Análisis de FAST - Racing League WiiW (Wii)

La polarización llega a las carreras futurísticas.
FAST - Racing League WiiW
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
8
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión Wii.

La empresa Shin’en Multimedia, desarrolladora de herramientas de sonido y juegos para las plataformas de Nintendo, lleva haciendo las delicias de los fans de la compañía japonesa mucho tiempo, gracias a varios títulos de buena calidad y factura técnica, como puede ser la serie Nanostray (NDS), Art of Balance (Wiiware) o Jett Rocket (Wiiware). Su última propuesta ha tenido en vilo a los foros de medio mundo, ya que las características de FAST Racing League no podían ser más prometedores. Ahora tenemos en nuestras consolas este juego arcade, llamado por algunos "el F-Zero de Wii", título que no le sienta mal ya que estamos ante una propuesta claramente basada en los clásicos de Nintendo, pero con variaciones suficientes en el sistema de juego como para que podamos considerarlo con carácter propio.

Habilidad y precisión por encima de velocidad

FAST Racing League es un juego de carreras donde el usuario controla naves futuristas que se deslizan sobre circuitos sinuosos, donde la pista gira en todos los sentidos y direcciones posibles, incluso en pleno salto si lo consideran necesario. Salirse de ella resulta muy fácil ya sea porque no hay barreras que lo impidan o que no acertemos a aterrizar sobre asfalto, a lo que se añade multitud de obstáculos móviles con los que la colisión resulta desastrosa (nuestra nave explota y sale despedida de modo espectacular, pero perdiendo mucho tiempo) y una serie de saltos y aceleradores que pueden ser de color blanco o negro, color que debe adoptar la nave del jugador si quiere aprovechar el impulso de estos. Estas últimas características, sumado a la presencia de cargas de energía que hay que recoger para así obtener potencia de cambio de color y turbo, hacen que la estrategia de juego se centre mucho más conducir nuestra nave sin colisionar o caerse al vacío a la vez que tratando de obtener el máximo número de cargas de energía, y relegando a segundo plano la competición contra los rivales, cuyas colisiones apenas afectan a nuestra nave.

Así pues, es necesario aprenderse los circuitos para tener éxito, y saber aplicar una estrategia adecuada que mantenga un buen equilibrio entre correr de modo seguro, obtener cargas de energía y aplicar su uso en los lugares ideales, pues tanto puede ser útil para tomar un atajo o camino alternativo, como para no caer al vacío. Esto último tiene la pega de que en algunos tramos donde es obligado tomar un salto o aceleración bipolar, siendo necesario un color que puede ser el que no tengamos, y a su vez tampoco dispongamos de energía para cambiar de color, caeremos irremediablemente al vació.

PUBLICIDAD

Domina la sensibilidad y apréndete los circuitos

FAST Racing League se controla con el mando de Wii en horizontal. Con el botón 1, aceleramos, pulsando arriba en el pad digital cambiamos el color de nuestra nave, mientras que pulsando abajo activamos el turbo. Para girar, tendremos que inclinar a los lados el mando, siendo perfectamente compatible con los volantes que hay disponibles para la consola. Seguramente a quien no les guste demasiado andar girando el mando no querrá ni pensárselo, más teniendo en cuenta que el control es muy, pero que muy sensible, tanto que apenas hay que moverlo para virar al máximo, lo que requiere de un periodo de adaptación bastante costoso. Afortunadamente se puede jugar conectando el Nunchuk o con el mando clásico, haciendo que el juego sea mucho más accesible que con el control por movimiento, aunque también es cierto que una vez acostumbrados, la sensación de inmersión es mayor.

La parte que menos nos ha gustado ha sido la física de los vehículos, que pese a que flotan sobre la pista a muy velozmente no dan la sensación de tener peso en las curvas, algo que comparado con otros juegos del género como F-Zero o Wipeout resulta menos satisfactorio. Incluso en los saltos, la sensación es muy artificial y poco intuitiva, motivo por el cual en muchas ocasiones el jugador se sale de la pista cuando está en el aire. Lo mismo sucede con las colisiones respecto a nuestros rivales, golpes que apenas afectan a nuestra trayectoria o al contrario, haciendo que los rivales sean molestos pero para nada una amenaza. De hecho, el gran reto de los rivales es que ellos también cogen cargas de energía, por lo que tenerlos por delante suele ser irritante y dificultarnos mucho obtener el mejor puesto.

 1

A nivel de competición, hemos observado una clara tendencia de que si nos hacemos pronto con el primer puesto, a poco después de empezar la carrera, es mucho más fácil quedar primero, no obstante, cuando estamos en medio del pelotón, es mucho más difícil posicionarse por delante de ellos. Ahí es donde entra en juego la precisión y la calma del jugador, pues una vez bien posicionados, es mejor tener la nave bajo control y jugar sin riesgos. En general la experiencia de juego es bastante entretenida y tiene momentos muy buenos. Como comentábamos, el cambio de color y el diseño de los niveles exigen al jugador aprenderse los circuitos así como una buena estrategia, y hay momentos realmente satisfactorios, por lo que creemos que en general gustará.

Corto pero difícil y rejugable

En FAST Racing League con el buen aspecto del juego, el número (quince) y elaboración de los niveles no esperábamos que tuviese muchos modos debido a la limitación de la plataforma, no obstante, están todos los modos imprescindibles en el género. Para un solo jugador, básicamente cuenta el modo clasificación (tutorial), la liga, que se compone de tres campeonatos y tres categorías (tres niveles de dificultad para los campeonatos), la posibilidad de jugar las fases individualmente (para practicar suponemos, porque no deja de ser una partida normal) y un modo desafío, en donde el objetivo no es correr sino apañárselas en una pista diseñada especialmente para el desafío, con objetivos específicos, como puede ser alcanzar un punto antes de que se agote el tiempo, coger un número determinado de objetos, etc. Esto en principio puede parecer escaso, pero hemos de decir que gracias a la dificultad del juego hasta el más experimentado tendrá muchas horas para completarlo. Más o menos estamos hablando de doce horas, pero por supuesto pueden ser muchas más o alguna menos, dependiendo de lo bien que lo haga el jugador.

 2

Además, el juego viene acompañado de un excelente modo multijugador de hasta 4 jugadores simultáneos, que no solo se limita a jugar entre amigos, sino que también sirve para participar en la liga, completando así el modo principal en compañía, una tradición que echábamos muchísimo de menos, por ejemplo, en Mario Kart Wii. Cuando jugamos con solo 2 jugadores, podemos escoger entre pantalla partida en vertical u horizontal, y una curiosa opción de establecer la tasa de imágenes fija a treinta imágenes por segundo, o que esta sea variable, un pequeño detalle muy elegante.

Artísticamente y técnicamente sobresaliente

Shin’en empezó destacando por la calidad técnica y artística de sus juegos. Ya con Iridion en Gameboy Advance, y a lo largo de estos años con otros en varias plataformas, la empresa alemana ha impresionado a todos con unos resultados muy bellos. Cuando se anunció FAST Racing League la impresión fue inmejorable, y hemos de decir que en este aspecto no solo no nos han decepcionado un solo ápice, sino que estos chicos demuestran tener muy buena mano. Incluso jugando en una TV led FULL HD de cuarenta pulgadas, el juego se ve nítido, con una tasa de imágenes por segundo prácticamente fija en sesenta, texturas en alta resolución, bump mapping, reflection mapping, antialiasing, varios efectos de post procesado. Los vehículos y escenarios lucen estupendamente (por cierto, algunos reconoceréis los planetas de Nanostray), con muchas partículas y un buen nivel de detalle.

 3

A nivel sonoro el juego tampoco se desmerece elogios, con una música electrónica que le viene como anillo al dedo y que pese a ser muy activa y sonora, no llega a cansar, sino que siempre añade ritmo. Mención especial algunos ecos y vacíos que hace la música, como por ejemplo cuando estamos en pleno salto, generando un momento de suspense fantástico. Los efectos de sonido, contundentes y bastante creíbles, acompañan a la perfección el ritmo de la carrera. Vamos, que lo que se dice bordado y si tenéis duda alguna, os animamos a ver vídeos. Por supuesto que tiene sus limitaciones, ya que estamos hablando de un juego diseñado para Wiiware y su límite de memoria, pero nos preguntamos el resultado que podrían lograr en una producción de alto coste.

Un arcade de carreras indispensable para jugones

FAST Racing League llega un poco tarde en Wii, ya que la mayoría de la industria anda pensando en su sucesora, no obstante, es una joya de los juegos arcade ideal para jugadores habituales (pero que cualquier jugador ocasional puede disfrutar si se dedica un poco) y que rebosa personalidad propia, pese a ser un claro descendiente de la escuela F-Zero. Su espectacularidad y dificultad hacen que sea una experiencia muy intensa que se puede jugar en partidas cortas, y además en compañía, por lo que creemos que al precio al que se encuentra en Wiiware, simplemente es un imprescindible.

 4

Su mecánica de juego es buena, aunque la sensación de control de los vehículos no es del todo satisfactoria y los rivales apenas suponen amenaza alguna, pero la experiencia de recorrer velozmente los circuitos, esquivando trampas, ajustando curvas, saltos y desarrollando una estrategia de uso de la energía con el objetivo de quedar entre los tres primeros (para desbloquear nuevos circuitos y campeonatos) simplemente, nos gusta. Echamos de menos un modo online, competiciones por tiempo, una sensación de progreso más elaborada, más circuitos y una mejor curva de dificultad además de depurar algún fallo que nos hemos encontrado, pero tenemos claro que si os gusta el género os lo recomendamos sin dudarlo, que son solo diez euros.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

F1 22 - Análisis
F1 22 - Análisis
Análisis
2022-06-30 12:12:00
Análisis de F1 22, la nueva entrega del ‘simcade’ de conducción de Codemasters y EA que sabe traernos mejor que nunca la sensación de pilotar un F1… aunque pierde algo de contenido por el camino.
DNF Duel - Análisis
DNF Duel - Análisis
Análisis
2022-06-28 09:00:00
DNF da el salto a la lucha con los creadores de Guilty Gear en un juego accesible para novatos.
Blade Runner: Enhanced Edition - Análisis
Blade Runner: Enhanced Edition - Análisis
Análisis
2022-06-27 09:23:00
La aventura gráfica Blade Runner vuelve más de 20 años después con una supuesta versión mejorada que en la mayoría de aspectos da un paso atrás.
Sonic Origins - Análisis
Sonic Origins - Análisis
Análisis
2022-06-23 15:01:00
Sega recupera los mejores juegos de su icónica mascota con un notable recopilatorio repleto de extras.
Capcom Fighting Collection - Análisis
Capcom Fighting Collection - Análisis
Análisis
2022-06-23 09:02:00
Un interesante recopilatorio de Capcom centrado en la lucha, y muy especialmente, en Darkstalkers.
Neon White - Análisis
Neon White - Análisis
Análisis
2022-06-22 16:49:00
¿Cómo no podía atraparnos un shooter frenético que por momentos parece un juego de plataformas, mezclado con una visual novel y con una estética apabullante?
PEGI +3
Plataformas:
Wii

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 27/5/2011
  • Desarrollo: Shin'en
  • Producción: Shin'en
  • Distribución: WiiWare
  • Precio: 1.000 puntos
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: WiiWare
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
8.45

PUNTÚA
FAST - Racing League WiiW para Wii

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir