Vandal

Indiespensable

La actualidad semanal de los juegos independientes, cada semana en Vandal.

DDXP y el interés en los juegos independientes

Aprovechamos la asistencia a un interesante evento en Elche para reflexionar sobre los juegos independientes.
·

Hoy yo quería hablar de juegos interesantes a los que no les hemos hecho demasiado caso, en general, los medios especializados, pero como la semana pasada fui a un evento en Elche de cierta importancia, y han pasado cosas, vamos a hablar primero de este tema, y la semana que viene ya hablamos de los juegos (así, de paso, me da tiempo a jugarlos un poco más).

La semana pasada acudí, por primera vez, a un evento Game Boss dentro de algo llamado DDXP (Distrito Digital Xperience). Los que no conozcáis este evento son encuentros de desarrolladores, donde en esta ocasión hemos podido encontrarnos también con otros "influencers", además de algo de eSports y similares.

La primera parte del evento se ha realizado en lo que antes era La Ciudad de la Luz , ahora conocido como Distrito Digital. Para el que no esté enterado, fue el lugar en el que se rodaron películas como Lo Imposible, pero por desgracia también está considerado como uno de los negocios más ruinosos de la Comunitat Valenciana. Ahora están intentando darle una segunda vida, tras seis años parado por temas europeos, y para ello han elegido el negocio de lo digital, incluyendo videojuegos, como solución a este problema.

El evento fue interesante, y atrajo a algunos de los desarrolladores españoles más importantes. Se pudo ver por allí a la gente de Deconstructeam, a Fictiorama, a Appnormals (los tres recientes ganadores de premios a nivel español como Fun & Serious o Tendencias) a Crema Games, a Brainwash Gang, a DJ Kucho, a la gente de Final Boss, a Devilish, y a otros desarrolladores interesantes. De hecho, uno de los puntos fuertes de este evento fue la entrega de premios Calipo (de Indie-Apocalypse), parte de los Indie Burger, que fueron dirigidos con bastante gracia y sarcasmo por parte del desarrollador Alva Majo (Majotori, Golfing Over It), y donde tuvieron bastante protagonismo Guinxu, Jandusoft, Explosive Dinosaurs y TemTem, de Crema Games. También tuvo lugar un peculiar torneo de Pitch Battle, en el que los desarrolladores defendían el juego del rival, que ganó Jesulink, de Kofi Quest.

El día siguiente, ya en Elche, tuvo lugar el segundo día de jornada. El evento se dividía en varios espacios, un espacio donde la gente podía jugar a FIFA, Fornite (increíble la obsesión de algunos chavales con este juego, que llegaron a instalar en ordenadores de otros desarrolladores) y Beat Saber, un lugar dedicado a eSports, donde había ciertas competiciones, y finalmente un espacio para desarrolladores independientes, donde hubo charlas por parte de cada uno de los participantes, y al finalizar el premio Gameboss propiamente dicho. En él encontramos como gran ganador a Do Not Feed The Monkeys, con mejor juego y mejor guión, Melbits World a la Innovación, Deiland al arte, Mejor Show a Explosive Dinosaurs, Diseño de mecánicas a Moons of Darsalon, y premio del público a Out of the Box, de Nuclear Tales.

A todo esto lo acompañaban varias charlas, entre las que podemos encontrarnos cuatro charlas sobre marketing digital, una sobre arte de videojuegos, y otra sobre industria. Sábado y domingo el evento giró hacia los eSports e influencers, así que dejamos aquí el evento.

Un punto extraño en todo este asunto es comprobar que los juegos independientes tienen tirón entre los chavales, cuando por desgracia mucha gente cree que no es así. Una vez están en un evento, si el juego independiente se encuentra bien localizado, el público acude a ellos , tal vez no en la misma proporción que a títulos como FIFA o Fornite, pero sin duda alguna en una cantidad más que respetable.

Esto, que lo llevo viendo desde antes de 2013, cuando pude acudir al Penny Arcade Expo en Boston, que a la postre fue el pistoletazo de salida para el nacimiento de esta columna de opinión en Vandal, no acaba de reflejarse en España como una tendencia sólida, y lo cierto es que podríamos decir que es algo común entre todos, menos entre los que hacemos videojuegos. Tal vez por la necesidad de conocer el mercado de primera mano para poder enfrentarse a él, o tal vez porque al desarrollar acabas siendo parte de la comunidad independiente, y esto crea un vínculo bastante fuerte, el desarrollador independiente suele saber bastante de juegos independientes, aunque siempre es más fácil conocer a los más famosos.

Los juegos independientes, si están bien hechos, llaman la atención y son disfrutados por gente de todo tipo y condición. Da igual que sea algo tan pequeño como Explosive Dinosaurs (un juego hecho en su tiempo libre por cuatro personas desde que la Ouya era una plataforma posible en la que lanzar juegos), o algo tan potente como Beat Saber, al final hay gente con diferentes gustos, y si un puesto está ocupado pues se prueba otro. En el PAX de 2013 se podían ver desarrolladores tan conocidos como Double Fine o The Behemoth, o gente que empezaba como Yatch Club Games, a los que tal vez conozcáis ahora por Shovel Knight, y los jugadores (60.000 personas, nada más y nada menos) le prestaban más atención a estos juegos independientes que a otros mucho más conocidos como League of Legends o las novedades de Ubisoft del momento. Esto provoca que los desarrolladores independientes puedan hacer más juegos, y de hecho muchos de ellos aprovecharon entonces para sacar campañas de micromecenazgo que permitieron sacar juegos como el del caballero de la pala.

 1

El año que viene seguramente esté plagado de eventos tanto a nivel español como internacional. Los juegos independientes no son flor de un día, son una de las escenas que permiten que el medio avance de manera más consistente, y mezclados con los triple A y los juegos de medio presupuesto conforman el grueso de la escena de videojuegos (a estos habría que añadir otros espacios como el advergaming, las experiencias interactivas y otros que tenemos menos controlados). Es importante que no dejemos de lado a estos desarrolladores por contar con presupuestos menos grandes que las grandes casas de creación y edición que todos contamos, porque al final, un buen juego es un buen juego, y permite que nos lo pasemos bien, haya costado 10.000 euros en su desarrollo, o 100 millones.

La semana que viene, ahora sí, hablaré de los juegos independientes interesantes que han aparecido en el mercado en 2018 que se merecen que hablemos de ellos. Si queréis añadir alguno a la lista aún estáis a tiempo.

¡Hasta entonces!

ANTERIORES
Indiespensable
19:16 6/12/2018
La cita de Barcelona cada vez atrae a más juegos independientes interesantes, y lo que ello conlleva.
Indiespensable
16:04 13/12/2018
Hablamos de las empresas independientes que suelen confiar en editoras.
SIGUIENTE
Indiespensable
14:51 27/12/2018
Volvemos a echar un vistazo a algunos de los juegos más interesantes de la segunda mitad de año que han pasado desapercibidos.
En forosComentar en nuestros foros

Noticias Vandal · hace un minuto
Aprovechamos la asistencia a un interesante evento en Elche para reflexionar sobre los juegos independientes.

[link]https://vandal.elespanol.com/indiespensable/ddxp-y-el-interes-en-los-juegos-independientes[/link]

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir