Análisis de ScreamRide (Xbox One, Xbox 360)

El futuro del entretenimiento extremo ya está aquí con ScreamRide, un divertido y original simulador de montañas rusas que une construcción con destrucción.
ScreamRide
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
6
NOTA
7.2
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versiones Xbox One y Xbox 360.

Últimamente una de las quejas más recurrentes de los jugadores es la falta de originalidad, y es normal, ya que en una industria como la nuestra que ya está cerca de los 50 años de historia, cada vez es más complicado innovar y sorprender. Por eso si algo no le podemos criticar a ScreamRide es que no sea innovador, ya que propone una mezcla muy peculiar de mecánicas jugables que ya habíamos visto anteriormente por separado, pero nunca juntas de esta manera.

Por un lado la creación y simulación de montañas rusas, con la posibilidad de montarnos en ellas e incluso conducirlas, acelerando, frenando y poniéndolas de lado, y por otro la destrucción de escenarios, gracias a un sofisticado sistema de físicas que ofrece momentos muy placenteros y espectaculares. No todo lo que ofrece ScreamRide es igual de divertido o acertado, ni va a gustar por igual a todo tipo de jugadores, pero sin duda la mezcla es cuando menos atrevida y original.

Para entender mejor el porqué de este juego hay que saber quiénes son sus responsables, Frontier Developments, un veterano estudio británico con una gran experiencia desarrollando juegos de parques de atracciones como las sagas RollerCoaster Tycoon y Thrillville. Aquí demuestran su maestría en eso de permitirnos construir la montaña rusa de nuestros sueños, con un editor tan potente como fácil de utilizar, pero además nos ofrecen una especie de Angry Birds tridimensional, teniendo que lanzar con mucha puntería y un poco de suerte todo tipo de ingenios mecánicos para destruir los escenarios.

PUBLICIDAD
ScreamRide te permite construir la montaña rusa de tus sueños, y lo que es mejor, también montarte en ella.
ScreamRide te permite construir la montaña rusa de tus sueños, y lo que es mejor, también montarte en ella.

Cuatro juegos en uno

El punto fuerte de ScreamRide, o al menos el que más nos ha interesado y divertido, es el modo Carrera, ya que también tenemos un modo Sandbox en el que tenemos total libertad para construir lo que queramos, y además compartirlo por internet con otros jugadores. El modo Carrera está dividido en tres tipos de pruebas distintas, repartidas en seis mundos, y son tres minijuegos muy diferentes entre sí, tanto por lo que proponen como por su capacidad para divertir y calar en distintos tipos de jugadores, a los que les gustarán más unas pruebas que otras.

En las pruebas ScreamRider tenemos que conducir el vagón de la montaña rusa a través del recorrido de la manera más veloz y emocionante posible, intentando no descarrillar, lo que es relativamente fácil una vez superados los primeros niveles. El objetivo es hacer la mayor puntuación posible para obtener una de las seis medallas disponibles, y la manera de conseguir muchos puntos es completar el recorrido muy rápido, hacer bonus poniendo el vagón en dos ruedas, y activar turbos. Estos se recargan en unos tramos especiales de color verde, y cuanto más apuremos para apretar el botón de recarga, más llenaremos la barra de turbo, aunque nos arriesgamos a perderlo todo.

Las fases de conducción son muy espectaculares, aunque jugablemente las más sencillas.
Las fases de conducción son muy espectaculares, aunque jugablemente las más sencillas.

Las primeras fases son muy fáciles, con acelerar y cargar y usar el turbo es suficiente para obtener casi todas las medallas, pero cuando pasamos de mundo se añaden nuevas mecánicas, como saltos e incluso obstáculos, que nos obligan a poner el vagón en dos ruedas para esquivarlos. En las últimas fases es realmente complicado incluso completar una vuelta sin salirse, y la curva de dificultad está bastante bien ajustada. No solo conseguir el mayor número de puntos nos permite hacernos con todas las medallas, y para obtener la medalla dorada de cada nivel hay que cumplir una serie de desafíos secundarios, que añaden bastante sal y pimienta a las partidas, sobre todo para los jugadores más experimentados.

Demolition es el tipo de prueba que más nos ha gustado, y consiste en destruir el escenario lanzando cabinas o vagones de montaña rusa, intentando acertar en los puntos débiles de las estructuras para que se vengan abajo, o impactar en algunos de los muchos barriles explosivos, provocando divertidas reacciones en cadena. A la hora de disparar hay que ajustar la dirección, la altura y la potencia, y el ensayo y error es constante, ya que es muy rápido reiniciar las pruebas una y otra vez, para conseguir la mayor cantidad de puntos posible.

Destruir los escenarios gracias al complejo sistema de físicas es lo más divertido y espectacular que ofrece ScreamRide
Destruir los escenarios gracias al complejo sistema de físicas es lo más divertido y espectacular que ofrece ScreamRide

Como en el resto de pruebas cuando llegas a un nuevo mundo la acción se vuelve más compleja, y por ejemplo aparecen nuevos tipos de cabinas, que se fragmentan en el aire, que pueden rebotar varias veces, que se pueden detonar o que se puede variar su trayectoria en el aire más fácilmente. Lo mismo ocurre con los vagones, y aparecen nuevos tipos, como uno que despliega unas alas y manejamos libremente por el aire. Junto a estas nuevas ayudas el diseño de los escenarios se complica, y en las fases más avanzadas estamos ante un verdadero rompecabezas, ya que tenemos que realizar disparos muy preciosos y estratégicos, que por ejemplo impacten en rebotadores que hay desplegados por los escenarios.

Y por último tenemos un tercer tipo de prueba, Engineer, en las que Frontier Developments demuestra toda su experiencia realizando simuladores de parques de atracciones, y tenemos que construir las montañas rusas más retorcidas posibles, para que los atrevidos pasajeros sientan las emociones más intensas y extremas. En las primeras pruebas y para que nos hagamos al editor tenemos que construir pequeños tramos que se unen con el resto de una atracción ya finalizada, pero poco a poco nos van soltando de la mano y entregando más elementos y más libertad para construir.

El editor de montañas rusas es sorprendentemente sencillo de utilizar.
El editor de montañas rusas es sorprendentemente sencillo de utilizar.

En cualquier momento podemos probar lo que estamos haciendo, y tres medidores –de gritos, de intensidad y de náusea- nos indican lo bien –o mal, según se mire- que se lo están pasando los pasajeros. Si nos pasamos de velocidad o realizando curvas muy cerradas es normal que los pasajeros puedan salir despedidos, y nuestro objetivo es que los estos experimenten emociones muy extremas, pero si es posible que vivan para contarlo. Este es el modo de juego que exige más paciencia y dedicación, pero a la vez es el más satisfactorio cuando obtienes buenos resultados. Si eres un amante de las montañas rusas seguro que lo disfrutas, porque además , y se pueden construir cosas realmente complejas en apenas unos minutos.

Una vez construida la montaña rusa tenemos diferentes cámaras para seguir la acción y disfrutar del recorrido, incluida una vertiginosa en primera persona.
Una vez construida la montaña rusa tenemos diferentes cámaras para seguir la acción y disfrutar del recorrido, incluida una vertiginosa en primera persona.

La gracia de este modo es que no podemos construir lo que queramos, sino que nos tenemos que ajustar a una serie de criterios: de altura, longitud, utilizar determinado número de frenos o turbos, usar ciertas piezas como loopings o rizos, y no siempre es fácil cumplir todos estos requisitos en un mismo recorrido. En las pruebas Engineer no se han resistido a incluir la destrucción de escenarios que tanto mola en el modo Demolition, y hay un tipo de prueba que no consiste en cerrar el recorrido de una montaña rusa, sino en terminarlo de manera que el tren salga despedido y se estrelle con efectividad contra el escenario, para causar los mayores destrozos posibles. De esta manera se unen de manera muy ingeniosa la demolición con la construcción.

Lo que menos nos ha gustado de este modo es que cada vez que quieres hacer una prueba la montaña rusa se inicia desde el principio, y a lo mejor lo que quieras probar es un tramo del final que has cambiado, y te tienes que tragar de nuevo todo el recorrido. De esta manera se pierde la frescura de anteriores modos, en los que es muy rápido y ágil probar suerte una y otra vez.

Como decíamos al principio el modo Carrera está dividido en seis mundos de diferente temática, y para ir desbloqueándolos tienes que haber conseguido antes un número determinado de medallas. Lo bueno es que el progreso en ScreamRider, Demolition y Engineer está totalmente separado, y si no te gusta una de las tres partes que ofrece el juego, puedes obviarla y seguir con el resto. En total tenemos más de 50 niveles y obtener todas las medallas de puntuación y sobre todo la dorada, que requiere cumplir todos los objetivos secundarios, no es sencillo, hay bastantes horas de entretenimiento en ScreamRide, más de las que puede parecer en un principio.

Porque además del modo Carrera, tenemos el modo Sandbox, donde nos dan absoluta libertad para sacar partido al potente editor y construir lo que queramos. Con esto nos referimos a que no solo construyes montañas rusas, sino también los escenarios que las albergan, pudiendo crear cosas realmente chulas, como ya hemos visto que han hecho algunos jugadores, ya que todo lo que creas se puede compartir por internet. Cualquier montaña rusa se puede jugar como si de un nivel del modo ScreamRider se tratara, y es alucinante vivir en primera persona las creaciones más arriesgadas y extremas. No solo se pueden compartir niveles enteros, también edificios y estructuras que hayamos creado, ya que al usar bloques a lo Minecraft es posible construir casi cualquier cosa.

Los gráficos, sin ser de lo más puntero que vayamos a ver este año en Xbox One, hay que destacar que tienen algunos puntos fuertes, como el complejo sistema de físicas, que funciona realmente bien a la hora de mostrarnos cómo se caen a trozos los edificios, aunque a veces, en las situaciones más extremas, la tasa de imágenes por segundo se resiente. La sensación de velocidad y el vértigo cuando vamos montados en una montaña rusa también está muy conseguido, y quizá lo que menos nos ha gustado es su diseño artístico, un tanto frío y de colores apagados, que no consigue su objetivo de ofrecer un producto desenfadado y humorístico.

Los gráficos sin ser muy espectaculares cumplen muy bien su cometido.
Los gráficos sin ser muy espectaculares cumplen muy bien su cometido.

La música y los efectos de sonido pasan bastante desapercibidos, simplemente funcionales, y en lo que hay que pegar un considerable tirón de orejas a Microsoft es con el hecho de que el juego llega a España completamente en inglés, tanto textos como voces. Sabemos que no es realmente importante ni necesario para disfrutar de este producto, casi todo se comprende perfectamente, pero precisamente por eso, porque hay pocos textos, no entendemos muy bien qué les costaba traducirlo. De esta manera están mandando un mensaje preocupante a los usuarios de Xbox en España, con un juego exclusivo que no se han molestado en traducir dando por hecho que van a vender poco.

Por cierto el juego se pone a la venta además de en Xbox One también en Xbox 360, pero no hemos podido probar esta última versión, y por eso no la valoramos. Solo sabemos que una característica importante como compartir los niveles por internet no está disponible en la "antigua" consola de Microsoft.

Sin duda un juego original y diferente

Si buscas algo diferente y con personalidad, ScreamRide cumple su cometido con creces.
Si buscas algo diferente y con personalidad, ScreamRide cumple su cometido con creces.

Tan diferente y original es ScreamRide que ni Microsoft sabe muy bien en qué lugar del mercado encajarlo, y sale a la venta a un precio que no es ni de título descargable ni de lanzamiento a precio completo -40 euros en Xbox One, 30 en Xbox 360-. Lo que propone es arriesgado y muy especial, mezclando conducción, destrucción y construcción, y si todo lo que os hemos contado os ha llamado la atención, os animamos a probar su demo, ya que todas las ideas que propone las ejecuta bastante bien, y cuenta con contenidos y entretenimiento para un buen puñado de horas. No será muy recordado con el paso del tiempo, pero nos ha proporcionado unos ratos muy entretenidos y sobre todo frescos y diferentes, que es algo que venimos mucho tiempo demandando.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Xbox One y Xbox 360

Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
Doki Doki Literature Club Plus! - Análisis
Doki Doki Literature Club Plus! - Análisis
Análisis
2021-07-13 18:00:39
Analizamos esta sorprendente novela visual en la que tenemos que conquistar el corazón de unas jóvenes estudiantes en estÄyÜgsdÇegss$éA!ÏOOghÇŸ$Wdaw!LË
F1 2021 - Análisis
F1 2021 - Análisis
Análisis
2021-07-12 17:00:00
Crítica de F1 2021, el famoso juego de conducción que llega con cambios jugables evidentes y más modos de juego para darnos la experiencia más completa posible.
PEGI +12
Plataformas:
Xbox One Xbox 360

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
7.2
  • Fecha de lanzamiento: 6/3/2015
  • Desarrollo: Frontier Developments
  • Producción: Microsoft
  • Distribución: Microsoft
  • Precio: 39,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: Marcadores
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
6.5

PUNTÚA
ScreamRide para Xbox One

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox 360

  • Fecha de lanzamiento: 6/3/2015
  • Desarrollo: Frontier Developments
  • Producción: Microsoft
  • Distribución: Microsoft
  • Precio: 29,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: DVD
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: Marcadores
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
ScreamRide para Xbox 360

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir