Análisis de After Burner Climax PSN (PS3, Xbox 360)

La espectacular recreativa de Sega surca el cielo de tu consola y reinventa al clásico.
After Burner Climax PSN
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
9
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.

Sega ha redimido una de las ausencias más importantes de su catálogo de conversiones directas de recreativa -la otra es la versión casera de Virtua Fighter 5 Final Showdown- con el lanzamiento de After Burner Climax en los formatos digitales de Xbox 360 y PlayStation 3. Y es que, desde su salida en Japón en 2006, el juego de AM2 había sido una de las demandas más fuertes, incluso por personalidades como Hideki Kamiya -responsable de Devil May Cry, Viewtiful Joe y Bayonetta, entre otros-.

Es principalmente una adaptación directa de la recreativa, con algunas pequeñas novedades, que nos vuelve a poner a los mandos de uno de los tres cazas basados en modelos reales (cada uno con diferentes pinturas a elegir): el F/A-18E Super Hornet, el F-15E Strike Eagle y el F-14D Super Tomcat, una versión actualizada del viejo Tomcat de los After Burner originales, que para muchos jugadores, es tan icónico como el viejo Ferrari Testarossa de Outrun.

Tal y como ha sido casi siempre la saga -el capítulo Black Falcon para PSP desarrollado por Planet Moon Studios es ligeramente diferente- After Burner Climax se puede considerar sinónimo de diversión, acción sin descanso y `adicción´ constante, sobrevolando a toda velocidad escenarios con el único objetivo principal de derribar enemigos y limpiar el cielo de misiles, mientras realizamos todo tipo de giros para esquivar los ataques. Nada de exploración o libertad como en Ace Combat de Namco, nada de realismo como un simulador de pilotaje; sólo jugabilidad que roza la perfección. Climax es, como lo fue Outrun 2006 Coast 2 Coast para su saga, la demostración de cómo actualizar los clásicos a nivel gráfico -y jugable- sin que por ello se pierda un ápice de su personalidad o carisma.

PUBLICIDAD

El menú inicial nos recibe con varias opciones, de las cuales la principal es obviamente el modo Arcade. Se trata del juego de la máquina recreativa con una veintena de fases ordenadas de manera no lineal, es decir, en varios momentos podemos elegir qué escenario visitar, lo que nos lleva a dos fases consecutivas para luego volver a la rama principal; también la etapa final puede ser seleccionada. Las diferencias suelen ser importantes, pues la dificultad no es la misma. Aunque principalmente el juego nos pide reflejos para disparar y esquivar, algunas fases requieren de algo de pericia si no queremos estrellar nuestro caro Tomcat en la ladera de una montaña. Estos escenarios situados generalmente en desfiladeros no son excesivamente complicados, incluso se pueden terminar a velocidad normal -el juego permite acelerar y frenar un poco- pero la última fase sí que va a pedir bastantes reflejos y nervios templados en algunos angostos pasillos.

Los controles son bastante sencillos. Munición infinita, misiles teledirigidos, y la novedad que da título al juego, el modo Climax. Normalmente el punto de mira es preciso, perfecto para disparar a un objeto concreto, pero no será raro ver frente a nosotros un pequeño escuadrón de incluso diez aviones lanzando sus misiles contra nosotros. En estos casos, será imposible por cuestión de tiempo limitarse a disparar a cada enemigo de la pantalla -o de huir para esquivar-, así que será momento de hacer uso del modo Climax, que no es más que un `efecto bala´ que tan de moda puso la película Matrix.

 1

El tiempo se ralentiza unos segundos y el cursor aumenta notablemente su tamaño, permitiendo que en una pasada señalemos a todos los rivales del cielo; una vez la barra llega a cero o soltamos el gatillo, nuestra ráfaga acertará en los aviones, sumando así puntos, creando combos y por supuesto, liberándonos de cualquier peligro. Funciona muy bien, no es algo que se utilice constantemente -rompería el ritmo si se abusa de él-, pero reservar este modo es clave para superar las oleadas más numerosas del juego, o para derrotar al avión prototipo que en determinadas ocasiones deberemos dar caza.

La duración del juego no es excesiva. Su naturaleza arcade es quizás el único lastre de esta pequeña joya, pues ver uno de los finales no lleva más de 30 minutos. Por defecto, el juego nos ofrece tres continuaciones, una cantidad bastante ajustada al principio, y que obligará a reanudar el juego varias veces, siempre en ese límite que "pica" al jugador sin cansar o frustrar. Es decir, como las recreativas, basa su vida en una curva de dificultad que engancha al jugador y lo hace repetir una y otra vez la partida, hasta que éste consigue mejorar su control del avión.

Pero decir que After Burner Climax es corto es una verdad a medias. Como el resto de buenos juegos provenientes de una máquina, incitarán al jugador a terminar una y otra vez la partida de varias maneras. Una de ellas son los logros/trofeos -que pueden ser conseguidos sin demasiados problemas en menos de tres horas-, o los tablones de puntuaciones, tanto globales como de amigos. Esta última opción nos hace jugar una partida al modo arcade con continuaciones ilimitadas, buscando el mejor combo o récord, para luego compartirlo en línea. Es peligroso para los perfeccionistas o fanáticos de la saga: si se toma en serio, puede eliminar cualquier atisbo de vida social durante días.

 2

Otra de las opciones es la Ex-Option, que viene a ser un menú de trucos que se pueden desbloquear y que afectan tanto al modo arcade como al de práctica -jugar a cualquier fase terminada que deseemos-, pero no al de puntuaciones, por razones obvias de juego limpio. Las `trampas´ son muy ventajosas en algunos casos, y van desde velocidad punta constante, un punto de mira tamaño climax toda la partida, o simples modificaciones como quitar el humo en las explosiones. Son bastantes opciones que desbloquear, y aunque el jugador debería utilizar estas ventajas lo menos posible para disfrutar del modo arcade como se merece, conseguir desbloquear cada una de ellas es una tarea interesante y que alarga aún más la vida del juego. Los requisitos pueden ser derribar un número de enemigos, utilizar un arma varios cientos de ocasiones y objetivos similares. Por sí solos, estos desbloqueables ya extienden la duración de After Burner Climax durante algunas horas más.

El juego es muy rejugable si se cae en sus redes. Hemos comentado que hay varios finales, cada uno con una corta secuencia que comenta la situación de la guerra según nuestras acciones, ya sea consiguiendo un final perfecto -neutralizando completamente la amenaza- o solucionando el conflicto a medias. Vamos a querer ver todos ellos, al igual que los diferentes recorridos del árbol de fases, e incluso llegar a los niveles secretos que se activan de manera especial -por ejemplo, sin perder ninguna vida-. En ningún caso hablamos de un juego de largo recorrido y se echa de menos que tras cuatro años Climax llegue a consolas prácticamente de manera idéntica a la máquina, sin fases nuevas, pero, el comprador no va a engañarse: obtiene por un precio muy asequible y en versión digital una divertidísima recreativa que lo mantendrá pegado a la pantalla y en tensión durante toda la partida.

 3

Un gran aspecto de Climax está en la vistosidad del juego. Técnicamente, y más con el tiempo que ha pasado, no va a sorprender a casi nadie; las texturas usadas para el escenario suelen ser muy borrosas, aunque es cierto que sólo será un defecto visible al colisionar con una montaña, durante el resto de la partida es imposible de apreciar cualquier superficie desenfocada. En cambio, si vamos a disfrutar de la velocidad, el frenesí de la acción, los efectos de humo y nubes que inundan el juego, los escenarios con el océano de fondo, la ciudad nocturna, las zonas volcánicas -aquí Sega desafía el espacio aéreo de seguridad, haciendo pasar a los cazas por nubes de ceniza- o los túneles de las bases enemigas. Como resultado general, el juego es muy llamativo, y tiene ese toque inconfundible de AM2 que tanto gusta a los jugadores. En una palabra: espectacular.

A nivel sonoro el juego cuenta con las típicas explosiones que convertirán el salón de la casa en un campo de guerra, pero también con constantes voces en inglés que comunican aspectos de la situación del combate, desde consejos para frenar en un momento determinado, a prestar atención a un enemigo, o que no dañemos a nuestros compañeros en una de las fases. Además, cuenta con dos pistas de sonido, una banda sonora original de Climax, y la clásica de After Burner II. Ambas son cañeras, quizás algo más la del viejo juego, y consiguen elevar la emoción de la partida hasta cotas insospechadas.

 4

Conclusiones

After Burner Climax es puro arcade. Toda la esencia de la diversión concentrada en un juego con el que las partidas `vuelan´ y el tiempo corre mucho más deprisa. Tiene unas limitaciones muy claras por su naturaleza coin-up basada en partidas asequibles para ser terminadas en unos minutos. Unos minutos de diversión que muy pocos juegos pueden ofrecer. Tanto para jugadores de la saga que deseen reencontrarse con una entrega sobresaliente de After Burner, como para quienes aún la serie no sea más que `esa máquina que aparecía en Terminator 2´, Climax es un producto de garantía con el inconfundible aroma AM2.

Ramón Varela
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
NEO: The World Ends With You - Análisis
NEO: The World Ends With You - Análisis
Análisis
2021-07-26 18:06:00
La secuela del juego de culto de Nintendo DS sorprende con otra divertidísima y absorbente aventura en las calles de Shibuya.
Género/s: PS Network / Shoot'em up
Plataformas:
PS3 Xbox 360

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 21/4/2010
  • Desarrollo: Sega
  • Producción: Sega
  • Distribución: PS Network
  • Precio: 9,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
COMUNIDAD
8.22

PUNTÚA
After Burner Climax PSN para PlayStation 3

11 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 21/4/2010
  • Desarrollo: Sega
  • Producción: Sega
  • Distribución: Xbox Live
  • Precio: 800 puntos
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.1

PUNTÚA
After Burner Climax XBLA para Xbox 360

25 votos
Flecha subir