Análisis de Warhammer 40.000: Squad Command (PSP)

Warhammer 40.000 apuesta por la estrategia en este nuevo juego para la portátil PSP.
Warhammer 40.000: Squad Command
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
4
NOTA
6
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión PSP.
Otros análisis: NDS

La licencia de Warhammer es sinónimo de un mundo extenso como pocos respaldado por un amplio grupo de aficionados que disfrutan no sólo de jugar, sino también de crear todo lo que rodea el juego. Los videojuegos, claro, no han estado ajenos a este mundo, y la llegada de la marca a PSP por segunda vez es buena muestra de ello.

Se trata de Warhammer 40.000: Squad Command, ambientado en la vertiente futurista de esta saga, para ofrecer un juego de estrategia en el que integrar buena parte de la imaginería de Warhammer para ofrecer un título interesante, sobre todo para los seguidores de este tipo de juegos de mesa, aunque tiene algunos inconvenientes dentro de su género, pero que posiblemente no empañen lo más mínimo su conjunto para los aficionados.

Nos vamos a encontrar con un total de quince misiones, por lo general bastante extensas (aunque su duración se va incrementando progresivamente, de manera que las primeras son más cortas, una vez hemos dominado la mecánica), en las que vamos a controlar a un máximo de seis unidades. Desde luego, no son muchas en comparación con lo que pueden llegar a plantear otros títulos, pero el hecho de que se puedan diferenciar claramente para dotarlas de mayor variedad, y que toda la jugabilidad está planteada más en esa línea de ser un grupo reducido contra hordas de enemigos que en un sistema de combates abiertos a gran escala le funciona muy bien.

PUBLICIDAD

Antes de afrontar cada una de las fases, tendremos que preparar a nuestros compañeros de escuadrón asignándoles el equipo necesario, al tiempo que preparamos nuestros objetivos, para saber cómo plantear la estrategia de la misión. Realmente el juego se beneficia en estos momentos de manera muy especial del respaldo que le proporciona Warhammer, ya que las secuencias animadas que nos ponen en situación destacan por el buen reflejo del universo en el que se ambienta el título, su sobresaliente factura, y acertada labor para que el jugador se sumerja en la partida. Nuestro objetivo principal será enfrentarnos a las fuerzas de Chaos, y aunque la línea argumental es bastante floja (sobre todo si lo comparamos con otros representantes de la estrategia), y las escenas hacen una buena labor a la hora de explicar cómo avanza la narración, pero siempre teniendo en cuenta que está más en la línea de un Disgaea que de un Final Fantasy, lo que no es malo.

El título se presenta en la más clásica perspectiva isométrica, aprovechando entornos creados con gráficos enteramente poligonales, lo que le da una agilidad que no se ha aprovechado del todo bien, como veremos. La interfaz y su control es competente, aunque en ocasiones algo demasiado simple y no nos gusta tener que usar la cruceta digital para mover el cursor, pero desde luego con ese cursor y los botones de la portátil tenemos más que suficiente como para hacernos con el juego por completo en apenas media hora de juego, y normalmente menos. Desde luego, gracias a su diseño, muy tradicional, cualquier aficionado podrá hacerse con un buen dominio de la acción en poco tiempo, y al no tener excentricidades los neófitos tampoco van a tener muchos problemas, lo que creemos que lo sitúa en una posición muy cómoda a la hora de captar la atención de jugadores que quizás no hayan experimentado con la estrategia en los videojuegos.

Los turnos se establecen usando un sistema muy clásico: cada unidad tiene una cantidad determinada de puntos de acción asignados, que se consumen al movernos o al atacar, por lo que habrá que movernos para situar a nuestros miembros del escuadrón, pero teniendo en cuenta que si nos quedamos sin puntos, quedarán indefensos, y, del mismo modo, que atacar puede implicar quedarnos expuestos en una posición vulnerable. Por supuesto, cuando nos quedemos sin puntos de acción, pasará nuestro turno, por lo que habrá que ver si nuestra jugada ha sido buena. En líneas generales, será importante buscar una posición en la que tengamos línea de fuego sobre el enemigo, evaluar el consumo de más puntos para mejorar nuestra precisión en el ataque, y proceder con la ofensiva.

Los más puristas pueden echar en menos la presencia de una cuadrícula sobre la superficie, una de las convenciones de interfaz más arraigadas en el género, que suele resultar, la verdad, algo antiestética, pero es de gran utilidad. Así, sin ir más lejos, en Warhammer 40.000: Squad Command la ausencia de esta cuadrícula o parrilla puede hacer que al principio estemos severamente descolocados a la hora de mover y colocar a nuestros soldados, al tiempo que no tenemos una localización precisa de los enemigos, pero es algo que poco a poco iremos compensando con la práctica. No podemos evitar tener la sensación de que haber plasmado una cuadrícula hubiese hecho toda la experiencia más accesible desde un primer momento, pero entendemos que no se haya optado por ella al optar por dar preferencia a otras convenciones que, eso sí, creemos que funcionan mejor en sistemas donde el control puede ser mucho más preciso.

Y es que, como habíamos comentado anteriormente, el cursor se controla con la cruceta digital de la PSP, lo que es una elección extraña, ya que como es evidente el haber optado por el stick analógico nos daría un control más depurado. En su lugar, el stick analógico se emplea para mover la cámara (puede hacer un poco de "juego"), lo que no sólo es inútil, sino que no siempre está disponible y no tiene un efecto práctico real. Por eso, quizás hubiese mejor para la jugabilidad haber invertido las funciones de ambos dispositivos.

Ya hemos dicho que el juego ha optado por presentar la acción desde una clásica perspectiva isométrica, así como el hecho de que está realizado sobre gráficos poligonales. Esto resulta en una combinación entre un estilo muy clasicista y otro más actual, que en la práctica acaba resultando un poco tosco y anticuado en un momento en el que estamos muy acostumbrados a tener flexibilidad en elementos como, por ejemplo, la cámara. Y es que no tenemos opciones para mover realmente la cámara, modificando la perspectiva, o bien optar por diferentes ángulos de manera eficiente y real, lo que no sería un problema si en el diseño del juego se hubiese tenido en cuenta este elemento. Desgraciadamente, esto no ha sido así.

Debido a la perspectiva, quedan muchos ángulos muertos por construcciones o incluso por diferentes elementos del escenario, lo que produce que haya enemigos a los que no podamos localizar de manera efectiva, eliminando factores como la precisión y facilitando ser enemigos por enemigos no localizados. Entendemos que realmente puede haber un factor sorpresa, de emboscada incluso, en esto, pero desde luego en líneas generales queda claro que es un fallo jugable que se da en quizás demasiadas ocasiones, de una forma u otra, y que acaba yendo en contra de las partidas que desarrollemos.

Por otro lado, lo cierto es que la perspectiva ayuda a limitar el campo de visión, sobre todo porque la cámara está vinculada siempre a uno de los miembros de nuestra unidad, lo que hace que sólo podamos ver lo que hay en su entorno, pero no a largas distancias, lo que obliga al jugador a fortalecer sus habilidades exploratorias forzándole a dispersar sus unidades, un detalle que no es muy habitual en el género y que, aunque puede no convencer a algunos, a nosotros nos ha parecido una restricción acertada.

La presentación general del juego es bastante buena, y aunque no destaca dentro de lo que se llegado a ver en PSP, la verdad es que para su género el título cumple sobradamente con sus requisitos, y se mantiene fiel a la estética marcada por Warhammer. Más negativa es la música, de la que el juego prescinde casi por completo durante el desarrollo de la acción, con buenos efectos de sonido y voces, pero que al no tener un acompañamiento musical nos hace caer en un desarrollo monótono de la ambientación.

Conclusiones
Estamos ante una representación interesante de Warhammer 40.000 en el mundo de los videojuegos, y más en el ámbito de las consolas portátiles, que apuesta por la estrategia. Su propuesta es clásica, pero falla en algunos elementos evidentes, mientras que algunas de sus apuestas jugables pueden no acabar de convencer a los aficionados al género, y extrañar a los novatos. Con todo, lo más destacable en su aspecto negativo es el control, con elecciones discutibles, y algunos fallos en la inteligencia artificial, que da situación ocasionalmente a situaciones un poco extrañas. Por otro lado, su ambientación es buena (pese al flojo guión), y tiene un atractivo claro para los aficionados a este mundillo.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
Grotto - Análisis
Grotto - Análisis
Análisis
2021-10-20 13:18:00
Quienes busquen una aventura narrativa original, única y mística podrán encontrarla en Grotto, el nuevo juego de Brainwash Gang que nos permiten ponernos en la piel de un místico chamán.
Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
PEGI +12
Plataformas:
PSP NDS

Ficha técnica de la versión PSP

ANÁLISIS
6
  • Fecha de lanzamiento: 23/11/2007
  • Desarrollo: THQ
  • Producción: THQ
  • Distribución: THQ
  • Precio: 44.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 UMD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
8.03

PUNTÚA
Warhammer 40.000: Squad Command para PSP

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
6.5
  • Fecha de lanzamiento: 23/11/2007
  • Desarrollo: THQ
  • Producción: THQ
  • Distribución: THQ
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1-8
  • Formato: Tarjeta de juego
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
COMUNIDAD
8.5

PUNTÚA
Warhammer 40.000: Squad Command para Nintendo DS

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir