Vandal

Vandal Game Music

Cada semana, un artículo sobre música de videojuegos.

Nobuyuki Ohnogi. Una herencia inmortal

Despedimos con tristeza a una de las mayores leyendas de la música de videojuegos en Namco.
Nobuyuki Ohnogi. Una herencia inmortal
·

A menudo somos injustos. Nos preocupa tanto el resultado de cada videojuego y el frío análisis de lo que contienen que nos olvidamos de las personas que hay detrás. Creadores que tienen su vida propia, sus propios sueños… y que no siempre estarán ahí. Seguramente no nos demos cuenta, pero algún día lo único que quedará será su obra y lo que los jugadores hemos hecho de ella, para bien o para mal.

Resulta algo difícil ahora mismo dar con aquellos jugadores a quienes Nobuyuki Ohnogi marcó musicalmente en vida, pero no nos cabe duda de que fueron muchos. No importa si no le conocían mientras alguna vez se sentaran a disparar a enjambres alienígenas en Galaga o arrestar gatos con Mappy, porque el recuerdo permanecerá ahí. Un recuerdo que ahora nos viene a la mente al decir adiós a aquel programador de audio de Namco que tan importante fue para la edad dorada del arcade. Y es que anoche conocíamos la noticia de su muerte a los 63 años, un infortunio que sucedió en agosto y que por respeto a la familia no habían querido hacer público hasta ahora. Así que nosotros vamos a dedicarle un merecido homenaje para que todo el mundo sepa el verdadero valor de su contribución a este arte.

Arquitecto del sonido Namco

Nobuyuki Ohnogi nació el 27 de enero de 1956 en Shizuoka, lugar en el que se crió. A temprana edad comenzó a mostrar interés por la electrónica y el sonido sintetizado, por lo que acabó estudiando una ingeniería en la Universidad de Chiba. De ahí y sin apenas experiencia consiguió entrar en Namco en 1980 gracias a un amigo, incorporándose inicialmente como programador sin relación al audio y entablando una estrecha relación con Masanobu Endo, uno de los primeros grandes creativos.

Aquel primer año colaboró en el desarrollo de Rally X, mítico arcade de carreras que está considerado el videojuego que introdujo una secuencia de audio continuada, a cargo del diseñador de sonido de Pac-Man, su compañero Toshio Kai. Además de eso, Ohnogi tuvo la oportunidad de añadir de su propia cosecha la sintonía de máxima puntuación. Impresionados por su habilidad para el sonido y la composición, sus jefes en Namco le asignaron como encargado de sonido de la compañía, siendo el primero de todos, dado que Toshio Kai lo hizo de manera pasajera y no volvería a dedicarse a ello.

De ese modo en los años siguientes compartiría profesión con otras dos leyendas de Namco como son las compositoras Yuriko Keino y Yunko Ozawa. El arcade New Rally X, secuela del anterior, fue el que le hizo estrenarse en 1981, y cerraría el año con otros clásicos como Warp & Warp, Bosconian y por supuesto el gran Galaga, de cuya sintonía hablamos en el primer artículo de esta columna. Sin duda uno de los carismáticos referentes que marcó para siempre el sonido de la música de videojuegos.

En 1982 seguiría con más joyas arcade como Pole Position y un año después con Pole Position II, Libble Rabble y Mappy, que es otro de sus juegos más conocidos y recordados, no en vano ha sido citado por Koichi Sugiyama como el que le animó a componer para videojuegos. A partir de 1984 pasaría a realizar conversiones a Famicom de algunos de estos títulos gracias a un driver de sonido que programó junto a Fukashi Ohmorita. También ese año es cuando Alfa Records editó el álbum Video Game Music —el primer disco de videojuegos de la historia—, que incluía todos los juegos de Ohnogi hasta ese momento arreglados por Haruomi Hosono, miembro de Yellow Magic Orchestra.

Metro-Cross fue su siguiente juego original en Namco, un plataformas puntero y uno de sus trabajos más elaborados de su carrera, en especial por esos guiños al jazz y el ragtime que tanto influirían luego en la música de Nintendo. Al igual que otras placas, la compuso haciendo uso de un sintetizador Sequential Circuits Prophet-T8, de hecho se le puede ver en un fragmento del making of del juego en el que aparece con auriculares interpretando un fragmento para el propio Masanobu Endo.

Game Studio y Scitron

1985 marcaría su salida de Namco, aunque no dejaría de desarrollar juegos para ellos. Ayudó a fundar la empresa independiente de Masanobu Endo bajo el nombre de Game Studio, un equipo que se estrenó con la secuela Hopping Mappy en 1986. Desde allí siguió haciendo conversiones de otros títulos de Namco —y su propio Metro-Cross— y componiendo nuevos como Family Circuit. En ciertos casos únicamente hacía de programador de audio, que es la tarea que más terminaría haciendo sus últimos años, llegando a programar juegos importantes como los Wizardry de Famicom en 1989.

De manera paralela, en 1986 se vio involucrado en la fundación del sello discográfico Scitron and Art junto a Kazusuke Obi, levantado sobre el personal de G.M.O Records, otra que a su vez surgió de las cenizas de YEN Records (Alfa Records). Dentro participó activamente en el arreglo, la edición y en algunos casos la producción de varios discos de videojuegos, entre ellos Famicom Music o el Super Mario Bros. 3 -G.S.M.(FC) Nintendo 1-. Su obra fue adaptada también en otros discos recopilatorios de como los Namco Video Game Graffiti, la serie Namco Game Music y los Namco Game a la Mode.

Hideharu Satou, Hiroshi Ono y Nobuyuki Ohnogi en el evento Dengeki Game Music Live 2017.
Hideharu Satou, Hiroshi Ono y Nobuyuki Ohnogi en el evento Dengeki Game Music Live 2017.

Nobuyuki Ohnogi dejó los videojuegos en 1994 para dedicarse a su vida y su familia, y lo hizo tras lanzar Super Family Circuit para Super Famicom, el único juego que compuso en 16 bits. También dejó Scitron, y durante los 25 años siguientes apenas se supo nada de él aparte de que se hizo cargo del restaurante de ramen familiar. Este mismo año daba la sorpresa al volver a componer en 16BIT Rhythm Land, un juego no licenciado de Mega Drive desarrollado por Norio Nakagata, amigo y compañero de Namco. Este ha sido su último regalo, ya que a pesar de sus años de inactividad y su prematura muerte, será siempre recordado como padre de la música de videojuegos.

Edgar S. Fuentes
Colaborador
ANTERIORES
Vandal Game Music Especial VGM de Terror - Parte II
Vandal Game Music
16:34 30/10/2019
Recopilamos más bandas sonoras de juegos de terror siguiendo el especial de Halloween.
Vandal Game Music 'Brinstar'. La obertura espacial de Metroid
Vandal Game Music
16:50 6/11/2019
Hablamos de las oscuras piezas musicales que ambientan las aventuras de Samus Aran.
SIGUIENTE
Vandal Game Music Bandas tributo de videojuegos
Vandal Game Music
17:30 20/11/2019
Hacemos un repaso a los numerosos grupos de versiones que tocan música de videojuegos.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir