogo de GBA, es sin duda un elemento más notable que no se hace desagradable en ningún momento del juego e, incluso, tiene melodías de calidad reseñable. Gráficamente es muy limpio, con un diseño sencillo pero agradable, y con unas imágenes que acompañan al diálogo de los personajes que ayudan a personalizarlo, pues nos presentan rostros individualizados con mucho más carisma que el de los sprites. Las animaciones, eso sí, son suaves, muy bien recreadas, y sin descuidar a ningún personaje, y varios movimientos especiales presentan animaciones y escenas que nos sorprenderán, incluyendo algunos efectos gráficos y sonoros muy destacables que ayudan a amenizar el desarrollo de los combates.

El diseño, en todo caso, es llamativo, y muy bien detallado, pero nos encontraremos con algunos escenarios en momentos repetitivos, y con ralentizaciones ocasionales, que, sin ser especialmente molestas, no pueden ser ignoradas, aunque se limitan a momentos de auténtica masificación en la pantalla. Un aspecto muy positivo, por otro lado, es la opción de escoger entre tres configuraciones de color a través de la opción COLOR MODE que nos ofrece el menú principal, y que nos ayudarán a ver el juego en las mejores condiciones en la pantalla de nuestras GBA así como, también, en la pantalla de televisión, pues una de esas opciones es específica para el GB Player, el periférico de Nintendo que se conecta a la consola de sobremesa GCN y te permite jugar todo el catálogo de la portátil. Las dos posibilidades de configuración para GBA varían en los tonos, así que irá por gustos; la específica para televisión es más que recomendable si es así como jugamos a FFTA.

Ya hemos señalado que la versión europea incluye, entre otros, el español como idioma para los textos (el juego, como habréis supuesto, no incluye voces… si no contamos ciertos grititos de algunos personajes), y la verdad es que la traducción es muy acertada y ayuda a conseguir atraparte en el juego, con algunos golpes de humor pasados al castellano sin perder ni un ápice de gracia. Sin duda, un trabajo muy logrado. Como vemos, en lo técnico, sin ser ninguna maravilla y no destacar por ningún aspecto concreto, el aspecto general es notable y los pros destacan muy por encima de los contras.

Conclusión
Final Fantasy Tactics Advance consigue distanciarse de su antecesor lo suficiente como para ser considerado un juego independiente, capaz de captar la atención de los que ya conocían la entrega de PlayStation y, también, de los neófitos en un (sub)género que está cada vez mejor representado en Gameboy Advance, y con títulos de una calidad muy destacable. FFTA es una muy buena opción para quienes quieran seguir disfrutando de estos juegos, e incorpora elementos que le dotan de una personalidad y jugabilidad diferente a los otros exponentes del catálogo de la portátil, por lo que será del agrado de los que ya poseen juegos a priori similares, o de los que no han tocado algo parecido en su vida, si bien estos últimos tal vez tengan problemas con el sistema de clases y el mapa tan especial del juego, pero son estos pequeños inconvenientes para un título que, si bien no destaca muy especialmente por el apartado técnico (muchos juegos de GBA le superan en todos y cada uno de los posibles campos), sí lo hace por conseguir enganchar gracias a un sistema de juego con variaciones refrescantes y una curva de dificultad muy bien llevada que, junto con una traducción muy agradable y bien efectuada, nos ayudará a meternos de lleno en Ivalice.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Horror Tales: The Wine - Análisis
Horror Tales: The Wine - Análisis
Análisis
2021-08-05 12:13:00
La antología de juegos indies de terror se inicia con ideas interesantes pero dejando un sabor agridulce.
The Forgotten City - Análisis
The Forgotten City - Análisis
Análisis
2021-08-03 17:01:00
The Forgotten City nos lleva a investigar una misteriosa ciudad romana sumida en un bucle temporal. Analizamos este curioso e interesante juego que nació como mod para The Elder Scrolls V: Skyrim.
Microsoft Flight Simulator - Análisis
Microsoft Flight Simulator - Análisis
Análisis
2021-08-03 10:39:00
El simulador de vuelo, tradicionalmente de PC, llega ahora a la nueva generación de consolas Xbox con un resultado increíble.
The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Género/s: Tactical RPG
Plataformas:
Game Boy Advance
También en: WiiU

Ficha técnica de la versión Game Boy Advance

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 24/10/2003
  • Desarrollo: Game Designers Studio
  • Producción: Square
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 39.95 €
  • Formato: Cartucho
  • Textos: Español
COMUNIDAD
8.19

PUNTÚA
Final Fantasy Tactics Advance para Game Boy Advance

253 votos
Flecha subir