Análisis de Banjo-Kazooie: Baches y Cachivaches (Xbox 360)

Han pasado los años, están más viejos, más fofos y más torpes... pero Banjo y Kazooie siguen siendo estrellas y han vuelto para demostrarlo.
Banjo-Kazooie: Baches y Cachivaches
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
8.5
NOTA
9
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión Xbox 360.

Hace ahora diez años, en 1998, Rare era todavía parte del entramado de Nintendo, se había estrenado en Nintendo 64 con algunos juegos sorprendentes, y lo mejor estaba todavía por llegar, con una ardilla llamada Conker (que se haría esperar un poco más) y un oso con un pájaro a la chepa: Banjo y Kazooie. El juego recibió no sólo un fuerte impulso publicitario, sino también una secuela, y una crítica unánime que lo señalaba como uno de los plataformas más destacados de su tiempo.

Ese juego se lanzará ahora en Xbox Live Arcade con motivo, claro, de la aparición del esperadísimo Banjo-Kazooie: Baches y cachivaches, el regreso de este dúo de personajes por todo lo alto pese a no ser un par de rudos marines espaciales, ni iconos eróticos recurrentes como los fontaneros, ni pilotos de impresionantes deportivos de lujo... aunque quizás en esto último nos equivoquemos y sí lo sean, a su manera.

Quizás los plataformas ya no sean el género de moda (entre otras razones porque la tendencia a ser aventuras de habilidad con algún puzle y cada vez menos saltos parece imparable en buena medida) pero es sorprendente cómo dos de los títulos más imaginativos, maravillosos y llenos de fantasía y magia de los últimos tiempos son, precisamente, de ese género. Nos referimos a Super Mario Galaxy y éste que nos ocupa, juegos donde se intuye la ilusión y el portento creativo de un equipo sobresaliente. Banjo sabrá mantener su espíritu, ese humor marca de la casa, lleno de referentes e intertextos, para transportarnos a mundos de fantasía donde el homenaje a otros videojuegos es constante y patente, entre lo honorífico y lo irreverente. Aunque ahora sea todavía más aventurero que plataformero.

PUBLICIDAD

Banjo-Kazooie: Baches y cachivaches tiene un valor añadido esencial para los nostálgicos, pero también es cierto que sus cambios jugables pueden echarles atrás en un primer momento, hasta que queden atrapados por sus propuestas. Para los neófitos, es una manera estupenda de conocer a los estrambóticos personajes de este universo, con un trío (los dos protagonistas y la maligna bruja Gruntilda) de escándalo, y unos secundarios que siempre tienen la puntilla. Los personajes más destacados van a regresar en esta aventura, ambientada varios años después de la derrota de la bruja Gruntilda. Desde entonces, Banjo ha estado disfrutando de su tiempo libre, jugando con su Xbox 360, pero demasiada diversión y poco trabajo hacen de Banjo un tipo aburrido... o algo así. Toda estrella de los videojuegos necesita a su némesis personal, y aquí irrumpe El Señor de los Juegos, una entidad que debe ser un ente arcano (se le intuye cierto regusto por Pong) que va a darle trabajo (o diversión, uno ya no sabe) resucitando a la vieja y fea Grunty.

Eso sí, antes de todo eso, justo tras la introducción, tendremos que manejar al Banjo cebón y a su compañero tan gordo que no puede ni volar, sólo para descubrir que todas las habilidades que les caracterizaban están ahora lejos de ser realizables por su forma física. Ambos se lamentan, y Banjo se queda sin fuelle cada pocos paso. ¡Qué tortura! ¡Su reino –que es Montaña Espiral- por un caballo! Por suerte (o no) poco después se encuentran con la cabeza de Gruntilda, que no hace más que horribles versos, pero es todo interrumpido por El Señor de los Juegos.

En el caso de que el nombre de El Señor de los Juegos no te haya resultado elocuente, es el creador de todos lo juegos, y su plan pasa por ofrecerle al dueto protagonista una serie de mundos ambientados en videojuegos que tendrán que superar. El ganador reinará, y el perdedor trabajará como un chino en la fábrica de juegos, todo mediante metalenguaje videojueguístico, con alguna reflexión sobre qué buscan los consumidores hoy en mucha clave de humor, e incluso se les compara con Super Mario.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Foregone - Análisis
Foregone - Análisis
Análisis
2020-10-25 17:04:00
Aventuras 2D de naturaleza independiente con elevados valores de producción en un título que bebe de diversas fuentes muy conocidas.
Crown Trick - Análisis
Crown Trick - Análisis
Análisis
2020-10-23 14:27:00
Switch y PC reciben uno de los roguelikes más llamativos y refrescantes de los aparecidos durante esta temporada.
Disc Room - Análisis
Disc Room - Análisis
Análisis
2020-10-22 15:47:00
La última locura indie apadrinada por Devolver Digital nos propone un juego con una premisa muy simple, directa y enormemente divertida.
Asterix & Obelix XXL Romastered - Análisis
Asterix & Obelix XXL Romastered - Análisis
Análisis
2020-10-22 09:22:00
Aventuras plataformeras en 3D como las de antaño en compañía de los famosos personajes galos y sus amigos.
Raji: An Ancient Epic - Análisis
Raji: An Ancient Epic - Análisis
Análisis
2020-10-20 17:11:00
Raji: An Ancient Epic adapta la mitología india al videojuego en forma de acción y plataformas en tres dimensiones con un resultado que deja mucho que desear.
Horace - Análisis
Horace - Análisis
Análisis
2020-10-20 15:38:00
Descubre una maravilla independiente que no dejará indiferente a ningún usuario que se anime a probarla.
Plataformas:
Xbox 360

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.29

PUNTÚA
Banjo-Kazooie: Baches y Cachivaches para Xbox 360

87 votos
Flecha subir