Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Descubren una gigantesca 'supertierra' extremadamente rara

Descubren una gigantesca 'supertierra' extremadamente rara

El planeta TOI-1075b de escala gigantesca, ha supuesto una revelación para los astrónomos. El enorme planeta, llamado 'supertierra', ayudará a explicar el misterio de la fotoevaporación.
Descubren una gigantesca 'supertierra' extremadamente rara
·

Descubrir un planeta siempre es algo digno de celebrar. En la astronomía encontramos planetas grandes, pequeños y medianos, cada uno con sus propias características. Los exoplanetas no son especialmente raros si bien es cierto que su naturaleza difiere tanto que generan mucha incertidumbre entre los expertos dedicados a su estudio. Como explican desde ScienceAlert, entre los planetas rocosos más grandes y los gaseosos más pequeños, hay un número de exoplanetas realmente misteriosos que ahora, con el descubrimiento de la supertierra llamada TOI-1075b podrían comenzar a ser estudiados en profundidad.

El misterio de la colosal supertierra a 200 años luz

Todo se remonta a 2013. En aquel año, un grupo de astrónomos detectó una extraña dicotomía en los planetas localizados por el telescopio Kepler. En Vandal ya os hablamos de ellos en el pasado, destacando que, en el espacio, existen dos grupos de planetas: rocosos y pequeños y grandes y gaseosos. Pero hay un tercer grupo en discordia entre ambos, en el que por alguna extraña razón, apenas existen ejemplos. Más tarde, en 2017, se denominó a esta franja como valle de la fotoevaporación, brecha de Fulton o desierto sub-neptuniano, bautizando un misterio que había comenzado a tirar de cabeza a los astrónomos. Pues bien, esta colosal supertierra recién descubierta, TOI-1075b, pertenece a este grupo de planetas extremadamente raros.

TOI-1075b

TOI-1075b está ubicada a 200 años luz de la Tierra y posee una masa especular. Según las mediciones efectuadas con el Planet Finder Spectrograph (PFS) del telescopio Magallanes II, se sabe que tiene una masa aproximada de 9,95 veces la de la Tierra y un radio de 1,791 veces el de nuestro planeta. El descubrimiento, publicado en arxiv, destaca que el planeta tiene un período orbital de solo 14 horas y media, algo que demuestra que está muy cerca de estrella. Esto sugiere que sus temperaturas superficiales probablemente sean muy altas como para albergar vida, presentándonos un océano de magma cubriendo todo el planeta y arrojando la posibilidad de que tenga una atmósfera tóxica para los seres humanos con gases y restos de las erupciones, como polvo en suspensión.

El planeta tiene una atmósfera letal, altas temperaturas y una superficie rocosa; puede ayudar a resolver el misterio de la brecha de Fulton

Curiosamente, la atmósfera del planeta es lo que más curiosidad ha despertado a los investigadores, porque permitiría a los astrónomos conocer una respuesta fiable a la hipótesis del valle de la fotoevaporación. Es decir, gracias a este enorme planeta se podría demostrar que los grandes planetas rocosos con atmósferas ricas en hidrógeno o helio son incapaces de retener esa atmósfera durante mucho tiempo, quizás por la radiación proveniente de su estrella. De ahí que sean tan raros de encontrar en la inmensidad espacio. Ahora, gracias al telescopio James Webb podemos detectar elementos de la atmósfera de estos planetas y comprender más de los cuerpos celestes que se encuentran más allá de las fronteras de nuestro Sistema Solar.

PUBLICIDAD

Más sobre Ciencia

RANDOM
Flecha subir