Vandal

Las diez mejores anécdotas y curiosidades de la película de Street Fighter

La intrahistoria del film tiene muchos detalles poco conocidos.
·

Esta semana el diario británico The Guardian publicaba una noticia que provocó el asombro de millones de aficionados a los videojuegos y nacidos en los 70 y 80 de todo el mundo. El director de la película de Street Fighter desvelaba que Jean-Claude Van Damme, el emblemático actor belga que encarnaba a Guile, había estado bajo los efectos de la cocaína durante prácticamente todo el rodaje, gastándose más de 10.000 dólares a la semana en su adicción a las drogas.

Las diez mejores anécdotas y curiosidades de la película de Street Fighter Imagen 2

Esta historia no es la única curiosidad inesperada de una de las peores películas basadas en videojuegos jamás hechas -rivalizando con la de Super Mario- que sin embargo es recordada con gran cariño por los aficionados. Os contamos las 10 curiosidades y anécdotas más divertidas o interesantes de Street Fighter: The Movie (más dos bonus) y esperamos vuestros comentarios.

1. La película tuvo dos videojuegos diferentes

Aunque olvidadas y enterradas por la historia, la película tuvo dos adaptaciones diferentes al videojuego: una para las incipientes consolas PlayStation y Saturn, y otra para los salones recreativos. Los dos se llamaban Street Fighter: The Movie, salieron en 1995 (el año después del estreno) y contaban con gráficos de imagen real digitalizada al estilo Mortal Kombat, pero eran juegos completamente diferentes.

Street Fighter: The Movie para Arcades

La versión arcade del título fue desarrollada en Estados Unidos y contaba con el elenco de personajes de la película, más la novedad de Akuma y un personaje completamente nuevo (que no volvió a salir en ningún juego) llamado Blade. Sus personajes estaban digitalizados basados en los actores de la película, salvo excepciones como Raúl Julia (que ya había fallecido). El título emulaba los Street Fighter originales, pero con un ritmo mayor, nuevos ataques especiales y mayor importancia en la lucha aérea.

Street Fighter: The Movie para PS One y Saturn

La versión para consola del juego es completamente diferente y fue desarrollada por la propia Capcom en Japón, por lo que se parece mucho más a los juegos de Street Fighter. Los sprites digitalizados son los mismos que los de la versión arcade, pero el sistema de lucha se basa en el de Super Street Fighter II Turbo, con novedades como los "movimientos super especiales". El plantel de personajes es parecido al del arcade, eliminando a Blade y añadiendo a Dee-Jay y Blanka.

Los dos juegos tuvieron una muy mala recepción y han sido merecidamente olvidados. El de consola de vez en cuando aparece en listas de peores juegos de la historia.

2. Van Damme le enseñó a Kylie Minogue "su Tailandia"

Jean-Claude Van Damme no solo se pasó el rodaje drogado, sino también pendiente de Kylie Minogue. La cantante australiana era una desconocida cuando rodó la película en 1994, y su interpretación de Cammy le valió apelativos tales como "la peor actriz del mundo en habla inglesa" por parte de algunos críticos. Los rumores sobre un romance entre Van Damme y Minogue, que entonces solo tenía 25 años, fueron confirmados no hace demasiado por el propio Jean-Claude, y de la forma más hilarante y extraña posible.

Las diez mejores anécdotas y curiosidades de la película de Street Fighter Imagen 3

Durante 2012, en el tour de promoción de Los Mercenarios 2, Van Damme admitió que había sido infiel a su esposa con Minogue en Phuket (Tailandia), confirmando que tuvieron "un affair" con "dulces besos" y "bonitas relaciones sexuales" (literalmente, en inglés, beautiful love-making). Van Damme explicó el affair de una manera hilarante, explicando que "habría sido anormal no tenerlo; es tan guapa, y estaba todos los días frente a mí con una bonita sonrisa, simpática, tan encantadora, sin actuar como una gran estrella". Haciendo memoria de esa época, en la que además Van Damme estaba permanentemente drogado, el actor recordó que "yo conocía Tailandia muy bien, así que le enseñé mi Tailandia", antes de concluir que "es una gran dama".

En su momento esto fue una noticia sonada y recibida de manera divertida en las comunidades de jugadores.

3. Fue un éxito de taquilla, pero la crítica la odia

Pese a que la crítica y los propios jugadores la pusieron por los suelos cuando se estrenó, la película fue un éxito financiero. Costó 35 millones de dólares en total, parte de ellos aportados por Capcom, y generó 100 millones en taquilla. La crítica (y los cinéfilos) la aborreció y la sigue aborreciendo.

Observaciones sobre su calidad:

  • 3,8 en IMDB (57.900 votos).
  • 2,7 en Filmaffinity (20.800 votos).
  • 18% y 3/10 en Rotten Tomatoes.

Es también la segunda película más taquillera de Van Damme (solo por detrás de Time Cop). Los 8 millones de dólares que cobró el actor belga supusieron casi una cuarta parte del presupuesto.

4. Todavía sigue generando bastante dinero para Capcom

Decíamos en el anterior punto que la película fue un gran negocio, y lo sorprendente es que todavía lo sigue siendo. El pasado mes de junio os contábamos que Capcom todavía ganaba medio millón de dólares al año gracias a la película, contando sus emisiones en TV, alquileres en videoclubs, plataformas de streaming… Como puede verse en la imagen, Capcom invirtió 4.000 millones de yenes en el proyecto, y ha conseguido recuperar 15.500 millones.

Las diez mejores anécdotas y curiosidades de la película de Street Fighter Imagen 4

5. Se desvelan los nombres reales de Ryu, Sagat, Guile y Chun-Li

En la película se desvelan los nombres completos de varios luchadores que solo se conocen por el nombre y apodo. Estos nombres no han aparecido nunca en ningún videojuego. Son los siguientes:

  • Chun-Li: Chun-Li Zang.
  • Guile: William F. Guile.
  • Ryu: Ryu Hoshi.
  • Sagat: Viktor Sagat.

6. Good Morning, Shadaloo

Cuando un locutor de radio dice "Good Morning, Shadaloo" lo hace como homenaje a la película Good Morning, Vietnam de 1987, pero la referencia no queda aquí. El actor contratado para decir la frase no es otro que el verdadero Adrian Cronauer, el locutor de radio al que Robin Williams interpreta en la película. El auténtico Adrian Cronauer es el que dice "Good Morning Shadaloo" en la cinta de Street Fighter. Esta misma semana ha fallecido.

7. La foto de las poses de victoria

La película termina de una manera un tanto ridícula: cuando al fin el cuartel general de Shadaloo vuela por los aires, los héroes posan en una especie de foto de familia. Estos fotogramas ponen un poco los pelos de punta, pero es tan ridículo porque es un homenaje a las poses de victoria de los personajes en el juego. Si os fijáis, cada uno de los actores imita la celebración de victoria de su personaje en el videojuego: Guile se peina, Chun Li salta de felicidad…

https://radactionmovies.tumblr.com/post/123120627612/at-the-end-of-street-fighter-1994-this-happens

8. Última película de Raúl Julia, a quien va dedicada

Street Fighter The Movie fue la última película del actor puertorriqueño Raúl Julia, que falleció poco antes de su estreno. El actor aceptó el papel porque sus hijos eran fans del videojuego, y pensó que interpretar a M. Bison haría que viesen todos la película en familia. Durante el rodaje el actor ya tuvo ciertos problemas de salud, y dos meses antes de su estreno falleció debido a un accidente cerebrovascular. La película está dedicada a Raúl Julia, con el mensaje en los créditos FOR RAUL Vaya Con Dios.

Las diez mejores anécdotas y curiosidades de la película de Street Fighter Imagen 5

Curiosamente, la interpretación de M. Bison fue de las pocas cosas alabadas de la cinta. El actor hispano se inspiró en dictadores como Mussolini o Hitler y personajes como Pablo Escobar para dar forma a su versión del aspirante a gobernante mundial. Recibió una nominación póstuma a mejor actor secundario en los Premios Saturn del año siguiente.

9. Estuvo a punto de tener secuela, con Van Damme y Dolph Lundgren

Universal, distribuidora de la película original, estuvo trabajando en el proyecto de una secuela que se llamaría simplemente (y como el videojuego que catapultó a la serie) Street Fighter II. Van Damme iba a repetir en el papel de Guile, Damian Chapa y Byron Mann volverían a interpretar a Ken y a Ryu, y la película añadiría estrellas y famosos como Dolph Lundgren en un papel que nunca sabremos cuál sería, y Holly Valance sustituyendo a Kylie Minogue como Cammy. El proyecto jamás vio la luz, y años después se realizó el reboot Street Fighter: La leyenda de Chun-Li (que fue un absoluto fracaso). Van Damme también estuvo a punto de volver a interpretar a Guile en este último film.

10. Van Damme estuvo permanentemente drogado de cocaína durante el rodaje

Una de las noticias más sorprendentes de los últimos tiempos y la que motiva este recopilatorio: el director de Street Fighter The Movie ha desvelado al diario The Guardian (que parece el boletín oficial de Van Damme) que, durante la película, el actor belga estaba pasando por un serio problema de adicción a la cocaína. Van Damme se gastaba 10.000 dólares a la semana en esta droga, ya que consumía 10 gramos al día, una cantidad desorbitada.

Esta adicción desató todo tipo de problemas, hasta el punto de que los productores de la película le pusieron una especie de asistente para controlarlo, que acabó siendo una mala influencia que contribuyó a llevar a Van Damme por un camino de incluso mayor perdición. El belga directamente no aparecía los lunes, otros días decía encontrarse enfermo y tampoco trabajaba, mientras que otros no rodaba argumentando ir al gimnasio. El director de la película acabó harto de tener que buscar en el guion otras escenas que grabar por las ausencias y problemas de Van Damme.

11. Bonus 1: Los bison dólares y las criptomonedas

Las diez mejores anécdotas y curiosidades de la película de Street Fighter Imagen 6

Una de las cosas más locas del plan de dominio mundial de M. Bison son los Bison Dollars, su propia moneda, que tendría un tipo de cambio fijo de 5 a 1 en relación a la libra esterlina porque el dictador iba a secuestrar a la reina Isabel II. En plena burbuja de las bitcoins, no fueron pocos los usuarios que compararon la fiebre de las criptomonedas con las perspectivas de Bison sobre la suya propia.

12. Bonus 2: La escena post-créditos

Marvel no inventó las escenas post-créditos. La película de Street Fighter tiene una, que en su momento se limitó al mercado europeo, y es bastante esclarecedora. Aquí os la dejamos. ¿Veremos algún día una continuación? ¿Qué opinas?

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD
Imagen 1

Otras noticias sobre:

street fighter: the movie

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir