Análisis de NBA Street Homecourt (PS3, Xbox 360)

El baloncesto arcade de Electronic Arts llega por primera vez a la nueva generación con varias novedades.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
8
NOTA
8.3
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.

EA Sports tiene merecida fama de ser la reina de los juegos de deportes. La compañía cubre prácticamente todos los deportes populares, salvo el tenis, estando sus juegos entre los más vendidos –cuando no son los únicos exponentes del género. En la pasada generación, la compañía decidió dar el paso a los juegos de deportes arcade, versiones "de calle" de los deportes tradicionales, sin reglas, iniciando la saga "Street" con NBA Street, cuya cuarta entrega, y primera de nueva generación, comentamos en este artículo. Siguiendo los conceptos del célebre, y desaparecido, NBA Jam, NBA Street era un juego de baloncesto callejero donde, aparte de canastas imposibles y mates espectaculares –e imposibles, también-, podíamos hacer todo tipo de malabarismos con la pelota, con un sistema de trucos similar al del exitoso SSX.

Ha llovido bastante desde entonces y la saga Street se ha ampliado, pasando también al fútbol americano y al fútbol tradicional. Esta cuarta entrega, subtitulada Homecourt, es la primera de la nueva generación y por ello se beneficia, como es de esperar, de un sensacional apartado gráfico. También incluye por primera vez juego online, un añadido muy esperado, y además cuenta con algunos cambios jugables que lo hacen más variado, y alocado, que las entregas anteriores.

http://www.youtube.com/watch?v=ZD_pYAA89B0|Vídeo del juego

PUBLICIDAD

Como de costumbre, NBA Street es un juego de baloncesto callejero sin reglas. Dos equipos de tres jugadores se enfrentarán en un terreno de juego donde no existen las fueras de banda, con un conjunto de reglas prácticamente inexistentes. No hay faltas, no hay tapones ilegales, no hay ni siquiera la falta de trayectoria descendente –que sí había en entregas anteriores- y, por supuesto, no hay nada parecido a pasos o dobles. Únicamente la regla de la posesión entra en juego, que además es más exigente que la del baloncesto original. En el caso de que tiremos, fallemos y cojamos el rebote, el marcador de posesión seguirá descendiendo, evitando que los jugadores se pasen todo el día haciendo piruetas para sumar puntos y aumentar la barra de gamebreaker.

Como sabrán los que ya hayan jugado a entregas anteriores, en NBA Street no solo cuentan los puntos, también los malabarismos que hagamos con el balón. Cuando estemos en posesión de él, podremos hacer todo tipo de trucos y movimientos pulsando dos botones (X e Y en Xbox 360, círculo y triángulo en PS3) y combinando la pulsación de estos con dos botones de modificación (LB y RB en Xbox 360, L1 y R1 en PS3). Esto da lugar a un enorme repertorio de piruetas, que irán sumando puntos, especialmente si las hacemos contra un defensor y lo humillamos, pero, sobre todo, hará que la barra de gamebreaker se llene, siempre y cuando la jugada termine con una canasta.

El gamebreaker tampoco necesita demasiada presentación. Cuando nuestra barra esté llena, podremos activar un modo especial –donde cambiará el aspecto visual del juego y la música- en el que contaremos con un tiempo limitado para meter canasta. Cuando lo hagamos, no solo ganaremos puntos sino que el equipo rival los perderá, y dependiendo del número de piruetas que hayamos hecho antes de meter canasta, obtendremos un mayor o menor número de puntos. Es absolutamente devastador jugar contra un rival, hacer un gamebreaker de 5 puntos y que el equipo contrario pierda 2. Transformar un resultado adverso 5-10 en un 10-8, por poner un ejemplo.

Las novedades de NBA Street Homecourt no solo se limitan al mayor poder de acción de los Gamebreakers. Aunque las dinámicas básicas del juego siguen siendo las mismas (trucos, pases, esperar al alley-oop, robar la pelota lo más violentamente posible, bloquear todo lo que podamos, etc…), hay una serie de nuevos detalles jugables que merecen la pena ser comentados porque realmente hacen al juego más variado y cambian la experiencia respecto a la tercera parte. En primer lugar, ahora los jugadores del equipo que no estemos controlando son algo más participativos. No solo saltarán por los aires para hacer un alley-oop, sino que además intentarán hacer de palanca, se agacharán justo detrás de la línea de triples y, pulsando el botón correcto cuando estemos delante de ellos, nos impulsarán para hacer un espectacular mate desde esa distancia, que naturalmente contará doble –pues es en rigor un triple.

Otro detalle interesante es la posibilidad de hacer mates dobles, especialmente humillantes, que pueden llegar a ser triples si los hacemos durante un GameBreaker. Al hacer un mate, una barra de energía se llenará según mantengamos pulsado el botón de tiro mientras nuestro jugador esté saltando. Si llenamos la barra completamente, fallaremos el mate, golpeando la pelota contra el aro con fuerza, pero si soltamos el botón en el momento adecuado, nuestro jugador hará un doble mate –la pelota rebotará en el suelo, la cogeremos de nuevo y machacaremos-, que naturalmente vale el doble.

Otro cambio interesante es cierto dinamismo a la hora de robar el balón o recuperarlo. Aparte de los robos clásicos, algunos rivales podrán empujarnos para intentar desequilibrarnos. En estas situaciones, y también en las de los robos, el juego nos indicará qué botón hay que pulsar rápidamente para no perder el balón –o cuando estemos en el otro papel, para robarlo. Esta necesidad de estar atentos y de pulsar el botón adecuado –que, de hecho, ya aparecía en FIFA Street 2- hace menos tedioso el hecho de tener que robar la pelota a un rival que no para de hacer piruetas, y menos fácil para nosotros hacer justamente esto último.

El modo principal del juego se llama Homecourt, y en él comenzaremos creando a nuestro propio jugador, con un editor algo extraño, diferente al que estamos habituados a ver en juegos de EA como Tiger Woods. En este, escogeremos un diseño genérico, y luego lo podremos combinar con dos jugadores de la NBA creando una especie de híbrido, un detalle curioso pero que quizás para alguno no compensará la ausencia de opciones de configuración personalizadas. En este modo iremos ganando reputación jugando en nuestra cancha y visitando las de otros equipos callejeros, o equipos de la NBA, e incluso de la liga femenina. Como modo carrera está bastante bien, con un sistema de evolución de nuestro personaje y la peculiaridad de que las reglas de los partidos cambian cada vez. En algunos la victoria está en 21 puntos, en otros, gana el primero que saque cierta ventaja al rival; aparte, en algunos no están permitidos los mates, o los tiros de campo, etc… Esto nos hace obligarnos a dominar cada una de las facetas del juego, y le dota a un modo carrera bastante estándar de cierta variedad.

Los otros modos de juego no destacan demasiado, siendo básicamente partidos configurables, pero destaca por supuesto el modo online. Es la primera vez que esta saga da el salto a la red y lo hace muy bien, con una jugabilidad sin retardos tanto en PlayStation 3 como en Xbox 360, y con opciones de configuración de reglas y facilidad para encontrar a oponentes que estén a nuestro nivel, por alto o bajo que sea.

El apartado audiovisual del juego es un tanto peculiar, algo así como retro, tanto por el apartado gráfico, que es como de tonos sepias, como el sonido, una colección de canciones retro entre las que destaca el Rockit de Herbie Hancock, la canción que suena cuando entramos en el modo Gamebreaker. Hay también temas de Jackson 5, RJD2 o Quince Jones, acompañados de los clásicos sonidos FX que suenan bastante contundentes. Mientras que la elección del retro en la banda sonora es un acierto, el apartado gráfico "sepia", o de cámara casera, del apartado gráfico, quizás no guste a algunos.

Por lo demás, en gráficos el juego cuenta con sensacionales modelados de los jugadores reales de la NBA, destacando por encima de todo las animaciones, tan fluidas, variadas y espectaculares como nos tienen acostumbrados los juegos de EA Sports BIG. Sin ser una virguería gráfica, el juego se mueve con gran fluidez, sin ralentizaciones, y los efectos cinemáticos de las repeticiones, o los especiales del Gamebreaker, son muy llamativos visualmente. Los escenarios están bien, con ese toque callejero abandonado tan habitual en los juegos de este estilo.

NBA Street Homecourt es una buena entrada en la nueva generación de esta divertidísima saga de deporte callejero de Electronic Arts. Aunque naturalmente poco se puede cambiar en un juego de estas características, esta primera entrega de la era de la alta definición cuenta con novedades jugables muy interesantes que, sin complicar demasiado la jugabilidad "rápida" que necesitan este tipo de juegos, sí la hace más variada. Más que correcto en el apartado técnico, y con un buen modo online, se echan en falta modos de juego adicionales aparte del central "Homecourt", e incluso, aunque el modo online funciona bien, algún extra más para crear competiciones complejas en la red. Sin duda los amantes de la saga tienen en Homecourt una compra obligada. Los que disfruten con los juegos deportivos también cuentan aquí con una compra recomendada.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

DNF Duel - Análisis
DNF Duel - Análisis
Análisis
2022-06-28 09:00:00
DNF da el salto a la lucha con los creadores de Guilty Gear en un juego accesible para novatos.
Blade Runner: Enhanced Edition - Análisis
Blade Runner: Enhanced Edition - Análisis
Análisis
2022-06-27 09:23:00
La aventura gráfica Blade Runner vuelve más de 20 años después con una supuesta versión mejorada que en la mayoría de aspectos da un paso atrás.
Sonic Origins - Análisis
Sonic Origins - Análisis
Análisis
2022-06-23 15:01:00
Sega recupera los mejores juegos de su icónica mascota con un notable recopilatorio repleto de extras.
Capcom Fighting Collection - Análisis
Capcom Fighting Collection - Análisis
Análisis
2022-06-23 09:02:00
Un interesante recopilatorio de Capcom centrado en la lucha, y muy especialmente, en Darkstalkers.
Neon White - Análisis
Neon White - Análisis
Análisis
2022-06-22 16:49:00
¿Cómo no podía atraparnos un shooter frenético que por momentos parece un juego de plataformas, mezclado con una visual novel y con una estética apabullante?
Fire Emblem Warriors: Three Hopes - Análisis
Fire Emblem Warriors: Three Hopes - Análisis
Análisis
2022-06-21 15:00:00
Nintendo y Koei Tecmo vuelven a unir sus fuerzas para ofrecernos un excelente musou que combina a la perfección la estrategia de Fire Emblem con la acción más masiva y desenfrenada.
Género/s: Baloncesto / Deportes
PEGI +3
Plataformas:
PS3 Xbox 360

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.3
  • Fecha de lanzamiento: 20/3/2007
  • Desarrollo: EA Canada
  • Producción: Electronic Arts
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 69.95 €
  • Jugadores: 1-2 / Online
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Juego Online
COMUNIDAD
1

PUNTÚA
NBA Street Homecourt para PlayStation 3

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8.3
  • Fecha de lanzamiento: 20/3/2007
  • Desarrollo: EA Canada
  • Producción: Electronic Arts
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 69.95 €
  • Jugadores: 1-4 / Online
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Juego Online
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.75

PUNTÚA
NBA Street Homecourt para Xbox 360

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir