Vandal
Conexión Japón

Conexión Japón

Leo Carrascosa, nuestro corresponsal en Japón, nos cuenta sus experiencias. Anécdotas, curiosidades y artículos relacionados con el mundo de los videojuegos desde el día a día de un español en Japón.

Barrios marcados

La mafia japonesa, admirada pero igual de peligrosa.
Barrios marcados
·
Actualizado: 12:10 22/8/2019

La imagen que siempre me dio la mafia japonesa, la Yakuza, cuando vivía en España era la de una organización mafiosa pero con valores. Seguramente muchos de vosotros podéis tener la misma imagen, es decir, delincuentes, pero con un código del honor férreo y una especie de rectitud. Pero lo cierto es que de eso no hay o no queda nada.

La mafia japonesa tiene sus más antiguos orígenes en la figura del samurái en la era Sengoku y Edo. Para ponernos en situación, la era Sengoku tuvo lugar entre 1467 y 1615. En ese momento Japón estaba dividida en muchos tipos de facciones que luchaban por el poder. En guerra, los samuráis contaban con muchos privilegios y las luchas estaban a la orden del día. Una vez que el clan Tokugawa consiguió la victoria en la batalla de Sekigahara, Japón quedo unificado y comenzó la era Edo. El periodo Edo está marcado por un fuerte aislacionismo japonés, lo que puede ser una de las razones de su profundo nacionalismo.

A pesar de que el sistema feudal seguía vigente, y aunque los samuráis seguían siendo la clase más alta de la sociedad, sólo eran un 5% y una gran mayoría de ellos perdieron la posesión de sus tierras y se les obligó o bien a trabajar como soldados en los gobiernos regionales, o bien dejar las armas y convertirse en campesinos (la clase más baja). Éste es el inicio de la desaparición de los samuráis que continuará durante la era Edo y el siguiente periodo Meiji. ¿Qué pasó con los samuráis que no quisieron ni una opción ni la otra? Pues estos se convirtieron en ronin, samuráis sin amo, soldados a sueldo. Los ronin vivían haciendo trabajos para quien los pagase, y debido a la desaparición paulatina de la figura del samurái, los ronin fueron aumentando. Con el tiempo, empezaron a organizarse en grupos y a practicar la extorsión y el mítico "págame para que te proteja de gente como yo". La figura continúa evolucionando hasta la yakuza actual, mafia dedicada principalmente a la prostitución, el juego o el tráfico de armas y drogas.

Es por ello que a la Yakuza se le sigue relacionando con la figura del samurái, del honor y la rectitud, incluso en sus malas acciones. De hecho muchos miembros de la Yakuza siguen orgullosos de su pasado samurái reflejado en sus tatuajes.

¿Qué queda de eso? Prácticamente nada. La Yakuza es una mafia como cualquier otra, sin nada que admirar y más bien a temer. El principal problema es que está muy inmersa en la sociedad japonesa. En el barrio de Kabukicho en Shinjuku (donde está basado el Kamurocho de Yakuza) es normal poder ver a sus miembros, sus prostitutas, sus coches y sus negocios. No os imaginéis tíos trajeados y marcando pistola. Podéis entrar a un bar, tomaros una copa, y que os diga un tipo más parecido a un raterillo que a un yakuza que debéis pagar 200 euros por la copa. Es así. Si no la pagas pueden recurrir a una de sus más frecuentes medidas de extorsión, tomar tu teléfono móvil, mirar a quién llamas más, (por ejemplo, tu mujer o novia), direcciones, datos, etc... y pedirte que pagues si no quieres que le pase algo a tus seres queridos.

La Yakuza esta visible pero oculta, puesto que además existen un montón de negocios que tienen tratos con ellos. Quizás préstamos de dinero, seguridad, etcétera. De hecho en los últimos tiempos ha salido una nueva ley que podría hacer públicos los nombres de las empresas que tienen trato con la Yakuza, para así bajar su reputación.

Hace un par de meses incluso un conocido cómico de televisión anunció su retirada de la televisión entre lágrimas debido a que le habían pillado haciendo tratos con este tipo de gente.

Si venís a Japón, Kabukicho en Tokio o Kannai en Yokohama son barrios donde se suele mover la yakuza, no suele pasar nada, pero simplemente id con precaución. Una manera de identificar también a los miembros de la mafia es por sus tatuajes. Suelen llevar buena parte del cuerpo tatuado con motivos tales como la sakura, el tigre o la carpa. También por la falta del dedo meñique, ya que cuando cometen alguna falta grave se lo cortan por sí mismos y ofrecen el dedo como símbolo de arrepentimiento al jefe.

 1

Con todo esto quiero decir que la Yakuza no es guay, ni molan, ni se rigen por el honor. El dinero es el que manda, son delincuentes peligrosos expertos en la extorsión. Tienen poder y medios en las altas esferas, pero también se mueven en zonas normales. No suele pasar nada, pero también pasa.

ANTERIORES
Conexión Japón Akemashite Omedetou
Conexión Japón
18:11 2/1/2012
Comienza el año del dragón, y no es una película de Van Damne.
Conexión Japón Nuevo año
Conexión Japón
19:37 9/1/2012
Entrando en la vida del salary man.
SIGUIENTE
Conexión Japón Omiyages desde Japón
Conexión Japón
18:39 24/1/2012
Pequeños detalles típicos del país.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir