Análisis de Winning Eleven 8 (PS2)

El futuro Pro Evolution Soccer 4 lleva la saga a mayores alturas sin ningún cambio radical.
·
Actualizado: 12:07 22/8/2019
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
9.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión PS2.

Madrid - Barcelona
Madrid - Barcelona
Como decíamos, se trata del retorno del simulador de fútbol no más vendido, pero sí más popular entre los más jugones y unánimemente reconocido por la crítica como el mejor. Esta cuarta entrega para PlayStation 2, como es de esperar, no aporta ninguna novedad relacionada sino que sigue mejorando y puliendo la experiencia, basándose en la misma directriz: el balón. Mientras que en otros juegos de fútbol el protagonista es, diríamos, el "jugador que lleva el balón", yendo el balón pegado (por animaciones) a los pies de dicho jugador, en Winning Eleven siempre ha sido, y en esta octava edición se comprueba aún más, el propio balón en sí. Éste corre de un lado a otro con total realismo y en ningún momento se nota que se pegue a los jugadores, hay tal variedad de animaciones que todo tipo de controles o toques están representados, y el balón reacciona con realismo a cada choque con las piernas o el pecho de los jugadores. En definitiva, y esta es una mejora que suele pasar desapercibida pero que tiene mérito gráfico y jugable, se nota mayor naturalidad en cada movimiento de los jugadores y en el comportamiento del balón al respecto.

La jugabilidad poco ha cambiado pero se ve notablemente enriquecida por algunas mejoras. El ritmo de juego, algo que es cuestión de gustos, es ligeramente inferior al de la anterior entrega (WE7 International). Por otra parte, hay muchísimas animaciones nuevas (diría que una mejora tan notable como de WE6 a WE7) y da la impresión de que no falta ninguna, pues en cada situación, por extraña que sea, nuestro jugador reaccionará con una animación que suele resultar creíble. Por otra parte, los mejores jugadores tienen algunas animaciones que son un auténtico lujo, como controlar un balón alto bajándolo con la espuela, o recibir un balón y hacernos un sombrero a nosotros mismos para dar media vuelta y encarar el campo rival.

Los pases han cambiado ligeramente. Se pueden dirigir mejor con el clásico método del pad y presionar el botón X, o bien usando el stick analógico derecho y pulsándolo mientras se llena una barra de energía. Las primeras veces que hagamos esto correremos el riesgo de quedarnos cortos o bien de darle un contundente balonazo a una barra publicitaria de la banda. Los centros siguen en la misma línea, con numerosas opciones de terminar una jugada desde la banda, mientras que la clásica jugada del pase en profundidad alto a la banda y el centro in extremis al primer toque sigue vigente pero ahora tiene mayor realismo en lo que se refiere a que el centro puede salir no muy bien si nuestro jugador tiene una posición incómoda o está obstruido por el defensa rival, y además con las nuevas animaciones estos pases se vuelven muy vistosos, incluyendo pases lanzados desde el suelo.

Remate de cabeza
Remate de cabeza
Por otra parte el árbitro, algo bastante promocionado, está en el terreno de juego acompañando las jugadas, algo que sería meramente testimonial si no fuese porque todo lo relacionado con lo arbitral se ha potenciado en esta octava parte de Winning Eleven. Un icono en la parte superior izquierda de la pantalla nos indicará lo que ha pitado el colegiado, mientras que en las escenas cinemáticas de las faltas éste tendrá muchas más animaciones, léase broncas de "a la próxima tarjeta" que nos indican que Konami ha convertido por fin al árbitro en una inteligencia artificial que sigue todo el desarrollo del partido y no en una especie de robot para el cual cada jugada es independiente de la anterior. Dos detalles son destacables: el primero es la aplicación de la ley de la ventaja, representada con un icono amarillo en la pantalla, y la picardía será no quitar el balón al rival hasta que éste desaparezca y el árbitro ya no pite la falta anterior. El segundo, que el árbitro falla de vez en cuando como es normal, y según parece estos fallos estarán influidos, aunque no determinantemente, por la distancia a la que está el colegiado de la jugada.

PUBLICIDAD

Otro cambio notable se ha dado en las faltas, un apartado en el que FIFA 2004 fue superior a PES3. Aunque se mantiene la forma de tirarlas con barra de energía, apuntador de dirección básico y los botones de modificación que se van aprendiendo a usar tras mucha práctica, se han añadido varias jugadas especiales en las faltas que se cambian con el botón Select, como la clásica falta a dos donde un jugador le da un toque o salta por encima.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Bleeding Edge - Análisis
Análisis
2020-03-27 17:11:00
Ninja Theory sale de su zona de comfort para ofrecernos un título interesante, que ofrece una base muy sólida, pero que también nos despierta ciertas dudas.
Half-Life: Alyx - Análisis
Análisis
2020-03-26 19:59:00
La saga de Valve vuelve con un juego exclusivo para la realidad virtual de PC que revoluciona esa tecnología y evoluciona el género de los shooters.
Arrest of a stone Buddha - Análisis
Análisis
2020-03-26 12:14:00
Un sorprendente juego de acción estilo 16 bits ambientado en París que invita a la reflexión.
La-Mulana 1 & 2 - Análisis
Análisis
2020-03-25 09:28:00
Los metroidvanias de culto de Nigoro llegan a las consolas actuales con una buena conversión, pero sin novedades reseñables.
Saints Row IV: Re-elected - Análisis
Análisis
2020-03-23 17:45:00
Los Saints regresan con una irregular conversión para Nintendo Switch de su aventura más exagerada y alocada.
Paper Beast - Análisis
Análisis
2020-03-23 16:49:00
El creador de Another World vuelve con una aventura tan rara como absorbente, que sorprende y que, a veces, confunde.
Género/s: Deportes / Fútbol
Plataformas:
PS2
Ficha técnica de la versión PS2
ANÁLISIS
9.5
Desarrollo: Konami Tokyo
Producción: Konami
Distribución: Konami
Jugadores: 1-8
Textos: Japonés
Voces: Japonés
Online: No
COMUNIDAD
8.51

PUNTÚA
Winning Eleven 8 para PlayStation 2

94 votos
Flecha subir