Vandal

Análisis de Star Trek: Invasion (PS One)

Chemy ·
GRÁFICOS
8
SONIDO
8.5
NOTA
6.8
DIVERSIÓN
6.5
JUGABILIDAD
6
Análisis de versión PS One.
Un juego para Trekkies
Resulta cuanto menos curioso que las dos sagas espaciales más famosas de la historia de la Ciencia Ficción, esto es, Star Wars y Star Trek, hayan corrido suerte tan dispar en sus variadas y numerosas incursiones al mundillo del videojuego. Así, mientras la epopeya galáctica de Lucas la mayoría de las veces ha salido bien parada, no en vano el propio George Lucas creó una empresa dedicada exclusivamente a la realización de videojuegos llamada LucasArts y que nos ha obsequiado con juegazos del calibre de la saga X-wing ó la fantástica trilogía de Star Wars en SuperNintendo (eso sin contar con la maravillosa coin-op vectorial de Star Wars obra de Atari), la otra gran saga espacial por excelencia, adorada hasta la saciedad por esos que se hacen llamar “trekkies” no se puede decir que haya brillado demasiado en el rutilante universo de los videojuegos. La mayoría de juegos de Star Trek han salido en PC y casi todos han tirado más por la simulación pura y dura, alguna que otra aventurilla y últimamente algún FPS. Nada del otro mundo. En consola, Star Trek, es prácticamente desconocida y la verdad es que ahora mismo sólo me viene a la memoria el Starfleet Academy de Snes.
Star Trek vuelve a Playstation
Ahora, la compañía americana Activision nos trae Star Trek Invasión para la 32 bits de Sony (el primer juego para PSX de esta saga) y para definirlo basta con decir que es, ni mas ni menos, que un clon en toda regla de los Colony Wars de Psygnosis. Con eso ya podemos hacernos una idea del esquema básico de juego que vamos a encontrar en este título: un modo historia en el que se nos irá asignando una serie de misiones que deberemos ir superando una tras otra para pasar a la siguiente fase, es decir, para pasar a la siguiente misión. Todo ello con un enfoque muy arcade, pues STI se acerca mucho mas a un shoot’em-up 3D que a un complejo simulador espacial.

La historia que nos propone STI, no está basada en ninguna de las películas o de las distintas series de T.V. que existen de esta emblemática saga. Así el argumento nos cuenta que los Borg han realizado una serie de ataques consecutivos a bases e instalaciones de los Klingons, firmes aliados de la Federación. Nosotros asumiremos el papel de un cadete recién salido de la Starfleet Academy, que forma parte de un grupo de pilotos de élite llamados Red Squad, el cual está a las órdenes del comandante Worf (un Klingon), y hemos sido enviados a la zona conflictiva.

20 misiones en el espacio
A partir de aquí, y durante 20 fases de las que consta el juego, se nos irán encomendando una serie de objetivos a realizar en cada misión. Estos objetivos van desde encararnos en un combate cara a cara frente a naves romulanas, escoltar a unas naves nodrizas para que lleguen a su destino sanas y salvas ó realizar un emocionante asalto a un cubo Borg. Hay bastantes misiones y muy variadas. Tendremos bajo nuestro control una nave Valkyrie (me imagino que los fans de esta serie, la conocerán de sobra, es como un caza de combate) cargada con un abundante arsenal de armas: tres tipos de phasers así como los típicos torpedos de fotones (aparecidos miles de veces en los combates espaciales del mítico Enterprise), torpedos cuánticos, minas gravitatorias y un rayo tractor. Por supuesto, nuestra nave está dotada de un escudo protector que aguantará cierto número de impactos por parte de las naves enemigas.

Al comienzo del juego tendremos una pequeña fase de entrenamiento en donde, nada mas comenzar ya empezaremos a notar cómo se las “gasta” el juego (ahora veréis a que me refiero): las primeras pruebas de entrenamiento consisten en ir atravesando una serie de anillos (poco cosa) pero en las dos últimas en donde tendremos que abatir en un tiempo determinado a una representación holográfica (no real) de un escuadrón de naves, sudaremos la gota gorda. Y no sólo eso, también durante el entrenamiento descubriremos que el control de nuestra nave es muy, muy sensible. Nuestra Valkyrie usa todos, absolutamente todos los botones de nuestro pad de Playstation, lo cual no es un inconveniente ya que éstos están dispuestos de manera muy sencilla y manejable. El problema radica en el movimiento de la nave es súper sensible. Al mínimo toque del stick analógico, la nave (y con ella la pantalla entera) responde moviéndose demasiado; esto es un tormento ya que en cuanto empiezas a surcar el espacio en busca de enemigos, y empiezas a mover el stick analógico en todas las direcciones, el área de visión de juego empieza a moverse una y otra vez hacia arriba, abajo, derecha e izquierda. Conclusión, darás más vueltas que un tiovivo y acabarás desorientado (nunca mejor dicho) en la inmensidad del espacio.

Dificultad alta
Una vez superado esta mini-fase de entrenamiento comenzaremos las misiones de verdad con enemigos y fuego real y como ya digo, aparte de luchar contra las naves enemigas (lo cual ya es mucho, pues el juego tiene un nivel de dificultad, en algunas misiones, bastante alto) deberás hacerlo contra tu propia nave y su manejo. De todas formas, a todo se acostumbra uno, y en unas cuantas horas de sufrido combate espacial aprenderás algunos truquillos para manejarla mejor. Tal vez si eres muy jugón, tras 6 ó 7 fases de duro paseo intergaláctico, incluso llegues a realizar virguerías con ella. Tan sólo requiere mucha paciencia.
Técnicamente bueno
El apartado técnico del juego está a un gran nivel. Los gráficos representan muy bien todo el universo Star Trek, aunque por supuesto, son inferiores a los de la saga Colony Wars (sobretodo si lo comparamos con el último capítulo, CW: Red Sun). Hay abundantes efectos de luces, alucinantes explosiones y merece la pena destacar el uso de sombreados y degradados para representar nebulosas, galaxias lejanas (que dan un aspecto muy realista al espacio). Por otro lado, las naves en general están bien modeladas, aunque algunas texturas que lucen en su fuselaje son algo toscas. Por cierto, la fase que transcurre sobre la atmósfera de un planeta, a gran altitud es una pasada.

La música y efectos sonoros son de lo mejor del juego. Hay todo tipo de sonidos que recrean a la perfección los phasers, torpedos, explosiones, motores de los cazas. La música que en este tipo de juegos suele pasar desapercibida, aquí acompaña bastante la acción. Es la típica de las Space Opera, con banda sonora orquestada que contiene momentos dramáticos con otros mas épicos para los duelos espaciales. Hay bastantes voces (aparecerá incluso la voz real de Patrick Stewart en el papel de Picard)...en un perfecto inglés ya que el juego no está traducido. Esto puede complicar algo el desarrollo del juego ya que a veces nos darán órdenes durante el transcurso las misiones.

PUBLICIDAD

Respecto a la jugabilidad y diversión, como ya hemos dicho antes, se ven bastante limitadas por el control de la nave y por la enorme dificultad de determinadas misiones, más aún cuando nos ponen un tiempo límite para concluir algunas.
Comentar también que tiene un modo para dos jugadores bien en modo cooperativo ó en duelo uno contra otro, lo cual es inédito hasta ahora en la mayoría de los shooters 3D y es de agradecer. Resulta entretenido.

Un buen shooter 3D
Por todo esto, STI es muy recomendable para los expertos de los shooter 3D, y más aún si les gustó la trilogía Colony Wars. Encontrarán en este juego todo un reto, por su nivel gran de dificultad así como en aprender a controlar la nave a la perfección. El resto, puede llegar a pasarlas “canutas” por esas galaxias de Dios.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-06-25 18:00:00
Lovecraft vuelve a inspirar una interesante aventura, bastante completa aunque con aspectos mejorables.
Análisis
2019-06-25 15:46:00
Los duelos más intensos y tácticos de SNK regresan por la puerta grande con una entrega imprescindible para los fans de los juegos de lucha.
Análisis
2019-06-24 15:44:00
La secuela del RPG Citizens of Earth vuelve a pedir que reclutemos decenas de personajes con una misión vital: encontrar la Tierra.
Análisis
2019-06-24 09:17:00
Koji Igarashi regresa a lo que mejor sabe hacer para ofrecernos el auténtico sucesor de Castlevania que tantos años llevábamos esperando.
Análisis
2019-06-23 18:59:00
El playboy Larry Laffer despierta en una época que le es desconocida. ¿Podrá desplegar todo su atractivo en el siglo XXI?
Análisis
2019-06-23 15:27:00
El excelente Trails of Cold Steel II da el salto a PS4, aunque sin grandes novedades.
Plataformas:
PS One
Ficha técnica de la versión PS One
ANÁLISIS
Fecha de lanzamiento: Octubre 2000
Desarrollo: Activision
Producción: Activision
Distribución: Proein
Precio: 6990
Jugadores: 1-2
Formato: 1 CD
COMUNIDAD

PUNTÚA
Star Trek: Invasion para PS One

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir