Análisis de MotoGP 13 (PS3, PSVITA, Xbox 360, PC)

Milestone recupera los videojuegos de MotoGP y lleva la competición al lugar que se merece.
MotoGP 13
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
6.5
NOTA
7.8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versiones PS3, PSVITA, Xbox 360 y PC.

Hemos tenido que vivir unos cuantos años aciagos para que Milestone, compañía experimentada en simuladores de conducción, coja las riendas de un proyecto tan apetecible como éste. De hecho, muchos de los fans del motociclismo siguen jugando al genial GP500 de Microprose, que data de 1999, así que imaginad cómo está el panorama. Salvo alguna honrosa excepción, como los primeros Moto GP de Climax, no ha habido ninguna edición que haya dejado satisfechos a esos jugones ávidos por revivir las carreras oficiales.

Pero los italianos de Milestone acuden al rescate, y además lo hacen con grandes argumentos bajo el brazo, para que por fin tengamos un simulador a la altura. El primero es crucial de cara a que al menos sea atractivo en lo visual: la licencia oficial. El segundo es el historial de la compañía, donde encontramos los recientes WRC y la saga Superbikes. A priori, parece que son los candidatos ideales para devolver la franquicia al lugar que le corresponde, y por lo que hemos podido probar, no les ha ido del todo mal. Aun con las carencias que os comentaremos a continuación, estamos ante un buen juego, superior a todos los Moto GP de años anteriores y sin duda un gran entretenimiento para los fans. Así que sin más, vamos a contaros todo lo que ofrece este título y las sensaciones que nos ha dejado.

Moto GP en estado puro

La presentación de este Moto GP no podía ser mejor. El uso de la licencia oficial ha desatado la creatividad de Milestone, que no ha dudado en llenar los menús de espectaculares vídeos a cámara lenta, fotos, citas y un sinfín de detalles que nos demuestran la pasión de los italianos por su trabajo. Aun así, no esperéis unos menús especialmente impactantes. El aspecto del juego es sobrio, al estilo de los títulos de PC de finales de los 90, y como en aquellos, se percibe un gran cuidado por todo lo que tenga que ver con datos. Ese amor intrínseco que notamos en juegos como Richard Burns Rally está aquí, aunque en menor medida, y es toda una gozada.

PUBLICIDAD

Los modos que tenemos a nuestra disposición son los esperables en un juego de esta índole. Carreras rápidas, un fin de semana de Gran Premio, campeonatos, el habitual modo carrera y un multijugador online y a pantalla partida. Pero lo mejor es que todos están bien desarrollados y sobre todo cargados de opciones, destacando obviamente el modo carrera, aquí llamado Trayectoria. En cada uno de ellos contamos con las tres categorías del mundial, con todos sus pilotos y escuderías oficiales.

Como curiosidad, Milestone ha integrado un sistema de niveles similar a lo visto en la mayoría de RPGs, o también recientemente en los juegos de acción en primera persona. Es un incentivo más de cara a desbloquear pilotos e indumentarias, donde se incluye el mono y el casco, para así tener una sensación de progreso que nos empuje a seguir jugando. Todos estos datos están recogidos en una opción llamada Mi GP, que no solo registra las estadísticas globales, como la distancia recorrida, vueltas completadas y demás, sino los logros alcanzados en cada uno de los circuitos.

Del motorhome a la pista

Trayectoria es el modo estrella, y ya no solo por exigirnos una gran dedicación, sino porque es la mejor manera de entender la curva de aprendizaje de este Moto GP. Lo primero que encontramos es un editor de pilotos, donde podemos personalizar nuestra edad, nacionalidad, rostro y demás, sin olvidar aspectos más concretos como el estilo de pilotaje, que varía entre algunos muy agresivos, sacando los codos, y otros bastante clásicos y comedidos. Nos tocará elegir incluso a un representante, que será el encargado de gestionar nuestro crecimiento profesional.

 1

Una vez establecidos como pilotos Wild Card, es decir, como invitados a grandes premios, dispondremos de todo un motorhome donde poder hacer consultas en primera persona, de la manera más realista. De hecho, tenemos nuestra propia taquilla donde poder cambiar de indumentaria, un periódico que nos cuenta todas las novedades del fin de semana y el portátil, donde no solo recibiremos correos con información útil, sino que además podremos consultar una especie de Twitter que va creciendo en seguidores y menciones dependiendo de lo bien que hagamos nuestro trabajo.

Como podéis ver, Milestone se ha preocupado por ofrecernos una experiencia total, que destaca en personalización, para hacernos sentir unos pilotos de verdad. La última opción de hecho es el calendario, que no es más que el activador que nos lleva a las carreras. Éste cuenta además con una animación que simula un viaje en avión a cada destino, para así redondear una presentación idílica que recuerda a los últimos juegos de carreras de Codemasters.

Una vez establecidos en nuestro nuevo destino, pasamos al comienzo del fin de semana, con un Viernes que nos ofrece entrenamientos libres. Pero antes de aceptar, Moto GP 13 nos permite seleccionar con qué dificultad vamos a afrontar todas estas pruebas, y es aquí donde el juego demuestra lo bien escalado que está, adaptándose a todo tipo de público, sin olvidar por supuesto al más exigente.

Para principiantes y profesionales

Ya conocido el buen uso de la licencia, debemos pasar al manejo, la asignatura pendiente de todos esos contendientes que han ido apareciendo durante estos últimos años. Milestone nos ofrece la posibilidad de decidir entre varios ajustes previos a la carrera. Tenemos para empezar las opciones propias de cada gran premio, como las vueltas del mismo divididas por porcentaje, donde un 15% supone 3 vueltas, el poder elegir entre fin de semana completo (libres, clasificatoria y carrera) o partido, la dificultad de la IA, la activación de daños en la moto y las banderas disciplinarias de carrera.

Por otro lado tenemos las ayudas, donde elegiremos el realismo de las físicas, las marcas de ayuda de trazada y de frenada y automatismos como la transmisión, el carenado, la dirección asistida y los frenos. Incluso podremos ir un paso más allá desactivando el control de tracción, algo que viene de serie en la categoría reina.

Dentro de boxes tendremos la posibilidad de ajustar a mano algunos aspectos mecánicos como la suspensión, aumentando o disminuyendo la precarga, o la rigidez de los muelles. También nos dejarán retocar la intensidad del control de tracción, los frenos, la longitud de cada marcha o el manillar, hasta dar con una configuración idónea que podremos guardar para poder usarla cuando queramos.

 2

Si nos movemos por sensaciones y no entendemos nada de mecánica podemos acudir a nuestro jefe de mecánicos, que previamente habremos elegido al inicio de nuestra carrera. Él nos hará preguntas sencillas e incluso se atreverá a vacilarnos, hasta dar con nuestro problema a base de ir descartando opciones. Por ejemplo, si notamos que la moto derrapa mucho de atrás, tendremos que decirle que nuestra preocupación principal se centra en el recorrido de las curvas, y él entonces es cuando indagará hasta llegar a realizar los ajustes pertinentes.

Cuando todo está en orden podemos salir de boxes para por fin tomar contacto con el asfalto, y es aquí donde tenemos sensaciones encontradas. Por una parte, y siempre hablando de la configuración más realista, hay algunos detalles muy buenos, como el tacto que se necesita cada vez que abrimos gas a fondo. La moto tiembla con facilidad cuando no llevamos cuidado en marchas cortas. De hecho, es bastante habitual salir "por orejas" si decidimos encarar la salida de una curva con demasiada agresividad. Hay animaciones de todo tipo para las caídas o los amagos de estas, y se nota que en Milestone hay más de un aficionado a las motos. No nos ha convencido por ejemplo la permisividad con las frenadas, pudiendo apurar casi sin miedo. Blanco y negro, sin grises que exijan un poco de cuidado.

El punto flaco se encuentra en detalles incomprensibles como los choques o las salidas al césped. Los primeros, además de que necesitan forzarse a conciencia para caer de la moto, tienen unas físicas muy mejorables. Cuando vas en grupo puedes apoyarte en el rival sin consecuencias, y no se aprecia con garantías cuál es el límite. Respecto a las salidas de pista, aun con un buen chaparrón y charcos por todas partes, tienes libertad total para pisar los pianos e incluso la hierba. No hay apenas diferencia con el asfalto, ni siquiera se percibe una pérdida de velocidad evidente, por lo que estaremos tentados a atajar sin que nos penalicen.

Parece que los desarrolladores no han querido complicar el funcionamiento de las mecánicas, de ahí el permitirnos ciertas licencias. De todas maneras, el disfrute del juego depende mucho del jugador. Es decir, como en los últimos F1 de Sony, al ser un título con una dificultad tan escalable, tocará activar y desactivar opciones hasta dar con una de tu nivel, que te exija habilidad sin convertirse en algo imposible. En el circuito eres tú quien decide si trazar la sucesión de curvas de Austin de manera correcta o marcarte un recto. También eres tú quien decide la limpieza con la que adelantas en las curvas lentas de Sachsenring, y siempre serás quien decida si te apetece volar en el sacacorchos de Laguna Seca. El juego es bastante permisible y quizás los más puristas achacarán la falta de rigurosidad, pero eso no quita que sea muy divertido. Hay cosas que no dependen solo del jugador, claro está, como por ejemplo la IA, que no va a dudar en estamparse contra nosotros si frenamos demasiado pronto, pero el conjunto sigue siendo satisfactorio.

 3

Una licencia que podría lucir mejor

Aunque en este tipo de juegos se valore la física y el manejo de las motos por encima del apartado técnico, éste al menos debe ser competente para no desconectarnos, y aquí hay claroscuros evidentes. Por una parte, debemos destacar el buen trabajo en cuanto a modelados, tanto para los pilotos como para las motos y los circuitos. De hecho hay algunos detalles muy agradecidos, como por ejemplo en las carreras con lluvia, donde nuestro paso continuado va secando la trazada. Aun así no se libra de defectos que a estas alturas deberíamos tener olvidados.

Una de las decisiones más polémicas es la de reducir el número de motos en pista. En Moto 2 por ejemplo corren más de 30 pilotos, pero en el juego no aparecen tantos. Según Milestone, esto habría resentido la tasa de fotogramas. Nosotros creemos en estas declaraciones, porque de hecho en circuitos como el de Losail, que es nocturno, con apenas 10 motos en pantalla el juego sufre bajadas importantes. También hay popping en carteles y sombras, y en general las animaciones de las caídas, aunque son variadas, se nos antojan demasiado robóticas.

 4

Por así decirlo, este Moto GP apuesta más por la fidelidad de algunos apartados antes que por la espectacularidad, y no estaría de más que se hubieran tenido en cuenta ambas cosas. Es un juego "feo", muy divertido y fiel en cuanto a mecánicas, pero habríamos agradecido mayor atención por la estética. Eso sí, en la bienvenida a cada circuito seremos obsequiados con un vídeo introductorio con escenas de la ciudad donde se desarrolla, acompañados por una buena narración en español por parte de Keko Ochoa, que nos contará puntos clave del circuito y sus condiciones, además de presentar y despedir cada gran premio.

Esta sobriedad reinante salpica también al sonido. Los comentarios como decimos no están mal y ayudan a ambientar, pero la tímida banda sonora que aparece en los menús no parece querer protagonismo y de hecho no lo consigue. En carrera oiremos un sonido de motor bien conseguido, pero nos deja la impresión de sonar lejano, sin el empaque de motores de hasta 1000 cc.

Destacaríamos por encima de todo la cámara desde el casco. Es un añadido muy interesante que le da un toque de realismo similar al de la vista desde el salpicadero de los juegos de coches. Podemos incluso manejar la cabeza del piloto con el stick derecho, un detalle que en rectas nos permitirá "descansar" para apreciar detalles imposibles de ver en otra ocasión. La única pega es que en Moto 3, esta vista no da mucha sensación de velocidad.

Aun con sus defectos y ese tono frío que tiene todo en general, Moto GP 13 es bastante solvente en lo técnico. Rudo y áspero, pero funcional, y eso al fin y al cabo se compensa con un manejo, que como hemos dicho, es bastante satisfactorio.

 5

El mejor Moto GP de los últimos años

Concluyendo, la obra de Milestone nos ha terminado convenciendo. Tiene carencias importantes y no se han asumido ciertos riesgos para no complicar más las cosas, pero es un juego muy divertido y consigue enganchar. Esa ambición que le pedimos a un simulador de motociclismo se deja entrever, aunque no es consistente. De todas formas, la suma de la licencia oficial más su extraordinaria curva de dificultad, con un montón de parámetros que podemos modificar, convierten a este Moto GP en todo un regalo para los fans.

Hay contenido para aburrir: extras como vídeos de lo que pasa dentro y fuera de cada gran premio, un modo Trayectoria que te puede durar semanas y la vertiente online. No es un título sobresaliente, pero supone un buen estreno en una franquicia que esperemos continúe por muchos años. A las puertas de la nueva generación exigimos un mejor cuidado en lo técnico, y que esas inercias, físicas y referencias de frenada sigan puliéndose para que en un futuro podamos disfrutar del simulador definitivo. Pero de momento, Milestone va por el buen camino.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Análisis
2021-10-11 17:00:00
Al innovador y transgresor juego de rol de ZA/UM le sienta como un guante a Switch, pero la edición llega con problemas similares a la versión de PlayStation.
Género/s: Motos / Velocidad
PEGI +3
Plataformas:
PS3 PSVITA Xbox 360 PC

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
7.8
COMUNIDAD
7.6

PUNTÚA
MotoGP 13 para PlayStation 3

7 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PSVITA

COMUNIDAD
7.09

PUNTÚA
MotoGP 13 para PSVITA

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
7.8
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
6.81

PUNTÚA
MotoGP 13 para Xbox 360

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7.8
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.83

PUNTÚA
MotoGP 13 para Ordenador

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir