Análisis de Grand Theft Auto: San Andreas (PS2)

La generación marcada por el éxito de Grand Theft Auto recibe el que quizás sea su mejor juego hasta la fecha.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
9.8
NOTA
9.9
DIVERSIÓN
10
JUGABILIDAD
10
Análisis de versión PS2.

De la noche a la mañana, Take 2 pasó de ser una compañía media y muy orientada al PC a uno de los grandes editores, y Rockstar North de excéntricos escoceses a genios del videojuego. La causa fue Grand Theft Auto 3, el mayor y más inesperado éxito del año 2001, que trasladaba a las tres dimensiones la divertida jugabilidad de GTA, un juego de mediano éxito pero ni por asomo comparable al que tendrían y tienen sus entregas tridimensional. La saga GTA siempre había destacado por su gran libertad de acción, y el paso a las tres dimensiones la multiplicaba además de darle el apartado gráfico que demandaban los jugones; concretamente once millones de jugones que compraron el juego.



En la segunda entrega 3D, Vice City, el juego ya se había convertido en un fenómeno social. Tras tan solo un año de desarrollo, Rockstar North (antes DMA Design) logró crear un juego completamente nuevo, ambientarlo con éxito y carisma en los años 80, conseguir una extensa banda sonora de temas clásico de la época, y vender dos millones de juegos... más que GTA3, es decir, trece millones. Como ya comentábamos en el avance del juego que os ofrecimos hace un tiempo, sobre este nuevo GTA ha habido mucha expectación, y Rockstar Games ha respondido, complacida, con una exagerada dosis de secretismo, diluido poco a poco con información con cuentagotas. No es ni en Bogotá, ni en Londres, ni en Las Vegas ni en Tokio.

Es en San Andreas, que no es tampoco San Francisco ni Los Ángeles, sino todo un estado, y todo un homenaje a esa gran zona que es la costa oeste americana, o mejor dicho, California y Nevada. La época tampoco son los años 60, ni el futuro distante, sino principios de los 90, concretamente el año 1992. Los Estados Unidos comienza su hegemonía mundial tras la caída de los comunistas y la victoria sin apenas despeinarse en la primera Guerra del Golfo, el hip hop se gesta en sus calles, el Dream Team gana a la Sampdoria, y Carl Johnson vuelve desde Liberty City a San Andreas tras el misterioso asesinato de su madre y con la intención de recuperar el control sobre su banda callejera.



Ese es el argumento, y la creciente historia de Grand Theft Auto: San Andreas, el esperadísimo nuevo juego de la que es, guste o no a las asociaciones de padres, la saga más popular del mundo del videojuego. Dos años ha tenido Rockstar Games para refinar lo que ya era un grandísimo juego, y para multiplicar sus posibilidades. Y lo ha conseguido con creces.

San Andreas no es una ciudad, y esta es una de las claves del nuevo GTA. San Andreas es un estado que incluye tres ciudades de un tamaño similar a Vice City y una considerable extensión de campiña, no tan grande como la que suele haber entre ciudades de tal magnitud, pero que también tiene muchas posibilidades. Las tres ciudades donde transcurrirá la acción son Los Santos, San Fierro y Las Venturas, respectivamente analogías a Los Ángeles, San Francisco y Las Vegas, y reproduciendo el estilo de esas tres grandes y famosas urbes de los Estados Unidos.



La acción comienza en Los Santos, ciudad natal de CJ, adonde vuelve desde Liberty City después de que su hermano "Sweet" le avise de la muerte de su madre, asesinada por error cuando le buscaban a él. Sweet es el líder de la banda del "Grove", uno de los barrios de Los Santos, que en los últimos años, tras la huída de CJ a Liberty City, ha perdido mucho poder. De esta forma nos introducimos en la historia, aunque nada más salir del aeropuerto uno de sus personajes clave, el oficial Tenpenny (doblado por Samuel L. Jackson), nos recuerda nuestro pasado pandillero y nos amenaza con implicarnos en un reciente asesinato si no nos portamos bien. Sabiendo que la policía anda detrás de nosotros, o al menos uno de sus oficiales corruptos, tendremos que encontrarnos con la cruda realidad. El resto de la pandilla nos recuerda como un "rajado", y la banda ha perdido mucho poder en los últimos años debido a las luchas internas y a la presión de sus enemigos. Tras decidir que esa visita al cementerio se convierte en un retorno definitivo a Los Santos, CJ tendrá que volver a ganarse el respeto en las calles y recuperar el terreno que su banda ha perdido.



Sin embargo, existe una gran diferencia entre las historias de GTA3 y GTA: Vice City, y la de GTA: San Andreas. En las anteriores, se trataba "casi" de un pretexto para encomendarnos una serie de violentas misiones. En San Andreas, en cambio, la historia es mucho más importante. En primer lugar, hay muchos más personajes, y sobre todo se profundiza muchísimo en la personalidad de cada uno de ellos. Se pone en evidencia que muchos tienen un pasado común entre ellos y mediante el trato que se refleja entre los diferentes personas, y las referencias a eventos pasados de los que nunca se nos habla de forma clara, vamos descubriendo poco a poco todo lo que envuelve a la historia del juego. Esto se complementa con una gran cantidad de diálogo en las misiones, no solo en las abundantes y numerosas escenas cinemáticas de introducción, intermedio y finalización, sino también con diálogos entre los personajes mientras realizamos la misión en sí.

CJ, el protagonista, es mucho más hablador y "complejo" que Tommy Vercetti o el delincuente anónimo de GTA3. No dejará de hablar con los diferentes personajes, expresando su personalidad y su carácter en cada una de las conversaciones, y a medida que la historia avanza iremos comprobando su evolución desde un "exiliado" con mala fama hasta un gran jefe de bandas.

Es, por lo tanto, una historia mucho más profunda, entrelazada e incluso dramática, que le da solidez y coherencia a las diferentes misiones y "cambios de asignación" que iremos experimentando, y que implica mucho más al jugador en las aventuras callejeras de Carl Johnson.



Por otra parte, el estado de San Andreas es verdaderamente inmenso según los estándares de los escenarios de videojuegos, algo que comprobaremos si al iniciar el juego, en vez de ir cabizbajo y en bici a casa de nuestra difunta madre, optamos por "dar una vuelta" (aunque al principio únicamente podremos hacerlo por Los Santos y alrededores, ya que hay ciertos puentes estratégica y casualmente cortados y no podemos ir ni a San Fiero ni a Las Venturas). Las tres ciudades son muy grandes, del tamaño de Vice City, y recrean el estilo de las urbes reales en las que se basan y a las que hacen homenaje; las grandes avenidas de neón de Las Venturas, las cuestas de San Fierro o la neblina del smog y los extensos barrios de casas bajas con jardín de Los Santos. Aparte, las ciudades tienen edificios que recuerdan a los de las ciudades reales, o bien homenajes a películas de la época. Por ejemplo, la casa "medio en el aire" con columnas que en Arma Letal II los protagonistas derriban con una furgoneta está ahí, en una ladera de Mulholland, y la podremos comprar.



El campo ya es otra historia, y aunque en relación no es tan grande como la extensión de campiña que debería haber entre dos ciudades de tal tamaño, sí tiene una gran extensión y, sobretodo, mucho que hacer. Desperdigados por la "tierra de nadie" existen doce pueblos con sus peculiaridades y secretos, y también lugares como gasolineras o fábricas donde CJ tendrá cosas que hacer; incluso eventos como las carreras de trial. Para acortar las distancias están las autopistas, donde no habrá cruces, ni semáforos, ni curvas cerradas, o bien los aeropuertos más adelante en el juego.

Otra de las características acusadas de GTA: San Andreas, aparte de la mayor profundidad de la historia y la inmensidad de sus escenarios, es la gran posibilidad de evolución y modificación del personaje. Es imposible no hacer mención a un juego que presenta características parecidas, aunque de un género diferente: Fable de Microsoft. La evolución de Carl Johnson es, en ciertos aspectos, mucho mayor que la que podemos experimentar en el famoso juego de Molyneux.



Carl Johnson está completamente parametrizado. Todas y cada una de las acciones que realiza del jugo están determinadas por la habilidad que tenga en cada una de ellas, y a base de experiencia (la puesta en práctica de dicha habilidad) iremos progresando de forma automática, sin necesidad de asignar puntos de experiencia ni cosas por el estilo. Con el manejo de cada tipo de arma (pistola, subfusil, rifle, etc...) tendremos un "adjetivo" que nos dirá nuestra puntería y habilidad general (cutre, gangster, etc...), pero en todas las demás cosas serán unas barras que se irán llenando a medida que vayamos acumulando experiencia. Especialmente importante es hacerse experto en un tipo de arma, pues al llegar a ese nivel podremos llevar, por ejemplo, dos pistolas (una en cada mano), teniendo un gran rango de tiro, precisión y velocidad de recarga con ellas.

Las barras comenzarán prácticamente vacías al principio del juego, y será a base de poner en práctica cada habilidad como mejoraremos en ellas. Corriendo mejoraremos nuestra resistencia, buceando, nuestra capacidad pulmonar, conduciendo, nuestra habilidad al volante, etc... Hay, sin embargo, cuatro apartados especiales en los que vale la pena profundizar. En primer lugar, lo más importante de todo: el respeto. La barra de respeto determinará lo "jefes" que somos, la visión general que tiene el mundo del juego hacia nosotros, especialmente los miembros de nuestra banda. El respeto lo ganamos cumpliendo misiones, y realizando actos que nos lo hagan ganar como acaba con bandas rivales o marcar nuestro territorio. Una analogía más con Fable y su renombre.



Estrechamente ligados entre sí, aunque con cierta independencia, está la gordura y la musculatura. La gordura será las reservas de grasa que tendremos, que tendrán que ver tanto con la necesidad de alimentarnos como con el aspecto físico de nuestro personaje. Esta barra se llena comiendo y se vacía haciendo ejercicio, como correr, andar en bici o hacer ambas cosas simuladamente en el gimnasio. Al contrario de lo que se había dicho en un primer momento, no necesitaremos comer regularmente sino en función de nuestra barra de gordura. Si se queda vacía, nuestro personaje comenzará a desfallecer. Gran relación tiene la musculatura con la barra de grasa, pues desarrollando nuestros músculos generalmente acabaremos con nuestra grasa. Los músculos pueden desarrollarse haciendo deporte "en general", aunque la forma más rápida de hacerlo es en los gimnasios.



Los gimnasios consisten en sencillos minijuegos, con varias categorías de dificultad, en los que podremos quemar las grasas de nuestro personaje y desarrollar su musculatura. En los gimnasios también podremos aprender nuevos movimientos de combate, de los que hablaremos más adelante. Tanto la gordura como la musculatura influyen en el aspecto externo de nuestro personaje, que cambia dinámicamente. Así, podremos ser un escuálido y débil CJ o uno gigantesco y superfuerte , o una mezcla entre ambos.

Por último está la característica de CJ más extraña de calcular y posiblemente la que más le importaría a él en el caso de que realmente existiese: el sex appeal. El respeto, la musculatura y la gordura influirán en el sex appeal (la última característica, de forma inversa), que consiste en cómo reaccionarán las mujeres (con las que podremos relacionarnos más que en Vice City o GTA3) hacia nosotros. En el sex appeal también influye notablemente el aspecto externo de CJ, que aparte de su físico es su indumentaria.



Al contrario que en los anteriores juegos de la saga, donde sus protagonistas solo cambiaban de traje en ocasiones puntuales (y sin ningún cambio físico), poniéndose trajes completos, en GTA: San Andreas tendremos total libertad para vestir a CJ como queramos (aunque con los colores de la banda), dividido por zonas (torso, piernas, pies, cabeza, accesorios), incluyendo complementos como cadenas. Hay numerosas tiendas de ropa en el juego, y tras meternos en el probador podremos comprobar cómo le queda a CJ cada trapito; este sistema es, sin embargo, un tanto lento. De igual modo, también podremos tatuar y cortar el pelo a CJ. Hay una gran variedad de tatuajes, y más que irán desbloqueándose a lo largo del juego, algunos de inspiración afroamericana (el mapa de África), otros relacionados con la banda de CJ, y otros simplemente de "tipo duro". De igual modo, los cortes de pelo son también muy numerosos (y caros), incluyendo en el paquete barbas y bigotes.

Otro detalle que no es de los explícitos, pero del que nos iremos dando cuenta a medida que juguemos, es que el mundo de San Andreas está vivo. La gente se levanta por la mañana y va a hacer sus quehaceres, y por la noche vuelve a sus casas, mientras las prostitutas hacen la calle. Cada tipo de personaje tiene su rutina diaria y su forma de comportarse tanto ante CJ como con el mundo que los rodea, reaccionando cada tipo de personaje de forma diferente a cada una de las cosa que ven (o en las que se ven involucrados). Algunos conductores avisarán a la policía cuando les robes el coche, otros huirán despavoridos, y otros intentarán plantarte cara; de igual modo, es sorprendente la cantidad de reacciones diferentes cuando le das a un personaje un puñetazo sin previo aviso. Además, CJ no es el ombligo del mundo. Paseando por la calle, vemos cómo la policía persigue a otros delincuentes, o cómo dos bandas rivales se pelean entre sí sin que el asunto tenga que ver con nosotros. Esto cambia la impresión que da San Andreas al jugador y también es un cambio con respecto a los anteriores juegos. Ya no es un escenario en el que nosotros somos el actor principal, sino un mundo vivo del que nuestro personaje forma parte.



Un ejemplo de esto es el comportamiento de las bandas. A medida que vayamos siendo conocido, las bandas rivales notarán nuestra presencia y nos perseguirán. Tras unas horas de juego ya ni nos molestaremos en intentar saber de dónde vienen las campanas cuando al pasar por un barrio en coche empiecen a rebotar las balas en nuestro chasis, y a medida que avancemos será cada vez más peligroso quedarnos "a pie" en un barrio que no esté controlado por nuestra banda, pues los pandilleros notarán nuestra presencia y, mientras que algunos nos atacarán directamente, otros intentarán tendernos emboscadas. Encontrarse en un cruce con pandilleros en cada posible salida no es la mejor de las perspectivas para Carl Johnson. De igual modo, los miembros de nuestra banda reaccionarán ante nosotros con creciente deferencia cuando nos vean, y una vez hayamos ganado cierto nivel de respeto, nos protegerán tanto de las bandas rivales como de la policía. Las bandas se reconocen esta vez no por llevar todas la misma ropa (como en los anteriores juegos), sino porque todos llevan algo de un color (o textura) característico. De todas formas, la importancia de las bandas no se mantiene durante todo el juego, una vez salimos de Los Santos.



Pasando a lo que es el juego principal, las misiones en este GTA San Andreas tienen una estructura similar a la de los anteriores juegos. Es decir, tenemos completa libertad para ir por el mapa, metiéndonos en submisiones, pero cuando queramos (salvo limitaciones horarias) podremos pasarnos por uno de los puntos señalados en el mapa para que algún personaje nos encomiende alguna misión que forme parte de la historia del juego. Como es costumbre de los últimos GTA, y algo que lo hace mucho menos frustrante, la mayoría de las veces siempre tendremos 2 ó 3 personajes que nos podrán encomendar misiones, de forma que si nos quedamos atrancados en alguna siempre podremos ir progresando por otro camino. Las misiones, por otra parte, siguen consistiendo en cumplir una serie de objetivos (esta vez mucho mejor explicados tanto cinemáticamente como a nivel gráfico, en el mapa o en el juego) generalmente teniendo que ver con matar a alguien, pero esta vez son más variadas e incluso muy originales en algunos casos. Habrá misiones de robos, misiones en las que tendremos que introducirnos en algún ambiente fingiendo formar parte de él, misiones que se intercalan con minijuegos... y todo ello con una gran carga de historia y constantes diálogos entre los personajes.



Además, existen una gran cantidad de misiones paralelas a la historia y de minijuegos. A la faceta taxista, policía o conductor de ambulancia de CJ se une ahora la de bombero, consiguiendo una grata sorpresa tras terminar todas las misiones en este último modo. Por otra parte, hay multitud de minijuegos como el de baloncesto, las carreras de trial, el billar o las máquinas recreativas, además de "modalidades" de juego como robar casas (tendremos que ser especialmente sigilosos). Sin duda el minijuego que se lleva la palma es la posibilidad de salir con chicas. Las citas consisten básicamente en llevar a cenar a las mujeres (antes tendremos que conseguir la cita en sí), aunque puede degenerar en ir a bailar, momento en el que el juego pasa a un minijuego al estilo Dance Dance Revolution.

Los coches en San Andreas siguen siendo una colección de modelos similares a los de la época, pero esta vez tienen más posibilidades. Aparte de un modelo de daños más avanzado, y de que no todos los coches del juego estarán impecables e intactos (más bien lo contrario), los coches también se ensuciarán. De igual modo, también podremos tunearlos en algunos talleres, dándoles el look que deseamos, y cambiando algunas de sus partes externas. La conducción de cada tipo de coche es ahora mucho más acusada; sin llegar a la simulación, cada tipo de coche se conduce diferente y tendremos que ir cogiéndole el truco a cada uno de ellos, a medida que CJ mejora su habilidad para conducir.



El sistema de combate cuerpo a cuerpo y de disparo también ha dado un notable salto. Ahora nuestro personaje no estará limitado a un tipo de golpe, sino que Rockstar North ha creado, dentro de lo que permite el juego, un sistema de lucha algo más complicado y en el que podremos ir progresando a medida que vayamos visitando gimnasios en las diferentes ciudades del juego. Hay un botón para cubrirse, y dos para golpear, siendo el círculo (el botón estándar de acción) el golpe principal y el triángulo el golpe especial; podremos realizar combos, y los movimientos especiales que iremos aprendiendo, en combinación con nuestra fuerza física (si nos musculamos), hará que pocos enemigos puedan hacernos frente en un combate con los puños.



El sistema de disparo también ha progresado mucho. Ahora se usa un sistema similar al de Manhunt (lanzado el año pasado), donde el punto de mira fijado en una persona nos indica (de verde a rojo) su nivel de vida. Aparte, hay también un modo de apuntado con punto de mira que será muy interesante para los disparos a la cabeza o bien para hacer explotar un coche haciendo impacto en su depósito de gasolina. Esto es algo muy difícil de hacer con un coche en movimiento, pero realmente divertido si lo conseguimos. El repertorio de armas es tan extenso como estamos acostumbrado e incluye clásicos de las películas de los años 90 como la metralleta UZI israelí o el fusil Kalashnikov escamoteado de la antigua Unión Soviética.

El último detalle a mencionar es la existencia de un modo cooperativo para dos jugadores. Esto no significa que podremos jugar todo el juego con un amigo, sino que en ciertos puntos del mapeado habrá un icono donde podremos activar este modo para dos jugadores y embarcarnos en una misión de este tipo con un amigo, que generalmente consiste en muerte y destrucción. Una adición interesante al juego, que más que un modo para dos jugadores es un extra más como hay muchos en GTA: San Andreas.



A nivel gráfico, GTA: San Andreas es uno de los espectáculos más impresionantes que se pueden ver en PlayStation 2. En primer lugar hay que decir que la potencia de PS2 se queda algo pequeña para mover todo el juego, y que posiblemente los desarrolladores hayan tenido que sacrificar algunas cosas, y de hecho asumir que se produzcan ralentizaciones (bastante abundantes), para poder poner tal mundo en movimiento. El modelado de los personajes y su animación es de notable alto, por ejemplo, pero el sacrificio se hace en las manos, mucho menos detalladas que otras partes más visibles del cuerpo de los personajes. Sin embargo, el conjunto en sí es maravilloso. La iluminación de las ciudades, la riqueza de los detalles en cada uno de los edificios y ambientes, los efectos atmosféricos como la lluvia, las puestas de sol, los amaneceres, las reflexiones... Hay tal cantidad de detalles, y todos al mismo tiempo implican que ninguno de ello brille por encima de los demás pero que todo en conjunto resulte uno de los topes gráficos de PlayStation 2.

En sonido, Grand Theft Auto: San Andreas continúa la tradición de Vice City. Una banda sonora enorme formada por temas de la época distribuidos en varias categorías, que forman emisoras de radio; la música, y esto es un detalle muy curioso, se oye diferente dependiendo de cada coche y del equipo de sonido que tengan; notaremos la diferencia al tunear un coche y mejorarle el equipo musical. Los efectos de sonidos son bastante variados y van desde los típicos choques a los disparos y las explosiones, pasando por los eventuales puñetazos. Lo que destaca por encima de todo es el doblaje, formado por actores de Hollywood y músicos, aunque con un desconocido rapero de Los Ángeles como doblador de CJ. El trabajo que hacen –en inglés- es excelente, y la subtitulación bastante buena, aunque con algunas traducciones algo mojigatas (traducen bitch por "perrito"). Es una lástima que no se haya doblado al castellano, aunque un doblaje de estas características (son miles de líneas) llevaría meses e implicaría una considerable inversión, aparte de la necesidad de traducir todo el inglés coloquial a expresiones del castellano que cuadrasen y que no quedasen forzadas. Sin embargo, los que sepan mucho inglés y aprecien una buena versión original, estarán encantados con el doblaje de San Andreas.



En conclusión, a falta de ver los demás títulos que quedan por salir, estamos ante el juego del año y ante el mejor juego que se ha hecho para PlayStation 2. Sin más. Grand Theft Auto: San Andreas es un juego de acción, sí, pero incluye tal cantidad de detalles adicionales que le hacen extenderse a otros géneros, como el toque RPG de la evolución del personaje, la interacción con el resto del mundo, las diferentes carreras o los numerosos y variados minijuegos. Rockstar North ha sido más ambiciosa que nunca, se ha propuesto hacerlo todo... y lo ha hecho todo muy bien. Estamos ante un juego redondo, una compra obligada para todos los usuarios de PlayStation 2 y una cuenta atrás en letras de neón de Las Venturas para los usuarios de PC, que lo verán en verano, y para los de Xbox, que no saben si podrán jugarlo algún día. Una fusión perfecta entre acción e historia, mucho mayor que en los anteriores GTA, que nos hace seguir adelante no solo por lo divertido que resulta todo el juego sino para saber cómo acaba la épica historia de Carl Johnson, que solo venía a San Andreas al entierro de su madre.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Cotton Reboot - Análisis
Cotton Reboot - Análisis
Análisis
2021-07-24 08:21:00
Disparos clásicos en plan shooter old school tan simpáticos como visualmente llamativos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2021-07-20 11:17:00
Plataformas clásicas con mucha gracia y personalidad se asoman a Switch y PC con esta versión mejorada y definitiva de un simpático plataformas.
Género/s: Mundo abierto / Tipo GTA
PEGI +18
Plataformas:
PS2
También en: XBOX PC iPhone Android X360 PS3 PS4

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
9.9
COMUNIDAD
9.03

PUNTÚA
Grand Theft Auto: San Andreas para PlayStation 2

771 votos
Flecha subir