Vandal

E3: Primeras impresiones de Yakuza

Es el juego de mafia de Sega.
·
PS2 

Yakuza es una de las grandes apuestas de Sega para lo que queda de esta generación, con lanzamiento previsto para España en otoño de este año. El juego ha sido definido, quizás adecuadamente, como un clon de Grand Theft Auto ambientado en el mundo de la mafia japonesa –la Yakuza-, y por nuestras primeras impresiones hemos comprobado que esto es, en parte, cierto. Yakuza es un juego de acción que deja gran libertad al jugador para moverse por un mundo abierto, pero este elemento no está tan presente como en GTA –el mundo no es tan abierto, por así decirlo- y, sobre todo, cuenta con unas dinámicas de combate cuerpo a cuerpo muy superiores a las del juego de Rockstar y cualquiera de sus otros clones.

En el combate cuerpo a cuerpo tendremos dos botones de ataque, uno para golpes ligeros y otro para fuertes (y que sirve como finalizador de combos), con numerosas combinaciones para elegir. Contamos también con llaves, ya sea completas o para agarrar al enemigo y pegarle con facilidad, o con movimientos de evasión, siempre y cuando el enemigo esté enfocado con el sistema de selección de objetivos. Pese a luchar contra varios enemigos a la vez, Sega ha solucionado bien la parte del combate, sin que resulte frustrante enfrentarse a varios matones a la vez por un mal control. Además de ello, en el juego podremos usar todo tipo de armas que cojamos del juego para golpear a los enemigos.

El único punto negativo de Yakuza que vimos fueron los gráficos, no demasiado impactantes para lo que hoy en día se espera de la actual generación. En la propia feria hay decenas de juegos de PS2 mucho más logrados visualmente que este juego de Sega. Yakuza parece un juego muy interesante, una especie de enfoque oriental sobre el género de la "acción con libertad de movimiento" iniciado por GTA y compañía. Con númerosos minijuegos –relacionados con apostar- y una historia intensa que se sumerge en los bajos fondos del hampa nipona, llegará a las tiendas españolas en otoño.

Pablo Grandío
Director y fundador
Se hizo gamer con una Game Boy y comenzó a programar en el mítico BASIC. Compagina las incontables horas que ha dedicado a Vandal desde 1997 con su afición por los cómics, el Dépor y la carne a la parrilla, no necesariamente en ese orden.
PUBLICIDAD

Más sobre Yakuza

Síguenos

Flecha subir