Impresiones Call of Duty Warzone Pacific: jugamos en Caldera, el nuevo mapa del battle royale

Activision ha implementado Call of Duty Vanguard dentro de su battle royale, y aquí os contamos qué tal han sido nuestros primeros días en Caldera, un nuevo mapa.
Call of Duty: Warzone
·
Actualizado: 16:48 14/12/2021
Versiones PS5, PS4, Xbox One, PC, Xbox Series X/S. También disponible en PlayStation 4, Xbox One, Ordenador y Xbox Series X/S.

Call of Duty Warzone estaba empezando a ahogarse. Sí, nadie niega que fue la salvacion de la saga en su momento y la que hizo que el first person shooter de Activision volviese a renacer de sus cenizas, pero el juego estaba mostrando ya síntomas de agotamiento y hasta los mismos creadores de contenido no sabían ya qué más hacer para captar atención de la audiencia. Un battle royale requiere de mantenimiento constante y de parches masivos de contenido cada poco periodo de tiempo para que los jugadores siempre tengan motivos para volver. Ya no es solo que el mapa en sí, las armas, el modo de juego o el gameplay estén bien diseñados (que es imprescindible), sino que los usuarios requieren de novedades para tener incentivos y motivaciones.

Activision ha tardado más de lo esperado, por la moda de los retrasos actual que existe en el mundo de los videojuegos (y también del cine, pero eso es otra historia), pero por fin ha lanzado de forma oficial la etapa de Caldera en Call of Duty Warzone, una nueva era en la que nos adentraremos en la Segunda Guerra Mundial con nuevos vehículos, más armas, nuevos contratos y hasta ligeras modificaciones en rachas de bajas que alterarán un poco el modo en el que se juega este battle royale. La jugada que ha hecho Activision es de lo más arriesgada, porque cambiar de mapa en un título de este género es siempre una locura, pero, ¿qué tal ha salido?

El último adiós a Verdansk

Verdansk era un mapa prácticamente perfecto, con algunos problemas en determinadas zonas, pero grosso modo como lo que ocurre en todos los battle royale. Y lo mejor de todo es que, por lo menos a nuestro parecer, daba la impresión de que el mapa se creó de una forma un tanto precipitada (por la aleatoriedad de sus zonas, su monocromía, la poca variedad de modelos de edificios, casas y elementos de conexión entra una área y otra) y Activision dio en el clavo de una forma algo aleatoria, sin saber realmente el género en el que se estaba metiendo con Call of Duty (y eso que la saga ya contaba con otro título dentro del género).

PUBLICIDAD

Con pequeños ajustes y cambios para pulir del todo el escenario, Verdansk terminó siendo una zona ideal en la que pasar centenares de horas esparciendo plomo. La comunidad estaba satisfecha en ese sentido, y eso es lo mejor de todo porque si el mapa de un battle royale es bueno quiere decir que los jugadores van a estar cómodos y podrán pasar ahí infinidad de partidas.

Caldera en Call of Duty Warzone

Cambiar de mapa en un battle royale no es sencillo, y menos cuando lo que se busca es un lavado de cara tan brutal como el que ha sufrido Call of Duty Warzone con la implementación de Call of Duty: Vanguard (que por las razones que sean ha terminado siendo un absoluto fracaso dentro de la saga para lo que respecta a las entregas más recientes). Con Black Ops Cold War, Activision hizo el amago de actualizar Verdansk para adaptarlo ligeramente a la etapa histórica en la que Treyarch y Raven Software desarrollaron su videojuego.

Una jugada un tanto inteligente, todo sea dicho, porque cambiaba ligeramente el mapa original, añadía nuevas zonas y quitaba otras, y generaba esa sensación de novedad en el usuario. Algo nuevo, pero tampoco algo desconocido, por lo que no hay que pasar por una nueva curva de aprendizaje ni nada por el estilo para conocerse los rincones más importantes o los más destacados para triunfar en las partidas.

La era de Black Ops Cold War alargó la vida de Verdansk y le aseguró el tanto a Call of Duty Warzone por otro periodo de tiempo. Una prorroga que le ha servido para, ahora, poder lanzar el mapa de Caldera y entrar en una nueva etapa del battle royale. Muchos cambios en muy poco tiempo, pero es que Call of Duty es precisamente eso: pasar de un juego a otro sin parar de forma anual, con nuevos mapas, nuevas armas, nuevos accesorios, nuevas rachas de bajas...

Call of Duty Warzone Pacific

Call of Duty Warzone estaba logrando mantenerse un poco al margen de todo eso gracias a, como decíamos, el mantenimiento de Verdansk y la inclusión de las armas a las de la era moderna, jugando a alterar el meta para que la comunidad tuviera que ir rotando de arsenal casi de forma obligatoria para poder hacer frente a los demás jugadores y tener opciones para ganar las partidas.

Vanguard rompe con todo

Ahora todo eso ha cambiado y Warzone se ha sumado a la rueda original. Call of Duty Warzone 'Pacific' es la nueva era del battle royale que ha conseguido que este FPS se cuele de nuevo entre los videojuegos más vistos de Twitch (aunque no ocupe los puestos más altos, todo sea dicho). Caldera es un gran cambio para la obra, porque no solamente cambia el escenario sino que además cambia la época, haciendo otro viaje más en el tiempo pasando así de la Guerra de Vietnam a la Segunda Guerra Mundial. Los orígenes de Call of Duty, la era en la que se combatía contra Medal of Honor. Caldera, sin embargo, no ha sido para nada una decepción y se ha postulado desde los primeros compases como un digno sucesor de Verdansk.

El battle royale de Activision estaba empezando a agotarse por muchísimos factores: los hackers, las pocas novedades en el escenario, los eventos pobres en contenido, armas demasiado rotas en comparación a otras, demasiados bugs para tratarse de un título de semejante escala, etc. Caldera ha llegado para romper un poco con todo eso (lo de las armas, ya tal) y ofrecer un soplo de aires fresco. Digamos que el mapa de Vanguard ha valido como borrón y cuenta nueva para que Call of Duty Warzone pueda continuar "vivito y coleando" y los jugadores tengan ahora una larga temporada por delante de adaptación.

Caldera en Call of Duty Warzone

En líneas generales, las novedades implementadas no son tantas como parecen a priori, pero desde luego son las suficientes como para que el lavado de cara sea mucho mayor que cuando llegó la era de Black Ops Cold War, la cual ahora se verá un poco ensombrecida después de ver el importante megatón que se ha implementado en Warzone con Vanguard, si lo comparamos simplemente con una actualización del mapa original de Modern Warfare y la adición de operadores y armas nuevas.

¿Qué tal es Caldera en sí?

En lo que respecta a construcción de escenario y elección de zonas, Caldera cumple de sobra como escenario digno para un battle royale, ahora bien, es un cambio generoso en lo que respecta al estilo de juego que se tenía en Verdansk por una razón muy sencilla: la altura y los cambios de rasante constantes. Caldera es un hervidero en el que los que tienen la altura siempre serán los que ganen la partida, y aquí hay bastantes cuestas y bastantes puntos elevados a tener en cuenta para dominarlos antes que nadie. Es un escenario extremadamente vertical que invita a estar siempre buscando los puntos más altos, estableciendo conexiones entre ellos para rotar, cuando sea posible, alrededor de dichas áreas.

Caldera está pensado para que los jugadores, de buenas a primeras, no se puedan quedar campeando directamente en un único punto y tengan la obligación de estar buscando las mejores zonas para sobrevivir al círculo de gas y obtener ventaja, además, sobre los enemigos por posición. A ello hay que sumarle el clásico bombardeo que va cayendo de vez en cuando sobre los equipos para que estos no se queden parados (excelente, una vez más, para luchar contra los camperos).

Caldera en Call of Duty Warzone

No obstante, esa verticalidad hace que el uso de vehículos sea un tanto redundante en determinadas zonas (Peak, por ejemplo) y la "escalada" a pie a la cima se hace bastante pesada. La sensación de estar superando obstáculos y ascendiendo montes constantemente hace que el mapa se sienta mucho más grande lo que es en realidad. No nos malinterpretéis, porque Caldera no es pequeño para nada, pero puede que tampoco le venga precisamente bien el tener que correr por explanadas enormes donde no hay absolutamente nada más que la necesidad imperativa de tener que pasar por ahí si se quiere sobrevivir. Es una sensación un tanto frustrante que a veces nos recuerda lo agradable que era pasear por las calles de Verdansk, donde siempre había suministros, casa o algo que lootear. Sí, también había terrenos vacíos, como el de Farmland y sus caminos externos hacia Prison, pero no eran zonas que conectasen con otras, por lo que no se aterrizaba allí y listo.

Pero, por suerte, la abundante vegetación, la iluminación (muy bien aprendida del Verdansk de los ochenta) y los colores hacen que el mapa se sienta acogedor y hasta se pueda sentir que nos arropa en ciertos momentos, porque las áreas concurridas están medidas al dedillo para que los enfrentamientos sean más directos, sin tanta ventana ni doble piso de por medio. Y eso se nota muchísimo en Warzone, más incluso que la verticalidad de cada rincón.

El Gulag, las armas y los vehículos

En cuanto al Gulag, no esperábamos en para nada poder tocar otro que transmitiese las mismas sensaciones que el original de Modern Warfare, pero hemos quedado gratamente sorprendidos con el Gulag que propone Caldera. Muy, muy pequeño, directo, sin nada de por medio y con tres carriles. Fácil, sencillo y para toda la familia. Aquí los Gulags se resuelven en pocos segundos, porque es casi imposible esquivar al rival o esconderse de él para campear. Tiene ese apartado central que es lo que más puede perjudicar ese combate directo, pero es necesario para que la cosa no sea solo apuntar recto al aparecer para la batalla.

Gulag de Call of Duty Warzone

Hablando ahora del armamento, poco hay que explicar aquí si ya tenéis Call of Duty Vanguard, porque las armas de la obra de Sledgehammer Games simplemente se han adaptado para Call of Duty Warzone, igual que ocurrió en su momento con Black Ops Cold War (Modern Warfare fue otra historia, porque el battle royale nació de su ADN no se tuvo que modificar nada). De modo que el funcionamiento del arsenal es similar al del multijugador, con ligeros cambios por supuesto, pero grosso modo viene a ser lo mismo. Lo que queda claro aquí, y se nota más que con la llegada de Cold War en su día, es que las armas de la Segunda Guerra Mundial van a dejar muy por debajo a las demás en estos primeros compases de vida de Call of Duty Warzone 'Pacific'. Las diferencias son abismales en muchos sentidos y las MP40 o STG-44 (por nombrar solo algunas) tienen extrema ventaja sobre otras clásicas como la M4A1 o la MP5. Aunque los profesionales continuarán matando con todo, las cosas como son.

En términos más generales como vehículos, contratos o rachas de bajas, la actualización de Caldera ha sido algo nimia en este aspecto. Ahora, por ejemplo, los UAV cuestan un poco más de dinero, pero nada del otro mundo. Activision ha usado sus esfuerzos en otros aspectos, como en equilibrar zonas y hacer que estas estén mejor establecidas por el mapa, marcadas y con puntos de entrada y salida más limpios. Caldera se siente más como mapa de battle royale que Verdansk, pero no tenemos claro hasta qué punto esto es positivo o negativo porque este último poseía la característica de notarse como un escenario de multijugador de Call of Duty más, y eso le da muchos puntos al escenario original de Modern Warfare.

PUBLICIDAD

Ahora ya no hay vuelta atrás y por ahora la jugada le ha salido bastante bien a Activision. Caldera se siente fresco, motiva a jugar, sus áreas se sienten de maravilla y ese toque de battle royale a lo Segunda Guerra Mundial le da también un toque especial y hasta sabe más a Call of Duty. Queda por ver el mantenimiento que se le proporciona y cómo el videojuego avanza, porque dentro de pocos meses es probable que haya cambios importantes, que hasta podrían afectar a zonas del mapa o a cómo se concibe el mismo (si se añaden vehículos nuevos el tema de escalar a zonas quedaría eliminado como un problema, por ejemplo). El tiempo pondrá a cada uno en su lugar, y veremos entonces si Caldera ha terminado siendo buena opción a largo plazo o si la comunidad pide a gritos que Verdansk vuelva.

Hemos realizado estas impresiones tras descargar el juego gratuitamente en PS5.

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos avances de PS5, PS4, PS4, Xbox One, Xbox One, PC, PC, Xbox Series X/S y Xbox Series X/S

PEGI +18
Plataformas:
PS5 PS4 Xbox One
PC Xbox Series X/S

Ficha técnica de la versión PS5

COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Call of Duty: Warzone para PlayStation 5

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
8.7
COMUNIDAD
8.12

PUNTÚA
Call of Duty: Warzone para PlayStation 4

12 votos

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
8.7
COMUNIDAD
10

PUNTÚA
Call of Duty: Warzone para Xbox One

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.7
COMUNIDAD
9

PUNTÚA
Call of Duty: Warzone para Ordenador

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox Series X/S

COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Call of Duty: Warzone para Xbox Series X/S

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir