Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. La ingesta de frutas y verduras fortalece la salud mental de los estudiantes

La ingesta de frutas y verduras fortalece la salud mental de los estudiantes

Según un estudio realizado a más de 9000 alumnos de unos 50 colegios de Inglaterra, comer sano fortalece la manera en la que se relacionan entre ellos y procesan sus estudios.
La ingesta de frutas y verduras fortalece la salud mental de los estudiantes
·

Síguenos

Hay que comer verduras y frutas. Sí, todos lo sabemos, pero muchos no son conscientes de hasta qué punto ese mantra repetido por nuestros padres y familiares es realmente cierto y beneficioso para la salud. Según un estudio publicado en la revista BMJ Nutrition Prevention & Health, los alumnos de entre 11 y 16 años que siguen una dieta más saludable, con mayor presencia de frutas y verduras, tienen una mejor salud mental. El informe, firmados por expertos de la University of East Anglia, demuestra que un desayuno y una comida nutritiva ofrecen un mayor bienestar emocional en alumnos de todas las edades.

La dieta es importante para la salud mental

PUBLICIDAD

La sociedad británica, objeto del estudio, está afianzada en la ingesta de ultraprocesados y comida de baja calidad, el terreno de los alimentos de gran aporte calórico pero bajo nivel nutricional, los más baratos y deliciosos, pero no los más recomendables para la salud ni para nuestro bienestar emocional -como ya confirmó Nestlé hace unos meses-. Este estudio, realizado a través de unos 50 colegios de Norfolk (este de Inglaterra) a más 9000 estudiantes, buscó preguntar a los alumnos sobre su salud y bienestar, haciendo preguntas concretas sobre su dieta y vida personal, incidiendo en si hay violencia en casa o si se sienten seguros en la escuela.

Alumnos Reino Unido

Como remarcan en las conclusiones, uno de cada cuatro alumnos de secundaria, con edades comprendidas entre los 11 y 16 años y un 28,5% de estudiantes de primaria aseguró que comía las cinco porciones de frutas y verduras al día, frente a un 10% y un 9%, respectivamente, que dijo no comer ninguna. Al menos uno de cada cinco alumnos de secundaria y uno de cada ocho estudiantes de primaria confirmaron que no desayunaban nada, o solamente tomaban una bebida no energética, mientras que alrededor de un 12% de niños de secundaria confirmaron que no almorzaban de forma regular.

El estudio confirma que la salud mental está relacionada con el consumo de verduras y fruta

Más allá de los hábitos alimenticios y los horarios -condicionados por la escuela, el ritmo de vida y la falta de educación en el hogar-, se demostró que aquellos estudiantes con una mayor ingesta combinada de frutas y verduras también mostraban niveles más elevados de salud mental. Es decir, los niños que comían las cinco porciones obtenían una puntuación 3,73 unidades más alta en bienestar emocional. Sin embargo, aquellos que no comían nada para almorzar, recibían casi 3 puntos menos en salud mental. Si entramos en el terreno del menú del colegio, con varios alumnos acogiéndose al mismo para comer a media mañana, ese porcentaje baja 1,27 puntos con respecto al bienestar emocional que mostraban en los tests aquellos que llevaban su comida de casa.

Verduras

Los expertos del estudio explican que, si bien el estudio se basa en las evaluaciones subjetivas de los propios niños, investigaciones previas ya habían resaltado la importancia de una dieta de calidad para el desarrollo infantil. "La nutrición representa un objetivo importante de salud pública a la hora de diseñar estrategias en torno al bienestar emocional infantil", explica en un comunicado la principal autora del informe, Ailsa Welch, de la University of East Anglia, del que se han hecho eco varios medios españoles. "Deben desarrollarse estrategias de salud pública y políticas escolares para garantizar que todos los niños tengan acceso a una nutrición de buena calidad antes y durante el horario escolar, y así optimizar su bienestar mental y capacitarlos para que desarrollen todo su potencial", remarcaba Ailsa Welch, que piensa que hay que trabajar más en la educación alimenticia y en los programas que consigan potenciar el acceso de alimentos saludables a todas las familias. Pues ahí radica gran parte del problema: comer saludable no es especialmente barato.

alimentación
ciencia
PUBLICIDAD

Más sobre Viral

Comentarios: 0
RANDOM
Flecha subir