Análisis Dead or School, un 'metroidvania' de acción estilo anime (PS4, PC, Xbox One, Switch)

Acción y plataformas en un curioso, aunque mejorable, 'metroidvania' para fans del anime.
Dead or School
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
Análisis de versiones PS4, PC y Switch. La versión o versiones Xbox One todavía no salen.

Apocalipsis zombi. ¿Cuántas veces hemos visto esta historia en los videojuegos? Por supuesto un mismo tema puede ser tratado de muchas maneras, con argumentos entretenidos –o no-, adaptado a diversos géneros y dar como resultado un juego de más o menos calidad. Así pues, no es tanto la temática lo que hace a un juego bueno, sino qué se cuenta y lo que nos ofrece en la jugabilidad. Dead or School es una propuesta indie que intenta contar una aventura de este estilo y con una apuesta decididamente anime, pero desgraciadamente falla más de lo que nos gustaría.

¡Quiero ir al colegio!

Chicas jóvenes, espadas, armas, zombis, un punto picante… El cóctel ya de entrada nos recordará a multitud de historias de serie B que hemos visto, leído o jugado, desde School Girl/Zombie Hunter a Onechanbara -que por cierto pronto vuelve con un remake, Onechanbara Origin-. Aquí la historia nos habla de un brote vírico que transforma a gran parte de la población en mutaciones –zombis, para entendernos- lo que desata una guerra entre supervivientes y zombis por la supremacía de la superficie del planeta. El resultado: ganan los zombis y lo que queda de la humanidad se tiene que esconder en refugios subterráneos durante décadas.

Hay escenas picantes que quizás no sean del gusto de todos los jugadores, y a la vez no son lo suficientemente explícitas para los fans del 'hentai'.
Hay escenas picantes que quizás no sean del gusto de todos los jugadores, y a la vez no son lo suficientemente explícitas para los fans del 'hentai'.

Llegan nuevas generaciones que no han visto más que túneles y no conocen el color del cielo más que de rumores, la historia de la humanidad se está perdiendo. Hasta que la joven Hisako escucha en palabras de su abuela el significado de una escuela, ese centro en el que los niños juegan y aprende, un aparente paraíso y el mejor lugar en el que pasar su juventud. Esto lleva a investigar y ascender a los peligrosos túneles del metro de Tokio -e incluso más arriba-, donde encontraremos algunos supervivientes y por supuesto montones de zombis.

PUBLICIDAD

El argumento se sostiene con palillos pero se puede aceptar sin problemas. Dead or School no aspira más que a ofrecer un puñado de fan service anime acompañado de diálogos e ilustraciones sugerentes, y así por ejemplo el excesivo daño se refleja en el uniforme rasgado de Hisako. No es que sea un juego excesivamente violento –sus gráficos no dan para mucho- ni erótico, pero al menos hay que tolerar este tipo de tópicos porque en este juego están a la orden del día.

Tiros y ‘hack’n slash’ en 2D

Hay otras aventuras de zombis AA que se inclinan por la acción en 3D, pero Dead or School es una producción muy pequeña que incluso falló en conseguir su objetivo en la campaña de financiación en Indiegogo. Es por eso que hablamos de un hack’n slash 2,5D con toques metroidvania y personalización rolera, pero no pasa de los simples guiños a estos estilos. El objetivo es avanzar por el laberinto y encontrar ciertos personajes que nos puedan ayudar a desbloquear caminos –de ahí que, al igual que los metroidvania, en ocasiones debamos volver sobre nuestros pasos para avanzar por un lugar antes inaccesible-. La cuestión es que el diseño jugable es más bien pobre y los mapas apenas consisten en avanzar casi en la única dirección posible, con plataformeo mínimo. Ya no es sólo que la competencia del género sea altísima, que lo es, sino que Dead or School sabe a muy poco.

Si hay pocos enemigos y no lanzan proyectiles, la espada será suficiente para mantener a raya a todos los enemigos.
Si hay pocos enemigos y no lanzan proyectiles, la espada será suficiente para mantener a raya a todos los enemigos.

Muchos de estos defectos se podrían pasar por alto con un control preciso, pero tampoco es este el caso. La protagonista dispone de tres tipos de armas: cuerpo a cuerpo, un fusil y los explosivos. Ninguna de ellas es especialmente divertidas, pero es necesario combinar los ataques según el tipo de amenaza: las criaturas voladoras se eliminan desde la distancia, con los zombis básicos se ahorra munición utilizando la katana, el lanzacohetes va bien contra jefes o grandes grupos, etc. Sobre el papel la verdad es que no está mal planteado y podemos decir que su sistema de mejora o personalización de armas está elaborado. Igualmente la protagonista tiene un árbol de habilidades para, por ejemplo, subir la velocidad de los ataques con la katana.

El gameplay es tosco y mejorable, pero detrás se ha intentado que no parezca demasiado simple; no obstante, creemos que quizás una jugabilidad más arcade habría sido más satisfactoria. Las armas blancas se deterioran y la munición limita el derroche de tiros –no escasea, pero tampoco es un Metal Slug- hasta que pasamos por un punto de control. Los enemigos son de una inteligencia nula, y el único peligro es quedar atrapado entre un grupo numeroso o cruzarse con los zombis más resistentes y fuertes: apenas un patrón de ataque y en ocasiones quedan inertes, sin encarar a la protagonista. En definitiva, la única estrategia –y no por ello decimos que sea un juego necesariamente fácil- es calcular bien las distancias y elegir el tipo de arma que más se adapte a la situación, sea por su velocidad o potencia.

Si aparecen criaturas voladoras, o deseas mantener una distancia de seguridad, siempre puedes hacer uso de tu munición.
Si aparecen criaturas voladoras, o deseas mantener una distancia de seguridad, siempre puedes hacer uso de tu munición.

Una banda sonora cañera

Uno de los apartados que más llama la atención de Dead or School es la banda sonora, con una música intensa que va del rock a los ritmos electrónicos dependiendo de la situación y los enemigos. Nos ha gustado, aunque en la mayoría de veces la transición entre un tema y otro es demasiado brusca y resulta incómoda. Los gráficos 2,5D son más flojos, pero entran dentro de lo esperable para un juego indie: animaciones poco plásticas, una cámara excesivamente lejana de la acción que impide ver cualquier detalle y unas localizaciones que salvo raras excepciones no llaman la atención. La interfaz, como puede verse en las capturas, es demasiado intrusiva y se preocupa por mostrar el escote de la protagonista –con una gran ilustración en la esquina superior- que la comodidad; definitivamente, una declaración de intenciones de la auténtica prioridad de los desarrolladores.

Incluso si algunos escenarios están más trabajados que otros, con una cámara tan alejada apenas se pueden apreciar detalles en personajes y animaciones.
Incluso si algunos escenarios están más trabajados que otros, con una cámara tan alejada apenas se pueden apreciar detalles en personajes y animaciones.

Conclusiones

Quizás nuestra opinión de Dead or School suena demasiado dura, y la verdad es que se pueden extraer algunos puntos interesantes del juego: su duración ronda unas 15 horas, más de lo que se podría esperar, y aquellos fans interesados en un metroidvania simple en exploración o jugabilidad encontrarán aquí una aventura que en el fondo es bastante lineal y fácil de dominar. Ahora bien, sobran las alternativas mejores y apenas destaca en algo; hay mejores hack’n slash en 2D, mejores plataformas y mejores shooter. La falta de pulido se disculpa hasta cierto punto, pero Dead or School aporta poco al género y con el nivel actual de la oferta independiente, no se puede recomendar a la ligera.

Hemos realizado este análisis en PS4 Pro con un código que nos ha proporcionado Decibel PR.

NOTA

6
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Un metroidvania de acción desenfadado, que no se complica mucho.
La banda sonora.

Puntos negativos

El núcleo jugable, inferior a la competencia.
Gráficos no muy vistosos, y técnicamente justito.
Una interfaz poco clara.

En resumen

Un metroidvania de acción indie que no destaca en ningún apartado, salvo por la estética nipona. No es malo, pero existen muchas alternativas del estilo bastante mejores.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4, PC, Xbox One y Switch

Crown Trick - Análisis
Crown Trick - Análisis
Análisis
2020-10-23 14:27:00
Switch y PC reciben uno de los roguelikes más llamativos y refrescantes de los aparecidos durante esta temporada.
Disc Room - Análisis
Disc Room - Análisis
Análisis
2020-10-22 15:47:00
La última locura indie apadrinada por Devolver Digital nos propone un juego con una premisa muy simple, directa y enormemente divertida.
Asterix & Obelix XXL Romastered - Análisis
Asterix & Obelix XXL Romastered - Análisis
Análisis
2020-10-22 09:22:00
Aventuras plataformeras en 3D como las de antaño en compañía de los famosos personajes galos y sus amigos.
Raji: An Ancient Epic - Análisis
Raji: An Ancient Epic - Análisis
Análisis
2020-10-20 17:11:00
Raji: An Ancient Epic adapta la mitología india al videojuego en forma de acción y plataformas en tres dimensiones con un resultado que deja mucho que desear.
PEGI +16
Plataformas:
PS4 PC Switch Xbox One

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
6
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Dead or School para PlayStation 4

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

Estadísticas Steam
COMUNIDAD
10

PUNTÚA
Dead or School para Ordenador

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
6
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Dead or School para Nintendo Switch

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox One

COMUNIDAD
Flecha subir