Análisis One Piece: Pirate Warriors 4, Luffy contra los Yonko (PS4, Xbox One, Switch, PC)

Los piratas más famosos y queridos del manga y el anime regresan una vez más con un nuevo y entretenido musou que podría haber dado algo más de sí.
One Piece: Pirate Warriors 4
·
Actualizado: 17:18 31/3/2020
Análisis de versiones PS4, Xbox One, Switch y PC.

De todos los juegos que se han lanzado en los últimos años basados en One Piece, los musous de Omega Force han sido, con diferencia, los que más nos han convencido. Esto es algo de lo que son muy conscientes en Bandai Namco, por lo que el anuncio de One Piece: Pirate Warriors 4 era algo que sabíamos que ocurriría tarde o temprano, especialmente tras el éxito de su tercera entrega, uno de los títulos más ambiciosos y completos de toda la licencia. Precisamente por este precedente le teníamos muchísimas ganas a esta nueva aventura de nuestros piratas favoritos, aunque tras haberle podido dedicar un buen número de horas, nos toca admitir que nos hemos llevado una ligera decepción.

Videoanálisis

En busca del One Piece a tortazo limpio

La premisa de esta entrega vuelve a ser la misma de siempre, es decir, controlar a nuestros personajes favoritos de la serie para sumergirnos en gigantescas batallas en las que nos enfrentamos en solitario a auténticos ejércitos de enemigos mientras cumplimos los diferentes objetivos que nos vayan marcando. Sin embargo, esta vez hay un buen número de novedades en lo jugable que conviene destacar.

Luffy y compañía ya están listos para volver a repartir guantazos a diestro y siniestro.
Luffy y compañía ya están listos para volver a repartir guantazos a diestro y siniestro.

Para empezar, tenemos un sistema de combate que se ha renovado por completo para hacerlo más profundo y satisfactorio que antes. En esencia, seguimos realizando combos a base de combinar dos botones, pero ahora debemos sumar nuevas posibilidades como una maniobra con la que podemos elevar a todos nuestros rivales para seguir castigándolos con golpes aéreos.

PUBLICIDAD

A esto también se le añade un nuevo sistema de ataques especiales que se recargan golpeando a los enemigos y entre ellos se incluyen nuestras técnicas definitivas, transformaciones y potenciadores. Eso sí, solo podemos equiparnos con cuatro y cuanto más poderosos o útiles sean, más tardarán en recargarse tras su uso, dándole así un toque de personalización a los personajes muy interesante.

Todo esto da como resultado un sistema muy rico que nos permite realizar auténticas locuras si sabemos encadenar bien nuestros golpes, combos, maniobras aéreas, movimientos especiales y los desplazamientos rápidos que nos consumen parte de nuestra barra de resistencia, y hay personajes con los que directamente podremos hacer combinaciones infinitas de ataques a poco que aprendamos a controlarlos, convirtiendo los enfrentamientos en una frenética y espectacular masacre.

Controlar a personajes gigantes tan poderosos como Kaido mientras lo destrozamos todo con nuestros golpes es una experiencia única.
Controlar a personajes gigantes tan poderosos como Kaido mientras lo destrozamos todo con nuestros golpes es una experiencia única.

Pero la cosa no acaba aquí, ya que cada guerrero tiene un tipo asociado que le da unas propiedades exclusivas a la hora de luchar, todos están perfectamente diferenciados (no hay dos que sean ni parecidos),sus listas de movimientos y combos han sido completamente revisadas para mejor y se ha añadido la posibilidad de controlar a piratas gigantes, como Kaido o Big Mom, que transmiten una sensación de poder como pocas veces hemos sentido en un musou.

En lo puramente jugable, es de los títulos del género que más hemos disfrutado y ponerse a repartir mamporros y a experimentar con todas las posibilidades que nos ofrece su sistema de combate es todo un gustazo del que cuesta cansarse, a pesar de que es lo que haremos desde el primer minuto hasta el último.

Por desgracia, no es oro todo lo que reluce y no tardaremos en descubrir que la cámara es una auténtica pesadilla incapaz de seguir la acción, algo que se agrava cuando controlamos a los personajes más rápidos y luchamos en espacios cerrados o estrechos. Nos hemos pasado más tiempo batallando por domarla y recolocarla para saber qué es lo que estábamos haciendo que disfrutando del espectáculo, lo que nos ha propiciado momentos muy frustrantes. Sumadle un sistema de fijado de objetivos para los generales que no termina de funcionar del todo bien y que contra rivales de gran tamaño hace que la cámara se vaya de fiesta, y comprenderéis la cantidad de dolores de cabeza que os van a dar estos problemas.

Por supuesto, no faltará el modo Snakeman del Gear 4 de Luffy. Una auténtica máquina de picar carne.
Por supuesto, no faltará el modo Snakeman del Gear 4 de Luffy. Una auténtica máquina de picar carne.

Tampoco nos ha convencido demasiado el diseño de las misiones, donde se ha perdido gran parte del factor estratégico y táctico por el que se caracterizan este tipo de juegos. Por una parte nos ha gustado que ahora en vez de conquistar bases hagamos lo propio con zonas completas del mapa, pero la captura de territorios es algo que siempre está en un segundísimo plano y que solo tiene un mínimo de importancia a la hora de cumplir ciertos objetivos secundarios, pero nada especialmente destacable.

Esto conlleva que las misiones sean muy lineales y que rara vez ocurran más de dos o tres cosas a la vez en el campo de batalla, de modo que nos limitaremos únicamente a ir a los sitios marcados para cumplir, a base de golpes, con la tarea de turno que nos encarguen, pero sin preocuparnos por defender lugares o personajes mientras avanzamos, y ese punto de tensión que otorgaba el tener que priorizar entre unos objetivos u otros se ha perdido casi por completo.

Pocas decepciones mayores recordamos en un videojuego que comprobar que la forma Sulong de Carrot no es jugable y solo se muestra para la realización de un par de ataques especiales.
Pocas decepciones mayores recordamos en un videojuego que comprobar que la forma Sulong de Carrot no es jugable y solo se muestra para la realización de un par de ataques especiales.

Otro aspecto negativo lo tenemos en las batallas contra los jefes, extremadamente planas y parecidas entre sí en lo jugable, a pesar de que recrean con más o menos acierto la sucesión de eventos de combates tan importantes como el de Luffy contra Doflamingo o Katakuri, pero creemos que se podría haber hecho algo mucho más interesante con ellos, ya que repiten los mismos ataques sin parar y en difícil no hemos tenido mayores problemas para derrotarlos a base de aporrear botones.

Recorriendo el Grand Line

En lo que respecta a los modos de juego, tenemos Diario dramático, Juego Libre y Diario de tesoros. El primero es el equivalente al Modo Historia y en él reviviremos algunas de las sagas más importantes de la serie, aunque nos ha resultado mucho menos interesante que el de la tercera entrega. ¿El motivo? Se omiten demasiados arcos argumentales. Mientras que en el título anterior se buscó abarcar todo One Piece, aquí únicamente podremos disfrutar de Alabasta, Water 7, Ennies Lobby, Marineford, Dressrosa, Whole Cake Island y una historia original que se han inventado para el país de Wano que no nos ha podido dejar más fríos.

Por desgracia, los personajes, a excepción de Luffy (y no siempre es así), no suelen lucir los trajes que llevaban en cada saga.
Por desgracia, los personajes, a excepción de Luffy (y no siempre es así), no suelen lucir los trajes que llevaban en cada saga.

A cambio, esta vez se profundiza mucho más en cada una de estas tramas, usando para ello muchos vídeos y diálogos que, eso sí, están mejor presentados que nunca, aunque no siempre es suficiente como para compensar la ausencia de tantos momentos míticos. Sí, ahora las sagas no se resuelven en una sola batalla, pero el precio a pagar es una menor variedad de mapas, montones de saltos temporales y una narrativa apresurada que se deja en el tintero todo tipo de cosas, como el enfrentamiento contra Cracker en Whole Cake Island, la huída de Impel Down, toda la historia del pasado de Law, Doflamingo y Dressrosa o la existencia de personajes que han tenido un papel importante en el manga. Esto es algo que ya pasaba en Pirate Warriors 3, pero al menos nos daban la oportunidad de revivir muchos más momentazos de la serie y enfrentarnos a casi todos sus villanos.

Completarlo nos llevará entre 12 y 15 horas y es menos rejugable que nunca, ya que se han perdido los retos y coleccionables, por lo que tampoco le podremos sacar mucho provecho en Juego Libre, donde nos dejan afrontar todos sus capítulos con los personajes que queramos y hayamos desbloqueado. Así pues, será en Diario de tesoros donde echaremos casi todas nuestras horas tras superar la historia.

La mayoría de misiones se pueden jugar en multijugador online de dos a cuatro jugadores. es una forma muy divertida de disfrutar de la aventura.
La mayoría de misiones se pueden jugar en multijugador online de dos a cuatro jugadores. es una forma muy divertida de disfrutar de la aventura.

Esta modalidad no tiene ningún misterio y se limita únicamente a plantearnos una ingente cantidad de misiones con una dificultad prefijada que no se puede modificar. Lo interesante es que aquí podremos seleccionar a los personajes que queramos y superándolas obtendremos las medallas que necesitaremos para potenciar a nuestros guerreros en una especie de tablero de habilidades que viene a sustituir al tradicional sistema de subida de niveles. No es el modo más elaborado del mundo, pero aporta muchos contenidos y nos da la excusa perfecta para pasarnos horas y horas mejorando y probando a nuestros piratas.

La destrucción al servicio del espectáculo

A nivel gráfico no es un título que destaque demasiado. De hecho, las costuras se le ven rápidamente, como unos escenarios algo pobres y unas texturas que dejan mucho que desear, por no hablar de ciertos efectos impropios de esta generación, como la destrucción de edificios y estructuras. Sí, habéis leído bien, esta vez se ha añadido la posibilidad de destrozar muchos de los elementos de los escenarios con nuestros golpes, algo que si bien resulta espectacular y satisfactorio a partes iguales, tampoco aporta gran cosa y rara vez podremos crear atajos de esta manera. La parte positiva la ponen los personajes, muy bien modelados y con unas animaciones geniales que recrean a la perfección sus técnicas y movimientos más característicos para deleite de los fans. Por supuesto, la abrumadora cantidad de enemigos que llega a poner en pantalla sigue impactando como en el resto de musous, aunque no se libra de algunas caídas en su rendimiento de vez en cuando.

Os lo vais a pasar en grande controlando a Katakuri.
Os lo vais a pasar en grande controlando a Katakuri.

Finalmente, la banda sonora nos deja con unas composiciones sorprendentemente buenas y que se adaptan como un guante a todo lo que ocurre en pantalla, aunque la gran mayoría de ellas son remezclas de los temas que ya escuchamos en entregas anteriores. Los efectos son de calidad y están extraídos directamente de la serie, mientras que el doblaje, únicamente en japonés, cuenta con los mismos actores del anime, por lo que no se le puede poner ni una sola pega. Los textos, por su parte, están traducidos al español con algunos errores más o menos graves, pero al menos esta vez se respetan los nombres originales (por suerte, se acabó eso de llamar Zorro a Zoro, entre otras lindezas).

Conclusiones

One Piece: Pirate Warriors 4 nos ha divertido y entretenido como fans de la obra de Oda y los musous, pero en líneas generales nos ha parecido un juego que se queda por detrás de su tercera parte. Sí, tiene más personajes y a nivel jugable es mucho más satisfactorio, pero los mapas, el diseño de misiones y la manera de narrar la historia están considerablemente menos inspirados, por no hablar de una cámara que se ha propuesto convertirse en nuestra peor pesadilla. Por lo demás, un juego que da lo que promete y con el que disfrutar sin mayores complicaciones repartiendo tortas en compañía de muchos de nuestros piratas favoritos del mundo del manga y el anime.

Hemos realizado este análisis en PS4 Pro gracias a un código de descarga que nos ha facilitado Bandai Namco.

Carlos Leiva
Colaborador

NOTA

7.2
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

El sistema de combate es de los más satisfactorios que hemos probado en un musou.
40 personajes bien escogidos y muy bien diferenciados.
Buena cantidad de contenidos para tenernos entretenidos durante horas.

Puntos negativos

El Modo Historia omite demasiadas sagas y momentos importantes.
El diseño de mapas y misiones ha empeorado respecto a su predecesor.
La cámara: una enemiga mucho más temible que los propios Yonko.

En resumen

Un musou entretenido y espectacular con el que pasar un buen rato reviviendo la icónica obra de Eiichiro Oda.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4, Xbox One, Switch y PC

The Outer Worlds - Análisis
Análisis
2020-06-04 14:23:00
El western espacial de Obsidian Entertainment llega a la consola de Nintendo con una versión que a veces es espectacular, y otras hasta frustrante.
XCOM 2 Collection - Análisis
Análisis
2020-06-03 17:54:00
Uno de los mayores referentes de la estrategia por turnos llega a Nintendo Switch en su edición más completa con una conversión que deja mucho que desear.
Borderlands Legendary Collection - Análisis
Análisis
2020-06-03 09:15:00
Las primeras entregas de la divertida saga de Gearbox llegan a Nintendo Switch con una conversión realmente buena.
Skelattack - Análisis
Análisis
2020-06-02 17:49:00
Tras cuatro años en desarrollo, por fin podemos disfrutar de este título que entretiene sin hacer nada particularmente bien.
Liberated - Análisis
Análisis
2020-06-02 15:34:00
Acción, plataformas y un argumento bastante llamativo se funden en esta aventura enmascarada en forma de cómic interactivo.
BioShock: The Collection - Análisis
Análisis
2020-06-02 09:20:00
Una de las mejores sagas de la historia de los videojuegos se hace portátil con una conversión ejemplar para Nintendo Switch.
Género/s: Acción / Musou
PEGI +12
Plataformas:
PS4 PC Xbox One Switch

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
7.2
COMUNIDAD
7

PUNTÚA
One Piece: Pirate Warriors 4 para PlayStation 4

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7.2
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
One Piece: Pirate Warriors 4 para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
7.2
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
One Piece: Pirate Warriors 4 para Xbox One

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
7.2
COMUNIDAD
8

PUNTÚA
One Piece: Pirate Warriors 4 para Nintendo Switch

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir