Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Un australiano convive con una araña gigante durante un año y explica sus motivos

Un australiano convive con una araña gigante durante un año y explica sus motivos

La enorme araña, tan grande como la cabeza del propio australiano, le ayudó a combatir diferentes plagas y se comía las cucarachas y otros animales más peligrosos. Así fue su 'relación'.
Un australiano convive con una araña gigante durante un año y explica sus motivos
·

Síguenos

Australia es un país lleno de peligros. Tan grande como un continente y con una gran diversidad de ecosistemas, las antípodas están llenas de animales dispuestos a matarnos, siendo una de las regiones con más insectos venenosos del planeta. Durante meses hemos asistido a numerosas historias procedentes de la zona y algunas incluso esperanzadoras a nivel ecológico. En este marco, y a través de IFLScience, conocemos la historia de un australiano que confirma que ha estado viviendo con una araña gigante durante todo un año. A través de un grupo de Facebook centrado en arácnidos, Jake Gray, protagonista de este curioso relato, ha confirmado que ha estado viéndola crecer durante los últimos meses, siendo compañero de piso de una colosal araña cazadora.

El hombre y la araña

PUBLICIDAD

La araña cazadora gigante de Sidney o Holconia immanis es una araña de la familia Sparassidae, y hasta la fecha, está considerada como uno de los arácnidos más grandes del mundo. Si bien es cierto que tiene muy mala fama, son animales muy beneficiosos en el ecosistema australiano, ya que evitan plagas de roedores y de otros seres indeseables en el día a día de los seres humanos como cucarachas y similares. En cualquier caso, como explicaba Jake en la página de Facebook, un día miró al techo de su hogar y se la encontró. Observándole y con actitud defensiva. Hay que decir que estas arañas buscan lugares tranquilos en los que habitar y cazar, y que aunque no lo creamos, son especialmente grandes e imponentes a primera vista. Pueden llegar a medir hasta 8 cm de largo en su cuerpo y sus patas alcanzan hasta los 18 cm de largo. Casi nada. "Parece que tengo un nuevo inquilino", remarcó con sorna cuando se la encontró.

"Dejé que creciera un poco más y no la molesté", explicaba. "Tengo que decir que las arañas cazadoras siempre han sido toleradas en nuestro hogar debido a su apetito por las cucarachas, es algo que nos evita usar químicos y productos tóxicos para eliminar las plagas", explicó el propio Jake a IFLScience. Él y su familia llamaron a la araña Charlotte para calmar los ánimos y los terrores de su hijo Jack y su hija Bella acerca de que una araña de este tamaño -casi tan grande como el rostro de un humano- viviera con ellos en la casa. Porque claro está, la araña se desplazaba de un lado a otro con total libertad sin restricciones de ningún tipo. "Vimos a Charlotte por primera vez hace 12 meses y ya era más grande de lo habitual y durante el año aparecía cuando le apetecía. Verla comerse un gecko asiático fue de lo más destacado", explica el amigo de este gigantesco arácnido.

Huntsman Spider

Los comentarios de Facebook se llenaron de gifs, memes y bromas. "Tío, no vives con la araña. Es la araña la que vive contigo" y "Bro, la araña es la dueña de la casa ahora". Sin embargo, este tipo de animal, aunque produce veneno, es poco probable que lo use en humanos*. Prefieren huir en lugar de morder a sus atacantes, y si te muerden los efectos son muy leves. Pese a que muchas personas desarrollan miedo a las mismas y su aspecto no es demasiado agradable, la gran mayoría de las arañas son completamente inofensivas e incluso actúan como un servicio de control de plagas, eliminando a otros invitados no deseados. Eso sí, dado que son muy rápidas y a veces imprevisibles, lo mejor es que si te encuentras con una de ellas, mantengas la calma. La ecóloga del comportamiento y experta en arañas Linda S. Rayor, recomienda que si por algún casual nos topamos con alguna araña muy grande o extraña y no conocemos si es venenosa o no, lo mejor que podemos hacer es mantener la calma.

Le pusimos Charlotte y vivimos con ella más de 12 meses

"En primer lugar ha que mantener la calma. En segundo lugar, busque un recipiente para llevar, coloque la araña en el recipiente y suéltela fuera de su casa. Las arañas cazadoras casi nunca muerden a los humanos, ya que dependen de la velocidad para escapar de la mayoría de los depredadores. Cuando muerden, la mayoría de las picaduras son rápidos mordiscos defensivos sin inyectarse veneno. En 14 años de estudio de las arañas cazadoras australianas, he manejado a miles de individuos y me han mordido solo 11 veces cuando (en su mayoría) lo merecía", concluía.

*Justo lo que una araña escribiría.

araña
australia
PUBLICIDAD

Más sobre Viral

Comentarios: 6
RANDOM
Flecha subir