Análisis de Haze (PS3)

Los creadores de TimeSplitters se estrenan en PS3 con un buen juego que no llega a cumplir las altas expectativas puestas sobre él.
Haze
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
8
NOTA
7
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión PS3.

La primera obra de Free Radical Design, los creadores de la saga TimeSplitters, para las consolas de nueva generación, venía precedida de una gran expectación. No solo por la cantidad de promoción que ha tenido el juego en los últimos dos años ni por el retraso que sufrió in extremis a finales del año pasado, sino también por su estatus de juego exclusivo para PlayStation 3, y uno de los títulos que Sony destacó como clave en su catálogo para este año. Con el juego ya en las tiendas, este shooter en primera persona con historia polémica no sobrevive a las altas expectativas que en su día creó, y resulta ser un juego entretenido, un FPS decente, pero no el título rompedor que los usuarios de PlayStation 3 esperaban.

Haze cuenta una historia futurista en la que la corporación Mantel, al servicio de los Estados Unidos, invade un país sudamericano para liberarlo de una supuesta tiranía, encontrándose con una fuerza de insurgencia que les hace frente. Para mejorar las habilidades de los soldados y mantenerles centrados en la matanza, sin hacerse preguntas, Mantel usa una droga llamada Nectar que potencia sus habilidades… aunque puede hacer que pierdan el control de sus actos o se vuelvan locos. Nuestro protagonista, el soldado Carpenter, se dará cuenta pronto de que algo falla (no estamos destripando la historia, pues esto se cuenta hasta en la carátula del juego) y cambiará de bando para usar el principal arma de Mantel, su Nectar, en su contra.

Ésta es a grandes rasgos la historia del juego, potencialmente polémica al contar con el uso de una droga como elemento principal no solo en la narrativa, sino también en la jugabilidad. Cuando formamos parte del bando de Mantel, podemos inyectarnos esta droga para mejorar nuestras habilidades, y de hecho será casi imprescindible para superar sin dificultades los primeros niveles del juego, en los que todavía somos un mercenario al servicio del gran capital. La droga hace que tengamos más fuerza física, más precisión al apuntar, que nuestra salud se regenere, y que los enemigos, ocultos entre la selva, destaquen, rodeados de un haz luminoso. Sus efectos duran unos segundos, aunque pueden ampliarse tras matar enemigos –el personaje recibe una especie de subidón-, pero las consecuencias de una sobredosis son muy dignas de mención.

PUBLICIDAD

Una de las primeras cosas que haremos al jugar al primer nivel de Haze será probar los efectos del Nectar, como es de esperar, para inmediatamente después probar los efectos secundarios de una sobredosis. Inyectándonos de más la pantalla se volverá borrosa, en blanco y negro, y tanto amigos y enemigos aparecerán en negro, sin poder distinguirlos. Para colmo de males, dispararemos alocadamente, sin control, y no tendremos demasiada potestad sobre el punto de mira de nuestro personaje; es probable que aunque podamos controlarnos y no matar a ninguno de nuestros compañeros, éstos se den cuenta de nuestro peculiar estado y nos liquiden por el bien común.

Cuando es uno de los soldados de Mantel quien tiene la sobredosis, los efectos son similares, solo que los vemos desde fuera, y tienen consecuencias más variadas. Las partes amarillas de su traje se vuelven rojas, lo cual es un gracioso indicador de locura, y actuará de forma tan caótica como hemos descrito en nuestro caso, pero además pudiendo tener desenlaces como sacar una granada y esperar, pacientemente, a que le explote en la mano. Volver locos a los soldados de Mantel cuando estamos en el bando rebelde es algo tremendamente satisfactorio. Puede que no sea imprescindible para superar cada una de las situaciones pero lograrlo mientras, escondidos tras una caja, los enemigos se matan entre ellos como yonquis fuera de control, es toda una experiencia.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Golden Force - Análisis
Golden Force - Análisis
Análisis
2021-01-16 18:45:00
Acción tradicional de la vieja escuela en un arcade que pone a prueba nuestra habilidad.
Calico - Análisis
Calico - Análisis
Análisis
2021-01-06 13:11:00
Calico nos propone convertirnos en una magical girl para gestionar un café de gatos, una idea fantástica que pese a una pobre ejecución cumple con lo prometido.
Wingspan - Análisis
Wingspan - Análisis
Análisis
2020-12-30 16:01:00
Wingspan vuela del tablero a la consola con una sorprendentemente buena adaptación de su propuesta de juego de cartas en el que gestionamos una reserva natural de aves.
Super Meat Boy Forever - Análisis
Super Meat Boy Forever - Análisis
Análisis
2020-12-28 16:42:00
El mega clásico de las plataformas 2D regresa con una fórmula de juego bastante remozada… pero la misma dificultad endiablada.
Override 2: Super Mech League - Análisis
Override 2: Super Mech League - Análisis
Análisis
2020-12-26 12:14:00
Batallas entre gigantes de metal acorazados con un fuerte componente multijugador.
El Hijo - Análisis
El Hijo - Análisis
Análisis
2020-12-24 11:17:51
El Hijo nos lleva a un ficticio oeste americano para proponernos una aventura de sigilo no letal con mecánicas desfasadas donde el estilo gráfico es lo mejor y la estética de huida lo peor.
PEGI +18
Plataformas:
PS3

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 22/5/2008
  • Desarrollo: Free Radical
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 69.95 €
  • Jugadores: 1-16
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Hasta 16 jugadores
COMUNIDAD
5.97

PUNTÚA
Haze para PlayStation 3

33 votos
Flecha subir