Análisis de D4: Dark Dreams Don't Die (Xbox One, PC)

Lo nuevo del creador de Deadly Premonition, una aventura episódica llena de misterios y excentricidades que en esta primera temporada nos ha dejado con ganas de más.
D4: Dark Dreams Don't Die
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
7.5
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
6
Análisis de versiones Xbox One y PC.

Si hay un juego de culto en esta pasada generación ese es Deadly Premonition, una aventura de terror que fue maltratada por la mayoría de la prensa en su estreno, y no sin motivos -por cosas como unas escenas de acción horribles o un apartado técnico lamentable-, pero que el sabio paso del tiempo y la pasión de sus fans han conseguido poner en su sitio. Todo un homenaje a la mítica serie de televisión Twin Peaks convertido en videojuego, en el que su creador, el peculiar Hidetaka Suehiro –también conocido como SWERY o Swery65-, daba rienda suelta a sus filias, fobias y excentricidades, otorgándole un carisma y personalidad del que pocos juegos pueden presumir en los últimos tiempos.

Anunciado en el E3 del año pasado como un título exclusivo de Xbox One que se jugaría con Kinect, ahora nos llega D4: Dark Dreams Don’t Die, la nueva aventura de Swery65, que se ha inspirado y mucho en juegos como Heavy Rain y sobre todo las temporadas episódicas de Telltale Games como The Walking Dead y The Wolf Among Us. Investigación, diálogos, exploración, mucho peso de la narrativa, algunos QTE -quick time events- y sobre todo personajes extraños y ese humor tan negro como alocado, marca de la casa.

La aventura se ambienta en la actualidad, en la ciudad norteamericana de Boston, y el protagonista es David Young, un detective privado que perdió a su mujer en un extraño asesinato, cuyas circunstancias desconoce, ya que no recuerda nada de aquel fatídico día, solo las últimas palabras de su mujer, pidiéndole que busque a una persona cuyo nombre empieza con la letra D. Nuestro protagonista vive atormentado desde entonces, buscando desesperadamente al asesino de su mujer, y en su cruzada cuenta con algunas amistades, como un policía un tanto glotón, Forrest Kaysen, y Amanda, una misteriosa joven que no habla, se comporta como un gato, viste con un traje de abaño y vive como una "okupa" en el apartamento de David –casi nada-.

PUBLICIDAD
David Young, un amante del tequila, no es tan carismático como el protagonista de Deadly Premonition, ¿verdad, Zach?
David Young, un amante del tequila, no es tan carismático como el protagonista de Deadly Premonition, ¿verdad, Zach?

El juego se nota que fue diseñado desde un principio por y para Kinect, y aunque se puede jugar con mando, la experiencia jugable acabe siendo un tanto extraña, y el control no convence del todo ni con Kinect ni con mando, teniendo cada uno sus propias ventajas e inconvenientes. No podemos movernos con el personaje libremente por los escenarios, solo podemos situarlo en ciertas posiciones, marcadas con un icono, y lo que realmente controlamos es un puntero, una mano, con la que vamos ejecutando las acciones, básicamente dos, coger/usar y empujar.

Si juegas con Kinect, desplazarte por los escenarios y girarte sobre ti mismo es una tortura a veces, y para hacer el gesto de coger, tenemos que andar abriendo y cerrando la mano, algo que no siempre funciona del todo bien. En cambio con el mando no tendremos mayores problemas, y la exploración de los entornos es mucho más placentera, más rápida y fluida. Pero donde gana Kinect es en la realización de ciertas acciones cotidianas, como abrir puertas, beber y comer, y en los espectaculares QTE, que no son muchos, pero sí muy divertidos.

Por ejemplo en el que os mostramos debajo de este párrafo, tenemos que mover las manos en varias direcciones, hacer gestos como golpear, agarrar o incluso batear, y hasta tenemos que gritar al micrófono de Kinect, lo que es muy divertido –en la versión original también se usan comandos de voz en inglés, pero no están disponible en la versión en español-. En cambio estas escenas, un par de ellas por capítulo, jugadas con el mando, son mucho más aburridas, ya que simplemente tenemos que mover los sticks y pulsar los gatillos más algún que otro botón. También hay algunos minijuegos, que se notan diseñados para Kinect, y no tienen mucha gracia jugados con el mando.

Nos parece bien que finalmente no hayan obligado a jugarlo con Kinect, a mucha gente no le gusta, y además ahora desde que se vende un pack de Xbox One sin él, muchas personas ni lo tienen, pero creemos que la adaptación con el mando debería haber traído mayores cambios al juego, y por ejemplo habernos dejado movernos libremente por los escenarios con el personaje, queda cuanto menos extraño eso de ir de un punto a otro prefijado en el suelo.

Misterios sin resolver

Básicamente en D4: Dark Dreams Don’t Die tenemos que investigar e ir avanzando en la historia, y aunque se ha inspirado en juegos como The Walking Dead, es una pena que aquí no tomamos decisiones, y la historia se desarrolla de manera lineal, sin posibilidad de ser modificada. Hay conversaciones en las que podemos elegir distintas respuestas, y de esta manera desbloqueamos algunas misiones secundarias, pero nada de esto cambia el transcurso general de los acontecimientos.

La curiosidad del jugador se premia con desbloqueables, cinemáticas que nos permiten conocer mejor a los personajes, textos curiosos que muchas veces no tienen nada que ver con la historia –sobre deporte, cine, la ciudad de Boston, etcétera-, y todas las acciones que realizamos son premiadas con créditos, que sirven para comprar ropa para los personajes, discos de música, o algunos consumibles en forma de comida.

Durante las cinemáticas aparecen textos que nos dan más detalles de los personajes.
Durante las cinemáticas aparecen textos que nos dan más detalles de los personajes.

Nuestro protagonista cuenta con tres barras, una de fuerza –que se va gastando según realizamos acciones-, una de visión –un poder especial que sirve para destacar los objetos del escenario con los que podemos interactuar, muy parecida a la visión del águila de los Assassin's Creed-, y una de salud, que se consume si somos golpeados o heridos, ya sea en las escenas QTE o en otras circunstancias –como al ser abofeteadas por mirarle el escote a una chica…-. De la fuerza y la salud tenemos que andar pendientes, ya que si llegan a cero moriremos, y para ello basta con comer alguno de los muchos objetos que nos encontramos por los escenarios, o comprarlos con los créditos. Algo en lo que el juego no es demasiado exigente, pero que tampoco podemos perder de vista, bastante bien medido a nuestro parecer.

Eso de andar pendientes de la fuerza y la salud es lo más original en el apartado jugable de una aventura que en lo demás resulta bastante convencional, no así en su historia y personajes, que como podéis imaginar, son bastante locos, todo lo que podíamos esperar de "lo nuevo del creador de Deadly Premonition. En esto no decepciona SWERY, mezclando a la perfección una historia dramática con situaciones llenas de humor, de una manera muy natural, sin que se sienta forzado.

Un diseñar de moda que trata a un maniquí como si fuera una persona es uno de los extraños personajes que conoceremos en esta aventura.
Un diseñar de moda que trata a un maniquí como si fuera una persona es uno de los extraños personajes que conoceremos en esta aventura.

Aunque esto es ya muy subjetivo, de momento David Young no tiene tanto carisma como Francis York Morgan, el prota de Deadly Premonition, y esto se convierte en un lastre, ya que las conversaciones solo suelen ser divertidas por la otra parte, el elenco de personajes secundarios, algunos bastante buenos, otros un poco pasados de rosca, demasiado extravagantes. Dramáticamente sí nos gusta la construcción de David, y está muy bien desarrollada y contada la relación que tenía con su esposa fallecida, a la que amaba con locura, algo que podemos descubrir en multitud de detalles más o menos evidentes, y que nos ayuda a empatizar con él y comprender sus motivaciones.

Como si se tratara de una serie de televisión, o una de las aventuras de Telltale Games, la aventura se estructura en episodios, y esta primera temporada contiene el prólogo y los dos primeros episodios por 14,99 euros, un contenido que se puede completar en unas 3 o 4 horas. Dependiendo de la calma con que te tomes la exploración, la búsqueda de sus múltiples coleccionables, la resolución de sus muchas misiones secundarias, u obtener sus 1.000 puntos de logros, puede durar incluso un poquito más, y es bastante rejugable para el género del que se trata.

Es una pena que cuando la historia comienza a coger velocidad de verdad, y se pone más interesante, el juego se acaba, y te deja con la miel en los labios y ganas de mucho más. Por ello cuesta valorar este inicio de D4: Dark Dreams Don’t Die, porque no deja de ser un enorme prólogo, una presentación de personajes e inicio de la historia, y apenas nos deja atisbar todos los misterios y potencial que contiene su historia.

¿Merece la pena si eres fan de Deadly Premonition? Es complicado decirlo, ya que realmente poco tiene que ver con él. D4: Dark Dreams Don’t Die es un juego más lineal y encorsetado, no existe esa libertad para explorar una enorme ciudad e ir descubriendo sus secretos, y aunque se nota sin duda el toque de su autor en un montón de detalles, ni los personajes, situaciones ni la historia en general alcanzan los mejores momentos de su anterior obra. Pese a ello, si estamos predispuestos alucinaremos unas cuantas veces con situaciones y personajes muy extraños, nos echaremos unas buenas risas con su peculiar humor, y nos dejaremos envolver por los múltiples misterios que plantea.

Los gráficos esta vez no son ni mucho menos un desastre, aunque tampoco un portento, y mientras en el apartado artístico cumple muy bien, en lo técnico deja un poco que desear, empañando las buenas intenciones de su apuesta visual. Cel shading tipo cómic, también muy parecido a lo que hace Telltale en sus juegos, aunque aquí peor ejecutado, pero con algunas ideas visuales muy buenas, como el uso de viñetas para mostrar distintos puntos de vista de una situación en un único plano. El diseño de los personajes mola bastante, y es una pena que detalles como los múltiples dientes de sierra o texturas muy pobres empañen el resultado, que podía haber sido mucho mejor.

La banda sonora nos ha gustado bastante, tanto cuando se pone cañera como misteriosa o romántica, y las actuaciones de voz en inglés –con subtítulos en español- dejan un poquito que desear en general, aunque no llegan a desentonar del todo en una aventura con un tono tan excéntrico, aquí de manera más premeditada que en Deadly Premonition, lo que hace que no tenga tanto encanto.

Viva lo imperfecto

Amanda, la mujer gata que por algún extraño motivo vive en el apartamento de David.
Amanda, la mujer gata que por algún extraño motivo vive en el apartamento de David.

Aunque se le pueden sacar un montón de fallos a D4: Dark Dreams Don’t Die, como que su control y propuesta jugable no termina de cuajar ni jugándolo con Kinect ni con mando, que la historia cobra verdadero interés demasiado tarde, y que a veces intenta ser 'rarito' de manera un tanto forzada, personalmente preferimos un juego imperfecto pero con personalidad y que te deje un poso como este, a uno más redondo pero sin carisma y que te deje indiferente, olvidándolo en un par de días –a veces incluso en horas….-. Si os gusta el estilo de las aventuras de Telltale, pero aquí con el surrealismo japonés llevado hasta el extremo de la mano SWERY, que pasa del drama al humor en apenas unos segundos sin despeinarse, seguro que como poco, D4 os resulta bastante interesante, con mucho potencial de mejora en los próximos episodios.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Xbox One y PC

Need for Speed Unbound - Análisis
Need for Speed Unbound - Análisis
Análisis
2022-12-02 18:18:00
La longeva saga de arcades de conducción vuelve con una entrega next-gen que satisface a los mandos, pero con una estructura original que cae en la repetitividad.
The Callisto Protocol - Análisis
The Callisto Protocol - Análisis
Análisis
2022-12-02 06:00:00
Uno de los padres de Dead Space vuelve con una aventura de terror muy entretenida y cuidada, que nos transporta a una época en la que menos era más.
New Joe & Mac - Caveman Ninja - Análisis
New Joe & Mac - Caveman Ninja - Análisis
Análisis
2022-12-01 19:09:00
Joe y Mac vuelven con una actualización, principalmente gráfica, de la recreativa original que se estrenó hace más de 30 años.
Astronite - Análisis
Astronite - Análisis
Análisis
2022-12-01 09:51:43
El mundo de los metroidvania recibe una nueva propuesta al estilo clásico con el divertido Astronite, desarrollado en España.
Marvel's Midnight Suns - Análisis
Marvel's Midnight Suns - Análisis
Análisis
2022-11-30 15:03:11
Firaxis firma una fantástica y gigantesca aventura de rol y estrategia por turnos que ya puede presumir de estar entre los mejores juegos de superhéroes de la historia.
The Knight Witch - Análisis
The Knight Witch - Análisis
Análisis
2022-11-28 14:00:00
El estudio español Super Mega Team fusiona shoot’em up con metroidvania en una simpática aventura repleta de acción.
PEGI +16
Plataformas:
Xbox One PC

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
7.5
  • Fecha de lanzamiento: 19/9/2014
  • Desarrollo: Access Games
  • Producción: Microsoft Game Studios
  • Distribución: Xbox Live
  • Precio: 14,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.68

PUNTÚA
D4: Dark Dreams Don't Die para Xbox One

21 votos
#127 en el ranking de Xbox One.
#192 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
  • Fecha de lanzamiento: 5/6/2015
  • Desarrollo: Access Games
  • Producción: AGM PLAYISM
  • Distribución: Steam
  • Precio: 14,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.5

PUNTÚA
D4: Dark Dreams Don't Die para Ordenador

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir