Análisis de Iconoclasts (PS4, Switch, Xbox One, PSVITA, PC)

Una artesanal aventura de acción, puzles y plataformas en 2D con una historia muy cuidada y un apartado gráfico encantador.
Iconoclasts
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
Análisis de versiones PS4, Switch, Xbox One, PSVITA y PC.

No podemos más que sentir profunda admiración cuando nos topamos con obras como Iconoclasts, un juego realizado por una única persona durante ocho años, el sueco Joakim "Konjak" Sandberg, un indie de los de verdad, que nos ofrece aquí su aventura más ambiciosa.

Acción, plataformas, puzles y una gran carga narrativa se dan la mano en este juego que primero entra por los ojos, con un precioso apartado gráfico, y que luego convence con su jugabilidad, con un control muy cuidado y un gran énfasis en la variedad de situaciones y los numerosos y espectaculares jefes finales.

A simple vista es fácil pensar que estamos ante otro metroidvania más, pero no, el desarrollo de Iconoclasts es lineal, y está totalmente guiado por la historia. Según avanzas en la aventura sí que puedes explorar con bastante libertad los escenarios y encontrar algunos secretos, incluso hay unas pocas misiones secundarias, pero es algo más bien accesorio y en lo que el juego no pone especial interés, recordándonos bastante en su desarrollo del genial Owlboy, que se lanzó hace un par de años.

PUBLICIDAD
'Iconoclasts' visualmente es precioso, y es admirable que todo esté hecho por tan solo una persona.
'Iconoclasts' visualmente es precioso, y es admirable que todo esté hecho por tan solo una persona.

Lo que diferencia a Iconoclasts de otras aventuras de acción y plataformas de este estilo es su elaborada historia, más propia de un RPG, algo que puede ser un arma doble filo, y que dependiendo del jugador gustará más o menos. Al principio nos agradó encontrarnos con una narrativa tan cuidada, pero pasadas unas horas empezamos a sentirla como un obstáculo en la diversión, algo que nos apartaba durante unos minutos de las entretenidas partes de acción, saltos y puzles, que son muy satisfactorias.

Hay tantos diálogos que interrumpen el desarrollo que esto acaba afectando al ritmo del juego, y aunque su historia de ciencia ficción está bien y consigue mantener el interés y cierto misterio hasta el final, no nos ha parecido lo suficientemente buena como para que tenga tanto peso; nos gusta mucho más Iconoclasts cuando estamos resolviendo puzles y luchando contra jefes finales que leyendo diálogos.

La enorme carga argumental es sorprendente, para bien o para mal, dependiendo de cada uno.
La enorme carga argumental es sorprendente, para bien o para mal, dependiendo de cada uno.

Hay más de 20 jefes finales, muy espectaculares y diferentes entre sí, de lo mejor del juego, y entre cada uno de estos combates tenemos que avanzar por los escenarios resolviendo rompecabezas, ya que ni la acción entre jefes ni las plataformas llegan a ser demasiado importantes o desafiantes. En cambio, sí es más que posible que te quedes atascado en uno de sus muchísimos puzles, posiblemente la parte más inspirada del juego.

El problema de combatir contra los "enemigos comunes" es que llega un momento en el que descubres que no sirve para nada, y es más fácil darles esquinazo y seguir hacia adelante que entretenerte luchando con ellos, lo que es un error de diseño. No hay un sistema de evolución del personaje como si fuera un RPG, y las armas o nuevos gadgets los consigues avanzando en la historia, y lo único que puedes conseguir explorando son una serie de mejoras, como si fueran unos perks, que no son demasiado útiles.

Los jefes finales son numerosos, variados y espectaculares.
Los jefes finales son numerosos, variados y espectaculares.

También hay ciertas situaciones, como algunos jefes finales o secuencias especiales, en las que el juego intenta sorprenderte con mecánicas o situaciones nuevas, como por ejemplo puede ser el sigilo, y aquí a veces patina un poco, no acaban de funcionar bien del todo algunos de estos momentos. En cualquier caso basta con repetir dos o tres veces estos momentos para seguir adelante, y no nos ha parecido algo demasiado grave, aunque es peligroso de cara a las valoraciones del juego, teniendo en cuenta la poca tolerancia a la frustración del jugador contemporáneo.

Un montón de personajes y situaciones, más de 20 jefes finales, gran variedad de escenarios... se notan los ocho años de trabajo.
Un montón de personajes y situaciones, más de 20 jefes finales, gran variedad de escenarios... se notan los ocho años de trabajo.

El desarrollo es totalmente lineal, y al final, que te dejan explorar con más libertad y volver para atrás, para usar nuevas habilidades o herramientas y acceder así a nuevos tesoros o zonas, descubres que el juego no está pensado para ello, que no se le ha dedicado demasiado esfuerzo, y se siente un poco forzado este backtracking.

En el nivel de dificultad por defecto (se puede jugar también en difícil, algo recomendado para los jugadores más experimentados en este tipo de aventuras), nos ha durado 12 horas, y lo que es más importante, nos ha dejado un gran sabor de boca. Se notan esos ocho años de trabajo en muchísimos detalles, y no es habitual encontrarse una obra tan artesanal, realizada con muchísimo mimo.

Resolver rompecabezas es una constante para poder avanzar en la aventura, teniendo poco peso los tiroteos con enemigos comunes.
Resolver rompecabezas es una constante para poder avanzar en la aventura, teniendo poco peso los tiroteos con enemigos comunes.

Visualmente es precioso, con una infinidad de animaciones y sprites que muchas veces solo se usan en un diálogo, con enormes jefes finales, todos diferentes entre sí, con escenarios muy cuidados y con un uso exquisito del color... nos ha encantado gráficamente. La banda sonora cumple bien su papel, con melodías en ocasiones bastante entrañables, pero está un peldaño por debajo de los gráficos, y es algo en lo que somos muy exigentes en este tipo de juegos, cuando al no haber voces la música y los efectos toman todo el protagonismo.

Por si fuera poco, además llega con textos en español, algo muy importante en este caso, ya que como hemos dicho su carga narrativa no tiene demasiado que envidiar a cualquier RPG.

Un juego con mucho encanto

No deja de sorprendernos que una única persona haya podido hacer un juego tan cuidado y elaborado como este, y ya solo por esto tenemos que quitarnos el sombrero. Pero dejando este mérito un lado, estuviera desarrollado por una o cien personas, seguiría siendo una bonita y entretenida aventura de plataformas y acción en la que se mezclan casi a partes iguales los puzles, los combates contra jefes finales y una historia muy trabajada, y que seguro va a encantar a los amantes de este tipo de juegos.

A nosotros lo que menos nos ha gustado es su gran carga narrativa, excesiva en nuestra opinión y no lo suficientemente interesante, pero sabemos que es algo muy subjetivo, y seguro que muchos conectaréis con su historia e Iconoclasts os parecerá todavía mejor que a nosotros. En cualquier caso, es un juego muy recomendable, y uno de los primeros grandes indies de un 2018 que promete mucho.

Hemos realizado este análisis con un código de PS4 que nos ha proporcionado Bifrost Entertainment.

Jorge Cano
Redactor jefe

NOTA

8.2
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

El precioso apartado gráfico.
Los jefes finales: numerosos, variados y espectaculares.
Un juego que se nota hecho con mucho mimo, cuidando todos los detalles.

Puntos negativos

Su elaborada historia en algunos momentos se nos ha atragantado un poco, tiene demasiado peso en el desarrollo.

En resumen

Una aventura de acción y plataformas en 2D que sin aportar nada nuevo al género, destaca por su encanto y cuidada elaboración.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4, Switch, Xbox One, PSVITA y PC

RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition - Análisis
RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition - Análisis
Análisis
2020-09-24 17:06:00
RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition es la versión completa y actualizada de uno de los mejores juegos de la construcción de parque temáticos, que además, llega a Nintendo Switch.
Mafia: Definitive Edition - Análisis
Mafia: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2020-09-24 17:00:00
Excelente y cuidado remake de uno de los títulos de mafias más emblemáticos de la historia.
BPM: BULLETS PER MINUTE - Análisis
BPM: BULLETS PER MINUTE - Análisis
Análisis
2020-09-23 17:04:00
Un original roguelite con una propuesta muy divertida e intensa que, sin embargo, se acaba quedando demasiado corto y escaso en contenidos.
Crysis Remastered - Análisis
Crysis Remastered - Análisis
Análisis
2020-09-23 13:11:53
Más de una década después de que Crytek sorprendiera con un shooter para PC técnicamente deslumbrante, llega a las consolas actuales con una remasterización que no da la talla.
Tennis World Tour 2 - Análisis
Tennis World Tour 2 - Análisis
Análisis
2020-09-22 13:41:00
El simulador vuelve a la pista con una secuela que mejora ciertas cosas y modifica otras con un resultado que no termina de convencer.
PEGI +12
Plataformas:
PS4 PSVITA PC
Switch Xbox One

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
8.2
COMUNIDAD
8.53

PUNTÚA
Iconoclasts para PlayStation 4

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PSVITA

ANÁLISIS
8.2
COMUNIDAD
8.63

PUNTÚA
Iconoclasts PSN para PSVITA

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.2
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8

PUNTÚA
Iconoclasts para Ordenador

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Iconoclasts para Nintendo Switch

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox One

COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Iconoclasts para Xbox One

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir