Lo que pudo ser

Cada semana te contamos cómo eran juegos cancelados que nunca vieron la luz, o juegos conocidos que podrían haber sido de otra manera.

Nintendo PlayStation (Super NES CD)

Con un prototipo ahora al alcance de los bolsillos más pudientes, hablamos de un punto de inflexión en la historia de los videojuegos.
Nintendo PlayStation (Super NES CD)
·
Actualizado: 9:50 16/2/2020

Hace ya seis años os hablábamos de lo que pudo ser PlayStation en esta misma sección. Seis años después, el pasado fallido de esta consola sigue siendo más relevante que nunca, y con muchísima más información disponible (y con la consola a subasta), queremos volver a hablar sobre ella. Aunque allá por 2014 nos centramos en toda la evolución de la máquina, una gran parte del desarrollo de ésta era, obviamente, su etapa como un añadido para Super Nintendo, y hoy vamos a poner especial énfasis en esta parte de la historia que vuelve a estar de actualidad. Sacad las teles de tubo y preparaos para recordad un momento que cambió la historia de los videojuegos y, muy probablemente, del entretenimiento en general.

La única imagen oficial de la consola antes del descubrimiento del prototipo.
La única imagen oficial de la consola antes del descubrimiento del prototipo.

Muchos sabréis que Sony y Nintendo tenían una buena relación en los 80, y que Sony incluso fabricó el chip de sonido de Super Nintendo. En una época en la que los añadidos para las consolas eran el pan nuestro de cada día (que le pregunten a Sega y a su Torre del poder, que acaba de volver a la vida en miniatura), y el CD se perfilaba como el futuro absoluto del entretenimiento, el siguiente paso era claro. En 1988, ambas partes firmaban un acuerdo para crear el Super NES CD, que serviría para añadir compatibilidad con discos compactos a la consola de 16 bits de Nintendo, así como nuevas características gráficas y audiovisuales.

El Super NES CD también se vendería como añadido para la consola.
El Super NES CD también se vendería como añadido para la consola.

La adición de CD a Super Nintendo llegaría en dos versiones. Por una parte, teníamos el add-on que conectaríamos a la parte inferior de la consola, de manera idéntica al Mega-CD de SEGA. Por otra parte, tendríamos una consola nueva, fabricada por Sony y con la licencia de Nintendo, que, sencillamente, unía todo en un único hardware. Los dos productos habrían ofrecido la misma experiencia, con Super NES CD sirviendo de añadido a los que ya poseyeran una Super Nintendo, y PlayStation como una puerta de entrada todo en uno.

Es difícil saber qué resultados habríamos visto, pero ahora que sabemos las especificaciones técnicas, al menos nos podemos hacer una idea. Que nadie se piense que iba a ser comparable a la PlayStation que acabamos comprando; era, como su propio nombre indicaba, un añadido, y, de hecho, era menos potente que el Mega CD, aunque era capaz de leer los discos el doble de rápido. Sobra decir que podríamos haber visto cosas imposibles en Super Nintendo, tanto a nivel de calidad como de contenido. Un claro ejemplo de esto es Secret of Mana, que Squaresoft había planeado para este nuevo formato, y que tuvo que recortar para encajar en la memoria limitada de un cartucho.

Los nombres de Sony y Nintendo compartían un espacio histórico.
Los nombres de Sony y Nintendo compartían un espacio histórico.

Investigando el hardware no hay dudas de que se trata de un híbrido entre Sony y Nintendo. Combina puertos de una y de otra empresa, y en su interior podemos ver chips con los correspondientes logotipos de ambas gigantes japonesas. La Nintendo PlayStation es capaz de reproducir sin problema alguno juegos de Super Nintendo, y tras pasar por las manos del ya legendario modder Ben Heck, incluso puede reproducir CD. Por desgracia, ningún juego desarrollado para esta plataforma ha llegado a ver la luz del día, y nos deja a la espera de encontrar alguna joya con la que decorar el Santo Grial.

No hay muchos detalles sobre posibles juegos en desarrollo para esta máquina, incluso si se fabricaron unos 200 prototipos e incluso si se llegó a anunciar oficialmente en el CES de 1991... aunque al día siguiente, Nintendo anunció su acuerdo con Phillips para fabricar el CD-i, sorprendiendo así a todos los asistentes, Sony incluida. Al parecer, la Gran N no estaba muy contenta con el trato entre ambas partes, y decidió dar un puñetazo sobre la mesa y dejar claro que no necesitaba a su nueva rival.

La parte trasera contenía puertos de ambas compañías.
La parte trasera contenía puertos de ambas compañías.

Sin saber todos los detalles, es difícil decir si el acuerdo era justo o no, pero Sony sería la propietaria del Super Disc -el formato que usaría el SNES CD- y, consecuentemente, sería la que recibiría el pago por la licencia de todo el software que se lanzase para él. Además, sería la única beneficiaria de todos los contenidos de música y vídeo para el Super Disc. Hiroshi Yamauchi, presidente de Nintendo por aquel entonces, ya desconfiaba un poco de las prácticas de Sony, que obligaba a los desarrolladores a comprar un kit de desarrollo propio para poder programar para el chip de sonido que fabricaban para Super Nintendo, y a las espaldas de su hasta entonces compañera, mandó a Minoru Arakawa y a Howard Lincoln, presidente de Nintendo América y uno de los principales ejecutivos de la compañía, respectivamente, a negociar con Phillips para dar así la sorpresa.

La consola está ahora a subasta, aunque sólo accesible para unos pocos afortunados.
La consola está ahora a subasta, aunque sólo accesible para unos pocos afortunados.

Aunque en 1992 Nintendo y Sony llegaron a un acuerdo por el que aquélla permitía a ésta fabricar hardware compatible con SNES (aunque Nintendo mantendría el control sobre el software y recibiría beneficios de éstos), Sony al final prefirió desligarse y fabricar su propia consola. El resto de la historia... bueno, ya la sabéis. Sony consiguió crear varias de las consolas más existosas de la historia en solitario, y todo lo que nos queda para recordar esta unión que hoy en día parece irreal, es el prototipo que el antiguo director ejecutivo de Sony Interactive Entertainment, Ólafur Jóhann Ólafsson, dejó en su oficina de Advanta, empresa en la que trabajaría después; probablemente, el único prototipo que sobrevivió tras la ruptura, y que en estos momentos está siendo subastado por más de 30.000 dólares.

Juan Rubio
Colaborador
ANTERIORES
Lo que pudo ser Commandos 2 para Game Boy Advance
Lo que pudo ser
14:48 2/2/2020
Pyro Studios rechazó esta propuesta que, lejos de ser una mera adaptación, reintentaba el estilo visual para la portátil de Nintendo.
Lo que pudo ser Darksiders y los cuatro Jinetes cooperativos
Lo que pudo ser
15:15 9/2/2020
Con la llegada de ‘Genesis’ a consolas, recordamos las ideas perdidas durante el proceso de creación de la primera entrega.
SIGUIENTE
Lo que pudo ser StarCraft: Ghost, el fantasma de un juego más vivo que nunca
Lo que pudo ser
10:16 23/2/2020
Uno de los juegos perdidos de Blizzard vuelve a los titulares, y con su retorno recordamos su historia y propuesta.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir