Vandal

Análisis de Metroid Prime 3: Corruption (Wii)

Daniel Escandell ·
Samus Aran se enfrenta su aventura más épica hasta el momento.
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
9.5
NOTA
9.6
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9.8
Análisis de versión Wii.


El traje de Samus Aran es parte esencial de sus historias, dotando a la heroína de varios poderes o resistencia a situaciones extremas, como los trajes climáticos. En Metroid Prime 3: Corruption no vamos a encontrarnos con la excepción, y después de la toma de contacto con el título, se desencadenan los hechos que presentarán al factor jugable más destacado: el traje PED. Este traje se basa en una tecnología desarrollada por la Federación para aprovechar la energía extraída del Phazon, el peligroso elemento que ha destruído civilizaciones, amenazado planetas, y creado incluso la némesis de Samus. Esta sustancia puede dotar de un gran poder a las tropas de asalto de la Federación, y se aplica a los diversos cazarrecompensas.

Pero conlleva un riesgo: el Phazon parece capaz de hacerse en última instancia con el control de quienes lo emplean, corrompiéndolos. Sin embargo, Samus no tiene más opción que emplear el peligroso Phazon –el hiperestado- para destruir la propia amenaza que se cierne sobre todo el sistema planetario. Dosificar la potencia extra que aporta el Phazon será esencial para afrontar con un mínimo de garantías las luchas contra bastantes enemigos, sobre todo superado el primer tercio de juego, pero habrá que tener mucho cuidado de no buscarnos la ruina al manejar de manera inapropiada esta habilidad de Samus, a la que accederemos pulsando el botón más (+) de la zona central del mando remoto. El precio por usar la función especial de la Pila de Phazon será consumir un tanque de energía, un precio muy alto en algunas circunstancias.



Por otro lado, controlaremos el juego de la manera esperable, esto es, moviéndonos con el stick analógico del nunchuck mientras apuntamos usando la función de puntero del mando remoto de Wii. Lo hemos dicho en muchas ocasiones a lo largo de los diferentes avances que hemos dedicado al título, pero es importante insistir en ello: habrá que modificar, casi seguro, la sensibilidad del puntero, con tres opciones posibles. Esta sensibilidad lo que hace es reducir la cuadrícula invisible que delimita la zona neutra de la pantalla, es decir, la zona por la que apuntamos sin que se mueva la cámara (la cabeza de Samus). Cuando mayor sea la sensibilidad, más reducida será esta cuadrícula, y más rápidos, en consecuencia, los movimientos de Samus. Quizás en los primeros momentos no convenga, hasta hacernos con el control y ganar confianza, pero nos parece recomendable pasar, lo antes posible, a la configuración más avanzada del título.

La configuración inicial va bien para los jugadores poco experimentados, y elimina movimientos bruscos y rápidos habituales en el género de los juegos en primera pero el modo avanzado hace que Samus se mueva más rápido, exigiendo mayor habilidad, precisión y reflejos al jugador, a cambio de mayores recompensas, claro. Como dijimos en anteriores artículos, es nuestra favorita, y creemos que será la que todo jugador acabará usando según se acomode al sistema de control; o al menos, es la que debería usar. Reduce la demora al hacer que Samus gire sobre su propio eje, y agiliza el combate: las ventajas nos parecen incuestionables y la única razón para no emplearla es tener problemas serios con la acción en primera persona o no dominar, todavía, el mando de Wii. Eso sí, el juego está lo suficientemente bien construido como para no penalizar –por la inclusión de contextos en los que el uso de sistemas de precisión más lentos- al jugador que no dé el salto al modo avanzado.



El sistema de control se ha adaptado a la reducida cantidad de botones del mando de Wii, frente a un sistema que en GameCube usaba absolutamente todos los botones del mando y sus dos sticks analógicos. Es marca de la casa, por ejemplo, la inclusión de diferentes visores, como el escáner, que sirve para analizar objetos y enemigos y obtener jugosa información. Esto, en GCN, se controlaba con las direcciones de la cruceta digital, mientras cambiábamos de tipo de arma con el stick analógico C (el derecho). Ahora, para cambiar de visor habrá que pulsar el botón menos (-), situado en la zona central del mando remoto; eso nos lleva a la necesidad de apuntar a la pantalla para seleccionar el visor deseado. Al principio es un poco difícil, pero poco a poco iremos cogiendo habilidad con el sistema. Nos gusta más el sistema usado en GameCube, pues resulta más dinámico, pero la solución aportada por Retro Studios es más que suficiente.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-05-24 15:00:00
El miedo vuelve a explorar el arte en un título con bastantes altibajos.
Análisis
2019-05-24 10:22:00
La precuela de Resident Evil llega a Nintendo Switch con una buena remasterización.
Análisis
2019-05-23 10:21:00
Uno de los mejores remakes y survival horror de la historia se hace portátil con una buena conversión para Nintendo Switch.
Análisis
2019-05-22 16:17:00
Los creadores de Stories Untold nos regalan una sólida aventura de rompecabezas con un estilo jugable único capaz de atraparnos en su historia de ciencia ficción desde el primer momento.
Análisis
2019-05-22 10:28:00
Un entretenido dungeon crawler repleto de acción y grandes tesoros.
Análisis
2019-05-21 18:38:00
Triternion lanza un juego multijugador de acción medieval que encantará a los amantes de la Edad Media, los conflictos bélicos y las batallas sin cuartel.
PEGI +12
Plataformas:
Wii
Ficha técnica de la versión Wii
ANÁLISIS
Desarrollo: Retro Studios
Producción: Nintendo
Distribución: Nintendo
Precio: 49.95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: Sí
COMUNIDAD

PUNTÚA
Metroid Prime 3: Corruption para Wii

#12 en el ranking de Wii.
Flecha subir