La era de los 4K y el HDR: un nuevo paradigma visual

Repasamos los conceptos y el funcionamiento de los nuevos estándares visuales en las actuales y futuras consolas.
La era de los 4K y el HDR: un nuevo paradigma visual
·

En los últimos meses, hemos asistido a la irrupción de una serie de términos y nuevas tecnologías que parecen haber venido al mundo de las consolas para quedarse. Tal y como sucedió hace años con el desembarco de la alta definición en el ecosistema de las máquinas de sobremesa de Microsoft y Sony, la actual resolución 4K UHD y los estándares HDR y sus múltiples aplicaciones, están destinadas sin ningún género de dudas a convertirse en una característica principal en los dispositivos de entretenimiento de ambas compañías, y en un motivo de peso para llevar a los videojuegos a un nuevo paradigma visual.

La era de los 4K y el HDR: un nuevo paradigma visual

La resolución 4K UHD: más allá de los 1080p

Una de las preguntas que sobrevuelan la mente de millones de jugadores actualmente, es si esta nueva carrera tecnológica en pos de un aumento masivo de la resolución y la cantidad de píxeles mostrados en pantalla lleva a algún lugar en concreto, o es un simple movimiento de marketing más. Pensad en un momento en la resolución 480p -640x480 píxeles- que mostraban algunos videojuegos en la era de los 128 bits. Suponían una resolución básica progresiva muy respetable en los monitores de aquella época, ofreciendo imágenes estables y definidas.

Pero llegó la alta definición a las consolas -que realmente, llevaba años en PC bajo la forma de múltiples configuraciones y maneras- y todo cambió. Su aceptación en el mercado fue más rápida de lo que cabría esperar, y consolas como Xbox 360 con su vetusta conexión por componentes -e incluso a través VGA-, ayudaron a convertir al jugador más profano en términos visuales en todo un ferviente defensor de la tecnología. Todo se veía mejor, más nítido, más natural y realista. Si bien muchos de los primeros monitores y televisores vendidos por aquel entonces ofrecían resoluciones que mostraban únicamente hasta los 720p -1280x720 píxeles-, la barrera entre la definición estándar y la alta definición se había roto, engrosándose por millares la lista de aficionados que ya comenzaban a jugar en resoluciones altas y comenzaban a reclamar más.

Cada fabricante presenta sus propias características en el estándar 4K, mostrando procesadores o técnicas de purificación de imágenes distinta entre paneles y modelos de televisor.
Cada fabricante presenta sus propias características en el estándar 4K, mostrando procesadores o técnicas de purificación de imágenes distinta entre paneles y modelos de televisor.

Los 720p fueron en el primer paso. La llegada de PlayStation 3 y el reproductor Blu-ray integrado, así como el desembarco de decenas de sistemas multimedia y televisores de gran tamaño, comenzaron a implantar en el argot popular los 1080p, estándar denominado como Full HD -1920x1080 píxeles-. Los 1080p son el estándar de la alta definición, pues ofrecen la resolución más alta de su tramo y a día de hoy, son usados en videojuegos, películas, retransmisiones televisivas y en múltiples contenidos audiovisuales.

La Alianza Ultra HD es la unión de un conglomerado de empresas para garantizar una serie de estándares en la nueva era del contenido y la certificación 4K.
La Alianza Ultra HD es la unión de un conglomerado de empresas para garantizar una serie de estándares en la nueva era del contenido y la certificación 4K.

Pero la tecnología no para de avanzar, y las tendencias del mercado son a veces, imprevisibles. Tras el fracaso del uso de las 3D en el ámbito doméstico -debido a un abuso en las salas de cines, una longeva crisis económicas y a la constante pelea con las gafas activas y pasivas-, parece que la era del 4K ha venido para quedarse. La resolución 4K -3840x2160 píxeles- es un salto cualitativo y cuantitativo con respecto a los 1080p, suponiendo el equivalente a cuatro veces más definición y aglutinando en nuestros paneles, televisores y monitores una cantidad superior a los 8 millones de píxeles.

PUBLICIDAD

Los 4K inauguran por tanto, la llamada Ultra Alta Definición -UHD en sus siglas en inglés, de Ultra High Definition Video-, ofreciendo una nitidez de imagen hasta 16 veces mayor que los 1080p del estándar Full HD e incorporando nuevas tecnologías colindantes que mejoran todavía más la calidad de imagen, como el HDR.

La técnica del reescalado y la resolución nativa

Como toda nueva tecnología, implica importantes cambios y una serie de conceptos que hay que asimilar. Si recordáis, durante los albores de la incipiente alta definición se pusieron de moda los reproductores que permitían el reescalado de DVD -720x576 píxeles- en pantallas de alta resolución. Esto permitía que el reproductor inventase información en la imagen para llegar a los 720p o los 1080p, mejorando considerablemente la calidad de imagen de la película o el contenido en cuestión, y propiciando un salto entre tecnologías menos abrupto. Algo así ocurrirá con las nuevas consolas Xbox One S y PlayStation 4 Pro, que si bien pueden reproducir contenido 4K a resolución nativa, escalarán de forma inteligente la mayoría de videojuegos que se ejecuten en ambos sistemas -con honrosas y destacables excepciones en el caso de la máquina de Sony, como veremos-.

¿Cómo escalará PlayStation 4 Pro sus juegos? Sony no ha desvelado muchos detalles técnicos al respecto, aunque sí sabemos que se utilizará algo que se llama cuadrícula o tablero de ajedrez 4x4, una técnica que multiplica el tamaño de los grupos de 2x2 píxeles, consiguiendo una imagen muy estable y a resolución más que aceptable, pese a no llegar a los 4K nativos. De todas formas, no es una pauta a seguir por todos los desarrolladores, ya que en función del título, como en Rise of the Tomb Raider, se ofrecerán variantes que nos permitirán ajustar la resolución, la tasa de frames o los efectos gráficos.

Por su parte, The Last of Us Remasterizado, sí funcionará a 4K nativos según Naughty Dog en PlayStation 4 Pro.
Por su parte, The Last of Us Remasterizado, sí funcionará a 4K nativos según Naughty Dog en PlayStation 4 Pro.

Tanto Xbox One S como PS4 Pro pueden ejecutar títulos a 4K nativos, aunque en el caso de la consola de Microsoft todavía no han anunciado ninguno, y será su sucesora, Xbox Scorpio, "la consola más potente jamás creada" que se lanzará en las navidades de 2017, la que apostará decididamente por los 4K. Aunque la mayoría de los juegos que se mostraron en la presentación de PS4 Pro eran reescalados a 4K, habrá algunos que serán 4K nativos ¿Cuáles? De momento, hay dos confirmados The Last of Us Remasterizado y The Elder Scrolls Online. Y es más: Smite también ha estado realizando pruebas en este campo para ofrecer la máxima resolución posible. Los escollos a salvar son muchos, ya que si se aumenta la resolución y la tasa de frames por segundo, muchos desarrolladores se verán obligados a sacrificar efectos gráficos e incluso adecuar sus títulos a la técnica del reescalado. Es decir, en esta incipiente era del 4K, observaremos títulos a 4K nativos, simulados o reescalados, y aderezados con HDR.

No todos los juegos de PS4 Pro reescalarán desde 1080p, y como ya ha comprobado Digital Foundry, títulos como Horizon: Zero Dawn partirán de resoluciones mayores, como 2K (2048x1080), hasta llegar a los 4K (3840x2160). Sony ha prometido que en las próximas semanas explicará más detalles de cómo funciona todo esto en PS4 Pro.

Horizon: Zero Dawn no funcionará a 4K nativos en PlayStation 4 Pro, pero Guerrilla Games ha usado una serie de técnicas para evitar que se note.
Horizon: Zero Dawn no funcionará a 4K nativos en PlayStation 4 Pro, pero Guerrilla Games ha usado una serie de técnicas para evitar que se note.

La importancia del HDR

El espectacular Battlefield 1 será uno de los primeros juegos compatibles con HDR en Xbox One S.
El espectacular Battlefield 1 será uno de los primeros juegos compatibles con HDR en Xbox One S.

Junto a la resolución 4K, y sobre todo en los últimos meses, hemos descubierto un nuevo convidado visual: el HDR. El HDR (High Dynamic Range o Alto Rango Dinámico) es un estándar que nos permite mostrar una mayor gama de colores, con mayor fidelidad y profundidad, ayudando incluso a mejorar el contraste entre imágenes muy oscuras y claras y obteniendo una composición más realista y nítida en pantalla. Esta técnica lleva usándose años en la fotografía, mejorando la exposición y consiguiendo una gama de luminancia más amplia. Tanto Xbox One S, como PlayStation 4 -en su modelo original y Slim-, como PlayStation 4 Pro serán compatibles con este nuevo estándar -y en un futuro, Xbox Scorpio-.

Eso sí, aunque estas consolas sean compatibles con HDR, no quiere decir que todos los juegos lo aprovechen, y las compañías tendrán que habilitar esta compatibilidad. Por ejemplo en el caso de Xbox One S, algunos de los primeros títulos compatibles con HDR serán NBA 2K17 y Battlefield 1.

El HDR, que lleva años usándose en la fotografía, permite un mayor contraste y una imágenes más realistas y creíbles.
El HDR, que lleva años usándose en la fotografía, permite un mayor contraste y una imágenes más realistas y creíbles.

Pero como no todo podía ser tan fácil en esto del ámbito visual, actualmente existen dos tipos de HDR: HDR10 y Dolby Vision. El primero, podríamos decir, es la forma más básica y simple de la tecnología HDR, y la que se ha incluido como estándar abierto, para que todas las empresas y fabricantes lo adopten si pagar royalties. Esto ha ocasionado que sea más económica de incluir, favoreciendo su adopción y penetración en el mercado. Desgraciadamente, en comparación con Dolby Vision, el formato HDR10 es bastante menor en cuestiones técnicas, presentando profundidades de color de 10 bit y RGB de 1.024 valores frente a los 12 bits de profundidad de Dolby Vision y los 4.096 valores disponibles en RGB de la tecnología de Dolby Laboratories.

El HDR de Dolby Vision además, presenta hasta 10.000 nits de brillo, superando ampliamente los 1.000 nits que alberga el HDR10 y que sin embargo, se ven recortadas a la falta de capacidad en cuestiones de brillo de algunos monitores y pantallas que se comercializan a día de hoy. Otra de las características que hacen del Dolby Vision un sistema superior a largo plazo, es que es compatible con el HDR10 -si tenemos un televisor con Dolby Vision podemos ejecutar contenido HDR10 sin problema alguno-, pero al contrario, no.

En cualquier caso, aunque el sistema de Dolby Vision es netamente mejor, y goza del soporte de algunos portales de streaming -como Netflix, Hulu y Amazon-, el HDR10 tiene la versatilidad de estar pensado para ser compatible con un mayor rango de televisores, no exigir regalías por el uso y encima, es apoyado por la certificación UHD en reproductores Blu-Ray UHD.

La técnica HDR es, sin lugar a dudas, un cambio importante en la manera en la que recibiremos y disfrutaremos del contenido visual en alta resolución.
La técnica HDR es, sin lugar a dudas, un cambio importante en la manera en la que recibiremos y disfrutaremos del contenido visual en alta resolución.

¿Cuál de los dos tiene mejores expectativas en el mercado? Es muy pronto para saberlo. Si bien el 4K es una tecnología en auge, el HDR lo es todavía más, ya que supone un cambio tangible para el consumidor, y en estos momentos, no está implementada en la gran mayoría de televisores o pantallas en el mercado, siendo muy pocos los modelos plenamente compatibles -LG, Sony, Samsung y Panasonic ya han dado un paso adelante, siendo el fabricante LG el único que parece apoyar decididamente Dolby Vision en estos momentos-. Por eso, os ofrecemos un consejo si vais a comprar un televisor 4K compatible con HDR: hacedlo pensando en que es una inversión de futuro y buscad aquel que más características y requisitos cumpla con vuestras exigencias.

Dolby Vision, la técnica HDR propietaria de Dolby Laboratories, es más completa y ofrece mejor calidad que el estándar HDR10.
Dolby Vision, la técnica HDR propietaria de Dolby Laboratories, es más completa y ofrece mejor calidad que el estándar HDR10.

UHD Blu-Ray y streaming en 4K

Warner, Sony, Fox, Lionsgate y distintas productoras, ya han comenzado a trasladar su catálogo el formato físico UHD.
Warner, Sony, Fox, Lionsgate y distintas productoras, ya han comenzado a trasladar su catálogo el formato físico UHD.

Más allá de los juegos, tanto PlayStation 4 Pro como Xbox One S, vienen preparadas para emitir y reproducir contenido multimedia en 4K y HDR. En el caso de la consola de sobremesa de Sony, sus responsables han preferido optar por la ejecución exclusiva de contenido 4K a través de streaming mediante las apps oficiales de YouTube y Netflix, desechando la idea de incorporar un reproductor Blu-ray UHD que ofrezca la oportunidad de reproducir películas en formato físico.

PUBLICIDAD
Netflix ofrece soporte para Dolby Vision y HDR10, además de contenido 4K, en su portal de streaming.
Netflix ofrece soporte para Dolby Vision y HDR10, además de contenido 4K, en su portal de streaming.

Es una decisión controvertida, que tiene más que ver con una intrincada maniobra comercial que con el abaratamiento de costes, pues Sony es propietaria del formato Blu-Ray UHD -es una de las empresas impulsoras-, y parece ser que ha preferido potenciar sus reproductores dedicados antes que incluirlo en PlayStation 4 Pro.

El nuevo formato para películas en Ultra Alta Definición, el Blu-Ray UHD.
El nuevo formato para películas en Ultra Alta Definición, el Blu-Ray UHD.

Por su parte, la oferta de Xbox One S en este ámbito parece mucho más completa. Microsoft ha incluido el consabido lector de películas Blu-ray UHD de serie en su revisión de Xbox One, y de hecho, a día de hoy, es una de las opciones más recomendables en cuanto a calidad y precio si queremos obtener una consola que incorpore un lector UHD económico, y que además y por adición, es un potente centro multimedia compatible con 4K y HDR.

Galería: Xbox One S
< >
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -
  • Xbox One S -

Fabricantes como Panasonic, en la imagen, Samsung, Sony o LG ya han comenzado a diseñar, presentar y vender sus propios reproductores Blu-Ray UHD.
Fabricantes como Panasonic, en la imagen, Samsung, Sony o LG ya han comenzado a diseñar, presentar y vender sus propios reproductores Blu-Ray UHD.

Pero, ¿que necesitamos para reproducir películas Blu-Ray UHD si así lo queremos? Básicamente, necesitaremos un reproductor -llámase Xbox One S, o cualquiera de las opciones dedicadas de Sony o Samsung-, un cable de alta velocidad HDMI capacitado para resoluciones 4K y un televisor compatible con este tipo de alta resolución UHD. No hay que olvidar que hablamos de un formato extendido y mejorado del actual Blu-ray, con lo que no tendremos que cambiar mucho la tónica a la hora de establecer conexiones en nuestros equipos.

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir