Análisis de Rainbow Moon PSN (PSVITA)

El juego de rol de SideQuest Studios llega a PS Vita, sin novedades y un año más tarde, pero con la misma calidad que en PS3.
Rainbow Moon PSN
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
7.7
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión PSVITA.
Otros análisis: PS3

El año pasado SideQuest Studios lanzó en PlayStation 3 el juego de rol Rainbow Moon, una aventura con toque clásico bastante interesante dadas las escasas alternativas del género en PlayStation Network. No era un juego perfecto y se vio influenciado por demasiadas fuentes, perdiendo un poco de identidad, pero sus horas de diversión y su aspecto más centrado en la jugabilidad que en ofrecer gráficos espectaculares nos convencieron.

Lo que sí es cierto es que, ya en su salida, nos pareció que por el tipo de planteamiento parecía más apropiado en una portátil que en una gran pantalla, y muchos usuarios pidieron a la desarrolladora que realizase una adaptación, que finalmente nos llega con más de un año de retraso. Esa es la mayor pega específica de la versión, que por otro lado, es una adaptación perfecta en todos los sentidos, para bien –misma calidad, técnica, aunque no sea un gran esfuerzo para PS Vita- o para mal –ningún cambio drástico ni funciones exclusivas de la portátil-, por lo que tenemos la misma aventura basada en la exploración del mapa, la recolección de objetos e ítems, la mejora de los parámetros luchando y la resolución de las misiones secundarias encargadas por los personajes, así como aquellos aspectos mejorables que delataban su presupuesto reducido.

El argumento comienza cuando nuestro personaje Baldren –nombre que podremos cambiar al inicio si lo deseamos- cae en una trampa en una expedición por un bosque a manos de su archienemigo, atravesando un portal dimensional que le lleva a una tierra desconocida llamada Rainbow Moon, que se ve infestada de criaturas poco amistosas. Nuestra misión será sellar estos portales y volver a nuestro planeta, para lo que necesitaremos encontrar los materiales que componen un bastón dimensional. Por desgracia, estos no se esconden debajo de la primera piedra y habrá que patear Rainbow Moon sin descanso en sus laberínticas localizaciones.

PUBLICIDAD

El juego sigue sin traducción, por lo que nos llega en completo inglés. El argumento en este juego es casi lo de menos, pero debemos admitir que se necesita conocer el idioma para disfrutarlo plenamente y saber que se te pide en cada encargo, las pistas que indican los personajes secundarios o la utilidad de cada ítem en el menú. Detalles que desde un principio se ponen de manifiesto cuando encuentras un foso que sólo se pasa pidiendo una escalera a un habitante –posiblemente estas pruebas las puedas pasar de manera casual sin dominar el idioma, pero no cabe duda que se perderá la gracia-.

Respecto al juego, cualquier usuario acostumbrado al rol de los años 80 y 90 se sentirá cómodo con lo que ve aquí: vista aérea isométrica, un extenso escenario con enemigos pululando por él, pequeños pueblos en los que adquirir nueva equipación, charlas con personajes, tesoros perdidos cerca de monstruos y búsqueda de misiones opcionales. Todo suena a viejo, y eso es porque sus creadores han querido homenajear al género en Rainbow Moon inspirándose en muchas ideas básicas de estos juegos, haciendo que no tenga nada realmente rompedor y a la vez se pueda considerar una rareza dentro del catálogo de PS Vita o PlayStation 3.

Contrariamente a lo que podría parecer a simple vista, el sistema de combate no es en tiempo real –estilo Zelda o Ys-, se inspira un poco en el rol estratégico. Rainbow Moon es un batiburrillo de ideas mezcladas y esta es una de las primeras peculiaridades: toma ideas de varios clásicos. No se trata de una sucesión de mapas de combate al estilo Disgaea o Tactics Ogre, ya que hay exploración de entornos y mazmorras, viene a ser algo así como la saga The Legend of Heroes. También sorprende que en lugar de decantarse por enemigos visibles o por combates aleatorios, Rainbow Moon apuesta por ambas opciones: durante el transcurso de las caminatas se muestran mensajes para entrar en combates –se detalla el número de enemigos del enfrentamiento y su nivel-, a los que podemos acceder pulsando el botón X, si bien entrar en estas batallas dependen de nuestra decisión. Sus creadores lo llaman "invitaciones" al combate, útiles si necesitas subir tu experiencia por encima de lo normal; los duelos principales serán los de monstruos visibles en el mapa, algunos evitables y otros no –por ocupar todo el espacio del recorrido-.

 1

En nuestro equipo nos acompañarán hasta dos personajes más y deberemos hacer frente a un puñado de enemigos, en ocasiones muy numeroso, en escenarios con tablero de casillas y acciones típicas de los SRPG, como órdenes de desplazamiento por el escenario, atacar, defenderse, usar ítems, habilidades o escapar. El protagonista principal es, como era de esperar, el más equilibrado, mientras que los secundarios estarán más enfocados a la fuerza bruta o las largas distancias. Una curiosidad: no funciona con los habituales turnos diferenciados entre jugador y enemigo, aquí los participantes entran en combate según su turno personal –en la parte superior se indica el orden-. Es más libre que la mecánica típica de turnos, pero menos elaborado que en un auténtico SRPG. No hay mucho que explicar ya que en líneas generales es lo de siempre, incluyendo esas habilidades que vamos aprendiendo a lo largo de la aventura que consumen puntos de maná, y que naturalmente, ejecutan movimientos devastadores, afectan a largas distancias o dañan a varios rivales simultáneamente. También están englobadas en las habilidades las magias de diverso tipo, como las que causan efectos secundarios.

Es un sistema más ligero que el de un auténtico representante de la estrategia, pero no es tan simple como aparenta, sobre todo cuando el juego va avanzando. Los personajes y enemigos tienen afinidades a ataques físicos o mágicos, lo que hace que tengas en cuenta quién ataca a quién, y es más, hay varios tipos de armas que, como en un juego de piedra, papel o tijera, son más efectivas que otras. En nuestro bestiario es fácil comprobar toda esta información y conocer mejor a los oponentes, siendo Rainbow Moon un juego profundo en este aspecto que te llevará muchas decenas de horas en completar y dominar. Otra característica peculiar es que el mapa de combate no es una llanura pelada, a veces tiene obstáculos propios de la ambientación que rodear, aunque sin la elaboración y los desniveles de otros SRPG.

 2

Fuera de las batallas, la exploración y configuración –mejoras de equipo, subida de parámetros, compra de material con el dinero conseguido, etc.- recuperan la sensación de un juego de rol añejo. Algunas áreas son un poco guiadas porque el camino te lo marcan los árboles, paredes o rocas como si se tratase de un laberinto, y aun así la sensación de exploración está presente, y más cuando consigamos un barco para navegar entre zonas separadas por mar. A las aproximadamente 25 horas mínimas se añaden multitud de encargos opcionales de búsqueda de objetos, caza de monstruos y aventuras paralelas para superar tranquilamente las 50 o más horas. Rainbow Moon no es el típico juego descargable de "usar y tirar" tipo arcade que has visto de arriba abajo en 30 minutos.

Para facilitar las cosas, al inicio de la partida podemos elegir varias opciones –nivel normal y difícil-, entre ellas comenzar con algunos ítems de ayuda en nuestros bolsillos. Se puede guardar en cualquier momento desde el menú –una función muy agradecida en portátil-, y una muerte en un combate no te muestra el temible "Game Over", a cambio te devuelve al mapa pero con un punto de vitalidad para que te recuperes con objetos o, si estás cerca, te aproximes a una hoguera a recuperar la salud. En estos cálidos lugares, al dormir, el tiempo avanzará más deprisa, cambiando la iluminación del escenario, el tipo de enemigos y cerrando los establecimientos. También se han incluido estadísticas online para comparar los avances con otros jugadores, listas para ser consultadas hablando con un personaje concreto.

 3

A la hora de la verdad, se mezclan tantas ideas dispares que da la sensación de diluir la atención entre todos sus aspectos. Su punto fuerte es la profundidad de la personalización y la gran cantidad de tareas por hacer, pero no podemos decir que destaque en el argumento o combates. A cambio, Rainbow Moon también ofrece características que los extremos –rol exclusivamente de estrategia o con altas dosis de conversaciones- no tocan e incluso añade un componente un poco novedoso, como un indicador del hambre del protagonista. Es un juego al que dedicarle muchas horas, y que mejora a medida que pasas más tiempo con él.

Los gráficos son en apariencia los mismos que en PlayStation 3: coloridos, nítidos, fluidos, variados por las localizaciones incluidas y con más de 100 enemigos diferentes. Sin embargo, hay cierta estética en los diseños de los personajes que recuerdan un poco a lo visto en juegos de Flash o para Facebook y que no gustará a quienes esperaban algo más clásico o artesano, menos frio. No nos gustaron entonces y hemos visto que se han mantenido intactos, al igual que la secuencia introductoria, que da una mala sensación por estar producida de manera bastante pobre –siluetas en plan cómic-.

 4

El mapeado está recargado, con objetos animados –árboles, hojas, agua- que nunca dejan la imagen estática; por el contrario, los combates se "inspiran" tanto en los juegos de rol de hace dos décadas que al igual que estos tienen simples ataques especiales con pantalla negra y unos efectos de transparencias aquí y allá, no se ha aprovechado la espectacularidad que se podría conseguir hoy día. No existe posibilidad de girar la cámara para ver un ángulo mejor de la acción, como sucede en los juegos de rol estratégico. Defectos que seguramente sean menores dentro de lo que es un lanzamiento pensado precisamente en imitar lo retro.

En el aspecto sonoro la música tiene gran protagonismo, y sin llegar a sobresaliente existen unas cuantas buenas melodías que acompañan bien según la zona en la que nos encontremos, cambiando de manera automática al pasar por la frontera invisible de las áreas. Hay pocas voces, los secundarios apenas te reciben con una frase o saludo y a partir de ahí tendrás que leer el texto, que por cierto, en otro alarde de diseño estrafalario, cuenta con texto en color turquesa sobre fondo azul oscuro. Detalles aparentemente insignificantes que demuestran una dirección de arte un poco cuestionable.

 5

Conclusiones

Igual que en su lanzamiento en PlayStation 3, tenemos que Rainbow Moon es un juego de rol poco original con el que SideQuest Studios ha querido simplemente recuperar un poco el espíritu rolero japonés de los 16 bits. Su pecado es la mezcla heterogénea de influencias y tributos que no siempre dan un aspecto cohesionado, pero al menos funciona, aunque sea a costa de arrastrar los defectos del género –cierta repetitividad, subida de experiencia necesaria en algunos puntos, volver por tus pasos para investigar una zona antes inaccesible-.

Quienes echen de menos el rol en PS Vita y no cuenten con la versión de PlayStation 3 –con la que no hay diferencias y sólo podremos sacar partido al cross-save- tienen aquí una buena opción en la que rentabilizarán, por tiempo de partida, cada céntimo de su precio.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Chorus - Análisis
Chorus - Análisis
Análisis
2021-12-03 16:07:00
Acción y libertad de movimientos en un arcade de naves que destaca por la narrativa y el uso de habilidades especiales.
Solar Ash - Análisis
Solar Ash - Análisis
Análisis
2021-12-02 17:13:00
Los creadores de Hyper Light Drifter estrenan una absorbente aventura de plataformas y exploración con un estilo único y mucho buen hacer.
Rocket League Sideswipe - Análisis
Rocket League Sideswipe - Análisis
Análisis
2021-12-02 13:06:00
El éxito de Psyonix llega a móviles con una adaptación que mantiene intacta la experiencia de la saga, ofreciendo ese equilibrio entre accesibilidad y profundidad ahora en 2D.
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Análisis
2021-12-01 15:27:00
Lustros después de aquella moda de los juegos que 'medían' el potencial del cerebro vuelve la saga de Nintendo con un renovado énfasis en el multijugador.
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Análisis
2021-12-01 14:00:00
Los galos más queridos y famosos de los cómics regresan con un nuevo y bonito videojuego que fracasa en su propuesta jugable.
Exo One - Análisis
Exo One - Análisis
Análisis
2021-11-29 13:54:00
Exo One es un peculiar indie que nos pone al control de una nave espacial en un fluido viaje por cautivadores planetas extraterrestres. Os contamos qué nos ha parecido esta original propuesta.
Género/s: Tactical RPG
PEGI +12
Plataformas:
PSVITA PS3 PS4

Ficha técnica de la versión PSVITA

ANÁLISIS
7.7
  • Fecha de lanzamiento: 4/12/2013
  • Desarrollo: SideQuest Studios
  • Producción: EastAsiaSoft
  • Distribución: PlayStation Network
  • Precio: 12,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
6.87

PUNTÚA
Rainbow Moon PSN para PSVITA

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: Julio 2012
  • Desarrollo: SideQuest Studios
  • Producción: eastasiasoft
  • Distribución: PlayStation Network
  • Precio: 12,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
9

PUNTÚA
Rainbow Moon PSN para PlayStation 3

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
  • Fecha de lanzamiento: 17/2/2016
  • Desarrollo: SideQuest Studios
  • Producción: eastasiasoft
  • Distribución: PlayStation Network
  • Precio: 12,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
7.01

PUNTÚA
Rainbow Moon para PlayStation 4

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir