Vandal

Análisis de Driveclub VR (PS4)

El excelente juego de velocidad de Evolution Studios se marca una versión para PlayStation VR interesante pero gráficamente muy mermada.
·
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
8
NOTA
7
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versión PS4.

Para muchos jugadores de PS4, Driveclub es uno de los referentes del género de la velocidad arcade para la máquina de sobremesa de Sony. Y no es para menos, dado que a pesar de los problemas que sufrió el estudio de desarrollo (Evolution Studios) en el lanzamiento del juego, los resultados fueron sensacionales, y a través de diversas actualizaciones a lo largo de los meses, consiguieron ofrecernos un auténtico juegazo de coches.

Bien, pues bastante tiempo después de su lanzamiento original para PS4 nos llega ahora la versión Driveclub VR, la cual como es evidente está destinada a PlayStation VR, el dispositivo de realidad virtual de PS4. Este se trata de un juego independiente, que cuesta 39,99 €, aunque si tenías el Pase de temporada del original, puedes acceder a esta nueva versión por la mitad de precio, 19,99 €. ¿Y qué tal ha salido el experimento? Pues depende de cómo se mire.

Arcade total

Al igual que sucedió con el título original de Evolution Studios, ante un arcade de velocidad, aunque uno muy exigente, que requiere de toda nuestra pericia al volante. Esto se deja notar desde la primera carrera, dado que el sistema de control es más o menos realista, aunque no busca ser un simulador en ningún momento.

PUBLICIDAD
El control de los vehículos es realmente bueno, arcade pero realista.
El control de los vehículos es realmente bueno, arcade pero realista.

Por otra parte, también debemos dejar claro que no se trata de un juego nuevo, sino que gran parte del material que integra ha sido reciclado del título original y de sus múltiples DLC posteriores, si bien es verdad que presenta varias novedades como nuevos circuitos y modos de juego de los que más tarde os hablaremos y que, en el caso de los primeros, en teoría van a estar también disponibles para los poseedores del juego original de PS4. Un buen detalle.

Mejor en ciertos aspectos…

¿Qué es lo que más llama la atención de este título? Pues su alto grado de inmersión. Tal y como ocurre en otros títulos de conducción compatibles con la tecnología de realidad virtual, en Driveclub VR es posible sentir de verdad que estamos en mitad de una carrera.

Es fantástico girar la cabeza hacia los lados y contemplar la presencia de nuestros rivales acechándonos, echar un vistazo a los retrovisores y comprobar como de hecho nos marcan lo que sucede detrás de nosotros o, sobre todo, disfrutar del impecable aspecto que muestran los salpicaderos de los coches. Es una gozada se mire por donde se mire.

Es más, no sólo podemos disfrutar de esta increíble sensación durante las pruebas. ¡Para nada! Los amantes de estas máquinas seguro que pasarán bastantes horas observando con detenimiento el excepcional modelado de los vehículos. Y no sólo sus bellas carrocerías, que también, sino sus lujosos interiores y demás detalles.

El juego incluye más de cien recorridos, cifra realmente elevada para un juego de sus características.
El juego incluye más de cien recorridos, cifra realmente elevada para un juego de sus características.

Por otra parte y como también os comentábamos, el juego presenta nada menos que 114 recorridos diferentes, una cifra realmente descomunal. Eso sí, casi todos ellos son los mismos que ya disfrutamos en el juego original, aunque también es verdad que se han incorporado algunos nuevos de corte urbano.

También se han añadido varios modos de juego nuevos, bastante curiosos por cierto. En Pasajero podemos deleitarnos con las repeticiones de las carreras vividas desde el asiento del pasajero, ofreciéndonos planos realmente vistosos. Y por su parte en Crucero es posible disfrutar de la velocidad sin tener que pisar el acelerador, una forma más relajada de regocijarse de la conducción.

Y luego tenemos los coches, los grandes protagonistas de cualquier juego de este estilo, que en esta ocasión alcanzan los 80, todos reales, cifra no especialmente elevada (más bien lo contrario) pero suficiente.

… y peor en otros

A todo lo que os acabamos de comentar, o sea, de explicar las cualidades que ostenta esta versión de Driveclub, también es necesario echar en cara otros inconvenientes. Y, en su mayoría, todos tienen que ver con su faceta gráfica.

La sensación de velocidad está realmente lograda, siendo una de las mayores cualidades del juego.
La sensación de velocidad está realmente lograda, siendo una de las mayores cualidades del juego.

De todos es sabido que para crear un juego para PlayStation VR es necesario realizar ciertos ajustes gráficos… que en este caso han sido recortes puros y duros, en relación a lo mostrado en el juego original. Para muchos de nosotros, una de las mejores bazas que jugó el título de Evolution Studios fue su acabado gráfico, realmente vistoso. Bien, pues en esta ocasión no podemos decir lo mismo, dado que se trata de un juego más bien discreto (que no malo, ojo).

De entrada la resolución se ha visto claramente mermada, mostrando una definición no del todo satisfactoria. Pero lo peor de todo es que muchos de los escenarios muestran un nivel de detalle más que justito, algo que en aquellos escenarios que repiten protagonismo en esta entrega se nota de manera más evidente.

Los gráficos han experimentado sendos recortes, siendo sensiblemente peores que los mostrados en el original.
Los gráficos han experimentado sendos recortes, siendo sensiblemente peores que los mostrados en el original.

También se aprecia cierta generación brusca en muchos de los elementos de los escenarios, al tiempo que la parrilla de coches que participa en cada carrera se ha visto reducida a ocho. Tampoco es posible disputar carreras online contra usuarios que estén jugando al título original de PS4, y ciertos efectos gráficos han sido eliminados, como la lluvia, que era espectacular en el juego original.

¿Afecta todo esto a la jugabilidad? Pues hombre, un poco sí, sobre todo el tema del popping y de la reducción de rivales, si bien el resto de los aspectos son meramente estéticos y más allá de afear el resultado final, no tienen mayor trascendencia. Pero quizá esperábamos algo más en este sentido, eso también.

Lo que tampoco podemos pasar por alto es el tema recurrente de PS VR (así como del resto de experiencias de esta misma naturaleza). Hablamos de la sensación de mareo, que en este caso nos ha parecido bastante pronunciada por el tema del movimiento. Tened esto presente, especialmente si sois de los que os mareáis con este tipo de propuestas.

El título puede provocar mareos, así que tened cuidado al menos la primera vez que juguéis.
El título puede provocar mareos, así que tened cuidado al menos la primera vez que juguéis.

Y para terminar, el apartado sonoro es lo que menos ha cambiado por cuestiones evidentes en relación a lo disfrutado en el título primigenio. Buenas melodías, efectos contundentes y motores a pleno pulmón nos amenizan cada partida.

Conclusiones

Esta versión de Driveclub para PlayStation VR es uno de esos juegos que, en función de si te quedas más con sus aspectos positivos o con los negativos, la sensación que te depara es bien diferente. Posee grandes virtudes pero también sombras bastante notables, especialmente técnicas, pero en conjunto pensamos que sigue siendo una experiencia de conducción deportiva notable. Lo que tenemos ganas de comprobar con este juego más que con ningún otro de los aparecidos en PS VR es su rendimiento en PS4 Pro. Si éste se viera beneficiado por la potencia extra de esta máquina y consiguiera remontar el vuelo en su faceta gráfica, se trataría de un título mucho más atractivo en global. ¿Sucederá? Pues no estamos nada convencidos, dado que por lo que parece el estudio ha insistido en que más allá de ciertos detalles gráficos menores, este juego no aprovechará el potencial de PS4 Pro, al menos en todo su esplendor. Tendremos que esperar para comprobar qué sucede…

Este análisis ha sido realizado con un código de descarga enviado por Sony.

Sergio Martín
Colaborador
Desde su añorado Spectrum 128K, Sergio lleva jugando a los videojuegos desde que tiene uso de razón... pero también le pierde el anime, el fútbol, NBA, pádel y prácticamente cualquier deporte con una pelota de por medio así como el cine y la música más bien oscura y/o electrónica.
VRGameCritic
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4

Análisis
2019-10-15 16:31:00
Beamdog remasteriza y pone al día los dos grandes clásicos de los juegos de rol y acción basados en Dragones y Mazmorras con una adaptación para consolas que incluye numeras mejoras y contenido adicional.
Análisis
2019-10-15 09:46:00
Un tercer episodio de la genial saga de rol de Falcom que nos acerca al final de la aventura, con un sistema de combate más pulido que nunca.
Análisis
2019-10-14 13:04:00
Un juego de puzles distinto y bastante ameno que resulta tan curioso como disfrutable.
Análisis
2019-10-14 10:00:00
Un relajante y desafiante juego de puzles que que disfrutarán los amantes de los rompecabezas en primera persona.
Análisis
2019-10-11 10:18:00
Un viaje a un lugar apartado del mundo en el que lo interesante es conocer la historia de sus habitantes y dedicarse a la jardinería musical.
Análisis
2019-10-10 11:23:00
Viajamos al pasado de la saga galáctica en los videojuegos con una buena adaptación de uno de los títulos más recordados de la saga Jedi Knight, que ahora llega remasterizado a PlayStation 4 y Switch.
PEGI +3
Plataformas:
PS4
Ficha técnica de la versión PS4
ANÁLISIS
7
Desarrollo: Evolution Studios
Producción: Sony
Distribución: Sony
Precio: 39,99 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: No
Online: hasta 8 jugadores
COMUNIDAD
5.88

PUNTÚA
Driveclub VR para PlayStation 4

11 votos
Flecha subir