Vandal

Análisis de Project Gotham Racing 3 (Xbox 360)

Uno de los emblemas de Xbox regresa para el estreno de su sucesora, con una tercera entrega que promete ser más rápida y espectacular que ninguna otra hasta ahora.
·
GRÁFICOS
8.8
SONIDO
9.2
NOTA
8.7
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión Xbox 360.

El primer Project Gotham Racing acompañó a Xbox en sus inicios, convirtiéndose en un juego que destacó tanto por su ajustada jugabilidad como por su cuidado apartado técnico, convirtiéndose, junto a Halo y algún título más, en uno de los principales baluartes de la entonces recién llegada consola de Microsoft. Algo más de un año más tarde nos encontramos con la segunda entrega, que hizo del juego en red a través de Xbox Live una de sus bazas más importantes a la hora de aportar nuevos campos de diversión al jugador, aunque decir que no incorporó sustanciales mejoras a la fórmula sería faltar a la verdad.

Ahora, Xbox 360, la consola de nueva generación de Microsoft, llega a nuestro mercado acompañada de varios títulos dispuestos a ofrecer a los jugadores un espectro de posibilidades lo suficientemente amplio, y Bizarre Creations aporta esta tercera entrega que se convierte en una opción más para los amantes de la velocidad que han adquirido o van a adquirir este nuevo sistema de juegos.

PUBLICIDAD

Los programadores han mantenido la inmensa mayoría de los cánones establecidos en la última entrega, incluyendo un amplio parque de vehículos (todos ellos reales, y diseñados con un cuidado preciosista) y los circuitos urbanos serán una vez más los reyes indiscutibles, circundados por espectadores deseosos de sacar una buena fotografía de los bólidos. El nivel de detalle alcanzado en el juego se aprecia, por tanto, no sólo en el diseño de los vehículos, o en la elaborada vista interior (incluyendo detalles como el volante, la textura del parabrisas y demás elementos), sino también en unos entornos con una carga poligonal y de texturas elevadísima, conformando ambientes verosímiles por completo, fieles en su concepción a los referentes reales incluso en elementos altamente accesorios, y un público que, si bien es repetitivo y cuenta con bucles de movimiento algo reducidos (que apreciarás en el caso de que decidas pararte a ver qué hacen), está recreado en perfectas tres dimensiones... todo ello moviéndose a una tasa de cuadros por segundo absoluta e indiscutiblemente inalterable.

Como ya sucedió con PGR2, el juego presenta 30 cuadros por segundo, y aunque es cierto que subir hasta los 60 en un juego de velocidad se traduce en una suavidad encomiable, tanto el nivel de detalle como el conjunto de efectos gráficos compensan la balanza. Habrá quien prefiera esta solución, y quien hubiese escogido optar por mayor ratio de cuadros por segundo en detrimento de otros apartados gráficos, pero el resultado es bueno, y más si tenemos la opción de disfrutarlo en una televisión de alta resolución, pues soporta 720p.

El juego cuenta, en definitiva, con unos ochenta vehículos (la mayoría disponibles desde el principio), lo que es un número inferior en relación con la anterior entrega, pero incluye modelos de todo postín desde un primer momento, teniendo desde el principio la opción de escoger entre deportivos de gama alta, lo que no significa ni mucho menos que haya auténticas monstruosidades (Enzo Ferrari, por ejemplo) esperándonos más adelante. Mercedes, TVR, RUF, Lotus y Ferrari son tan sólo algunas de las marcas representadas en el juego con algunos de sus coches deportivos. De este modo, pese a que la cifra se reduce, empezamos con fuerza desde un primer momento ahorrándonos pasar por modelos utilitarios que, si bien cuentan con cierto encanto, no son desde luego la salsa de un juego de velocidad.

Pero pese a sus diseños, el juego no muestra con todo el detalle que sería esperable los desperfectos de nuestro vehículo según chocamos o rascamos la carrocería, lo que le resta cierta verosimilitud. No debemos olvidar, con todo, que esto es un arcade de conducción, donde los impactos no afectarán a las características del vehículo (como sí sucede en simuladores, como, por ejemplo, Forza MotorSport). Es algo que contrasta con el alto nivel de detalle del resto del juego (con una media de 80.000 polígonos por coche, sin ir más lejos), por no hablar de los cuidados efectos de iluminación, los mapeados de texturas, y los reflejos sobre cristales y carrocerías en tiempo real; una carencia, en definitiva, nada molesta durante el juego, pero algo incoherente con el resto del conjunto gráfico. La música del juego, por su parte, incluye composiciones de todo tipo, desde Verdi hasta temas rockeros, una amplia variedad que se ve completada con unos grandes efectos sonoros, destacando el rugir de los motores y el estruendo de las colisiones.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-08-19 11:21:00
Switch también se adentra en el fantástico y vasto mundo virtual de Gun Gale Online.
Análisis
2019-08-18 18:12:00
Una gran saga de matamarcianos llega por fin a Occidente con un genial recopilatorio que incluye los dos títulos originales así como una nueva propuesta.
Análisis
2019-08-17 16:08:00
Double Fine nos trae un interesante roguelike que destaca por las habilidades mutantes de su protagonista.
Análisis
2019-08-16 17:15:00
Una aventura de acción y rol con mucho encanto y repleta de sorpresas que nos lleva de regreso a los primeros pasos de los gráficos poligonales.
Análisis
2019-08-16 10:41:00
Triumph Studios lleva Age of Wonders a la ciencia ficción con un genial exponente del género 4X.
Análisis
2019-08-15 10:53:00
3D Realms vuelve a la acción con un FPS de corte tan clásico que utiliza el mismo motor gráfico que Duke Nukem 3D, y también buena parte de su propuesta jugable.
Género/s: Carreras arcade / Coches
PEGI +3
Plataformas:
Xbox 360
Ficha técnica de la versión Xbox 360
ANÁLISIS
Desarrollo: Bizarre Creations
Distribución: Microsoft
Precio: 64.99 €
Jugadores: 1-8
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Español
Opción 60Hz: Sí
Online: Juego Online
COMUNIDAD

PUNTÚA
Project Gotham Racing 3 para Xbox 360

Flecha subir